BLOGS
Madre Reciente Madre Reciente

Vivir es cabalgar un dragón y disfrutar del viaje

Cuando el colegio te dice que tu hija de 7 años no puede ir a una excursión por tener diabetes y una bomba de insulina

Hoy, 14 de noviembre, es el Día Internacional de la Diabetes. Un día instaurado en 1991 para concienciar sobre esta patología, para prevenirla en los casos en los que es posible, para normalizar el hecho de vivir con diabetes, para promover su investigación…

Bomba de insulina de Medtronic.

Hoy es el día perfecto para hablaros de unos padres que están siendo ejemplares en cómo encarar la vida con un hijo con diabetes, que están logrando que su niña crezca sana y feliz, sin perderse nada, consciente de su enfermedad pero sin vivir dominada por ella.

Una niña, unos padres, que merecen toda la ayuda y el apoyo por parte del centro escolar en el que la pequeña pasa tantas horas y sobre el que pivota en gran medida su mundo. Lo que no pueden encontrarse es que ese colegio les meta palos en las ruedas. Palos nacidos de la falta de voluntad por hacer las cosas bien, de la falta de empatía, ni más ni menos.

Hoy solo voy a ser el altavoz de un padre que solo quiere lo que es justo, que su hija sea igual que el resto de sus compañeros, que pueda acceder a las mismas experiencias.

Sirva además la carta de este padre como ejemplo de lo que con frecuencia enfrentan los padres de niños con diabetes en los colegios.

Demasiado a menudo se encuentran con profesionales de la enseñanza a los que les puede el miedo, las pocas ganas de complicarse la vida o directamente la mezquindad, olvidando que sus decisiones tienen efecto directo en la memoria, el desarrollo y la ilusión de los niños.

Mi hija tiene 7 años (esta semana hace los 8), va a Tercero de Primaria, le gusta dibujar y el teatro. Le encantan las manualidades y si se encuentra una caja de cartón, ya esta ideando en qué puede transformarla. Como esta semana es su cumpleaños, está súper nerviosa pensando en los regalos y en la fiesta. Y además  de todo esto, tiene Diabetes Tipo 1. La Diabetes lleva con ella 7 años, así que es de esas “anomalías” que ha integrado y hemos integrado en nuestro día  a día de tal forma que es completamente normal. Y siempre hemos querido que fuera así. Como padres nunca hemos querido que nuestra hija tenga un trato de favor especial por tener diabetes, sí que queremos que ella sea consciente de la enfermedad y que sea responsable con ella, que aprenda a controlarla y gestionarla para que no le resulte un impedimento. La hemos enseñado que la diabetes es una patología pero, y muy importante, NO ES UNA EXCUSA, que ella puede hacer todo lo que se proponga sin que la diabetes se lo impida.

Hace 7 años, me prometí a mi mismo, que educaría a mi hija desde la NORMALIDAD, es decir que haríamos lo posible para que la diabetes no ocupara mas espacio del que se merece, estaría presente en nuestra vida, pero no sería la protagonista. Hemos ido pasando hitos como la primera vez que se quiso quedar a dormir con alguna prima, la primera fiesta de cumpleaños con chuches a todo trapo, el primer fin de semana que la hemos tenido que dejar a cargo de algún adulto que no fuéramos nosotros, cuando entró en el colegio, cuando hizo la primera excursión. Un montón de primeras veces que hemos ido capeando, planificando, y lidiando. Hasta que llego la primera excursión con el colegio con noche incluida.

Este año es el primero que se van a una granja escuela y pasan allí dos noches. No es una actividad sorpresa, se lleva haciendo años en el colegio (un centro concertado de la zona sur de Madrid del que de momento prefiero no dar mas datos). Y los niños llevan hablando de ello desde que empezaron Primaria, conocedores de que será su primera gran salida con los amigos. Desde que vino con la autorización a casa todos los días salía algo de la excursión: “Voy a dormir con Menganita y vamos a montar a caballo, y creo que puedo llevarme un móvil  para llamaros, y ¿las literas son de 2 o de 4? Porque Fulanito dicen que son de 4… entonces ¿puedo dormir con mas amigas? Y…”

Como estas cosas se saben con tiempo, el núcleo familiar se empieza a mover y empezamos la planificación con el centro para que la salida no se convierta en un quebradero de cabeza para nadie. Pedimos menús, quienes van a la excursión, quien se va a hacer cargo de los controles de los niños con diabetes (en clase hay otro niño con diabetes) qué  datos necesitan de los padres, la persona que se responsabilizara de los niños con diabetes ¿tiene toda la formación? ,¿es tal vez personal sanitario como el que la atiende todos los días en el centro?. Básicamente recabar toda la información con tiempo. El primer contacto del colegio es para tranquilizarnos a los padres con un “no os preocupéis que esta no es la primera vez que hacemos algo así, que ya hemos ido muchas veces a la granja con niños con todo tipo de necesidades, y esta no es una excepción” Esto tranquiliza, pero no cierra nada. Que me tranquilicen está bien, pero que me aporten datos y respuestas estaría mucho mejor.

