BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

A esos padres que no quieren “niños retrasados” en las clases de sus hijos

GTRES

GTRES

Jaime estuvo casi tres años escolarizado en un colegio público, el mismo colegio público cercano a nuestra casa al que va ahora mi hija. En marzo del tercer año y tras ser invitados a abandonar el centro le cambiamos a un colegio específico que está a media hora en coche (los días que no hay atasco, que son pocos) y sin ruta. Nos pareció lo mejor para él, aunque me hubiera gustado que hubiera estado un año más para coincidir al menos esos meses con su hermana. No pudo ser.

Durante esos casi tres años nunca me he encontrado a ningún otro padre o madre de un compañero de Jaime que me protestara abierta o veladamente por tener ahí a mi hijo, porque fuera a retrasar el avance del suyo o porque alterara la normalidad del aula. Tampoco me llegaron mediante otras personas. Son críticas que otros padres de niños con autismo sé que se han encontrado. Tal vez las hubiera a mis espaldas, pero es muy posible que no e imagino que en parte tuve suerte con la gente, con el centro (uno de esos en los que según llegas a trabajar como profe te dan un perro y una flauta, según la descripción reciente de una mamá que conozco) y en parte nos fuimos antes del momento crítico.

En infantil, salvo que el niño tenga problemas de conducta serios o agreda a otros niños, no suele haber problemas. Se dedican todos a jugar, cantar y pintar. Son pequeños adorables. No por nada la mayoría de los anuncios solidarios protagonizados por niños con discapacidad intelectual aparecen niños pequeños, no varones adolescentes (lo mismo suele pasar con las campañas de captación internacionales de ONGs, pero esa es otra historia).

La cosa cambia con aquellos padres cuyos niños van avanzando en esos colegios integradores (más o menos integradores en función de recursos y planteamiento), hay más exigencias curriculares, menos paciencia, más problemas. Por eso muchos niños con necesidades educativas especiales se van descolgando hacia colegios especiales (la opción pública, grandes centros con niños con todo tipo de discapacidad y centros específicos), hasta que a la selva social y educativa del instituto apenas llegan muy pocos.

En esa carrera de fondo y de obstáculos hay muchas posibilidades de encontrar trabas administrativas, profesionales poco formados, otros poco empáticos y también algunos con ninguna gana de complicarse la vida. Por supuesto también gente intransigente, corta de miras y llena de prejuicios.

Cómo le ha pasado a la mamá de Arturo, un blog que conozco desde hace años.

A los padres de niños neurotípicos, o normotípicos o normales o cómo demonios queráis llamarles… si vuestros hijos están en un colegio en el que hay niños como Jaime o Arturo (o Sandra, Diego, Alejandro o Gonzalo), no creáis que la educación de vuestros niños se va a ver perjudicada. En absoluto. De hecho, por cursi que suene, puede suponer un importante aprendizaje para ellos (mucho más que saber los ríos de España) y contribuir a su calidad humana. Apoyad a esos padres si os apetece, que falta hace. O ignoradlos cordialmente, que también es una buena opción. Y si esos padres son unos idiotas, pues consideradlos y tratadlos como tales pero dejad al niño en paz.

Y si estáis convencidos de que “tener un niño retrasado en la clase” como una vez dijeron a alquien que conozco (“digo retrasado porque va a retrasar a los demás” quiso arreglar luego) va a perjudicar la educación del vuestro, libres sois de buscar otro centro escolar, que anda que no hay. Los padres de niños como Jaime o Arturo (o Sandra, Diego, Alejandro o Gonzalo) no tenemos esa misma libertad. Hay muy pocos centros, pocas plazas, muchas veces ni siquiera en nuestra misma ciudad, y aun encontrando un centro con una plaza libre dependemos además de los dictámenes de terceros para entrar. Y eso en Madrid. Imaginad en Toledo, Lugo o Soria.

Bastante problemático es encontrarte que hay muy pocos centros, muy pocas plazas, cada vez menos recursos y apoyos, como para tener que andar esquivando zancadillas.

96 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser paula sd

    Mis hijos van a un colegio en Madrid con un 10% de alumnos con NEE, y estoy encantada. Pero encantada egoístamente, ya que estoy completamente convencida del provecho que mis hijos, digamos “normales” o que en principio no tienen NEE tengan la suerte de convivir y llevar su día a día con ellos. El beneficio que mis hijos obtienen es inmenso. Se habla mucho en todas partes de la tolerancia y la apertura de mente….¿Sólo se aplica a determinadas cosas? De retraso en el colegio, nada, al revés. Es un centro preparado para ello, y a pesar de que los PT actualmente los pagamos en parte los padres (reducciones de los conciertos educativos) lo hacemos con la enorme satisfacción del gran beneficio que supone para nuestros hijos, “los otros”.
    Además, hoy tienes hijos, ¿quién te dice a tí que el tuyo no va a tener mañana un trastorno o una enfermedad? ¿De verdad quieres excluirle?

    Por otro lado, se trata de que los niños con NEE encuentren su lugar, aprendan a ser independientes y participen de nuestra sociedad tanto como les sea posible. ¿cómo empezar eso si no es desde pequeños? Recordad siempre que hablamos de niños, de su educación y de su futuro.

    ¡todo mi apoyo y mucho ánimo!

    Besos

    26 febrero 2014 | 08:21

  2. Dice ser Yoyo

    Yo no creo que se trate de una cuestión de exclusión, sino de una serie de necesidades educativas distintas que no en todos los centros están preparados para atender. Si ya entre los niños “neurotípicos” o “normotípicos” como tú les llamas existen diferencias que hacen que un mismo patrón de enseñanza no valga igual para todos, imagínate por cuánto se multiplica el problema cuando el niño sufre un problema que le impide aprender a un ritmo normal, o utilizando un planteamiento estándar. Creo que en estos casos se necesitan unos métodos diferentes y unos profesionales preparados para impartirlos. Hablar de exclusión porque sí no me parece ajustarse a la realidad. Entiendo el problema que comentáis de falta de medios y de centros, pero eso es otro tema.

    26 febrero 2014 | 08:38

  3. Dice ser albitaguapa2

    no te lo diría a la cara, pero seguro que muchos lo pensaban, pero claro hay qe ser politicametne correcto, niños con un ci de 75 autistas, down y demás no deberían estar escolarizados en todas las áreas de primaria con sus coétaneos, no es bueno para ellos porque no reciben la ayuda apropiada y por supuesto aunque os volváis locos, RETRASAN EL RITMO GENERAL DE LA CLASE y no vamos sobrados de buen nivel. Ah, y lo mismo para los que no hablen el idioma…

    26 febrero 2014 | 08:47

  4. Yo no lo consigo entender… como he comentado en twitter, yo (que ya peino alguna que otra canilla a mis 33 tacos) fui a un colegio en el que en mi misma clase tenía a dos compañeros con problemas (uno era S.Down y el otro no sé exactamente el qué pero no era neurotípico como comentas en el post que somos los “normales”). Estudié con ellos desde todo la E.G.B. y la verdad, jugábamos en el patio, íbamos todos juntos de excursión, hacíamos exámenes y no había diferencia alguna cara al funcionamiento de la clase. Bien es cierto que ellos llevaban un apoyo y no funcionaban a la misma marcha que los demás pero eso NUNCA repercutió en el aula.
    Ahora, a poco mas de un mes de tener a mi hijo, volveré sin duda al cole… en unos años, para él. Espero que siga como siempre, que no haya cambiado su política de estudios y sus valores pues a mi además de matemáticas, geografía, castellano y demás asignaturas me enseñaron una muy importante… TOLERANCIA Y RESPETO.
    Los que no están de acuerdo en tener “un niño retrasado” en clase a lo mejor tenían que mirarse en un espejo y darse cuenta de que los RETRASADOS son ELLOS, y aclaro como aquel papá “digo retrasado porque retrasan la normalidad del asunto y la educación cívica y personal de sus hijos”.
    Un beso enorme!

    26 febrero 2014 | 08:58

  5. Dice ser La casa del Sol

    Sin comentarios… se que en algunos casos puede llegar a ser duro, pero en la gran mayoria de los casos la formación de nuestros hijos es mucho mejor compartiendo clase con TODOS los niños.

    salu2
    http://alicantegusta.com/actualidad-de-alicante/1-actualidad-de-alicante/992-dia-internacional-qsindrome-de-aspergerq.html

    26 febrero 2014 | 09:07

  6. Tengo que volver a comentar, pues creo, que no se ha entendido, por lo menos en la forma que yo lo he hecho este post… está claro que si un “niño especial” tiene graves daños o nivel alto de su enfermedad no se escolariza en un colegio público al uso… sus padres son los primeros que velan por el bienestar de estos niños, pero…si pueden estar integrados, aunque sea los primeros años en un cole “normal”, ¿por qué no han de hacerlo?. Como ya he comentado yo misma en mi educación primaria, tuve en clase a dos compañeros con NEE y no me pasó nada, bueno si, si que me pasó, a mí y al resto de la clase… aprendimos valores que otros niños de otros centros no. Os aseguro que nunca nadie tuvo problemas con estos dos compañeros, aún hoy en día si en alguna ocasión hemos quedado antiguos alumnos del cole se les ha invitado y han acudido y hemos pasado una tarde estupenda todos.
    Se que hay grados y grados de enfermedad… al igual que, perdón por la comparación, si uno está constipado puede ir a trabajar, al cole o dónde sea… cuando tiene una afección pulmonar lo hospitalizan o se queda en casa ¿no?, pues (salvando muy mucho las diferencias, sé que es un ejemplo pésimo pero a priori no se me ocurría otro mejor…) así mismo si, como estos dos compañeros míos de clase, algunos de estos niños pueden acudir a un centro público que no sea de educación especial y relacionarse con otros niños que no estén en su misma situación, o peor, ¿por qué se lo vamos a negar?.
    Mi humilde opinión. Siento no saber expresarme mejor mas que nada por desconocimiento general del tema de las NEE.

    26 febrero 2014 | 09:20

  7. Dice ser ploter

    No sé si se está exagerando con este post, o crear un debate de una forma forzada donde no lo hay, no veo realmente que los colegios en los que hay “niños retrasados” o con algún tipo de discapacidad se vean marginados o rechazados por la comunidad educativa, alumnos, padres, personal no docente, etc, sinceramente. Tal vez un caso entre 100, por poner un número así al tun tun, pero no veo que sea motivo para hacer un post al respecto o crear un tema candente de una forma un poco artificial (vaya por delante que la autora puede escribir los posts que le dé la gana que para eso es su blog, como si escribe de “técnicas avanzadas del juego de la brisca” jejeje….. pero vamos, que para mi no hay chicha).

    Ya la propia autora dice que “no es mi caso pero me han dicho, me han comentado……. conozco a una amiga que…… el otro día me hablaron de un caso….” etc, etc. No sé si solo por referencias, tiene “material” suficiente para escribir un post, aunque repito, por poder puede escribir el post que le dé la gana faltaría más.

    En la clase de mi hija (2º de primaria) hay un niño con dificultades (no sé ahora mismo el nombre técnico, los síntomas son algo parecidos al Down pero no es Down) y un par de niños y niñas filipinos, polacos, etc, con casi nulo conocimiento del castellano, y no pasa nada. Van a sus clases de refuerzo aparte que ofrece el colegio y todos tan amigos., nunca nadie se ha quejado ni ha habido ni hay ningúbn problema, al menos que yo sepa.

    26 febrero 2014 | 09:25

  8. Dice ser Amparo

    Buenos días:

    En primer lugar dar las gracias por este maravilloso artículo puesto que la mayoria de las familias con niños y adolescente con NEE, casi nunca tenemos un lugar donde exponer experiencias buenas.
    Vivo en Tenerife y tengo una hija de 17 años con una lesión cerebral y otra niña de 14 años con hiperactividad, en mi casa ningún día es tranquilo, pero son muy divertidos.
    He tenido la suerte de tener no uno sino dos colegios públicos, cercanos a mi casa, en los cuales atienden a niños con NEE y la verdad que cuando empezó mi hija la mayor a clase agradecí que ese colegio fuera de NEE porque tanto ella como nosotros empezamos a comprender y a convivir con todos los problemas que tendríamos en el futuro.
    Tengo que decir que la lesión cerebral de hija es mínima y no fue diagnosticada hasta los 11 años por lo que nosotros, aunque intuiamos que algo pasaba, pensábamos que su capacidad era menor que la de los demas niños normotipicos o como quieran llamarlos.
    Su hermana ha ido al mismo colegio y me alegro por ello porque ha podido ver como es la sociedad en realidad, con personas de todos los credos, capacidad y razas.

    26 febrero 2014 | 09:35

  9. Dice ser Al final

    La idea integradora está muy bien, si hay recursos para aplicarla. Pero la realidad es que no los hay. Ni recursos materiales, ni recursos humanos. Los profesores, por ejemplo, son los primeros que no saben la mayoría de veces como tratar estos casos.

