Entradas etiquetadas como ‘apps’

Seis aspectos que conviene tener en cuenta antes de entregar el primer móvil a nuestros hijos

La pasada semana hice una pregunta desde mis redes sociales, una que también os traslado ahora a vosotros desde este blog. Quería saber a qué edad se estaba permitiendo el uso de móviles propios a nuestros niños, también qué reglas estaban estableciendo para su uso, sobre todo con Instagram. Aunque de esa red social en concreto ya hablaremos largo y tendido otro día, que lo merece.

Tengo que agradecer a toda la gente que ha contestado. Por sus respuestas me queda claro que la edad media a la que se suele entregar un móvil a los chavales es a los doce años. Por estar en la antesala de la adolescencia, porque les percibimos la madurez suficiente, por el paso del colegio al instituto o por el inicio de actividades y rutas en solitario que precisan que nos comuniquemos con ellos.

Leyendo todo lo que me cuentan y sazonándolo con mi propia experiencia y lo que he escuchado a expertos en el tema en distintos foros, hay una serie de aspectos a tener en consideración antes de dar el paso de entregarles un móvil. Algo que asumo inevitable, por mucho que haya padres que se nieguen de entrada. Y algo que puede ser muy positivo. El teléfono móvil (y las aplicaciones que soporta) es una herramienta maravillosa para mantenerse en contacto con amigos y familia lejana, para estar localizados y poder pedir ayuda en cualquier momento, para aprender idiomas, para aprender, para saber qué ropa ponerse al día siguiente, para encontrar ese parque en el que hemos quedado, para sentirse menos solo, para reírse…

Pero hay que enseñarles a hacer un buen uso, seguro y positivo, de esa herramienta. Dejarse llevar por el miedo y prohibirlo casi todo no es una respuesta recomendable. Tampoco podemos dejarles con un móvil a su libre albedrío porque los nativos digitales no existen. Claro que eso implica formarnos nosotros primero.

  • La edad a las que darles el móvil, que, como decía, ronda los doce años. Aún recuerdo que en un foro organizado por Telefónica el experto Guillermo Cánovas recomendaba entregarlo cuando aún nos escuchen, a una edad en la que todavía nos hagan caso cuando les planteemos normas de uso, recomendaciones y les hagamos ver los riesgos que entrañan. También explicaban que, si tienen una tablet desde los dos años cuyo uso no controlamos, en la que andan por YouTube libremente, se instalan aplicaciones según les parece e incluso redes sociales, el móvil les aporta poco más dado que los chavales ahora apenas lo usan para hablar.
  • Redes sociales. En este apartado entran Instagram (la favorita de los más jóvenes), Facebook y Twitter, pero también YouTube aunque no tengan una cuenta abierta, WhatsApp o Hangouts. Es el gran temor subyacente en entregar un móvil para muchos padres. Abundan las normas y recomendaciones, y así debe ser. Los niños deben saber los riesgos existentes, qué fotos subir y cuáles no, que no deben subir fotos de otros menores a sus redes salvo que se tenga el consentimiento expreso de sus padres, que es inevitable perder el control de lo que se comparte, aunque sea con una sola persona. Eso sí, de poco vale aquí no predicar con el ejemplo. Los adultos preocupados debemos ser los primeros en hacer un uso responsable de las redes sociales.
  • Videojuegos. Para muchos el móvil es eminentemente un dispositivo en el que jugar. Aquí también hay que establecer normas, vinculadas a conocer nosotros primero los juegos, ver si son apropiados para su edad, no caer en micropagos y saber si tienen componente social para valorar los riesgos que entrañe. Muy similar a lo que toca con las consolas.
  • ¿Observar? ¿Entrar? ¿Confiar? Hay padres que exigen el acceso al móvil, juegos y redes sociales de sus hijos, aunque luego no entren. Los hay que lo exigen y sí que las miran. A otros les vale con seguirles y ver su actividad. También hay padres que defienden el uso de programas de control parental y que impiden la instalación de nuevas aplicaciones sin su consentimiento. Como recomendación general, es preferible construir sobre la confianza, pero también es verdad que hay chicos más merecedores de ella que otros.
  • Limitación del tiempo de uso y situaciones vetadas. Es otro aspecto que muchos tienen en cuenta. Estipulan cuándo sí y cuánto tiempo. Parece lógico, sobre todo con aquellos chavales que demuestran ser incapaces de racionalizar su uso, que dejan apartadas otras actividades por el móvil. Aunque conviene no olvidar que no es lo mismo tres horas de móvil al día dedicadas únicamente a redes sociales, que tres horas en las que que se ha jugado un poco, se ha visto un episodio de una serie, se ha estado un tiempo en redes sociales y otro incluso leyendo novelas o cómics en pantalla. De nuevo ser ejemplo. Es absurdo exigir que se controlen con el móvil cuando nosotros lo sacamos en la mesa al cenar juntos. Y es un ejemplo que no se puede empezar a dar cuando les entregamos su primer móvil, hay que trabajarlo antes.
  • Comunicación y consenso.  Por supuesto hay que dialogarlo y acordarlo todo con ellos, y hay que procurar lograr que asuman lo negociado de buen grado. Algún padre incluso escribe y firma contratos.

Ese niño cumple doce años, así que es muy probable que le espere un móvil como regalo de cumpleaños (GTRES)

Os dejo con las respuestas que he recibido, que son interesantes, invitan a la reflexión y nos pueden dar pistas sobre cómo actuar cuando nos llegue el momento.

Carol VF Mi hija no tiene móvil propio, tiene 9 años, pero si tablet con Hangouts, todavía Instagram no tiene, pero usamos el FamilyLink, es una app para control parental donde tu móvil está conectado a su tablet, ¡una maravilla!

Olalla Cernuda Móviles muy pronto porque tanto ellos como yo viajamos mucho, para poder hablar cuando necesitaran, pero con apps muy controladas hasta los 12. Instagram a los 12 pero cuenta privada, yo tengo la clave de acceso y saben que puedo entrar en Insta o su wasap en cualquier momento (no lo hago, pero ellos saben que puedo hacerlo 😉

Sara Palacios Ramos La primera vez que ha tenido móvil ha sido justo esta semana: se marchaba fuera de casa y quería que pudiera comunicarse porque de hecho viajaba sola. Acaba de terminar primaria. Cuando termine esta semana el móvil irá a un cajón en principio hasta que lo necesite para alguna otra cosa. Tiene la tablet del colegio y con ella puede comunicarse, ver vídeos de YouTube y navegar por Internet que es básicamente lo que necesita así que un móvil a día de hoy no le hace absolutamente ninguna falta. Redes sociales no tiene. Para mí la clave está en darles una manera de comunicarse si salen solos. De momento mi hija va a todos sitios conmigo así que no lo necesita a día de hoy. Mañana… pues ya veremos

Almudena Ferrero Mi hija móvil de solo llamadas poco antes de los 11 porque sale tarde de entrenar y había dias que yo podía retrasarme para recogerla y quería que estuvieramos comunicadas. Smartphone, les dos a los 12. Solo tienen whatsap, no me han pedido otras redes. Tengo sus claves y saben que puedo entrar a leer. De hecho lo hago, me gusta ver cono se manejan en el grupo que tienen del colegio, y lo hacen muy bien, todo el grupo. No tienen normas respecto al uso, mas allá de que saben lo que no pueden hacer (publicar fotos de otros sin permiso, etc.) Si me piden cuenta en redes sociales se lo permitiré creandolas con mis cuentas de correo y teniendo las claves

Maider PeVi La pregunta del millón en todas nuestras charlas. No hay edades buenas o malas sino niños y padres mas o menos preparados. Con unas normas básicas de convivencia y comprensión de usos correctos e incorrectos se evitan muchos problemas.