En vista de la situación nos permitimos la licencia de preparar toda la documentación necesaria que tiene que tener la persona que va a estar a cargo de la diabetes de nuestros hijos durante la salida. Y preparamos unos vídeos sobre cómo  hacer un cambio de catéter (los dos niños tienen tratamiento de infusión continua de insulina) pedimos a la granja que nos manden los menús para contabilizar las raciones y las cantidades que se le tienen que poner en cada comida, preparamos un “manual” de que hacer en caso de hipoglucemia, qué  valores tienen que controlarse… Básicamente recopilar la mínima información necesaria.

Una vez que el colegio recibe la información nos convoca a la primera reunión (a 12 días de la salida) y primera sorpresa, el mensaje que se nos trasmite es “el centro ha decidido que vuestros hijos no pueden ir a la excursión porque llevan bomba de insulina”.
-¡¿Cómo?!
– Pues eso.. que como los niños llevan bomba, eso es muy difícil y no pueden ir. Si fueran con jeringuillas no hay problema, pero con bomba sí.
– Reconozco que lo de bomba suena mal… pero que esto es una maquinita mucho mas sencilla de usar, mejor que estar pinchando a los niños para poner la insulina. Pero además  es que  el problema en todo caso no es el uso de la bomba, sino el tratamiento en sí… es decir, controlar las comidas, llevar lo controles, controlar las noches… vamos lo que viene siendo el control de una diabetes.
– Que no, que no… que el problema es la bomba.

Y así aproximadamente dos horas de discusión. Afortunadamente, somos personas razonables y llegamos a un acuerdo: buscar a una persona que puedan ir con los niños. Y que el colegio solicite la ayuda a la comunidad para pagar a esa persona. Nosotros los padres, nos ponemos en contacto con las asociaciones de diabéticos para que nos busquen a alguien que pueda ayudarnos con todo esto.

Segunda reunión (a 10 días de la excursión). El colegio cambia postura. Los niños pueden ir a la excursión pero (siempre hay un pero) el colegio no se puede hacer cargo del pago de esa persona que va a ir con ellos y lo tenemos que pagar lo padres.
-¡¿Cómo?!
– Pues eso… que ni la comunidad ni educación ni nadie le presta este tipo de ayudas. Y el centro tampoco. Así que si queréis  que vayan vuestros hijos, lo pagáis vosotros.
– Pero eso suena un poco a discriminación ¿no?
-¡¿Cómo?! (esta vez es el colegio el sorprendido)
– Pues eso… que si mi hija para ir de excursión tiene que pagar más que el resto de los niños por que tiene diabetes… pues suena un poco raro ¿no crees?
– Pero no es por la diabetes, es por tener bomba…
– Y vuelta a la bomba… ¿es decir, que si le cambio el tratamiento a mi hija entonces sí que puede ir, pero si va con un tratamiento que es mejor para ella y su salud, entonces no?

Y volvemos a otras dos horas de amarga discusión, de amenazas de unos y otros, de si no es discriminación o sí lo es...

Entonces es cuando te das cuenta de que la situación que vives no es normal. Que la diabetes, que tú crees tener controlada, de vez en cuando hace de las suyas y vuelve a convertirse en protagonista de tus conversaciones, de tus preocupaciones y de tus noches en vela…

Resultado final: los niños sí van a la excursión, y la normalidad de nuestros hijos la pagamos sus padres.

Y creedme. No es por la cantidad a pagar, que aunque fuera solo un euro me pasaría exactamente lo mismo… Es la sensación que tengo que pago por silenciar una injusticia. Pagar por llevarle la razón a alguien que no gestionó, controló o planificó adecuadamente. Pagar simplemente por el hecho de pagar y por demostrar que la solución a todos los problemas no es la voluntad de las personas, es el dinero.

Y ahora llega la moraleja… ¿Me voy a quedar aquí? NI DE BROMA. Esto no termina aquí. Ahora lo pago. Pero lo voy a pelear porque el año que viene será otra excursión, o serán otros niños haciendo esta misma, o será otro hito diferente, o otra enfermedad… pero esto no puede quedar así.

Busco aliados en mi lucha y objetivos contra los que luchar. La culpa y las responsabilidades son compartidas. Cada cual asumimos nuestra parte y nos responsabilizamos de ella. Y el que no cumple con su parte, tiene que saberlo y hacer lo posible para que no vuelva a pasar.

Porque… ¿Y tú?¿Eres normal?