    De hecho conozco un poco el sector de la enseñanza y prácticamente todos los profesores son CONTRARIOS a mezclar los niños ya que es imposible atender sus necesidades especiales y al tiempo mantener una clase normal para el resto. Caso real: clase de idiomas (inglés) con una niña que es prácticamente sorda en la clase. Pues ya os podéis imaginar como funciona el tema, porque claro, al profesor lo han soltado a pelo, sin darle recursos extra para preparar una clase especial para ella.

    En resumidas cuentas tal y como funciona el sistema actualmente las clases avanzan al ritmo del mas lento. Y esto es un hecho.

    26 febrero 2014 | 09:37

  10. Dice ser Luna

    Mi opinión es muy clara

    Si se puede, clases mezcladas si quieren los progenitores

    Los equipos psicosociales, valoran si pueden hacerse efectivo o no

    Esto es lo que yo decidí con mi hijo

    http://algodondeluna.blogspot.com.es/2013/04/colegios-superespeciales.html

    un abrazo

    Luna

    26 febrero 2014 | 09:41

  11. Dice ser paparracho

    Querida madre reciente. Leo casi todas tus entradas, aunque creo que aún no te había comentado directamente nunca. Lo que has escrito hoy aquí me crea tanta indignación que no puedo dejar pasar la oportunidad de hacerlo hoy.

    ¿Cómo puede haber padres tan ruines y mezquinos que se quejen al centro por la presencia de niños con cualquier tipo de discapacidad (motora, intelectual o lo que sea)? Y lo peor, ¿cómo puede haber centros que hagan caso de esas quejas? ¡Incluso públicos! ¿Estamos locos o qué?

    Nosotros llevamos a nuestro hijo mayor (3 años) al C.E.I.P. Méjico de Madrid, un colegio público de los pocos que hay en esta ciudad con un programa de inclusión para niños con discapacidad. Hay, creo, tres plazas por aula reservadas para niños con estas dificultades y personal específico de apoyo para ellos. No es que hayamos elegido el colegio por esto específicamente. Era un colegio del barrio y que nos gustaba. Pero vivida la experiencia, no puedo estar más de acuerdo contigo en lo muchísimo que creo que aporta a la formación de nuestros niños el que compartan su espacio con todo tipo de niños, con la verdadera realidad social a la que se enfrentarán a lo largo de su vida, y no uno de esos colegios donde en lugar de un alumnado heterogéneo, parece un colegio del pueblo de los malditos.

    Gracias por esta entrada tan necesaria.

    26 febrero 2014 | 09:44

  12. Dice ser Buffy

    Yo fui 8 años en el colegio con un niño que tenía bastantes problemas. Nunca hubo poblemas con él, entre el resto de la clase lo integrábamos en todas las actividades que había y el niño era feliz. Tanto era así que, al llegar al instituto, a este chico se le intentó poner en el grupo en el que más gente de su antiguo cole hubiera. Para nosotros era normal, porque la sociedad es así, y creo que nos hizo aprender mucho a todos.

    26 febrero 2014 | 09:47

  13. Dice ser Mamá Osa

    El problema de fondo es que seguimos asociando educación a conocimientos y es un grave error. Los ríos de España o las tablas de multiplicar se encuentran al alcance de cualquiera que lleve un teléfono móvil “inteligente” (volvemos a asociar inteligencia-conocimientos), pero ¿qué pasa con la empatía? No se aprende en los libros. Se encuentra en las aulas, en los parques, en las calles, en nuestras casas, en cualquier lugar donde nuestros hijos se mezclan con distintas realidades. Niños con NEE, niños con menos (o más) recursos, con distintas culturas, religiones o simplemente diferentes maneras de ver el mundo.
    La lástima es que seguimos sin verlo.

    26 febrero 2014 | 09:58

  14. Dice ser auri

    Por supuesto que tener alumnado con necesidades educativas especiales en un colegio ordinario repercute en el resto de alumnado, pero repercute positivamente. Tendemos a pensar que la educación es simplemente memorizar ríos, fórmulas matemáticas y reglas ortógraficas, pero la educación es muchísimo más que eso. Se trata de enseñar a los individuos más jóvenes a vivir en sociedad, una sociedad repleta de personas con diversidad funcional. La educación pública es un derecho para todos los individuos del estado, una enseñanza pública de calidad que potencie todo de lo que cada individuo es capaz. La solución no es hacinar al alumnado en un colegio específico que pocas veces puede desarrollar al máximo sus capacidades, debido a la diversidad del alumnado que los integra, pues esto provoca que la inclusión social de estas personas sea mucho más difícil. Se trata en todo caso de mejorar los recursos con los que cuenta la escuela pública ordinaria para permitir que todo el alumnado pueda desarrollar al máximo sus capacidades en un clima de inclusión. El alumno con n.e.e. no retrasaría al resto, sino que todos y cada uno puede llegar al máximo posible de su capacidad. Esto dice la ley y esto es lo que hay que exigir, padres y madres de alumnado con y sin discapacidad. Por supuesto también es necesaria una mejora profesional del personal docente, y las nuevas reformas educativas no hacen más que poner trabas a esto. Es muy triste leer las “opiniones” de algunas personas (lo entrecomillo porque no son opiniones fundamentadas, sino creencias basadas en prejuicios e ignorancia). Ánimo, poco a poco lo vamos logrando.

    26 febrero 2014 | 09:59

  15. Dice ser Lerele

    Si el colegio no tiene medios para atender las necesidades especiales de esos niños, SÍ que retrasan al resto de la clase.

    Así que, si ese colegio no puede atender como ese niño se merece, sus padres deberían plantearse el llevarle a otro centro donde pueda estudiar y desarrollarse como es debido; y no empecinarse egoístamente en que su hijo no dificultará en el normal transcurso de las clases.

    Eso no quita para que esos padres que automáticamente se niegan a tener “niños retrasados” sean unos ruines, ¿qué ejemplo dan así a sus hijos?

    26 febrero 2014 | 10:03

  16. Dice ser Laura

    Creo que no se entienden algunas cosas, no es que estemos empecinados en que esté sentado en un aula con niños de desarrollo neurotípico, es que nuestros niños con discapacidad, autismo especialmente, necesitan para su desarrollo y evolución tener la oportunidad de imitar conductas de los demás niños, y aprender a desenvolverse entre ellos, está claro que no hay apoyos suficientes, pero lo cierto es que debería haberlos, Educación debe sacar de donde sea, y darle a cada niño las horas de apoyo que se necesite dentro del aula. No los vamos a enviar a colegios especiales (informarse mejor, no reciben en estos sitios la educación que necesitan, de ninguna manera) porque a padres y maestros les molesten porque van “retrasados”, lucharemos hasta el final para conseguir una inclusión de verdad, que yo diría que más que”retrasar”, “adelantaría” a varios que, por lo que veo lo están necesitando, y no estoy hablando de los niños justamente, que ellos son los con con más naturalidad y sabiduría toman este tema.

    26 febrero 2014 | 10:19

  17. Dice ser Ivan

    Verás, debes saber, que vives en un país de HIPÓCRITAS, ENVIDIOSOS y ANORMALES. Y lo más probable, es que a tí a la cara no te dijesen nada, pero por detrás, en segundo plano, todos los padres estuviesen protestando a los responsables del colegio.
    Aquí todos son muy buenas personas, pero solo de apariencia, porque son TODOS más Judas que Iscariote.
    1saludo.

    26 febrero 2014 | 10:24

  18. Dice ser Manuel

    En este asunto del post, lo primero que hay que hacer es tener información, luego se puede opinar, gracias a Dios las opiniones son solo eso opiniones, y no van a ningún sitio y sin información veraz menos.
    Las decisiones de los padres de niños con problemas educativos están absolutamente limitadas, dentro de esos límites marcados por las respectivas direcciones de educación de cada comunidad autónoma, existen varias alternativas, centros exclusivos para niños con problemas, centros mixtos, e integración en centros normales. La angustia de un padre enfrentado a la decisión de donde ubicar a su hijo sin que sufra lo mas mínimo (Gran preocupación de todos los padres) no puede ser medida por nadie, repito NADIE.
    En el proceso de vida con un niño con estas características cualquier gesto ya no de apoyo sino de complicidad, de empatía es bienvenido. Estamos hablando de relaciones entre seres humanos, y los niños son los más puros de entre este grupo animal. Si se les dejara solos, a un grupo mixto de niños pequeños con y sin discapacidad, obviando los miedos y fobias de los padres, nos maravillaríamos del resultado. Como así pasa diariamente en muchos colegios.
    Con todo esto quiero decir, no llevamos a nuestros hijos donde queremos muchas veces sino donde podemos, si nos preguntáis tendremos respuesta para todas vuestras dudas, no tengáis miedo, no mordemos. Y en último lugar hay que dejar de pensar que la educación es una carrera alocada hacia ser el mejor compitiendo y aplastando al contrario, desde luego ese ha sido el modelo para estar donde estamos, y no creo que a nadie le guste nuestro mundo actual.

    26 febrero 2014 | 10:25

  19. Dice ser Amparo

    Creo que todos estamos olvidando que cuando un crio entra en un colegio, son los profesores los que determinan si ese niñ@ tiene necesidades especiales o no, y que existe un ¿trabajador social? no se si se llama asi o no, pero que es el responsable de llamar a los padres del alumno y exponer la situación que se plantea; si el colegio no está adaptado, es decir, no existen los medios necesarios para atender a los niños, se les comunica a los padres y se les da la mejor opcion educativa para sus hijos.
    En Tenerife a estos colegios e institutos se les llama Centros Preferentes, es decir, los niños van a colegios donde estan preparados para ello.

    He pasado por este Coordinador o Educador o Trabajador Social, dos veces, una para mi hija la mayor y otra para la pequeña que gracias a su profesora y a esta persona descubrimos la hiperactividad de mi hija a los 4 años.

    26 febrero 2014 | 10:26

  20. Dice ser Marina

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Y es muy positivo para los niños que convivan y aprendan que en esta vida no todos somos iguales http://xurl.es/9ik46

    26 febrero 2014 | 10:29

  21. Dice ser belgar

    No siempre es posible la integración..y no siempre hay recursos suficientes…Depende…
    2 casos concretos.
    -Aula de primaria…alumno con personalidad límite y mucha agresividad…el resto de la clase vive un infierno!!¿es eso justo?
    -Aula de primaria…alumno con autismo, otro con síndrome de asperger..la clase adora a estos alumnos y viven la diferencia con normalidad.En este caso salen ganando todos.

    26 febrero 2014 | 10:31

  22. Dice ser Amparo

    Me pregunto que pasaría si el alumn@ en cuestión está calificado como normotípico y es agresivo con la clase, caso que ocurria en la clase de mi hija la pequeña y la clase ha tenido que convivir con ese niño hasta PRIMERO DE LA ESO. Estos niños han vivido un infierno, tanto que cuando cambiaron al instituto, lo primero que pedí al conocer al Jefe de Estudios es que no coincidiera con mi hija.
    La diferencia con mis hijas es que su niñez había sido en una familia desestructurada y al crio ni le hacian caso.
    ¿Debemos discriminar a este niño por ser agresivo aun siendo normotípico? o ¿los niños tienen que aprender a convivir con ellos desde la infancia?

    Señores seamos sensatos, ni los niños normotipicos son iguales y todos son perfectos, ni los niños con NEE, son todos retrasados ni con defectos.

    26 febrero 2014 | 10:41

  23. Dice ser Marta

    Me gustaría decir que yo no soy madre, supongo que en unos años sí, pero trabajo en enseñanza y he tenido un caso como el que comentas. Una clase en la que dos de los alumnos no son “normales”, por decirlo de alguna manera: el comportamiento del resto de los niños, ejemplar; el caos que vive la maestra, indescriptible. Como he leído por ahí, muchas veces estos casos se escapan de la formación y competencias recibidas y, por otro lado, son niños que exigen más tiempo y dedicación que otros, por lo que el ritmo de la clase no es el habitual. Estoy de acuerdo en que la presencia de niños con discapacidades tiene sus ventajas (tolerancia, respeto, inclusión, aprender que no todos somos iguales pero merecemos el mismo trato) pero por otro lado, y desgraciadamente, llega un punto en la educación de los niños en los que no es posible mantenerlos en una clase “normal”. Ya no solo por los demás niños, lo digo por ellos que necesitan una atención especializada con profesionales preparados. Me da la sensación de que es muy fácil hablar de integración o de exclusión, incluso de hipocresía, sin darnos cuenta de que con ese afán porque nuestro hijo esté en un cole normal, le privamos de una educación adaptada. Como he dicho, no soy madre, pero el día que lo sea y si tengo un hijo con discapacidad lucharé porque haya mád centros especializados para ellos, no porque les acepten en un cole normal. Y si no tengonun hijo discapacitado, le enseñaré a respetar a todo el mundo, como mis padres han hecho conmigo

    26 febrero 2014 | 10:42

  24. Dice ser Graciela

    Mi hijo padece autismo y acaba de cumplir 18 años. Ha pasado por varios sistemas de enseñanza , aula especifica dentro de un colegio comun, centro de niños sordos, centro específico de autismo y actualmente esta escolarizado en un colegio de discapacidades múltiples. Lo que busque para el siempre fue un lugar en que se sintiera bien, que fuera aceptado, querido y que encontrara en la escuela su segunda familia. El primer caso fue fatal, la discriminacion era absoluta, estaban dentro de la escuela pero entraban y salian por puertas y horarios diferentes. En las reuniones de Asociación de padres, las madres de estos niños no eramos invitadas, como si las votaciones nuestras para mejoras de la escuela no fueran necesarias. Pero en los caso posteriores pude lograrlo, solo que cambie tres veces de comunidad(Málaga, Burgos y Barcelona). La sociedad no esta preparada para aceptar que esta realidad es cada vez mas frecuente, los casos de autismos se disparan en porcentajes alarmantes. A cualquiera le puede tocar! Si somos creyentes y vamos los domingos a misa, llevamos nuestros hijos a catequésis, enseñémosle a amar al prójimo por sobre todas las cosas que pese a las diferencias, todos somos iguales ante los ojos de Dios.