Eva M SA RO Mi hija tiene 11 y ni me ha planteado ni me planteo el móvil de momento, cuanto más tarde mucho mejor, y eso que la mayoría de su clase lo tiene y lo que escucho no me gusta nada, me da pánico la verdad… aunque soy consciente que llegará el día que lo pida pero como digo, cuando sea más mayor.

Javi Martínez Manzano En mi caso no tengo hijos, pero a mis sobrinos de 9 y 12 años solo se les permite el móvil un rato para jugar y, como mucho WhatsApp para estar en contacto con sus amigos y los padres. Las redes sociales como Twitter, Instagram, etc… están basicamente prohibidas por ahora 🙂
P.D: Hay que decir que YouTube se les permite a ambos, pero solo para ver vídeos educativos o sobre videojuegos (empezaron con los típicos canales de Minecraft).

Delfy Mara Perez A mi hijo se lo dimos con 14 como punto de conexión social. Es decir para estar en grupos de wuasap con sus compañeros de clase o amigos externos. Grupos dónde comparten deberes (nada de bromas ni fotos) y muchas veces le tengo que decir que lo encienda, no le gusta mucho. El prefiere el skipe para comunicarse o solo con nosotros. En resumen como sino lo tuviera. La tarjeta prepago no la gasta (siempre Wi-Fi) y la renovamos porque caducan 😂 No tiene Instagram, y Facebook hace poco porque sigue páginas interesantes y usaba mi cuenta. Sí tiene canal Youtube.

Jemina Sin Mas Recién le hemos dado uno a mi hijo, en septiembre hará 13. Con una app que se llama Qustodio le monitorizo la actividad, desde horarios, páginas que visita, tiempo consumido… Tiene wasap, pero al estar de vacaciones, no tiene aún los números de sus amigos. Sabe que le iremos leyendo mensajes de tanto en tanto y lo acepta sin problema. Otras redes no tiene.

Juan Delgado Villegas No tiene móvil, sí tablet pero apenas la usa, y nada de redes sociales, de momento tiene 10 años, muchos de sus compañeros de clase lo tienen, pero nosotros le hemos dicho que no lo necesita y lo ha entendido.

Esther Marquina Pues nosotros a Norah le permitimos móvil propio a los 12 años cuando acabó primaria. Instagram puede utilizarlo siempre y cuando nosotros tengamos acceso a lo que publica.

Ana Luengo Mis hijxs solo tienen un móvil que funciona como teléfono, y solo lo llevan en caso de que vayan solos por ahí para localizarme, pero no tienen wifi en la calle. Nada de redes sociales.

Sonia Gil Gonzalez Mi hija tiene 11 años, 12 en agosto. Nada de facebook por ahora. Instagram sí. Cuenta privada, la clave la sabemos su padre y yo, tanto del acceso a instagram como para desbloquear el teléfono. Evidentemente somos seguidores de ella y ella de nosotros. Las apps no puede instalarse ninguna sin preguntar. Y tenemos vía libre para desbloquear el teléfono y mirar whassap. Fueron las reglas. Y han sido aceptadas por todas las partes (Júlia y nosotros dos)😘

Rosa Olivé Campanyà Todos han tenido tablet relativamente pronto, pero sin redes sociales. Este año, con casi doce, le hemos dado móvil al mayor. Redes sociales sólo Whatsapp. Firmamos un “contrato” con las normas.

(GTRES)

Sabrina Garcia Brienzo A los 12, (ahora tiene 13) empezó a usarlos para salidas y ruta al instituto ida y vuelta que va andando solo pero en casa poco uso y redes sociales no tiene salvo whatsapp

Jolly Roger Mi hija no tiene nada, sólo le permito netflix con formato infantil y youtube sí lo vemos las dos juntas. Tiene 6 y pienso que a los 12 es buena edad.

Ana María Hernandez Estevez Nosotros con 11 años solo en casa y a partir de los 12 llevándolo por la calle, sale de extraescolares y de los ensayos y tenemos que estar comunicadas..

Gemma Adiaz Con 12 años tuvo y tiene su primer móvil heredado de su padre. Llamadas y whatsapp en el recorrido en bici de casa al IES. Después en casa se apaga de lunes a viernes y vuelve a conectar los fines de semana solo para jugar o hablar con algún amigo. 1h q suele ser de 17 a 18. No tiene instagram ni acceso a redes sociales. Lo del recorrido en bici es q preferimos q lleve movil encima por si necesitase contactarnos 😊

Marcela Fernandez Mi hija tiene 12 años y no tiene celular. Usa los nuestros con supervision.

Dul Clena Simple. No hay celular para mi hija. Punto.

Nurita Pérez Pues al mayor dimos móvil casi con 12 años, porque ha empezado a viajar solo en tren. Su padre y yo vivimos en diferentes ciudades y la compartida le hace viajar. Usa Whatsapp e Instagram con cuenta privada (aunque fotos y vídeos sube poquísimos) y, por supuesto ve vídeos en YouTube. Cuando le dimos el móvil no nos planteamos vetarle nada por dos razones, una porque el es muy responsable y otra porque confiamos en él. Hablamos mucho de los vídeos que ve, de la RRSS y de todo lo que le interesa. Hará cosas que no nos contará, pero eso será parte de su desarrollo adolescente.

Caletero Cualquiera Hola. A los once es inevitable. Importante dejar claro que es un móvil familiar de uso personal, es decir, la familia es propietaria… esto evita conflictos del tipo “es mío y hago lo que quiero”. Precauciones: instalar Safe Kids o similar. Limita el acceso a contenidos, te da la ubicación en tiempo real, te da información de llamadas, app instaladas etc. y tb controlas el tiempo de uso. Programas unas horas y se bloquea. Por las noches, retirarlo. Ánimo. Es una herramienta imprescindible hoy día, muy demonizada, pero útil. Tb es una fuente de conflictos cojonuda si no lo regulas desde el principio.

Judit Gomez Manrique
Mi hijo va hacer 11 años mañana. Aún no me he planteado darle un móvil propio el cuando quiere jugar o ver ciertos canales de Youtube pues le dejo el mío y así controlo lo que ve… Tiene un móvil viejo que solo lo usa para comunicarse con los familiares más cercanos con el whatsapp pero no tiene tarjeta ni datos así que no se lo puede llevar a la calle. Quizás cuando pase al instituto le regalemos un móvil con datos y llamadas por el tema de tenerlo más controlado cuando vaya solo por la calle pero nada de redes sociales de momento hasta que no me demuestre que sepa darle un buen uso…

Lorena Martínez Martínez
A los 12. Pero cuenta conjunta en el insta, la tenemos tb nosotros en nuestro móvil. Ahora en verano tiene más libertad, pero cuando hay colegio un rato después de los deberes y el finde, pero sin abuso. Y podemos entrar siempre que queremos porque va por huella y la tenemos incorporada. No le miramos nada pero sabe que podemos hacerlo

Mamá Sin Complejos
Pues…. todavía no usa móvil… y tiene 11 años. .