33 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Buenas,

    lo de siempre el desconocimiento y la ignorancia genera miedo, esperemos que esta sociedad vaya espabilando porque sino seguimos igual de atrasados y catetos.

    Besos!

    Anabel

    14 noviembre 2017 | 08:13

  2. Dice ser Colegios Madrid

    Es una veguenza que estas cosas estén pasando en el Siglo XXI, se dilapidan fortunas en gilipolleces por parte de los políticos en lugar de ayudar con temas como estos…

    14 noviembre 2017 | 08:23

  3. Dice ser Arima

    Yo tu be que firmar un documente en el cual corría con todos los gastos :ambulancia, helicóptero, médicos. ..si mi hija de 15 años y con asma la tenían que venir a rescatar en una caminada alrededor del pueblo donde vivimos. Ella nunca tuvo ninguna crisis ni nada parecido. Es muy deportista. Vergüenza para el instituto. Pero ella fue y no paso nada, gracias a dios, si no me hubiese salido cara la excursión.

    14 noviembre 2017 | 09:07

  4. Dice ser Websmr

    Bueno en parte es normal.

    Hay que pensar que un docente que de por si tiene una responsabilidad enorme por hacerse cargo de un montón de niños no puede además cargar con dos de ellos a los que le tiene que prestar especial atención teniendo además poca o ninguna experiencia con niños diabéticos.

    Por otra parte el centro debería encargarse de buscar a una persona que se haga cargo de los pequeños aunque luego la parte económica salga a repartir como es lógico, ya que es una excursión creada por ellos y deben tener en cuenta todas las posibilidades para que todos los niños puedan disfrutar de ella.

    14 noviembre 2017 | 09:51

  5. Dice ser marian

    Que vayan los padres, lo siento pero la responsabilidad es mucha y si no hay fondos, no hay.
    Simple, si quieres que vayan o lo costeas, o vas tu o se quedan en casa, son tres opciones, porque claro, si luego pasa algo… denuncia al canto y al personal que haya ido y al colegio lo destrozan.
    Ej.: Cuando tienes un terminal en casa, tras mucho luchar te adjudican una ayuda (respiro familiar), por el que una persona va a tu domicilio durante dos horas mientras tu puedes hacer cosas dentro o fuera, pues bien, esta persona que se supone “ayuda”, no da de comer al enfermo (aunque sea por sonda) ni administra medicinas (demasiada responsabilidad), si quieres ese servicio o lo haces tu o lo pagas, sin mas esto igual.

    14 noviembre 2017 | 10:07

  6. Dice ser Warp

    Un maestro es un maestro, no un enfermero.

    Tengo amigos docentes en distintos niveles y ven cómo cada año les asignan más y más alumnos con necesidades especiales, enfermedades que precisan de atención constante, autismo profundo, minusvalías… y se les pide que cuiden de ellos, que los atiendan específicamente, que sepan cómo actuar si aparece una crisis y que se responsabilicen si pasa algo.

    En una ocasión tuvo un niño de 3 años justamente con diabetes y el problema no era tanto el niño como la paliza que suponía aguantar a los padres: “¿Ha merendado? ¿Se ha medido la glucosa? ¿Cuánta insulina se ha puesto?” Al final tuvo que pedir que se personara un padre a la hora de la merienda porque no podía dedicar tanto tiempo al chiquillo y desatender a todos los demás.

    La integración me parece genial, pero que pongan personal específico que atienda esto para que el docente se dedique a lo suyo.

    14 noviembre 2017 | 10:37

  7. Dice ser Responsabilidades

    Sólo tengo una pregunta y ya sé que es fácil aventurar una respuesta pero no quiero adelantarme al futuro: ¿qué habría pasado si la niña va a la excursión y sufre algún tipo de problema? ¿A quién se le habría “caído el pelo” por ese problema? ¿A la niña? ¿A los padres? ¿Al profesor o encargado de la excursión? ¿Al centro docente?
    Porque somos especialistas en juzgar los hechos sin conocerlos. También en exigir responsabilidades a los demás por nuestros propios actos (basta leer los comentarios a la noticia del atropello de una chica por un autobús de la EMT en Madrid)
    Particularmente en la delegación de responsabilidades de educación de los padres en los profesores. Los profesores instruyen pero son los padres los responsables de los hijos y de educarlos.

    14 noviembre 2017 | 10:41

  8. Dice ser Rosa

    Lo primero… Lo siento.
    Lo segundo… Tenemos una sociedad donde se ensalza a los maestros, los cuales se creen mucho y no han echo nada mas que mas que una carrera que se entra con un 5 siendo la mas fácil y la que menos complicaciones da. Y tras esto, se creen con el derecho de opinar así de algo o de alguien.
    Que hipocresía, tu niña no va n se muy bien el porque… Ya que con lo que he leído no veo una razón de peso. Pero bueno…

    14 noviembre 2017 | 11:20

  9. Dice ser Olga

    Soy mamá de un niño diabético de 7 años recién cumplidos. Debutó a los 11 meses.