    26 febrero 2014 | 10:52

  25. Dice ser marian

    Tal vez debiéramos plantearnos si estos niños con discapacidad son más felices en un centro “normal” o en un centro “especial”.
    No voy a hablar de integración (que en donde debiera realmente verse es en la calle), sino de “ambiente afín”, ¿dónde están más cómodos estos niños, rodeados de niños distintos a ellos, que se relacionan y actuan de otra forma o con niños que tienen sus mismas o parecidas características y formas de relacionarse?
    En el curso de mi hijo (4º de primaria) hay una niña con Síndrome de Down, lleva todo un año enamoriscada de un compañero y me dijo mi hijo “mamá el Menganito no va a querer nunca ser su novio, pero ni Menganito ni ninguno de clase…”. La quieren, la apoyan pero…el “sentimiento” no está “integrado”.
    Las personas en general siempre nos juntamos o buscamos individuos afines, con las que tengamos cosas en común, porque “eso” nos une. Una cosa es convivir y otra identificarse con el entorno… no se… realmente siendo únicos o casi únicos en un entorno concreto y de larga estancia ¿son felices?.
    Yo si fuera uno de esos niños quizá me sentiría muy sola emocionalmente.

    26 febrero 2014 | 10:56

  26. Dice ser Isabel

    Se os llena la boca hablando de integración… y parece que se os olvida lo cruéles que pueden ser los niños con quiénes son diferentes o tienen algún defecto.

    Conmigo lo eran, sólo por el hecho de llevar gafas.

    26 febrero 2014 | 11:03

  27. Dice ser Irene

    Mi hijo va a 4ºP y en su clase hay un niño con NEE. Mi hijo, y sin que nadie se lo impusiera, se ha hecho responsable de ese crio. Cada vez que logra que aprenda algo nuevo, mi hijo viene contentísimo de su azaña.
    Egoistamente, estoy contenta de esa responsabilidad, ya que mi hijo es muy nervioso y con su compañero se transforma y se carga de toda la paciencia que no le he visto jamás. A mi hijo no le retrasa para nada su aprendizaje. Tiene unas notas altisimas y su objetivo es que su compañero saque las más altas posibles.
    Llevan juntos desde 1ºP y toda la clase sabe que le cuesta un poco más aprender y que lleva algún libro diferente a ellos, pero nadie lo discrimina. Es uno más en clase para todo.
    Deberiamos aprender de nuestros hijos. Ellos no lo ven diferente, somos los adultos los que tenemos más prejucios.
    Creo que es un bien para ellos y nosotros. Estoy a favor de la integración de los niños con NEE en colegios no especializados en ellos.

    26 febrero 2014 | 11:19

  28. Dice ser Laura

    Vuelvo a comentar, no puedo tolerar que se tome un tema tan complejo, grave y trascendente con tanta superficialidad, no queremos que nuestros niños consigan novia en el colegio, no queremos que se vayan de botellón con ellos, ni nosotros, ni nuestros hijos quieren eso, pedimos muy poco en principio, solo que aprendan a convivir con las personas en la medida de lo posible, para que en el futuro puedan salir a comprar solos, hacer solos alguna actividad de ocio, o ir al banco pagar la luz sin depender de otro, si se consigue más, que muchos lo conseguiremos porque para eso estamos luchando, mucho mejor, y sino seguro que será mucho más independiente que si se educó en un colegio especial donde no podrá aprender a desenvolverse en sociedad.
    Y a Marta, la educadora, que se nota que no tiene hijos con discapacidad, el día que lo tengas estarás a favor de la inclusión, le digo que cuando tengas un niño con discapacidad en tu clase, que no sepas, o no puedas controlar, infórmate, si tampoco puedes, lucha, reclama a Educación para que se le pongan todos los apoyos, todas las horas si es necesario, porque además es obligación de ellos ponérselo o sea un derecho del niño, aunque parezca increíble, hay muchas educadoras en este país que están luchando con uñas y dientes, y enfrentándose a quien sea para que los niños se queden en su aula pero en las condiciones que necesita, no busques lo fácil que es llamar al equipo de orientación para que lo envíen al aula abierta o al centro específico

    26 febrero 2014 | 11:22

  29. Dice ser lorey

    Hay que ser realistas: respeto: siempre, integración: ¿? ¿qué significa integrar? ¿mezclar?, ¿hasta qué punto se pueden mezclar el agua y el aceite?, pues eso, complicado.
    Si eres de color verde y te ponen delante un grupo azul, otro negro y otro verde ¿cuál eligirías?, a veces rizamos rizos y perdemos el sentido práctico de la vida.
    Se pueden mezcar un taurino y un anti-taurino, se tendrán que respetar y convivir pero integrarse……

    26 febrero 2014 | 11:24

  30. Dice ser Julito

    A todos aquellos padres que piensan así yo me pregunto. ¿Quién o quienes sufren el verdadero retraso mental?, desde luego los niños no. Yo me pregunto estos chicos teniendo padres así como serán de mayores. No hay más que ver a los jóvenes que cada vez son más canis y más maleducados. Mismamente ayer ya oí a dos niños de unos 11 años que si ya habían follado que el sí que tal … así nos va.
    Mi apoyo a los padres de estos chicos porque el problema verdadero es de educación y de respeto.

    26 febrero 2014 | 11:29

  31. Dice ser auri

    Marta yo también soy docente, en concreto de pedagogía terapéutica. Estoy de acuerdo contigo en que es necesario que todos y cada uno de los niños (con o sin diversidad funcional) esté lo mejor atendido posible por buenos profesionales. Pero para mí estos profesionales deben estar presentes en la escuela pública ordinaria, y eso es lo que debemos reivindicar, exigir, nosotros como docentes, padres y madres y en definitiva toda la comunidad educativa. Seguramente tu formación académica no ha sido suficiente en el tema de la atención al alumnado con n.e.e. si no eres de esa especialidad, y por eso vives esa situación que defines como un caos. Para mí la solución no es que eliminen a esos alumnos de tu clase, sino que cuentes con un apoyo real y suficiente del especialista. Está claro que la situación que pasamos en materia educativa actualmente no permite una inclusión real, pero es algo hacia lo que caminar y aspirar, dirigir ahí nuestros pasos como profesionales de la docencia, pues si seguimos repitiendo los patrones que no ha funcionado no avanzamos nunca, y yo personalmente quiero contrubuir en la medida que me sea posible (y desde mi posición de docente) a una sociedad mejor, en que la excelencia personal esté por encima de la académica.
    Por otra parte, al ejemplo del caso de un alumno con problemas graves de conducta en primaria, pues mi opinión es que no hay ni que discriminar al alumno ni “obligar” al resto de alumnado a “soportar” su forma de ser. Existe técnicas muy buenas de modificación de conducta, que han dado y siguen dando muy buenos resultados en casos bastantes extremos de agresividad, siempre que se ejecuten bien. Creo que desde luego tenemos un problema grave con la formación del profesorado que repercute directamente en todas estas cuestiones, aunque esa es otra historia. Pero desde la teoría educativa y desde mi experiencia puedo asegurar que la mejor solución no es aislar o hacinar a quien no “funciona con normalidad”, más bien deberiamos exigir a los de arriba, a los que toman decisiones políticas que repercuten directamente en nuestro trabajo. No olvidemos que la educación es un pilar fundamental de cualquier sociedad, para mí, el más importante.

    26 febrero 2014 | 11:29

  32. Dice ser mari mar

    Creo que lo más importante, es trabajar siempre desde la inclusión, y cuando digo SIEMPRE, me refiero en todos los casos.

    Como madre que sinceramente, no le importa que en clase de sus hijos haya niños “retrasados”,(por cierto, término muy difícil de usar sin comnotaciones peyorativas) tengo que comentar que a los que tenéis estos niños, sí que os importa.

    26 febrero 2014 | 11:48

  33. Dice ser Yoyo

    Creo que muchas veces no se entiende bien a las personas que abogamos por una atención un poco más especializada a niños que así lo requieran. Para mucha gente esto son medidas segregacionistas y automáticamente cargan contra los que no estamos de acuerdo con utilizar un método igual que el que usamos con los demás niños.

    A ver. Una cosa es la tolerancia y el respeto. No se trata de aislar a los niños como si fueran apestados, por supuesto que todos tienen que relacionarse con todos. Creo que cualquier padre estará de acuerdo con esto, y si alguno no lo está, entonces sí que tiene un problema.

    Y otra cosa es el HECHO (no la opinión personal) de que hay niños que por un determinado problema no tienen la misma capacidad de aprendizaje que los demás. O puede que sí la tengan, pero necesiten de un método distinto.

    Creo que no desvelo ningún secreto si afirmo que un grupo formado por personas que avanzan a distintas velocidades, al final acaba avanzando a la velocidad del más lento. Esto, que desde el punto de vista más políticamente correcto es lo más justo y solidario para estas personas, al final repercute negativamente en los que pudiendo avanzar más no lo hacen. Puede sonar muy egoísta y ahora mismo muchos de los que leáis esto pensaréis lo infame y lo ruin que soy, pero bajo mi punto de vista igual de egoísta es pretender que el compañero de clase de tu hijo no pueda avanzar a su propio ritmo sólo porque el tuyo no puede seguirlo.

    La solución no es fácil, ya que el problema de por sí es bastante delicado debido a la falta de información y de recursos, y a eso hay que añadir la especial sensibilidad con que hay que tratarlo, lo que lo complica aún más. Se ha hablado de centros de educación especial, pero yo no soy partidario de esos centros puesto que creo que los niños, al margen de su capacidad de aprendizaje, deben convivir y relacionarse unos con otros, con discapacidad o sin ella. Por supuesto que hay que educarlos en la tolerancia y en el respeto al que es diferente. Lo que pasa que aquí estamos mezclando las relaciones sociales con la capacidad académica, y ese es el gran error que cometemos. Porque prestar a un niño la atención que necesita no implica necesariamente separarlo de los demás. Pero tampoco se le puede meter en una clase sin ningún tipo de sistema especializado y con un profesor que no está preparado para trabajar con este tipo de alumnos. Porque al final repercutirá negativamente en todos. En él porque no estará recibiendo la educación que necesita, y en los demás porque su avance se va a ralentizar, por muy feo que suene decirlo. Ahora podréis poneros como leones, pero esto no es una opinión personal, es un hecho.

    Creo que una solución podría ser que en cada centro hubiera uno o varios profesores de apoyo, que estuvieran capacitados para tratar con este tipo de niños, y que pudieran encargarse de la atención especializada que requieren cuando fuera necesario, liberando al profesor de la clase de este trabajo y permitiéndole avanzar a un ritmo normal. Por supuesto esto habría de hacerse en forma de clases extraescolares o de desdobles, de forma que el niño pudiera permanecer en una clase normal con todos los demás. Pienso que es lo más lógico y lo más justo para todos. Otra cosa es que no haya medios, por recortes, por falta de información, de preparación o de lo que sea, y ahí sí estoy totalmente de acuerdo con vosotros: necesitamos más implicación por parte de todos y más conciencia social.

    A los que me vayáis a tachar de retrógrado os haría la siguiente pregunta: ¿Qué opináis del bachillerato de excelencia (curso especial para los alumnos con un expediente especialmente brillante)? ¿Y de las clases de diversificación (clases para alumnos más lentos en su aprendizaje)? ¿Creéis que es adecuado que los niños aprendan en función de su capacidad, o por el contrario, os resulta segregacionista y humillante separarlos porque “el hijo del vecino no es mejor que el mío”?

    Saludos.

    26 febrero 2014 | 12:02

  34. Dice ser Brisha

    Sabes bien que soy fiel seguidor de tus artículos en los que hablas de tus bien amados hijos. Siempre he sido cordial y amable.