Silvana Hinojosa
Los míos de 5 y 4 , usan la “tablet familiar”, aplicaciones de aprendizaje solo y esa de matar hormigas con el dedo.😘😉

 

La cirugía estética no es un juego de niños, pero tiene más de 200 aplicaciones infantiles

Ahora Julia tiene de más a destinar su tiempo de ocio electrónico a los videojuegos de Nintendo 3DS o de la Wii que a los que hay en dispositivos móviles, pero en el pasado ha jugado con muchas aplicaciones infantiles. Unas me han gustado más y otras menos, todas las he supervisado.

La experiencia me dice que la norma (con pocas excepciones) las mejores apps para niños son aquellas por las que tienes que pagar unos pocos euros pero luego están libres publicidad o micropagos dentro del juego. Y no solo por evitarte cuñas y juegos diseñados para invitar a dejarse el dinero, también porque su calidad en general suele ser mejor.

Entre las aplicaciones que más me han gustado creo que estaban las de Doctor Panda y Toca Boca (buscad las apps de esos desarrolladores y acertaréis seguro), pero si tuviera que destacar una en concreto sería Tiny Thief, una verdadera maravilla también para adultos.

Entre las que menos me gustan se encuentran algunas de esa miríada de aplicaciones para peinar, maquillar, pintar las uñas… acicalar en definitiva, al personaje que nos plante el juego de turno. Hay una horda ingente de aplicaciones así, normalmente gratuitas, con publicidad o pagos posteriores, y calidad ínfima.

No me gustan por muchos motivos, no solo por su mala factura o lo aburridas que son al poco, tampoco me agrada lo que transmiten. Vivimos en una sociedad cada vez más superficial, en la que lo externo parece primar sobre todo lo demás, y que aplicaciones así parecen cimentar. Pero esos programillas para móvil quedan en nada cuando me entero de que hay una hornada de aplicaciones que han dado un paso más allá y ponen a los niños pequeños a jugar con la cirugía estética.


Sí, así tal cual. Hay bastantes aplicaciones en las que los niños tienen que rellenar labios, quitar arrugas corregir tabiques… Es decir: normalizar la cirugía estética desde la más tierna infancia, plantar ideales de belleza que apuestan por conseguir esos estándares a cualquier precio, banalizar las intervenciones quirúrgicas, minar la aceptación desde a los tres años.

El horror.

Y lo que no concibo es que haya padres y tutores que permitan que sus hijos jueguen a este tipo de cosas. ¡Con la de cantidad de aplicaciones divertidas y educativas que hay disponibles!. ¿O es que les dejan descargarse libremente lo que quieran y ni siquiera lo revisan?

Me entero gracias a Álvaro Varona, que en Generación Apps (web obligada si tenéis niños tecnófilos y queréis estar bien informados de apps que sí merecen la pena) se ha hecho eco de la existencia de estas polémicas apps infantiles a cuenta de una campaña en contra de ellas que no puedo más que apoyar.

Os animo a leer el contenido entero que Álvaro publica, pero os dejo unas pocas líneas:

Usando los hashtags #CirugiaNoEsUnJuego y #SurgeryIsNotAGame, el grupo global ha creado una campaña en las redes sociales, Facebook, Twitter e Instagram que está generando indignación pública en contra de estas aplicaciones. La iniciativa exige a las tres grandes marcas que controlan las tiendas de aplicaciones, Apple, Amazon y Google que regulen con un mayor criterio este tipo de apps para niños.

Según datos de los organizadores de esta campaña habría, solo en Google Play, más de 200 aplicaciones de esta temática.Las ilustraciones de la parte superior de este texto pertenecen a la app “Simulador de Cirugía Plástica” que se puede encontrar actualmente en Google Play. En AppStore ya no aparece pero consultando la caché de Google podemos ver que el 6 de diciembre de 2016 tuvo una actualización.

Y aquí algunos otros ejemplos:

‘Tiny Thief’, el juego favorito de Julia (seis años) para tablet

imageQue el ocio de nuestros niños ya incluye las aplicaciones y juegos de móviles y tabletas es algo incuestionable. Algún caso habrá por ahí de niños del primer mundo ajenos por la voluntad de sus padres a estas tecnologías, pero son pocos.

Nosotros en casa lo permitimos. Creemos que, como muchas otras cosas, puede ser muy beneficiosa si se usa con criterio y sin exceso. Estoy convencida de que el reto de los padres no es mantenerles aislados de la evolución tecnológica, sino enseñarles a vivir con ella. Se la van a encontrar antes o después. Vivimos en una realidad que también lo es de píxels. Y esa realidad es perfectamente compatible con actividades bajo el cielo.

De hecho J&J tienen un iPad viejo, la primera versión de este dispositivo que ha resultado ser más duro que el esparto, sobreviviendo incluso a un zapateado flamenco sobre su pantalla y a que un tarro de mermelada le impactará justo en el centro. Está en perfecto estado, el único problema (y no es pequeño) es que ninguna de las nuevas aplicaciones funcionan en él y muchas de las viejas van dejando de funcionar. La última en fallar ha sido Youtube, que era la favorita de Jaime, que muchos ya sabéis que tiene autismo, para ver música.
image
La preferida de Julia es Tiny Thief, un juego que salió en 2013 y que suelo recomendar a los padres que me preguntan por apps y juegos apropiados para niños. Aunque aún utiliza a veces el tipo de apps y juegos que os recomendé aquí hace algún tiempo, con sus seis años recién cumplidos va pidiendo entretenimientos más complejos. Tiny Thief, de 5ants y distribuido por Rovio (los mismos creadores de Angry Birds), es un ejemplo magnífico. Un juego bonito, bien diseñado y divertido en el que tienes que recorrer distintos niveles pensando cómo interactuar con el escenario y los objetos y personajes que en él aparecen para lograr tus objetivos: liberar a los oprimidos, acabar con los malos y rescatar a la chica de la que te has enamorado. Sí, me temo que hay princesa florero, ningún juego es perfecto y ese es el único fallo que encuentro al pequeño ladronzuelo.
image
El juego está clasificado a partir de cuatro años, pero lo suficientemente complejo como para que la primera vez lo juguemos a cuatro manos con nuestros niños. Así de paso lo disfrutamos nosotros. Nadie dijo que este tipo de ocio tenga que ser solitario o un ‘aparcaniños’ y siempre es buena idea conocer bien a qué dedican nuestros hijos su tiempo. Luego seguro que querrán repetir la aventura solos o con ayudas muy puntuales.

Ya veis por lo que acabo de contar que no es un juego de esos interminables, con niveles y más niveles. De hecho una de las críticas quer recibió es que resulta relativamente corto. No la comparto, por 2,69 euros da las horas de diversión de dos o tres películas y puedes repetir para completar todos los logros de los niveles favoritos. En 2014 sacaron varios niveles más por 1,69 euros extra. No sé vosotros, pero yo prefiero eso a esos otros juegos y apps supuestamente gratuitas que luego rebosan publicidad y quieren sacarte los cuartos por más mejoras o ayudas.

Ya (casi) tenemos una versión de Youtube para niños que tiene buena pinta

youtubekids3Es noticia de ayer que Google ha lanzado una versión de Youtube para niños: Youtube Kids. Como podéis deducir se trata de un Youtube capadito para que nuestros niños no puedan acceder a contenidos poco apropiados para ellos. Dicen que también lo han hecho más intuitivo y sencillo de usar, algo que imagino que está bien para los niños más pequeños, porque a partir de cuatro o cinco años sé de primera mano que se manejan perfectamente.

Me parece buena idea, la verdad.
Cada vez más nuestros niños tienen su ocio digital en tabletas. Incluso tienen sus propias tabletas. Al menos en mi casa pasa. Julia utiliza más su viejo iPad que la tele, en él tiene juegos, Clan TV y aplicaciones educativas. Por cierto, que es la primera versión del iPad, sin cámara, sin poder actualizar ya sistema operativo ni instalar muchas nuevas apps, pero sigue siendo perfectamente válido y es más duro que los trescientos espartanos juntos; ya he perdido la cuenta de los trastazos que se ha llevado, incluyendo pisotones de Jaime y la caída de una taza en todo el centro de la pantalla.

Volviendo a la nueva versión de Youtube para niños, me encantaría poder contar aquí lo que me parece de primera mano, pero de momento sólo está disponible para Android y por lo visto no está en España, así que me quedo con las ganas. Pero lo que he visto tiene muy buena pinta, con una selección interesante. En el canal de televisión han seleccionado contenidos como Pocoyó, El tren Thomas, o los canales de DreamWorks o Barrio Sésamo, pero son los otros canales los que a priori me parecen más interesantes. No está nada mal tener un equipo de profesionales seleccionando los contenidos de youtube más interesantes. Espero que cuando llegue a España siga habiendo una mayoría de contenidos en inglés como los que estoy viendo.

Lo cierto es que lo que me extraña es que no existiera ya antes esta versión. El pasado mes de diciembre ya fue noticia que los niños mandaban mucho en los vídeos más vistos en Youtube, con Pocoyo, Cantajuego, Peppa Pig y ‘la que has liao pollito’ en el top ten. Tener segmentado al público infantil es una buena oportunidad de generar pasta para la empresa yanqui. De hecho otra de mis curiosidades por probarla es ver el cómo, qué y dónde de la publicidad que aparece.

youtubekids2

Os confieso que aún pareciéndome una buena idea, no sé si nosotros quitaríamos el youtube convencional del iPad de los niños. En casa disfrutamos de muchos vídeos que no creo que entren en el redil de Youtube Kids, como grabaciones caseras de pollitos, gatos o perros naciendo, locas versiones de Disney, programas en inglés de MasterChef Junior, trailers de películas viejas y nuevas, viejos dibujos animados, vídeos de lugares que vamos a visitar con ellos, las paradas de DisneyLand… En el caso de Jaime los vídeos estrella son los videoclips de música adulta e infantiles (Cantajuego, Pica Pica…) y las canciones de Glee.

Y no he olido aún el peligro del youtube adulto: lo más raro que he visto a Julia viendo en Youtube tras trastear entre las sugerencias (que suelen ser bastante apropiadas) son niños japoneses desempaquetando juguetes o Peppa Pig en italiano. También es cierto que aún no están escribiendo en la caja buscadora, que debe ser lo que realmente abre las puertas a cualquier cosa. En cualqueir caso me preocupa más el acceso de los niños a redes sociales que a Youtube, la verdad. Por suerte aún me quedan unos cuantos años para ello.

youtubekids4

youtubekids

Apps para trabajar con niños con autismo o trastornos del lenguaje… y con todos los niños

Nuestros desarrolladores de apps infantiles favoritas.

Nuestros desarrolladores de apps infantiles favoritas.

Cuando se tiene un niño con autismo, si el idioma de referencia es el español, pronto se acaba atracando en Autismo Diario. Creado por dos padres de un niño con autismo que tengo la suerte de conocer, tuvo como germen un foro llamado Isis en el que yo encontré mucha buena información cuando me acababan de dar el diagnóstico de Jaime.

Aún recuerdo la tarde en la que Daniel Comin me llamó y estuvimos hablando sobre el cierre del foro y la nueva página que estaba preparando. Yo estaba esperando que Jaime saliera de sus terapias en su centro de atención temprana. Ha sido un salto de calidad importante que lleva ya varios años de andadura.

Obviamente es un lugar altamente recomendable para padres de niños con autismo o con cualquier tipo de discapacidad que afecte lenguaje, manera de relacionarse o comunicarse. Pero a veces también hay información útil para cualquier padre.

Hace ya tiempo publicaron un tema sobre apps, sobre lo útiles que piden ser tabletas y iPads para los niños con autismo que es un buen ejemplo de lo que digo.

Yo tengo un par de posts escritos al respecto, contando nuestras apps favoritas. A Jaime le gusta sobre todo ver música, Julia tiene ya cinturón negro en su manejo.

Hoy os dejo parte de un texto de Autismo Diario escrito en 2012 por José Ramón Alonso que sigue vigente y que espero que también os resulte interesante. En el original se enlaza a información semejante en inglés para ampliar horizontes. Muchos de los desarrolladores de los que habla son también nuestros favoritos en casa.

Las nuevas tecnologías pueden ser un apoyo excelente para un niño con autismo y para sus padres. El iPad de Apple, en particular, ha sido considerado especialmente útil para los niños con necesidades especiales y ha ido llegando a los hogares, las consultas y las clases. Desde que salió al mercado en abril de 2010 han surgido más y más posibilidades para utilizarlo como una herramienta de apoyo en la educación especial. Profesores, padres y terapeutas describen que las aplicaciones (Apps) de Apple y los productos para Android ayudan a desarrollar distintas habilidades a los niños con autismo.

Para algunos niños que no pueden hablar o que tienen retraso en el lenguaje, los programas del iPad pueden ser un sistema de apoyo para la comunicación. Otras aplicaciones y programas ayudan a los niños a manejar situaciones sociales que pueden ser muy estresantes, como esas que hemos hablado de las aglomeraciones en el hipermercado. Muchos otros programas pueden ayudar a ejercitar habilidades motoras finas, el control de calidad de los movimientos de la mano y los dedos. Estos programas facilitan el aprendizaje de la escritura o la manipulación de objetos delicados o de pequeño tamaño.

La ventaja de estos aparatos es que su manejo es muy sencillo: los tocas y sucede algo. Son muy intuitivos y atractivos y los niños aprenden con rapidez a hacer buen uso de ellos.