    Deja que hoy sea un cabron.

    La sociedad en la que vivimos exige que nuestros retoños sean más y mejor. No se permite el estancamiento, no debemos dejarles un respiro, es una carrera de fondo con sprint constante.
    Si queremos que la sociedad no se los coma, no los deseche, que sean algo más que una cajera o un camarero. Que tengan posibles. Debemos inculcarles la competitividad desde pequeños.

    No digo que no se deba hacer en un entorno de amor y fraternidad, pero seamos sinceros, llegados al instituto o en los últimos años de la ESO, nuestros hijos deben de ser leones, y si es necesario, devorar a sus rivales.

    Puede parecer triste, y lo es (para el que se queda atrás), pero es una realidad.

    Por desgracia para un niño “normal” no hay ayudas, no da pena, no es especial. Los gobiernos de desentienden (has fracasado, te jodes). No hay una ONG que les ayude a triunfar, ni los saque del pozo, ni los apoye un poquito cuando están derrotados. O son buenos o a la basura…

    Para el resto: esas minorías que de una forma u otra tienen el apoyo de alguien (que no sea solo su familia). No es que sea más fácil, es diferente.
    Niños con algún tipo de retraso mental, niños con taras físicas, hijos de minorías étnicas o extranjeros… Todos acaban siendo protegidos por los impuestos que pagan los “normales”. Y es justo, no digo que no, pero tu hijo (como el de muchos otros) seguirá siendo feliz, aunque dependa de los demás. Los míos, deberán luchar para ser alguien, y si fracasan serán abandonados.

    Igual en esto no soy justo, es muy posible. Pero espero que se entienda porque en cursos avanzados algunos papas no queremos que nada lastre la educación de nuestros hijos.

    Y antes de que alguien se vuelva loco con el que hijo de puta soy, que quede claro que muy probablemente he colaborado, ayudado y trabajado “gratis” para que los hijos de los demás (especiales o no) se sientan mejor, muy probablemente más que muchos de los que aquí postean.

    26 febrero 2014 | 12:02

  35. Dice ser Almudena

    No voy a hablar, en prinicipio, de esas ventajas “cursis” que dice madre reciente y que comparto plenamente. Pero voy a ir a otras más prácticas que disfrutan mis hijos y sus compañeros “normales” en su colegio público de integración de niños con discapacidad motórica (coloquialmente llamados “motóricos”)
    .Cuando un niño de la clase de tres años (o de cuatro) se hace pis, no hay que llamar a sus padres para que vengan a cambiarle ni el AMPA tiene que pagar a una persona para que lo haga. Lo hacen los auxiliares que cuidan a los niños motóricos. No es su obligación, pero lo hacen.
    Cuando un niño tiene que tomar un medicamenteo durante el dia, lo deja en la enfermería y la enfermera se lo da. Si, tenemos enfermera, todo el dia, todos los dias, desde las nueve hasta las cuatro. Si un niño tiene fiebre o le duele algo va a la enfermeria, la enfermera valora, si lo ve necesario te llama y decides conjuntamente si vas a recogerle o si con un chute de Dalcy basta. A veces les vale con unos mimos y un ratito tumbados en la camilla. O le cambia la venda que tu chapuceramente le has puesto en casa porque se ha quemado y te llama y se ofrece a cambiarsela todos los dias.
    Los logopedas, (si, hay logopedas), dan una charla sobre evolucion del lenguaje a todos los padres de tres años. Valoran a los niños de infantil que los profesores les derivan porque notan algún problema. Y cuando pueden, que no es siempre cada vez menos (hemos pàsado de 2 logos a uno y medio), incluso les tratan en el cole, especialmente a los que van a pasar ya a primaria,.
    Y si un niño se rompe una pierna o similar y tiene que llevar muletas, o necesita silla de ruedas, ningun problema, puede ir al cole porque esta perfectamente adaptado y hasta habrá personal que le empuje la silla.
    A mi egoistamente hablando me parece que tiene muchas ventajas.

    Pero además, resulta que a veces, los niños normotípicos no lo son tanto como parecía. Y te encuentras que tu hijo tiene problemas de aprendizaje.A mi hijo le detectaron su dislexia el año pasado, en primero de primaria. No tuvo la valoración de la orientadora hasta final de curso, pero le pusieron apoyo de pt desde antes de Navidad. Y este año con la valoración ya le han puesto tres dias con logopeda, varios mas con la pt y adecuaciones en el aula. Lo normal. Pues resulta que no es lo normal. Que los niños con este problema en la mayoria de los centros se pasan cursos sin valoración, y cuando la tienen, pues hay pocos pt (uno compartido) y ningún logopeda. Y los profesores no acaban de saber que hacer con ellos. Que suerte tuve al elegir un cole de integración, en el que hay muchos mas medios y una especial sensibilización del personal.
    Tengo que reconocer que no fue suerte, fue egoismo, siempre he sospechado que mi hijo tenía alguna dificultad, pensaba mas bien que de psicomotricidad, y me pareció que si realmente era así ese era el mejor colegio para él.

    26 febrero 2014 | 12:10

  36. Dice ser Carmen

    Yoyo, inclusión verdadera es que cada niño con dificultades tenga su adapatación específica e individualizada, palabras estas utilizadas por todos los equipos de orientación pero raramente utilizadas, los ciegos pueden seguir la clase con el contenido adaptado al sistema Braile, un niño con problemas de conducta con una pt de apoyo que lo guíe con la técnica de modificación de conducta, un niño con autismo puede seguir la clase con ayudas visuales, un niño con retraso cognitivo adaptar el mismo tema que se está dando a su nivel, con menos complejidad, ¿porque tiene que retrasar al resto?, no lo hará la profesora, lo hará el personal de apoyo, y claro que necesitaremos de la guía de la tutora, esfuerzo que si se hacen las cosas bien no perjudicaría a nadie, no entiendo por qué siempre se habla de darle “ayuda especializada fuera del aula”.

    26 febrero 2014 | 12:19

  37. Dice ser una mamá

    Buenos días a tod@s,

    Tengo un niño en infantil y en su clase hay un niño con autismo.
    Mi opinión es que no hay nada negativo en que estos niños compartan aula.
    Mi hijo es muy muy amigo de este otro niño y creo que efectivamente, esta experiencia le está aportando vivencias y aprendizajes muy positivos y muy humanos. Me gusta pensar que mi hijo está ayudando a que este pequeño con problemas lleve mejor su infancia y su día a día en el cole.
    Sinceramente me siento muy orgullosa, dicen los profes que mi hijo está todo el día con él, aunque el otro peque se enfade y tenga algún mal día, no son capaces de que mi niño no esté continuamente pegado al otro.

    Además, quería comentar eso de los coles en los que te dan una flauta y un perro cuando entras a trabajar: ojalá todos fueran así!!
    La intransigencia y los prejuicios limitan la educación y la condicionan.
    Cómo dice un comentario anterior, aprender datos, letras, números, etc,… realmente está al alcance de cualquiera que quiera hacerlo, pero no sólo es eso lo que se debe aprender mientras se crece, las relaciones sociales y los valores y principios son muchas veces más importantes que las materias educativas en sí.
    Yo no sé si mi hijo será una persona culta, importante, si será rico, si será un gran empresario, pero lo que sé es que será una buena persona, un hombre honrado, tolerante, solidario y noble y eso es lo que quiero para él y lo que creo que le van a enseñar en este cole de “perroflautas”.

    26 febrero 2014 | 12:24

  38. Dice ser Yoyo

    Carmen,

    ¡Exacto! Ahí es justamente donde quiero ir a parar.

    Ciñéndote a los ejemplos que me dices, un niño ciego, uno autista, uno con problemas de conducta, pueden asistir a una clase normal, pero todos ellos necesitan de un apoyo en función de su problema. Si ese apoyo se le brinda conjuntamente con la clase, no veo por qué no podrían coincidir en una clase normal con otros niños sin discapacidad. Pero ponte en el caso contrario: que los pongan en esa misma clase pero sin ningún tipo de apoyo. ¿Te parecería efectivo?

    ¿Ves cómo en el fondo no estamos tan en desacuerdo?

    Saludos.

    26 febrero 2014 | 12:29

  39. Dice ser Almudena

    Yoyo, la solucón que tu planteas, es precisamente como funcionan los centros de integración. Los niños con NEE están integrados en su clase pero tienen sus clases aparte. No solo con los profesores terapeutas, tambien tienen fisioterapia, logopedia, etc. Siguen su propido ritmo y se les evalua conforme a su avance, no con respecto a los objetivos del curso en el que esten. No entorpecen el ritmo de la clase porque en la clase hay un profesor de apoyo, bien para apoyarle o para atender al resto mientras el tutor está con él. Otra cosa es que esto es como debe funcionar y seguro que en muchos centros faltan medios.
    Estos niños son evaludado por los equipos pedagógicos que deciden cada año si pueden continuar en el centro, pero en función de que el centro sea adecuado para el niño, no porque el niño “retrase” a los demás.
    Otra cosa es cuando los problemas son conductuales y el centro no es el adecuado. Mis hijos tuvieron un compañero en infantil con muchísimos problemas, le habian escolarizado allí porque no encontraban un centro adeucado paraél. Huerfano, vivia en una residencia con niños mayores, una valvula en la cabeza e ingobernable. Cuando se ponía nervioso volcaba las mesas, gritaba y llamaba puta a la seño. ¿sabéis lo que aprendieron sus compañeros, niños de 4 a 5 años? a ignorar ese comportamiento, a seguir pintando o lo que fuera sin hacerle caso. Hasta que le calmaban o le sacaban de clase. Y cuando estaba tranquilo jugaban con él como uno más. Y sabian que si pegaba, pues bueno, es que tiene problemas. Por supuesto no ha seguido en primaria con ellos, era imposible. Aunque la mejoria, al menos física del niño era evidente de como llegó a como se marchó.
    Quiero decir con esto que no todos los niños pueden estar en todos los centros. Hay que procurar integrar hasta donde se pueda. Aunque pienso que ese límite muchas veces lo es solo por motivos económicos. Es verdad que es muy caro atender a estos niños como se merecen. Es decir, como los demás.
    Brisha, a mi es que no me importa nada que mis impuestos se dediquen a esto. Tampoco les inculco a mis hijos la competitividad desde pequeños. “la sociedad en que vivimos” es la que construimos entre todos. Tu quieres que tus hijos sean algo mas que cajeras o camareros. Yo quiero que sean buenas personas. No sé que es ser mas que una cajera o un camarero. ¿mas rico, mas reconocido socialmente, mas triunfador?
    Perfecto, si es lo que quieres enseñar a tus hijos., a ser leones y devorar a sus rivales. Ten cuidado, a ver si los van a devorar a ellos, a ver entonces que opinas.
    Albitaguapa2, tu si que retrasas el mundo

    26 febrero 2014 | 12:36

  40. Dice ser Antón

    ¿y tu piensas Brisha que si tus hijos son unos fracasados va a ser porque había niños especiales en su clase? ¿crees de verdad, sinceramente que va a ser porque la profesora de matemáticas dió multiplicación con tres cifras en tercero en vez de segundo porque había un retrasado distrayendo a todos?
    Yo pienso que el éxito de tu hijo dependerá único y exclusivamente del espíritu de sacrificio que le sepas inculcar, que aprenda a marcarse metas y trabajar para conseguirlas, y eso no está relacionado de ninguna manera con la insolidaridad, la competitividad, y pisar todas las cabezas que sean necesarias, porque si logra el éxito profesional así, te garantizo que no conseguirá la satisfacción personal, que, por lo menos para mí es muy importante, y que tiene que ver con la solidaridad y la sensibilidad y ayudar a los demás.
    ¿No te planteaste que a lo mejor puedes conseguir que tu hijo consiga ambas cosas?

    26 febrero 2014 | 12:39

  41. Dice ser marian

    Es que enseñarle a convivir y a valerse por sí mismos, es lo que primordialmente ha de hacer un “centro especializado”, pero el vivir rodeado la mayor parte de la jornada, de personas totalmente diferentes a él por hacer integración no se si es lo más y mejor para su inteligencia emocional, tal vez porque seguramente y debido a su condición, nadie se lo ha preguntado, pero si pudiera elegir, elegiría la afinidad hasta de rasgos.
    Laura ya se que en principio no quieres que se vayan de botellón, me refiero a que emocionalmente no se hasta qué punto hay integración. ¿Crees que Sofía (SD) no habrá oido a sus compañeros reirse de los achuchones que le da al Menganito y de las pocas posibilidades de que sea recíproco? ¿realmente crees que cuando en el recreo hacen grupos para jugar al pilla-pilla la eligen sino les obliga la profe? ¿realmente crees que eso no duele? (es un ejemplo y como éste muchos).
    Yo como madre no le haría a mi hijo pasar por algo así.