Para muchos padres y profesionales el problema empieza a ser el propio éxito de esos aparatos. Uno no sabe donde empezar cuando existen miles de esas pequeñas aplicaciones disponibles. Evidentemente hay algunas que están muy bien, otras muy mal y todos los niveles entre medias. Entre las características que deben tener las mejores aplicaciones están:

  • Que sean divertidas
  • Que fomenten el aprendizaje
  • Que sean sencillas de usar
  • Que estén diseñadas con flexibilidad pero dirigidas a una única función
  • Que tengan un interfaz claramente distinguible
  • Que permitan modificar el tempo de la actividad
  • Que los contenidos sean adaptables y flexibles

Afortunadamente se han ido creando lugares web, muchos de ellos de los propios padres de niños con necesidades especiales que revisan, critican y recomiendan estas aplicaciones. La inmensa mayoría no contienen publicidad ni reciben ningún tipo de ayuda económica por recomendar una aplicación determinada, por lo que a pesar del grado inevitable de subjetividad, pueden ser muy recomendables.

iPad Apps for Autism Este portal web fue creado por la Sra. Rosa (¡me encanta!), anteriormente mencionada, como un producto nacido de un proyecto desarrollado para la Fundación Hollyrod. En vez de hacer desfilar a los interesados por un enorme listado de posts, lo que van haciendo es colocar sus aplicaciones en una hoja de cálculo, una enorme tabla. Las aplicaciones que han revisado y recomiendan están ordenadas en categorías como Arte, Juegos, Historia, Aprendizaje Temprano y muchas otras. Un grupo de personas, incluyendo padres, terapeutas y Corina Becker, una adulta con autismo, son las personas que más colaboran para revisar las apps.

Entre los desarrolladores de programas que recomiendan están Injini, Toca Boca, Duck Duck Moose y Oceanhouse Media.

En Autismo Diario siguen de cerca las novedades tecnológicas que pueden ayudar a nuestros niños. Por poner algunos ejemplos también han hablado en el momento de su lanzamiento de Aba Planet, de Happy Geese desarrollada por la compañía española Appically o del desarrollo de los investigadores de la Universitat de València en colaboración con universidades y centros norteamericanos, asiáticos y europeos de una nueva aplicación para Iphone que permitirá aumentar el conocimiento sobre una de las habilidades humanas más importantes y complejas como es la capacidad de leer.

Por cierto, os recomiendo también su decálogo sobre el uso de comunicadores digitales para niños con autismo, escrito por Jorge García Caballero.

Apps que ayudan a las madres (y padres) recientes a llegar mejor a fin de mes

movilmujerExiste una enorme comunidad de madres y padres blogueros. Y es bueno a veces desvirtualizar a esas personas que leemos desde hace años, que incluso creemos conocer un poquito. El mes pasado pude conocer a unos cuantos gracias a que Danone me invitó a ser ponente en un evento que organizó en Madrid.  La charla que me propusieron consistía en modos de ahorrar con la tecnología, así que me puse a investigar apps para el móvil que nos ayudasen a llegar mejor a fin de mes.

Guardo buenos recuerdos de aquella tarde, fue una estupenda experiencia y espero poder seguir desvirtualizando a más blogueros y a más lectores de mi blog en futuras ocasiones. Los asistentes aquel día me aseguraron que la charla les resultó útil, que algunas de las apps ya están en sus móviles a pleno rendimiento y contribuyendo a que se gasten unos pocos euros menos cada mes.

Por eso me he animado a traer hoy aquí aquella presentación, confiando en que os resulte interesante, útil, al menos en parte:

La irrupción (casi invasión) de la tecnología móvil tiene múltiples ventajas que son por todos de sobra conocidas. De no ser así, no habríamos pasado de no llevar nada con chips en el bolso a transportar el smartphone y/o la tablet como nuestras posesiones más preciadas. Un reciente estudio de AVG con una muestra de 4.000 mujeres decía que la mayoría de nosotras renunciaría a una semana de sexo antes que a una semana sin móvil, como recogió hace no mucho mi compañero bloguero El becario.

Solo una semana. Pensadlo bien antes de responder qué haríais… 😉

Obviamente también hay inconvenientes: de los que más se habla es de la dependencia, la privacidad, el tiempo perdido no se sabe bien dónde, el miedo a que nuestros niños se encuentren algún lobo feroz moderno, la desconexión con el mundo que nos rodea… y también el gasto extraordinario en forma de terminales y cuotas de conexión.

Pero lo cierto es que los dispositivos móviles también pueden ayudarnos a ahorrar mucho más de lo que creemos, a organizar nuestras cuentas domésticas de manera más eficiente, a aprovechar descuentos y conocer las mejores ofertas.

BOMKteDCcAACf2CUna confesión: llevo dos carteras en el bolso en mi bolso, uno de esos bolsos gigantes de madre. Una con DNIs, tarjetas de crédito, de asistencia sanitaria, dinero… y otra con las tarjetas de descuento y fidelización y los vales y promociones que me dan. El día de la charla comprobé lo que ya sabía, que somos muchas las integrantes del Club de las dos carteras.

Eso es algo que va a cambiar con la llegada de la tecnología, igual que han cambiado muchas otras cosas. Las tarjetas de fidelización serán pronto historia, también los catálogos de ofertas y los vales descuentos. Ya está pasando.

Sí que conozco las muchas formas que hay en Internet de comprar en grupo a buen precio, como la famosa Groupon (no es la única app de compra en grupo, también es recomendable Letsbonus. En web están Colectivia, Cuponing…), de encontrar ofertas, de comprar online a buen precio desde hace años. Empecé pronto y sin miedo en el comercio electrónico. Pero curiosamente y pese a haber sido una periodista especializada en tecnología e ir a todas partes ‘movilizada’, os confieso que no me había adentrado en las posibilidades de ahorro que existen en forma de App.

He estado probando e investigando apps que pueden ayudarnos a ahorrar, tanto para dispositivos Apple como para Android. Os traigo una pequeña selección de las que más me han satisfecho y os invito a explorar y probar. Hay muchas más y no todos tenemos los mismos gustos y necesidades.

CONTROLAR NUESTRAS CUENTAS

Una manera de ahorrar es tener controlados nuestros ingresos y gastos. Yo siempre lo he hecho un poco a ojo, os lo confieso. Entrando en la app de mi banco y controlando desde ahí la contabilidad familiar. Sé de familias que tienen sus excel hechos en casa, pero yo no tengo tiempo ni ánimos para ese tipo de gestión. Hay muchas apps para organizar nuestra economía doméstica, he probado varias en los últimos años, pero hasta que no he descubierto iSpending no he dado con mi app ideal. No hay modo más sencillo de añadir ingresos y gastos y tener un control automático y minucioso de lo que entra y sale de nuestra cuenta. Es gratuita, pero hay una versión pro por 2,69 en la que no hay anuncios y permite añadir operaciones recurrentes, algo casi obligatorio ya que muchos de los ingresos y gastos son mensuales y como haya que introducirlos a mano cada mes al final la app no es operativa. Es solo para dispositivos Apple.

Para Android existe una muy semejante, llamada Mis Gastos. Igual que iSpending hay una versión gratuita y una de pago por 3,08 euros. Es igual de estable e intuitiva, aunque las gráficas y el diseño me gustan menos.

Ahora que ya sabemos lo que podemos gastar, vamos a ello con otras apps que nos ayudaran a que ese gasto sea el menor posible.

DESCUENTOS CERCANOS

Oportunista, para Apple Store y Google Play (el antiguo Android Market), muestra los cupones descuentos que hay alrededor. Utiliza el GPS y lo cierto es que aparecen bastantes ofertas. Puede discriminarse por las categorías “comer y beber” y “salud y belleza”. Se pueden crear avisos para que salgan las ofertas según nuestras preferencias y trae integrado un mapa. No es una venta en grupo, son descuentos directos. Os recomiendo también echar un ojo a Descuentocity y Binggo.

ispending

A muchos no les gusta eso de ir difundiendo dónde están en ese momento, pero es indudable que tener Foursquare en el móvil es una manera de conseguir cafés, mojitos o descuentos en muchos establecimientos. También de encontrar sugerencias en una zona que no conocemos demasiado. Para todos los dispositivos, gratuita.

foursqare

CATÁLOGOS CON OFERTAS

Geniale, te ubica en el mapa y te muestra los catálogos con las ofertas de las tiendas cercanas. Con diferentes categorías: electrónica, hipermercados, supermercados, moda, niños… Igual que Oportunista mostraba más pequeños comercios, Geniale es más para grandes marcas. Solo en App Store y gratuita.

Hay otras dos opciones de unas apps muy similares llamadas Tiendeo y Ofertia! que he puesto en segundo lugar porque su sistema de categorías me gusta menos, pero que son también muy recomendables si os gusta curiosear los catálogos (a mi madre le encanta, así se entera de cuando está de oferta los yogures en el Día o si merece la pena ir por un jamón a Makro). La buena noticia es que estas dos están disponibles para todos los dispositivos. También son gratuitas. En las capturas podéis ver las tres opciones.

 LOS MEJORES PRECIOS EN AMAZON

Yo soy fan de Amazon desde hace muchos años, mucho antes de que tuviera versión española. Abejita rastrea las ofertas más intersantes de Amazon, los artículos que más descuentos acumulan. Muy sencilla, con un buscador muy rápido. De hecho os recomiendo hacer búsquedas concretas más que recorrer categorías. Para Apple y Android y gratuita. Hay versiones internacionales semejantes muy potentes.

abejita

CALCULADORAS DE PORCENTAJES

Ya tenemos aquí las rebajas del verano y por tanto un montón de carteles llenos de distintos porcentajes. A veces toca pararse a pensar con cuidado cuánto supone el ahorro de comprar esa camiseta para Jaime con un 30% más el abrigo de Julia con un 15% y dos pantalones al 40%. No sé vosotros, pero yo a veces he comprado en rebajas solo con una idea aproximada del ahorro que estoy teniendo. Se supone que es obligatorio que los comercios muestren especificado el precio previo y el posterior, pero todos sabemos que muchas veces no es así. Y luego está el cálculo del IVA

Sale! es una app gratuita muy sencillita, precisamente la he escogido por ser la más simple, que te permite ver rápidamente cuánto te ahorras. Para Android me gusta Percentage Calculator, que pese a su nombre también está en español y tiene más funcionalidades. Pero hay muchas más, está claro que somos legión los que agradecemos que nos ayuden con el cálculo de porcentajes.

GASOLINA

Hace poco hablé en el blog del complejo de madres/padres taxistas que tenemos a veces. Hay días que más que jugar y educar a nuestros hijos nos dedicamos a llevarles en coche de un sitio a otro.

La app Gasolineras España te permite introducir el número de litros de tu depósito, consumo medio y tipo de combustible. Incluso se puede vetar marcas de gasolina. ¿Solo quieres repostar en BP? se configura. ¿No se quiere repostar más que en Repsol? Lo mismo. La app te muestra tu posición en google maps con las gasolineras más cercana marcadas, también te ofrece un listado por precio de las gasolineras más cercanas y el cálculo de lo que costaría llenar el depósito en cada una (las diferencias pueden llegar a tres o cuatro euros).

Está disponible para Apple y Android y es gratuita. Incorpora un pequeño banner superior que no es nada intrusivo, la información es bastante exacta y la app es muy estable y sencilla de configurar y manejar. Y hay muchas más, si algo en esta app no os convence.

LACTEOS DE DANONE

Danone ha dado un importante salto  adelante para facilitarnos a las familias la manera de ahorrar, al incorporar códigos QR (diferentes, cada código que aparece en un yogur es diferente a otro) en sus productos para que, desde el móvil, podamos sumar puntos en cuestión de segundos. Está enmarcado dentro de su exitoso programa Alimenta Sonrisas que colabora con la Fundación Theodora. Los códigos númericos del programa que había que introducir a mano en la web siguen existiendo, pero con la app es mucho más fácil.

Yo lo he probado. Simplemente tuve que descargame la app, completamente gratuita, y configurar mi cuenta de usuario, que me llevó menos de un minuto. Luego, desde la App, se escanea sin dificultad el código y se ven los puntos que vamos sumando. Los cupones se pueden imprimir luego sin mayor problema para hacerlo efectivo en cualquier establecimiento. Esperemo que pronto podamos incluso ahorrarnos ese paso de la impresión final de los cupones.

Si hoy estáis en Madrid podéis acercaros a Callao desde ya mismo y hasta las 21:30 de la noche. Habrán convertido esa estación de Metro en la #estaciondelahorro, con un gran supermercado virtual de lácteos donde la gente podrá practicar con su smartphone la mejor forma de ahorrar gracias a la tecnología y habrá un grupo de formadores ayudando a todos los interesados. Y entregando cupones de 5 euros, así que también hay un ahorro en esta recomendación.

Espero que en algo os haya resultado útil mi pequeña investigación. Os animo, de verdad, a explorar vosotros mismos las apps disponibles y sus webs nodrizas, porque merece la pena el ahorro que podemos encontrar.

Cinco horas al aire libre y menos ocio electrónico para prevenir la miopía

Que nuestros hijos pasen unas cinco horas al aire libre tiene muchas ventajas obvias. El ocio a cielo abierto implica actividad física y nuevos estímulos. Tenemos un clima que lo favorece. Lo que no imaginaba es que uno de los beneficios es minimizar el riesgo de tener miopía o lograr que sea menor.

Aumentar el tiempo de actividad al aire libre una hora a la semana puede reducir un 2% la probabilidad de desarrollar miopía, según un estudio publicado en Opthalmology el pasado año.

Los niños que pasan más tiempo realizando actividades en el interior de recintos cerrados es más probable que sufran miopía, según un estudio de la Fundación Rementería. El estudio, realizado entre 150 niños, demuestra que los niños que pasan menos de 5 horas al aire libre al día tuvieron un mayor riesgo de miopía, lo que le sucede al 73% de ellos.

“Aunque en época de vacaciones los niños pasan más tiempo en la calle, existe una tendencia cada vez mayor al entretenimiento con actividades de cerca, sobre todo con juegos electrónicos, lo que ocasiona un mayor riesgo de miopía”, explica el doctor Francisco Javier Hurtado, director médico de la Fundación Rementería. Uno de cada cinco niños encuestados no practica ningún deporte.