    26 febrero 2014 | 12:43

  42. Dice ser auri

    Creo que también tenemos el problema en este país de que creemos que el modelo pedagógico actual -que viene siendo el mismo desde hace muchísimos años- es el único posible. Hay nuevas corrientes pedagógicas que se han llevado a cabo de forma minoritaria porque desde luego a la administración pública no le interesa promover en el momento actual. En estas nuevas formas de pedagogía no habría cabida a este debate porque la inclusión en ellas es un hecho en sí. Se trata al alumno desde su individualidad, potenciando todas sus capacidades. En este contexto podrían entrar perfectamente cualquier alumno o alumna, con autismo, con altas capacidades o con lo que sea. Las personas no somos iguales que hace 30 años,pero nuestra forma de educar sí, en mi opinión esto no es coherente. Ya hace algunos años que acabé magisterio y desde luego nos enseñaron otras formas de “dar clase” mucho más efectivas que se encuadran en estas pedagogías alternativas y que no dan estos problemas. Lo de sentar a 30 niños y niñas de 8 años, con diferentes capacidades, mantenerlos en silencio y enseñarles a todos a la vez las tablas de multiplicar es algo obsoleto en nuestra formación como docentes (al menos en mi universidad). Desde luego en esa situación si que alguno podría retrasar al resto, pero se trata de no producir esa situación porque es inecesaria, incómoda y poco efectiva. Los niños aprenden mucho más y de forma efectiva con otros métodos más enfocados a la motivación personal, siendo mucho más fácil que desarrollen sus capacidades. Por supuesto que si la administración no favorece este avance educativo es complicado hacerlo, pero no imposible. En mi opinión, como docentes, debemos avanzar hacia esto y como he dicho anteriormente intentar no repetir los mismos patrones que dan tan nefastos resultados.

    26 febrero 2014 | 12:48

  43. Dice ser miss spider

    Yo creo que tanto la diversidad como la multiculturalidad en el aula son muy positivas para nuestros hijos, porque hay cosas que no se aprenden en los libros, sino con las vivencias y con el ejemplo, valores como el respeto a la diversidad y a otras culturas, la inclusión, la solidaridad, el compañerismo…
    Si el curso va un poco más retrasado es lo de menos, además no creo que sea muy significativo, dentro de los niños considerados “neurotípicos” también hay diferencias, unos aprenden a leer con 3 años y otros a los 6, a unos se les dan de maravillas las mates y a otros fatal y no por ello van a andar separando por grupos según la asignatura, sería absurdo.

    ¿Qué ejemplo están dando a sus hijos esos padres que protestan?, son ellos los que realmente entorpecen la educación de sus hijos, porque educación no es sólo saber leer, sumar, escribir,…, es mucho más que eso, es aprender a respetar, a empatizar con los demás, a ser justos, a pensar por uno mismo, a gestionar las emociones, a no aislar ni segregar ni despreciar a nadie por ser diferente, etc.

    En el colegio de mis hijos hay niños con necesidades especiales y niños inmigrantes, concretamente en la clase de mi hija de 6 años hay dos niñas chinas que no hablan ni entienden ni papa de español, y mi hija es la encargada de ayudar a una de ellas, que está sentada a su lado, en lo que necesite. Creo que está siendo una experiencia muy positiva para ambas, y si fuera un niño con necesidades especiales estoy segura de que también lo sería.

    Pero no olvidemos algo muy importante que es el papel de los políticos y de las administraciones públicas en todo esto, ellos son los que realmente tienen que velar porque la inclusión de esos niños sea efectiva proporcionando el personal de apoyo necesario, que dejen de despilfarrar, derrochar y gestionar pesimamente el dinero público (y de robar en el caso de muchos, por desgracia), y que empleen el dinero en lo que realmente hace falta.

    Saludos

    26 febrero 2014 | 12:56

  44. Dice ser gladis

    Una cosa es una dixlesia y otra una parálisis cerebral o un Síndrome de Down, no son comparables, igual que hay niños más lentos y otros más rápidos, unos que se les den fenomenal las mates y a otros no y necesiten un apoyo para mejorar.

    Un S.D, una Parálisis Cerebral o un autismo por mucho apoyo que tengan en un colegio normal, a medida que pasen los cursos más evidente se hará la deficiencia y por tanto la diferencia en todos los aspectos y eso mina la autoestima de cualquiera.

    26 febrero 2014 | 13:09

  45. Dice ser boski

    Una pregunta que puede parecer una burrada: ¿los niños con discapacidad, sienten y padecen?, si es así, no creo de ninguna de las maneras que disfruten en los centros integrándose por deseo de sus padres.

    26 febrero 2014 | 13:13

  46. Dice ser Almudena

    Ni te imaginas como mina la autoestima la dislexia. Que por supuesto no es comparable ni seré yo quien la compare con una discapacidad. Pero es que tambien mina la autoestima ser gordo. A los que decis que nadie quiere ser novio de una niña con sindrome de Down ni la eligen para jugar al rescate, ¿os creeis que alguien quiere ser novio de una niña gorda? ¿que eligen para jugar al niño gordo o torpe? Hagamos un colegio para gordes, otro para torpes, otro de niños con gafas, de negros, moros, todo lo que se nos ocurra. ¿de verdad pensais que la solución para no minar la autoestima es separar al diferente?
    Hay otras formas. A mi hijo le eligen el ultimo cuando juegan al futbol en el patio. Pero el entrenador del equipo le ha nombrado capitan, por ser el que mejor se porta y el que obedece a todo lo que les dice.
    Los niños también saben la diferencia entre una discapacidad y una diferencia menor. Es muy raro que se metan o discriminen a los niños con discapacidad. Los quieren, los miman y los ayudan, al menos en primaria. Claro que les ven distintos. Es que son distintos, pero no mejores ni peores, ni tienen porque crecer separados.

    26 febrero 2014 | 13:20

  47. Dice ser auri

    A Boski

    Pues sí, la pregunta es una tremenda burrada. Todas las personas sienten y padecen, y cada una tiene su personalidad. El tener una otra capacidad no determina la personalidad ni los sentimientos de nadie

    26 febrero 2014 | 13:23

  48. Dice ser gladis

    Es que no hay colegios para gordos, ni para niños con gafas, ni para pelirrojos, pero sí para ciertas discapacidades con todas las herramientas físicas, mentales y emocionales para hacerles la vida más fácil y más feliz, que creo es lo fundamental.

    26 febrero 2014 | 13:26

  49. Dice ser pasmiqui

    Es que en clase de mi hija hay varios gorditos y vario con gafas, pero solo uno con una discapacidad que casi no puede andar ni hablar, está solo en su circunstancia.

    26 febrero 2014 | 13:32

  50. Dice ser Almudena

    Pues mira Gladis y Boski, os aseguro que, al menos los que yo conozco son enormemente felices en el colegio.

    Ojo, no lo descarto, puede haber niños que no lo sean. También hay niños “normales” que no son felices en su colegioa. A lo mejor entonces es el momento de cambiarles a un centro en el que lo sean.

    26 febrero 2014 | 13:32

  51. Dice ser Rebeldia

    Madre mia, si un chaval de los mencionados en el articulo esta en la clase de mi hijo, fenomenal. Asi aprenderan mutuamente, aprenderan de sus diferencias y les uniran sus semejanzas. Madre mia… me quedo de piedra con muchos padres…. lastima que no haya que pasar un examen para serlo.

    26 febrero 2014 | 13:36

  52. Dice ser Amparo

    A Brisha me gustaría recordale que los niños sean quiene sean deben seguir sus propios intereses, no por hacerlos mas competitivos van a conseguir ser mas felices.
    Recuerdo que mi madre me decía que ella quería que yo estudiara para que pudiera valerme por mi misma y no necesitar casarme y que me mantuvieran.
    A mis dos hijas les estoy inculcando que cualquier trabajo es honrado, siempre y cuando sea lo que a ellas les guste.
    No las voy a mandar a la universidad, porque yo quiera que sean licenciadas, a la primera porque su capacidad intelectual no se lo permite, pero su capacidad emocional si y a la segunda porque si lo que le gusta es ser fontanera como su padre, no va a estudiar derecho, filologia o cualquier otra carrera porque al final no va a ser feliz y como decía mi abuelo de “ESTE MUNDO SOLO TE LLEVARAS LO QUE DISFRUTES Y SUFRAS”. Y una pregunta ¿que tiene de malo ser camarero o cajero? ¿que pasaría si todos fueran universitarios? ¿dejarian de existir los camareros y los cajeros o tendrían que serlo aun siendo universitarios?
    Que conste que mi segunda hija es de sobresaliente en todas las asignaturas y esta en 3º. de la ESO, y le he inculcado que todos los niñ@s son diferentes y que no se les debe discriminar por eso.
    Era la primera que llega un niñ@ nuevo a la clase y se presenta para que ese niñ@ no se sienta discriminado.
    Yoyo, creo que estamos confundiendo peras con manzanas, las personas debemos luchar porque en todos los colegios, tanto públicos como privados, debería haber una educación de integración y no los pocos que hay.
    Me siento una privilegiada porque como dije tenía dos colegios de integración o “preferentes” como por aqui los llamamos, pero que estamos perdiendo la perspectiva del artículo también, que yo creo que es el que debemos educar a nuestros hijos tanto intelectual como emocionalmente y que los colegios son meros transmisores de los valores personales que queramos los padres dar.

    26 febrero 2014 | 13:45

  53. Dice ser Carmen

    Estamos de acuerdo Yoyo en cual es la solución, lo que no podemos hacer es bajar los brazos y resignarnos, como no nos dan los recursos renunciamos a una verdadera inclusión, hay que pelear, como decía alguien por ahí, que dejen los políticos de despilfarrar y robarse el dinero, que se dejen de malgastar recursos para la discapacidad en infraestructura y lugares donde “colocar” al discapacitado y empezar a invertir en planes efectivos de inclusión real.
    Un saludo

    26 febrero 2014 | 13:59

  54. Dice ser Laura

    Ahora te voy entendiendo Gladis, los gordos no van a colegios de gordos porque no existen, los con gafas no van a coles de gafas porque todavía no se han inventado, ahora a los discapacitados, que no sienten ni padecen son una especie entre planta y animal a esos encerrémoslo no? es verdad, no vaya a ser que se mine su autoestima, es cierto.

    26 febrero 2014 | 14:12

  55. Dice ser Brisha

    @Amparo no estoy menospreciando el trabajo de una cajera o un camarero, que son tan dignos o mas que cualquier otro trabajo (yo mismo he sido camarero, hasta que decidi estudiar y buscarme otra cosa).
    Pero todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, quien diga que no miente.

    Ojala pudieramos con nuestro ejercicio de padres asegurar la felicidad de nuestros hijos. Me corto los brazos si alguien me asegura eso por escrito.. Por desgracia solo podemos darles amor, un techo donde vivir, un plato de comida y una educacion (dentro de nuestros posibles).

    No, no convierto a mis hijas (tengo 2) en depredadores para que eliminen la competencia. Es mas, las animo al compañerismo, la cooperacion, compartir, y todos esos valores (espero que buenos) que a mi me enseñaron y aunque no me dan de comer si me hacen mejor persona. Pero tbm les enseño a exigirse mas asi mismas, a buscar la excelencia, y a si no la consiguen, aprender del fracaso (caerse para despues levantarse). Todos son conceptos basicos que nos han inculcado de niños y hacen de la sociedad algo mejor no?
    Pero eso no quita que cuando llegue el momento, y tengan que competir que lo hagan sabiendo lo que se juegan.

    Es evidente que no mandare a ninguna hija mia a la universidad si no quiere o no vale y muy probablemente puedan ser felices siendo cajera o camarero. Pero esta en mi deber como padre ofrecer la posibilidad de ser lo que quieran ser, al menos intentarlo.

    Por cierto aun no entiendo ese metodo de ir cambiando los nombres de las cosas. En mi epoca era disminuidos, ahora es diversidad…. En fin, podria estar equivocado, yo tbm estoy aprendiendo.

    26 febrero 2014 | 14:25

  56. Dice ser Amparo

    Brisha.

    En tu primer comentario daba la sensación de que los estabas educando en la ley del mas fuerte, ahora si puedo entender que los eduques como tu dices pero eras muy tajante en tu afirmación.
    Yo no he sido camarera pero si he trabajado limpiando casas y oficinas para tener la educación y el trabajo que tengo.

    26 febrero 2014 | 14:35

  57. Dice ser Anton

    Brisha, mira, te lo voy a explicar, se ha cambiado el nombre porque se dieron cuenta que con la estimulación adecuada muchos de esos “disminuidos” pueden convertirse en “agrandados” en algunos aspectos.
    Y no te creas que son los discapacitados los que roban tus impuestos, que ya le han recortado todas las ayudas prácticamente, los que te roban son los políticos y similares

    26 febrero 2014 | 14:36

  58. Dice ser Janisj

    Soy miembro de la junta directiva de un AMPA. Hoy la FAPA Giner de los Ríos ha enviado esto:

    Nota de prensa sobre la segregación del alumnado con NEE y el desmantelamiento de la compensación educativa.

    http://www.fapa.es/index.php?m=Documentos&op2=descargar&did=969&tid=8

    LA FEDERACIÓN DE LA COMUNIDAD DE MADRID DE APAS “Francisco Giner de los Ríos” denuncia la exclusión social que están sufriendo muchas familias de esta Comunidad a quienes “avisan” que deben sacar a sus hijos con necesidades especiales de las escuelas ordinarias y llevarlos a escuelas especiales; una visión ideológica inaceptable que se impone mediante la falta de recursos y el desmantelamiento de los servicios públicos de compensación educativa.

    26 febrero 2014 | 16:10

  59. Dice ser berta

    He oído una vez un reportaje por la radio en el que una mamá relataba la experiencia de su hijo autista en el colegio. Ella había tenido la suerte de encontrar un centro en el que se trataba muy bien a niños con problemas tan específicos. Recuerdo que contaba una manera muy bonita de integrarlo con sus compañeros: cada día, uno de ellos se hacía responsable de cuidarle en el patio; el lugar donde más vulnerables se pueden sentir. De ese modo, su hijo se integraba con sus compañeros y ellos aprendían a ser conscientes y responsables de otra personita que era diferente y necesitaba más atención. Todos ganaban. Y, efectivamente, bastante hay que luchar con un niño con problemas añadidos como para que te pongan zancadillas, pero el ser humano es así de “bruto” en numerosas ocasiones.

    26 febrero 2014 | 16:21

  60. Dice ser Manuel

    Bueno, después de leer todos los comentarios creo que son mayoría los que opinan que una integración de los niños es posible, si se dispone de los recursos necesarios. En la Alemania de Hitler la teoría que luego se llevo a la práctica era que eran seres improductivos y por lo tanto caros, primero los separaron, luego todos sabemos por dónde fueron los tiros. En el caso de mi hijo yo no lo llevaría nunca a un colegio normal sin el apoyo correspondiente porque estaría completamente perdido, pero cada padre debe valorarlo porque cada niño es un mundo. Me gusta mucho el ejemplo de Berta, es cierto que el patio es el peor momento del día, y que cada día un compañero haga las veces de ángel es muy bonito y seguramente enriquecedor para todos. A ver si de una vez hay un cambio en la educación ordinaria, porque en la educación de los niños con problemas, si ha evolucionado mucho, y niños que antes estarían en estado “vegetal” hoy tienen cambios espectaculares, en muchos casos por los esfuerzos de los padres en la búsqueda de alternativas al desierto oficial.

    26 febrero 2014 | 16:49

  61. Dice ser Belén Orviz

    Hola.
    He leido todos vuestros comentarios. Tengo un hijo de 34 años con acondroplasia y siempre ha ido a colegios públicos y a la universidad. Fue un niño diferente, un adolescente diferente, un estudiante diferente y es un adulto diferente pero pertenece a esta sociedad y contribuye con su trabajo (es abogado y politólogo) a la economia nacional.

    Para las personas que no consideran la escuela inclusiva un buen método (la profesionalidad de sus docentes beneficia a l@s niñ@s con problemas y nunca perjudica a l@s que no los tienen) les haré una pregunta.
    Si algun@ de ustedes tuvieran un@ hij@ o niet@ con alguna limitación física o psíquica la llevarían a una escuela especializada dónde, automaticamente, estarán ya marginad@s y estigmatizad@s por la sociedad? O normalizamos sus diferencias mezclandol@s, en escuelas públicas, con otr@s niñ@s y les hacemos felices por ser un@ más? Y NUNCA DEBEMOS OLVIDAR QUE SOMOS TOD@S IGUALES ANTE LA LEY Y SIN EMBARGO TOD@S DIFERENTES. Ahí radica la riqueza de la convivencia, tod@s aprendemos de tod@s.
    Además esta convivencia mejorará el respeto de nuestra sociedad futura.

    26 febrero 2014 | 17:07

  62. Dice ser gemma

    Pues a mi me no me importaria en absoluto que en la clase de mis hijos hubiera un compañero con cualquier minusvalia, sea fisica, sea psiquica o con alguna lesion cerebral, porque es una manera de educar a mis hijos tambien, de que vean con sus propios ojos que en este mundo hay niños y/o personas que necesitan mas que otros el cariño y el apoyo de los demas, y por supuesto estaria todo el dia diciendoles que les ayudaran con las tareas, que les esperaran a la hora de salir al recreo, que jugaran con ellos, en definitiva que fueran sus compañeros y amigos.
    Si no recuerdo mal, en los colegios quedan unas plazas sin ocupar para niños con minusvalias, no entiedo el porque los tienen que sacar o te invitan a sacarlos del centro a partir de cierta edad, si existen por ley esas plazas, es mas creo que hay hasta subvenciones para esos colegios.
    Una ultima a esos padres que no son tolerantes con estos niños decirles que la vida da muchas vueltas, muchas… y que no les toque vivir en su propia piel lo que viven estos padres.

    26 febrero 2014 | 17:10

  63. Dice ser Brisha

    @Anton: No estan robando los impuestos. Jamas he considerado eso.

    Vamos a ver. Si deseamos una sociedad justa donde los mas necesitados tengan cubiertas sus necesidades y ademas se incentive la inclusion de los mismos en la sociedad es de “justicia” que la mayoria aporte el capital que es necesario. Asi que solo por tener la conciencia tranquila los “normales” han de pagar lo que se necesita para los “no-normales”.
    El problema es que los “normales” no tienen ese apoyo que seria necesario. Y me explico:
    En los colegios no existe ningun mecanismo que incentive a los jovenes a estudiar. Para que? Nos lo hemos preguntado todos. Porque voy yo a perder el tiempo en esto si no llegare a mucho. Y no nos equivocabamos. O acaso alguno de vosotros tiene un sueldo de mas de 45mil euros al año? Y que sois? Abogados? Asesores politicos o financieros?

    Seamos serios. La clase media crea mano de obra de clase media, gentes que se conforman con un pisito, un coche decente y unas vacaciones al año.. Y reza por no tener la desgracia de tener un hijo con necesidades especiales.

    Solo tengo que mirar a mi alrededor y ver como mis vecinos (gitanos) viven de lo que les da el gobierno y sacan de la chatarra, no dando palo al agua y son felices. Pero no es el futuro que quiero para mis hijos. O mi amiga, que tiene una niña con autismo y aunque la niña es maravillosa con mas edad que mi hija la mayor tiene un distanciamiento que a mi (personalmente) me desesperaria. Y no, tampoco lo quiero para mis hijos. O la autora de este blog, sin ir mas lejos. Que con su amor saca adelante a su familia pero tiene que luchar dia si y dia tbm con la enfermedad de su pequeño.. No, no lo quiero para mis hijos. Porque? porque la vida no deberia tener que pelear todos los dias, llorar porque no llegamos o caer rendidos en la cama despues de un Lunes que parece un jueves.

    Aunque luego, pudiera ser que la lucha merezca la pena, no digo. Y es muy posible que al final la recompensa de tan duro trabajo sea el verdadero paraiso.

    Yo, todavia estoy aprendiendo.

    26 febrero 2014 | 18:16

  64. Dice ser Belén

    Siento haber leído hoy este blog tan tarde. Muy buena entrada. Todos, todos, todos los niños necesitan que el sistema se adapte a sus necesidades. Los mejores profesores son los que saben afrontar la diversidad. Y debemos exigir que en los centros públicos los profesores cuenten con formación y con apoyo para que puedan atender a las necesidades de todas las niñas y niños en su aprendizaje. La integración se practica en nuestro país desde los años 80 con buenos resultados, y la intolerancia social, por comodidad de los profesores o por desconocimiento de los padres, no debe echarnos atrás.
    Todos los niños y niñas tienen derecho a una educación de calidad que les permita llegar al máximo personal. Todos tienen derecho a que se reconozca su esfuerzo y a disfrutar del aprendizaje independientemente de determinados resultados académicos.
    Mis hijas han tenido compañeros con necesidades especiales de distintos tipos y eso ha supuesto un gran avance en su madurez personal, en su sentido del bien común, en su capacidad para mediar, apoyar, colaborar y tolerar. Que son aptitudes que les servirán para todo en la vida, también para esos entornos competitivos a los que tendrán que enfrentarse. No serán el gallito del gallinero ni se enfadarán cuando no tengan la razón, que es lo que las niñas y niños ‘listos’ que no se juntan con nadie que no sea seleccionado artificialmente, hacen muchas veces.
    Los colegios donde la integración, en sentido amplio, no se practica tienen serios problemas de tolerancia y convivencia entre los niños ‘normales’.

    26 febrero 2014 | 18:42

  65. Dice ser Ana

    Las cosas estan cambiando y se empieza por la base, los niños de hoy, que disfrutan de la inclusion, no tendran esos pensamientos y actitudes segregadoras. Es una pena que alguien tenga que sufrir esto, sobre todos vosotros como padres que sois los que os dais cuenta de esos comentarios, pero os doy las GRACIAS, gracias por iniciar esta lucha, porque de ella nos aprovechamos todos, yo como PT me aprovecho y os acompaño en ella, haciendo todo lo que puedo desde dentro, y los niños que acompañan en su vida a mis niños con TEA., tambien se aprovechan, diafrutando de mis apoyos en ocasiones y de la experiencia de saber que somos diferentes y de respetarnos los unos a los otros.
    Animo y gracias.

    26 febrero 2014 | 20:26

  66. Dice ser alpha1983

    Yo he compartido clase con un chico con sindrome de down en una escuela pública durante 6º y 7º de EGB y puedo garantizarle que en las horas en las que estaba en clase el profesor tenía que estar más pendiente de él que de dar clase.
    La mayor parte del día los alumnos con sindrome de down tenían a una profesora de refuerzo, pero durante un cierto número de horas se los repartía por las aulas de la escuela, y durante ese tiempo simplemente no se daba clase de forma normal.
    Si un profesor tiene que estar parando la clase porque el alumno está babeando (lo recuerdo literalmente así) es tiempo que no se está aprovechando. ¿Hay algún motivo para esto? ¿Hay alguna ventaja aparte de que la autora no tenga que llevar a sus hijos en coche a un centro a la otra punta de Madrid?
    Soy consicente que existe un amplio rango de minusvalias mentales, y encima se manifiestan con diferente fuerza en cada individuo. Por eso creo que hay que valorar individuo por individuo si es estas personas requieren de una atención distinta a la del resto de los alumnos, y si es así habrá que ponerles un centro que los atienda en condiciones, pero de ahí a pretender que su derecho a la ¿integración? prima sobre los del resto del alumnado hay un mundo.

    26 febrero 2014 | 23:21

  67. Dice ser Joaquín Llamas

    Hola que tal…

    Me pregunto yo… ¿cabemos todos en este mundo? Supongo que la mayoría diremos que sí… mejor lo pregunto de otra manera. ¿Tenemos derecho a caber todos en este mundo? O acaso algunos tienen más derecho que otros a estar. Porque si pensamos así estaremos justificando muchas de las barbaridades que se han cometido en la historia de la humanidad (o quizás inhumanidad).

    Creo que es correcto pensar que los seres humanos somos iguales y al tiempo diferentes… y creo que es correcto sentir que todos tenemos derecho a vivir nuestra vida… a vivir nuestra vida en sociedad. Pienso que las familias que pretenden educar a sus hijos o hijas dentro de una burbuja artificial, dentro de un entorno que ellos consideran “adecuado” cometen el error de privarlos de lo más importante… de la experiencia y la madurez que proporciona la realidad.

    En fin, considero que sólo una verdadera escuela inclusiva permite avanzar a la sociedad. No creo que debamos sentir la diversidad como un problema, puede que complique las cosas a corto plazo, pero a la larga supone una gran ventaja pues genera relaciones e interacciones más ricas y cercanas a la vida en sociedad, o al menos a una sociedad donde cabemos todos.

    Mucho ánimo y suerte. Un cordial saludo.

    26 febrero 2014 | 23:22

  68. Dice ser Elena

    A pesar de lo que muchos piensan, que cuando no hay recursos es el alumno con NEE quien retrasa al resto del grupo, lamentablemente no es así. Los que se llevan la peor parte son ellos, pues se sacrifica la enseñanza del “más debil” en favor del resto.
    Trabajo en una ONG como profesora de personas sordas y se me cae el alma al suelo cuando me llegan chicos de 18, 19 años a los que hay que alfabetizar porque prácticamente no saben leer y escribir. Qué ha sido de la educación de estos chavales durante esos 18 años? Estoy convencida de que sus compañeros de clase, por malo que digamos que es el sistema educativo, no están en la misma situación.
    Dejemos de pensar que el alumno con NEE retrasa a nadie. Quizá son los demás los que le retrasan a él, pues creedme cuando os digo que se me saltan las lágrimas cuando veo la inmensa capacidad de trabajo y esfuerzo que tjenen estos alumnos cuando se les da la oportunidad de aprender.