La contraparte es el tiempo creciente que dedican a actividades a corta distancia (teléfonos móviles, videoconsolas, ordenador…), que implica justo lo contrario: una mayor prevalencia de miopía. Me habéis leído defender varias veces a los videojuegos y las apps de las tablets, pero es cierto que tienen que ser limitadas. Sobre todo las consolas portátiles y las tablets y móviles te hacen mirar demasiado cerca. Nuestros niños no pueden pasar 5 o 6 horas diarias ante pantallas de distinto tipo, como indican algunos estudios.

“La acomodación del ojo a los dispositivos electrónicos durante periodos prolongados de tiempo ocasiona que se utilice indebidamente la reserva de acomodación, lo que va a ocasionar una generación de miopes y la aparición de vista cansada varios años antes que en la actualidad”, explica la profesora Celia Sánchez Ramos, directora del departamento de Óptica de la Universidad Complutense. La doctora Sánchez-Ramos advierte de que “el riesgo de miopía funcional provocada es mucho mayor cuanto menores sean los niños que utilizan aparatos electrónicos de cerca”.

Mi santo es miope. Lo es poco, lo descubrió siendo adulto y no está por la labor de operarse. Yo no lo soy, tampoco mis padres. De hecho tendemos a tener bastante buena vista. Espero sinceramente que Jaime y Julia lleven en este aspecto nuestra carga genética y no la suya.

Más sobre la miopía:

Es el defecto de graduación en el que el paciente ve bien de cerca pero no de lejos debido a que su ojo es más largo de lo normal. “Esto supone un problema en los niños, ya que, con el crecimiento, el ojo se desarrolla y por tanto el riesgo de dioptrías aumenta”, indica el doctor Hurtado La miopía de aparición juvenil suele desarrollarse entre los 6 y 8 años de edad y puede progresar a una tasa de aproximadamente 0,5 dioptrías por año a lo largo de 15 a 16 años. La tasa de progresión en el rango de 5 a 8 años es de aproximadamente 0,6-0,7 dioptrías anual. Y a partir de los 9 años suele ser de 0,8.

Trofeos, sombras, protagonistas sin historias… princesas

Un colega, que no creo que ande precisamente preocupado por educar niños en estos momentos, me ha descubierto un entretenimiento en forma de App (no me atrevo a llamarlo videojuego ni él tampoco) que le llamó la atención y que decidí probar en cuanto me habló de él.

Se llama Hope, lo ha desarrollado Mr.Roboto y tiene su enjundia pese a su humildad. En Hope, con una estética que gustará a todos los nostálgicos de los videojuegos de píxel visto, muestran la tradicional historia de un héroe que tiene que salvar a una princesa matando miles de malos, pasando pruebas y avanzando por un mapa. Su originalidad es que no manejamos a ese héroe dando espadazos, sino que contemplamos a la pobre princesa secuestrada. Vemos como llora, suspira, espera y desespera. Y pasan más cosas sí, lógicas en esa situación de princesa retenida por un malvado pero en las que los juegos no suelen entrar. Cosas que no lo hacen recomendable para niños.

Esa es su gracia más allá del guión, que puede gustar más o menos, lo interesante es que nos hace darnos cuenta de (como dice el amigo que me lo recomendó) “la mierda de personajes femeninos que suele haber en los videojuegos, son los trofeos del protagonista y poco más”.

Hay excepciones sí, pero tiene razón. La figura femenina en esas aventuras es tirando a patética. Tras jugar a Hope, me está dando por imaginar lo que pueden estar pasando, lo que les están haciendo a todas esas pseudoprotagonistas. No son precisamente modelos femeninos atractivos para que las niñas se sientan identificadas con ellos. Mejor de hecho si no se sienten identificadas con ellos.

No sé si esa será una de las razones por las que las niñas se sienten mucho menos inclinadas a dedicar su tiempo de ocio a los videojuegos. Es probable que sí. Tal vez la industria del videojuego tenga que hacer un esfuerzo real por atraer a las niñas y a adolescentes con juegos de calidad, más allá de Nintendogs, Sims o juegos horrorosos en los que adiestras ponys o cuidas bebés. Estereotipos sin parar.

Pero deberían planteárselo. Niñas como mi Julia, con sus cuatro años, padres que tienen la casa llena de consolas y saben de juegos y que disfrutan de ratos de ocio con sus propios juegos en el iPad y en la consola, pueden marcar una diferencia importante, una generación de niñas predispuestas favorablemente hacia los videojuegos. Si al crecer les ofrecen títulos de calidad, claro.

Tal vez sea difícil ese cambio de foco de la industria, teniendo en cuenta el porcentaje de testosterona reinante  entre desarrolladores y distribuidores y la creencia establecida de que se trata de un tipo de ocio que (también con excepciones, como las protagonistas-trofeo) interesa eminentemente a los varones. Productos hechos eminentemente por varones para varones. Claro que, de seguir así, será una profecía perennemente autocumplida.

Y es cierto que las cosas ya están cambiando. En mi generación apenas había unas pocas niñas interesadas por los juegos, en generaciones posteriores el número ha ido subiendo, pese a ese mercado que sigue enfocado en el cromosoma Y y que cuando pone una protagonista femenina fuerte y con carisma, como la emblemática Lara Croft, la diseñan pensando en que sea imposible dejar de mirarla el culo (otra observación de mi amigo).

Bueno, que divago… Volviendo a Hope, creo que tiene dos posibles finales. Yo he visto uno y me parece que me animaré a intentar el otro.

No importa si tenéis poco tiempo o no os gustan los juegos, si tenéis curiosidad podéis zambulliros en Hope sin miedo. Apenas roba unos pocos minutos cada noche (mejor ponerse con él cuando se esté tranquilo, yo lo hacía en la cama antes de dormir) y en menos de una semana lo habréis liquidado.

Y da que pensar. Me da que a todos nos surgen reflexiones diferentes, aunque relacionadas.

Mi colega, ese que me lo ha descubierto, ha escrito mucho más y mejor que yo en Yorokubu sobre Hope. Os dejo con el enlace a su pieza Esperar y suspirar: el juego de ser princesa y con algunos fragmentos inconexos (os recomiendo leerlo entero).

La divulgadora feminista Anita Sarkeesian ha dedicado ya dos episodios de su estupenda y polémica serie de vídeos Tropes vs. Women in Video Games a señalar cómo los videojuegos recurren constantemente a la figura de la damisela en apuros y colocan a mujeres y niñas como trofeos o motivaciones para los personajes masculinos. A veces el análisis de la Sarkeesian dispara al bulto y hace trampa con ciertos títulos por pasar detalles por alto, pero atina en lo importante: hay muchos protagonistas masculinos y muchos personajes femeninos que no son más que zanahorias atadas a palos. Todo cáscara.

La protagonista de Hope es una damisela en apuros de manual. Sí, la escuchamos más que a la Peach de Super Mario y más que a la princesa Zelda, pero está encerrada, está indefensa y es el trofeo de un personaje masculino. Lo que ha hecho Mr. Roboto al mover el foco y enseñarnos esta parte de la historia, nos sirve para señalar de una forma todavía más clara las flaquezas que esconden estos personajes. Es cierto que en la historia de Hope la princesa lleva carga dramática y acapara la mayor parte del texto del guion, pero sigue siendo un personaje de videojuego cuyas únicas habilidades son caminar, llorar y suspirar y sigue dependiendo de otro para salvarse.