    26 febrero 2014 | 23:29

  69. Dice ser esperanza

    En educación ahora mismo no hay recursos. La ratio es cada vez mayor y para un solo profesor con 25 alumnos en clase es imposible atender a la diversidad. Ni recursos ni formación.
    Si ya es difícil atender la diferencia entre los niños `normales` no digamos si además los hay especiales. El perjuicio es fundamentalmente para ese niño especial que de ningún modo esta recibiendo la atención que necesita. Un niño que en la ESO no puede ni escribir ni leer, que no es capaz ni de encontrar su clase y se pierde por los pasillos, incapaz de preguntar, que se hace pis en clase…¿de verdad esta bien? Si hubiese medios y formación…pero no es así. Este niño sufre, muchísimo. Los padres se niegan a que abandone el centro. Es un perjuicio para todos, pero especialmente para el.
    No hay recursos, no hay profesores de apoyo,…no hay. Dejemos las teorías. Esta es la realidad. La veo en mi centro todos los días.

    26 febrero 2014 | 23:55

  70. Dice ser JL

    Bueno, hablaré desde mi experiencia, un año en mi colegio (2º de EGB creo recordar) entró una niña en clase que tenía necesidades especiales, yo era bastante pequeño y no sabría decir que tipo de discapacidad tenía, pero sí recuerdo perfectamente que estaba rompiendo constantemente el ritmo de la clase, gritaba constantemente, se frustraba porque no comprendía las lecciones, tenía problemas de incontinencia y había que atenderla, no se enteraba de nada, escupía, etc, y era incapaz de relacionarse con los compañeros, y quedaba excluida, simplemente la empotraron en la clase y ya está.
    Si esa es la situación que se sigue dando en los colegios, sinceramente, lo mejor es que a estos chavales los atiendan profesionales que sepan dedicarse a ellos según sus necesidades.
    Otros foreros comentan que eso no es exclusión, y pienso igual, hay chavales que si pueden integrarse y normalizarse en una clase con chavales normales (o como quieras llamarlos) y terminar todos los niveles de la educación (con o sin ayuda de profesionales de apoyo), pero sí te puedo decir que hay situaciones en las que eso es imposible, y no solo perjudicas a estos niños, si no (aunque suene duro) los compañeros que lo sufren, y eso es lo que yo viví.

    26 febrero 2014 | 23:58

  71. Dice ser Tia de SobrinoS

    A mi me hace eso de que un niño con problemas retrasa a la clase, ¿la retrasa en que exactamente? A ver si el problema de la educacion en España va a ser ahora de los niños con autismo o down, vamos hombre.

    Y yo ademas prefiero que mi hijo aprenda los rios, la informatica y el ingles mas tarde pero que aprenda desde bien temprano a respetar al diferente, a cuidar y ayudar a la gente que lo necesita mas, a ser solidario, a tener paciencia y en definitiva a ser buena persona, cosa mucho mas importante que cualquier asignatura.

    27 febrero 2014 | 00:35

  72. Dice ser yomismo e irene

    Los niños retrasados rompen el ritmo de la clase, por no decir algo mas fuerte como pegar patadas (al profesor), insultar, babarse, cabrear a los demas, interrumpir la explicacion, sobar (a la profesora) o peor. Para colmo suelen tener un/a profesor/a de apoyo que habla a la vez que habla el/la profesor/a.
    Ya no digamos tener varios, y mas aun tener gitanos en la clase.
    Y si hay consejo escolar mafioso de los chupa-subvenciones que se reparten entre ellos mientras el colegio/instituto no tiene ni para tizas, algun profesor/a se lleva el pack completo special retarded ademas de tener que hacer el bus, tener una mierda de horario de guardias, y de horario con horas por medio para que estes 15 horas en el colegio/instituto.
    Ademas los retrasados o los gitanos suelen tener un valor añadido que son los padres tocacojones o agresivos que suelen tener el apoyo de director/a y jefe de estudios mafiosos que se llevan las subvenciones por no aguantar a estos, y si te abren expedientes por aguantarlos tu a peticion de sus padres.

    Lo mejor para superarlo es medicarse con antidepresivos y tranquilizantes, pedir bajas de vez en cuando, rezar para que los padres de estos no intenten abrirte expediente o convencer a los demas padres, y ponerles matriculas de honor para que te dejen en paz.

    Era broma, tienen que tener clases especiales para ellos, en una clase normal no podrian pasar de curso.
    No se va a clase a sufrir y aguantarlos, estudiar y aprender es un esfuerzo en el que tienes que estar fresco y atento (en las mejores condiciones posibles) y no estas/estan para hacer de niñeras o aguantar historias tanto profesores como alumnos.

    Pueden hacer hasta carreras universitarias si quieren, pero a otra velocidad y con otros medios y por supuesto en otro colegio y/o otros profesores adaptados a ellos (y que les paguen muy bien).
    Por cierto, a los niños gitanos les suele sorprender que no les tengas miedo.

    Ya esta bien de decir tonterias y solo lo politicamente correcto. Hay que hablar claro y no solo llenar el blog con memeces.
    Otra cosa, la mayoria de los profesores son autenticos ineptos que solo hacen horas y que no comprendo como han conseguido la plaza o el trabajo.

    Para terminar, estos niños de caracteristicas “especiales” son un “problema” (un problema que te cagas).
    Podeis decir que es muy enriquecedor y todo lo que querais, pero unos padres de un niño normal (sin taras o etnias conflictivas por no decir de raza hindu) querran siempre que en clase de su hijo no se encuentren estos elementos enriquecedores de las mañanas.

    Hay niños/as con taras e incluso gitanos que son trabajadores, se esfuerzan y que se portan bien, pero son un porcentaje bajisimo, infimo, pero existen.

    27 febrero 2014 | 03:05

  73. Dice ser Downtown girl

    Dependiendo de la etapa educativa en que se encuentren, ejercerán un retraso menor o mayor. Como mencionas, imagino que en infantil se nota menos. En primaria algo más, ya que aumentan las actividades en grupo o trabajos… Y se empieza a notar la diferencia. Alguna vez fui con un compañero como-le-queráis-llamar y, bueno, era un poco molesto; ya que aparte de no cumplir (que es comprensible), no respetaba ciertas convenciones sobre actitud, digámoslo así. Este compañero ya no estaba en secundaria. En esa etapa tuvimos a otro compañero que realmente no tenía problemas de ese tipo, o de tenerlos serían muy leves, pero se magnificaban a la hora de trabajar en grupo. En fin, creo que compartir clase no debería dar mayor problema hasta finalizar primaria. Más allá, a nivel educativo y social, es bastante más probable que sí haya problema. Con esto no digo que no haya otros compañeros que puedan retrasar una clase, claro; pero creo que no es ése el tema de esta entrada.

    27 febrero 2014 | 05:07

  74. Dice ser Manuel Moya

    Hola. Soy orientador en un instituto público de Cartagena (Murcia).
    Afortunadamente, mi centro fue pionero en la integración de chicos con necesidades educativas especiales desde su creación en los años 80.
    Hace ya unos 10 años empezamos a integrar también alumnos con Trastornos del Espectro Autista, siendo el primer centro de la región que lo hacía en aulas ordinarias.
    Deciros que la experiencia ha sido absolutamente positiva para todos los miembros dela comunidad escolar.
    En mi centro, que os recuerdo que es de secundaria, conviven con normalidad chicos con discapacidad motora, inmigrantes, TEA, chicos con retraso cognitivo, rubios, morenos…
    NO es el paraiso de la integración educativa, pero se le parece bastante.
    Desgraciadamente no puedo decir lo mismo de otros centros del entorno, especialmente de los concertados, pero si puedo afirmar que un buen clima de integración y normalización depende mucho de las personas que forman el centro, especialmente, de su equipo directivo.

    27 febrero 2014 | 08:32

  75. Dice ser Inés

    Voy a hablar como niña que compartió aula con otra con autismo hace ya 30 años.
    Para mí no fue en absoluto enriquecedor. En el caso de esta niña nos pegaba, gritaba, escupía, insultaba,…. Evidentemente nadie quería tener relación con ella.

    También tuvimos otra niña con síndrome de Down y era una ricura, pero no nos engañemos, sí retrasaba el ritmo de la clase y tenía desdobles para algunas materias.

    En la universidad compartí aula con un chico paralítico y ningún problema, todo lo contrario.

    Así que yo creo que la integración depende de la discapacidad y el grado de la misma.
    Y entiendo que, cuando en un colegio “invitan” a buscar un colegio especial, es por el bien de todos.

    27 febrero 2014 | 08:55

  76. Dice ser albitaguapa2

    luego nos asombran los resultados de los informes PISA si tantos padres creen que conel nivel ridículo actual de conocimientos se les presiona mucho, el colegio es para aprender los ríos, a comprender lo que se lee, el razonamiento matemático, lo demás en casa, so paletos

    27 febrero 2014 | 09:04

  77. Dice ser albitaguapa2

    elena que me parto, los de nee se retrasan porque no son normales, se retrasanporque se les mete en un nivel que no les corresponde, cuantas tontería decís madre mía, si estuvieran en colegioes especiales ellos aprenderían más y en los colegios ordinarios también

    27 febrero 2014 | 09:07

  78. Dice ser Joselito

    Yo estoy a favor de los colegios que integran. Por un motivo muy sencillo, que he visto en mi hijo de 7 años. Desde los 3 años, él siempre ha ido un poco por detrás de los demás, incluso lo evaluaron varias veces porque parecía tener algún problema que por ahora parece que no es grave.
    Sin embargo él me habla de otros niños que tienen alguna discapacidad, pero habla de ellos por su nombre, y solo sabe que están en “otra clase” y que tienen unos profesores especiales.
    Este colegio es el que me toca por mi vivienda, y no lo he escogido. He ido al que me ha tocado. Y estoy bastante satisfecho. Claro que hay problemas, siempre hay algunos problemas. Pero sin embargo lo más sorprendente para mí ha sido que los niños ven a los niños como niños. No saben nada de discapacidades. Nadie les ha dicho que esos niños que van a esa “otra clase” tienen algo diferente. Ellos no ven la diferencia, porque la diferencia no es distinta de que sean gordos o flacos, altos o bajos, rubios o morenos. Para ellos es otra parte más de esos niños, e incluso se hacen bromas entre ellos en los pasillos. Y lo que tengan unos no afecta a los otros. En niguna de las dos direcciones.

    27 febrero 2014 | 09:32

  79. Dice ser Antón

    Mensaje a los padres con pensamientos segregadores ( aquellos que no están de acuerdo con que haya niños especiales en las clases de sus hijos) Tengan mucho cuidado con lo que inculcan a sus hijos, no vaya a ser que se conviertan en monstruosidades como albitaguapa2 y yomismoeirene, estos son los especímenes que estarán creando.
    Espero que estos sean minoría, porque sino, ir preparándose para el próximo paso que ya todos sabemos cual es…

    27 febrero 2014 | 10:05

  80. Dice ser Cova

    Yo tengo casi 27 años y toda mi vida estudié en un centro concertado en el que había niños con necesidades especiales, discapacidades o como se quiera denominar, en mi época cuando se les denominaba alumnos de integración.

    Para mi siempre ha sido algo relativamente normal, y me pareció algo enriquecedor para mi vida, porque te hace darte cuenta desde pequeño que hay una realidad diferente a la que vemos en nuestro día a día y a la que nos quieren enseñar algunos.

    Es cierto que había casos más graves, que se tuvieron que ir a centros especializados porque estar en un colegio con un ritmo “normal” aminoraba los progresos que podían llegar a conseguir en un centro especializado, pero hablo por ejemplo de un caso que recuerdo que era una persona con una discapacidad bastante elevada, pero que sus padres no terminaban de asimilar; con el paso de los años reconocieron que lo mejor que pudieron hacer fue llevarle a un lugar especializado donde ha podido llegar a ser una persona prácticamente independiente.

    Es cierto que especialmente la época de la adolescencia puede ser más dura para estas personas, pero al tenerlos en clase desde pequeños, y compartir con ellos todo tu crecimiento lo ves como uno más, y muchas veces tiendes a ayudarles, por lo que al menos en mi caso en la adolescencia todos éramos motivo de mofa de alguien, excepto ellos, todos les respetábamos.

    Puedo contar muchas historias, y lo feliz que me siento de haber crecido en un entorno así, es de lo mejor que guardo de haber estudiado allí y es que al finalizar mis estudios escolares y conocer a mi pareja, me sorpredió muchísimo algunas de sus reacciones al ver gente con discapacidad intelectual, y al hablar sobre el tema me di cuenta que el, al haber estudiado en institutos y colegios públicos nunca o casi nunca había tenido compañeros con estas necesidades en su entorno, es algo que me pareció alucinante y cabreante

    ¿cómo es posible que tengan que irse a centros privados/concertados?
    ¿de verdad es porque no les quieren en lugares publicos?
    ¿no tienen bastante con las pocas ayudas que tienen estas familias?
    ¿no se supone que los pijos/ elitistas somos los de la concertada?
    y lo peor…

    ¿Esto sigue pasando casi 10 años después?

    ALUCINO, ánimo a las familias.

    Perdón por el tostón

    27 febrero 2014 | 10:19

  81. Dice ser Marta

    Muy triste que pasen estas cosas.

    27 febrero 2014 | 10:39

  82. Dice ser Lourdes Prieto

    La mejor amiga de mi hija en la escuela es una nena con necesidades especiales, estoy encantada, mi hija también. Lo triste es que a veces se me queja de que los niños (tienen 9 años) le dicen que no vaya o juegue con esa niña. Suerte que el profesorado está implicado, pero me sigue doliendo que otros nenes le hagan estos comentarios por tener una amiguita “mas lenta” según ellos.

    27 febrero 2014 | 11:11

  83. Dice ser Almudena

    Yomismo e Irene, hay niños/as sin taras e incluso españoles payos que son trabajadores, se esfuerzan y que se portan bien, pero son un porcentaje bajisimo, infimo, pero existen.
    Sin ir mas lejos, mis dos hijos, por supuesto. (esto es una ironía, por si alguien no se da cuenta)

    Manuel Moya, totalmente de acuerdo, todos los centros con alumnos NEE no son iguales, y la actitudo del equipo directivo hace muchísimo.

    El que la integración no funcione por falta de medios no es motivo para decir que no se haga, sino para exigir que se den esos medios. Además los centros de educación especial también requieren muchos medios para funcionar bien. Si no estamos hablando de almacenar a los niños “diferentes” donde no se les vea ni molesten.

    En mi infancia los niños con sindrome Down iban a colegios especiales, en la de mis padres no iban a la escuela, y en la de mis abuelos se les encerraba en casa y no salían para que nadie supiera que tenían un hijo tonto… Creo que a alguno de por aquí le gustaría volver a eso, solo que no se atreven a decirlo claramente

    27 febrero 2014 | 11:37

  84. Dice ser Esperanza

    Hola, mi hijo tienes ciertas dificultades de aprendizaje. Cuenta con una PT todos los días una hora, tres días dentro del aula y dos fuera. Sus compañeros lo ven normal, y mi hijo está muy integrado, bueno no es correcto en este caso llamarlo asi, es uno más.
    Su tutora les ha inculcado un respeto no por mi pequeño, hay otro niño con autismo también, si no respeto hacía todos y todo lo que les rodea. Con mi pequeño cuentan para todo y si es necesario le llevan donde sea. Cuando llega a las actividades extraescolares están deseando verle y se dan unos besos y unos abrazos que da gusto verlos.
    Él ha comenzdo a leer y a escribir como los demás, la escritura le cuesta un poco más pero lo quiere hacer sólo porque los demás compañeros cuando lo ven y ven que lo hace le felicitan y él se enorgullece de su trabajo, le aporta mucha autonomía y una gran autoestima.
    Creo que exceptuando, cuando hablamos de casos graves en los que se necesita ayuda más específica, es donde mejor están. Están rodeados de sus iguales, porque son todos NIÑOS, él siempre acaba sus trabajos, no es chapucero y lo hace corectamente, muchos de los niños con las posibilidades 100 por 100, no lo hacen.
    Respeto y educación, es lo que hace falta no sólo en el colegio ya sea público o privado, los niños son esponjas y a veces oyes hablar a los padres de una manera que entiendes que un niño aparte a otro sólo porque no lleva unas zapatillas de la marca que se lleva.
    Somos personas vamos a comportarnos como tales.

    27 febrero 2014 | 15:57

  85. Dice ser Mimi

    A veces el problema puede ser el contrario.Mi hijo de 12 años estudia 1 ESO en un centro público en el que hay un compañero diferente…por lo que el cuenta ,creo que un niño con Asperger,y serios problemas de comportamiento.Nadie les ha explicado nada,ellos sólo notan que dice incoherencias, dibuja, no atiende, interrumpe, insulta,pierde fácilmente los papeles…no hay manera de dar una clase entera en paz según ellos…pero lo que menos entienden es porque los profesor le levantan o compensan castigos o le toleran cosas q no harían con los demás y que ellos viven como un agravio comparativo.La diversidad enriquece, pero la información más….

    27 febrero 2014 | 16:56

  86. Dice ser Dina...mita

    ¿Por qué siempre se nos olvida hablar de derechos? ¿Por qué nunca cuestionamos que es el sistema (educativo en este caso) el que no funciona y es necesario darle la vuelta? ¿Dónde ponemos la mirada? ¿Qué nos interesa? ¿Recursos? ¡Venga ya! Que son necesarios, sin duda; que son el problema: demagogia.

    27 febrero 2014 | 23:57

  87. Dice ser Jara Perdomo

    En Madrid tienen un problema gordo con la inclusividad, de hecho, no les interesa en absoluto solucionarlo. Y así se demuestra en su normativa respecto a la educación de las personas con NEAE y en particular con las NEE. Con una normativa regulada al día, este tipo de problemas de rechazo en el centro escolar no existirían ni de lejos. Eso sí, dudo que les interese regular esto. O peor, si dejasen ahora mismo al PP regularlo seguramente tendríamos a este tipo de alumnado en centros específicos “lejos” e “ignorados”.

    02 marzo 2014 | 13:09

  88. Dice ser Pepe Hurtado

    Impresionante lo que acabo de leer, pero aún más impresionante mi experiencia, en la que un grupo de padres ha hecho un escrito a la delegada de educación de nuestra provincia para solicitar apoyo para dos niños especiales, uno de los cuales es nuestro hijo, aduciendo peligrosidad o posibilidad de que se vea afectado el rendimiento del resto de niños. El artículo resume de manera certera lo que sentimos como padres en esa situación, en nuestro caso además vamos a tener que recurrir a un abogado para defender la dignidad de nuestro hijo y realmente es espeluznante la manera en la que algunos padres defienden tal imbecilidad con la mayor naturalidad. Basura Humana.

    03 marzo 2014 | 11:51

  89. Dice ser Paloma Viera Perez

    Hay un refrán que dice: !No hay mas sordo que el que no quiere oír, ni mas ciego que el que no quiere ver¡, a dios gracias somos muchos y todos diferentes y eso es lo que nos hace ricos. Aquellos que no están en este barco y ya son muy mayores para hacerles cambiar, decirles que : lo siento por que morirán ignorantes de lo que es la vida, a sus hijos decirles que: lamento que tengáis unos padres con carencia de valores, pero saber que las puertas a lo desconocido están abiertas y que el resultado puede ser fantástico!!!, yo os invito a que descubráis por vosotros mismos !Quien es quien¡ independientemente de la decisión que hallan tomado por ti!!!.

    06 marzo 2014 | 11:54

  90. Dice ser ramon

    ME ENCANTA EL COMENTARIO…”A los padres de niños neurotípicos, o normotípicos o normales o cómo demonios queráis llamarles… si vuestros hijos están en un colegio en el que hay niños como Jaime o Arturo (o Sandra, Diego, Alejandro o Gonzalo), no creáis que la educación de vuestros niños se va a ver perjudicada. En absoluto. De hecho, por cursi que suene, puede suponer un importante aprendizaje para ellos (mucho más que saber los ríos de España) y contribuir a su calidad humana”… ES MUY CIERTO, papas de niños normotipicos ” pisad tierra” vuestro mundo irreal tomara conciencia si vuestros niños conviven un poquito con los nuestros… es una gran leccion para aprenderla todos!

    09 marzo 2014 | 21:43

  91. Dice ser María

    Soy maestra de primaria, en concreto del tercer ciclo y algunos cursos he tenido niños con NNE, autistas, asperge etc. Tengo que decir que siempre lo he llevado muy bien y no me han causado ningún problema pero este curso tengo un chico con Sídrome de Dpwny que aunque me pese tengo que reconocer que es insufrible la situación para los compañeros y para él mismo ya que no deja trabajar, no para de gritar, tirar los libros y llorar porque quiere que nos vayamos al patio, además tengo otro chico con autismo al que no puedo atender porque el otro no me deja y una niña con dificultad de aprendizaje que está dejada por la misma causa, me parece que estos también tienen derechos… La integración está bien en ciertos casos pero en otros es una falacia que les es muy útil a los políticos para ganar elecciones.

    04 octubre 2016 | 22:16

  92. Dice ser Luisa

    Yo respeto.mucho tu opinion, pero sinceramente no.me gustaria que mis hijos estudiaran con niños down, dado que me parece q su ritmo es lento y asi mismo tendria qie ser la clase. A ellos si les conviene estudiar con niños normales pero a los normales pienso que no… los colegios tienen un ritmo añque deben frenar por temer niños down en clase… ellos no aprenden igual de rapido…dwbwn estudiar en un ñigar donde esten solo ellos. tampoco me gustaria que mi.hijo andara con niños down…. eso seria un retroceso. Espero mi opinion sea respetada.

    08 noviembre 2016 | 05:32

  93. Dice ser Luisa

    que pena no aceptar eso pero no lo.comparto. no quiero qque mis hijos retrocedan como los.down.

    08 noviembre 2016 | 05:39

  94. Dice ser Kamon

    Soy una persona dentro del espectro autista (Asperger) y todo lo que has dicho es cierto.
    En mi instituto apenas hay recursos para la gente como yo. Los profesores me tratan, en mi caso, como si no supiera nada. No me dan siquiera clases de apoyo más allá que para habilidades sociales “porque no hay recursos”.
    Casi me iban a mandar a un centro específico para la gente con esta condición, pero por mi CI en la media al final la Administración y el EOEP se negó. O sea, estamos en tierra de nadie. No tenemos las adaptaciones necesarias pero sufrimos el estigma y rechazo de padres y alumnos. La verdad, este sistema educativo es un asco.

    16 agosto 2017 | 21:10

  95. Dice ser laila

    Pues yo pienso que realmente la “integración” no es posible, lo siento. He estado en colegios e institutos conviviendo con chicos con cierta discapacidad y a los 3 les daba por lo mismo: seguir a las chicas hasta el water… Perseguirlas hasta su casa.. Tocarse… Yo sufri el asunto con 1 y recientemente tuve un caso parecido. Claro ya son mayores de edad.. Van a clase a tocarse los cojones.. Y para 1 que hay que se esfuerza el resto son unos guarros. Aparte que la gente dice eso de “pobrecito” mientras nadie te escucha cuando el retrasado que le da por tocarte las tetas al menor descuidi te sigue hasta tu cass y te espera al salir de clase para perseguirte. No por favor, que hay que integrarlo. Claro.. Y a mi y a las otras chicas quien las ayuda?

    Los centros o institutos solo dicen que tengas “paciencia” pero ya me gustaría ver si persiguiendo a su hijas las y los profesores pensarian lo mismo.

    Mientras vas con miedo al water. Miedo y incomodidad de tener a un retrasado en clase que se sienta a tu ladi para mirarte entera de arriba a abajo y tocarse sin que lo vean los profes. Los compañeros te “ayudan” ?? Con sus comentarios graciositks de wue igual el retrasado te quiere. Claro.. No les pasa a ellos. Todo muy divertido, vaya.

    Al final el buen alumno llega a dejar de estudiar por ciertos acosos de retrasados guarros y ellos se quedan alli molestando a la siguiente chica, mientras no hacen otra cosa.

    Integración? ?? No gracias

    03 octubre 2017 | 20:38

  96. Dice ser Rosa Ma.

    He leido todo lo que decis. Creo que no es posible que se integren algunas personas. El sistema educatico es muy generam pero hay que pensar en todos.

    Yo he trabajadi con gente de sindrome de down y no hay algo mas repetitivo que ellos. Retrasan tu trabajo continuamente.
    Como algun comentari tambien he tenido problemas con 1 chico que iba ami clase que era subnormal y acisaba a las compañeras. A las chicas nadie les ayudaba pero a el encima que era el acosador le decian que daba pena y todo eso. Era asqueroso cuando decia cosas en clase. Tambien tuve 1 compañero sordomudo que era un amor de chico y muy educadi y suoer inteligente. Nunca lió nada. Pero hay subnormales que con el rollo de tener esa subnormalidad se aferran y hacen lo que quieren.

    La integración es dificil y poco soportable en muchos casos. Tuve 1 vecina quebsu hija era enferma de algo.mental y agredia a su madre.. Era terrible oir gritos y peleas todos los dias. Agredio al perro de 1 vecino y como era enferma mental no paso nada. Siguió peleando con su madre fuertemente y ahora ya no vivo alli pero me daba miedk salir de casa.. Quemo mi puerta de entrada.. Me decia puta y cosas si me veia y me pobia cara de loca.

    Lo de ser todos iguales es lo bonito de las pelis pero no es verdad. Asumirlo es lo principal.

    03 octubre 2017 | 20:47

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.