¿Y por qué no se cuenta nunca el otro lado de la aventura? ¿Es un coñazo? “No creo que sea aburrido”, responde Ricardo (el creador), “simplemente no es tan épico ni emocionante para el jugador. Sin embargo es más trágico, o así nos lo imaginamos nosotros.  Cada punto de la historia tiene su gracia, ¡cuántos millones de personas querrían saber más del punto de vista del Imperio en La Guerra de las Galaxias!”.

la foto(2)

‘Un gesto, una vida’: una canción, una app, miles de perros y gatos a los que ayudar

532954_4836359702514_1612252009_n Ayer estuvimos en el Parque de Atracciones en un concierto muy especial, el que dieron el duo músical infantil Ciudad Arcoiris formado por Juan D y Beatriz, a los que todos los padres recientes conocemos por haber sido integrantes del sospechosamente cambiante grupo Cantajuego.

No había tenido oportunidad de escucharlos y la verdad es que me gustó: sus canciones son originales, quieren transmitir valores, y las coreografías, la decoración y los muñecos que les acompañan me gustaron bastante más que los del grupo del que proceden. Y Beatriz canta realmente bien.

Julia lo pasó estupendamente. Jaime no pudo ir: había madrugado mucho y no perdonó la siesta, pero procuraré que tenga otra ocasión de disfrutar de sus canciones.

Aquí una canción que hicieron en colaboración con la World Wildlife Fund (WWF):

Pero no es eso lo mejor. Lo mejor y la razón por la que estábamos allí era el apoyo que dieron durante todo el concierto a la Asociación Nacional de Amigos de los Animales (ANAA), que acaba de lanzar una app por la que por menos de un euro se puede ayudar a esta asociación en su labor proteccionista. Durante el concierto fueron constantes los mensajes para apadrinar o adoptar animales, pudimos conocer a Theo, un perro que pasó por el abandono y que protagonica el último de los vídeos que aparece en este post (y el que más os recomiendo ver), se animó a colaborar con ANAA y a comprar su APP. Juan D y Beatriz son los responsables de la canción que suena en el vídeo y que también cantaron ayer. Se trataba por tanto del primer concierto solidario al que Julia ha asistido.

ANAA es una asociación sin ánimo de lucro cuya labor es fomentar la tenencia responsable, denunciar la crueldad, sensibilizar a la sociedad y ayudar a los animales que han sido abandonados a través de su Centro de Adopción. Desde su fundación, ANAA ha rescatado y dado cobijo a más de 20.000 perros y gatos, de los cuales, más de 15.000 han encontrado un hogar.

Si queréis ayudar a ANAA os recomiendo visitar su página web. Desde luego es difícil que haya forma más sencilla de hacerlo que descargando su aplicación:

El punto fuerte de la campaña “Un gesto, una vida” es la APP móvil “Perros y Gatos” que ANAA presentó el pasado 29 de diciembre en CaixaForum Madrid. La APP, disponible en Apple Store y Google Play, pretende divertir y concienciar a partes iguales: el usuario puede cuidar a lo largo del juego de distintos perros y gatos que representan a animales reales acogidos en el Centro de Adopción de ANAA. El juego podrá integrarse con el Facebook del usuario para publicar mensajes que ayuden a encontrar hogar a animales reales, a la vez que se difunde la labor de la asociación.
Además, mediante la compra de la aplicación se contribuye económicamente a las actividades de la Asociación. “Perros y Gatos: ANAA” puede descargarse en los siguientes enlaces:
•    Apple Store: http://bit.ly/RFG7w6
•    Google Play: http://bit.ly/VeO5x4

Las apps para iPad y IPhone con las que mis hijos se divierten y aprenden

Ya os he contado en el pasado que a uno de los juguetes favoritos de mis hijos es el iPad. Ahí tienen instaladas numerosas aplicaciones que les resultan entretenidas y que a nosotros nos parecen enriquecedoras.

Voy más allá de los gatos que repiten lo que decimos o que juegos como los’angry birds’, hablo de cuentos, puzles, herramientas para pintar, colorear, aprender a contar o las letras.

Una amiga me pidió que recopilara mis favoritas
, así que aquí las dejo no solo para ella, también para todos vosotros.

Android lo tengo más desatendido. Por favor, ayudadme a enriquecer este post y que sea útil para todos recomendándome las aplicaciones que vosotros recomendaríais.

Allá van mis recomendaciones:

Playtales. Son cuentos ligeramente animados, algunos preciosos, realmente bien dibujados. El gran inconveniente es que la aplicación es gratis pero luego cada cuento vale dinero, entre 1,59 y 2,39 euros. Claro que los de papel salen bastante más caros.

Hay una empresa que se llama ar-entertainment o Alexandre Minard que tiene todo tipo de puzles (en 3D, con movimiento, que vinculan letras y números), juegos de laberintos, de encontrar diferencias y juegos de colorear muy bonitos y muy bien pensados (‘Aprender a dibujar es divertido’ es uno que nos gusta especialmente. Da patrones para aprender a trazar dibujos y luego colerarlos). Nosotros tenemos descargado gran parte de su catálogo. Creo sinceramente que es la empresa que más y mejores apps infantiles tiene. Descargar los juegos cuesta entre nada y poco, pero suelen incluir pocos puzzles o láminas de colorear. Si se quiere descargar el juego completo hay que desembolsar otro poco, normalmente 1,59 euros. Merece la pena. De hecho ellos son los que hacen las aplicaciones de Nickelodeon, que son también sencillas, educativas y bonitas, con los personajes del canal como Dora, Diego, Kai-Lan…

También para colorear está ‘La granja’ de iBimbi o ‘Color me’.

TabTale también tiene muchas aplicaciones para niños, en inglés eso sí. Los cuentos me gustan bastante menos, pero tiene juegos de contar (firstnumbers) y vocabulario que también están bien. Sus sistema es hacerte pagar para liberarte de la publicidad.

Hay muchos juegos que muestran los sonidos de animales, instrumentos musicales, vehículos.. vinculándolos a imágenes. Nuestro favorito es Soundtch. Tiene una versión gratuita bastante apañada, pero para verlo completo y sin publicidad hay que pagar 2,99 euros.

Si el niño es musical hay bastants pianos y xilófonos. Nosotros tenemos puestos Zen Piano y iXylophone.

Babyfirst es una aplicación también recomendable para los más pequeños. Muestra los vídeos educativos del canal de televisión de la flor de colores. Es gratuita. La idea es semejante a la aplicación de Clan, que también está bien pero que abarca contenidos para niños más mayores.

Disney tiene muchas aplicaciones. Muchas muy malas, algunas buenas, la mayoría regulares y todas caras. Al menos esa es mi impresión. La favorita de Julia y Jaime es ‘Tangled‘, de la película ‘Enredados’, que está bien aunque no es barata e incluye fragmentos de la película, algunos jueguecillos, un cuento… En cualquier caso es mucho más barata que cualquier cuento oficial en papel.

Para niños un pelín más mayores que los míos hay juegos de estrategia como That’sMyFish, que a mi hija le encanta aunque no domine aún la estrategia de mover a los pingüinos por las casilla de hielo en busca del pescado.

Es vuestro turno…