    Desde P3 hasta ahora, 2º de Primaria, por suerte, no hemos tenido ningún problema en cuestión de discriminación en salidas escolares de un día o más. Desde el primer momento, la escuela se ha volcado en aprender a hacer controles de glucosa, pinchar insulina, y conocer cómo funcionan las bombas de insulina. En todos los festivales del colegio tienen en cuenta que hay niños con intolerancias o niños diabéticos, y están muy implicados en ayudar a todas las familias al respecto.

    Este año serán las primeras Convivencias de mi hijo. Los profesores no han puesto ninguna pega en el hecho que él participe, ni me han planteado el hecho de qué hacer o si va o no. Ellos dan por supuesto que también asiste.
    Tengo que decir que mi hijo no lleva bomba de insulina, aun así, hay más alumnos diabéticos en la escuela, y sé que no han tenido ninguna pega para asistir aun llevando bomba.

    El hecho de dejar asistir o no a los alumnos dependiendo de si lleva o bomba o no …. no sé cómo explicarlo, no lo entiendo. Lo único que se me ocurre es que la escuela no quiere responsabilizarse de cualquier imprevisto que pueda pasar. Lo que no saben es que lleven bomba o no, pueden tener “imprevistos” … hipoglucemias severas con pérdida de conocimiento, por ejemplo. Así que si quieren lavarse las manos para evitar “problemas”, que sepan que aun pinchándose con jeringas, pueden tener imprevistos … o como quieren llamarlo.

    Por otra parte, que la escuela tenga que pagar una persona para el alumno, depende de la escuela. En nuestra escuela, por ejemplo, si quiero que alguien (voluntario de la asociación de diabéticos) acompañe a mi hijo a esas salidas, lo tengo que pagar yo, o incluso, no ponen ninguna pega a que yo pueda ir a la salida para hacer controles o pinchar insulina. En otras escuelas, lo pagan a medias, y en otras, lo paga la escuela…. Depende entonces de la escuela.

    En cualquier caso es un tema que debería tratarse entre la escuela, los padres y la asociación de diabéticos de la ciudad al respecto. Seguro que pueden encontrar una solución para que el pequeño pueda asistir a esa salida sin tener que hacerle sentir “diferente” .. porque no lo es.

    14 noviembre 2017 | 11:25

  10. Dice ser Mascleta

    Yo soy muy bruto, lo reconozco, y no me enorgullezco de ello. Pero lo que haría, por que me conozco, es insultarlos a gritos, mandarlos a la mierda y seguidamente ir al juzgado a presentar tantas denuncias como me admitan por todo lo que pueda implicar esto.

    14 noviembre 2017 | 11:40

  11. Dice ser Miguel Á

    Claro que sí (leyendo comentario anterior) en vez de adoptar una postura integradora, que cada uno arree con lo suyo. Así llegaremos a concebir una sociedad avanzada.
    No estoy de acuerdo, habrá que poner los medios (ya están ahí para echar mano gracias a mucho empeño de otros) y empujar entre todos y, si es necesario adaptar una excursión pues adelante, quizás inculquemos el valor de la empatía en los niños y lleguen a ser mejores mañana.

    14 noviembre 2017 | 12:25

  12. Dice ser Dulce

    No se puede consentir que en pleno siglo XXI se discrimine a nadie (ni niños ni adultos) por un problema de salud o de cualquier otra índole. Luchamos por dejar un mundo mejor e inculcarles a nuestros hijos unos valores para que el día de mañana sean hombres y mujeres comprometidos. El problema no es económico, el problema es normalizar una situación que el enfermo sí hace pero desde el centro escolar se ponen todo tipo de trabas para impedirlo.

    Cualquiera padre/madre desea que su hijo tenga una infancia feliz y absolutamente normal. La diabetes, por desgracia, es una enfermedad que padecen millones de personas en todo el mundo y cada vez son más los niños que la sufren. Si además de padecerla, nos les facilitamos la vida, ¿en qué clase de sociedad vivimos? Un niño es un niño, tiene derecho a hacer las mismas cosas que el resto de sus compañeros y amigos y es RESPONSABILIDAD de los adultos proporcionárselo, porque para eso somos padres. Si no somos capaces de entendernos y de solidarizarnos, ¿qué clase de personas somos?

    Diabéticos podemos ser cualquiera, independientemente de la edad y el sexo, pero solo el que tiene una familiar con esta condición sabe lo que es luchar día a día con esta enfermedad y el desgaste físico y emocional que conlleva. ¡Seamos SOLIDARIOS!

    14 noviembre 2017 | 12:58

  13. Dice ser Anna

    Y si se va de excursion y le pasa algo la culpa del centro o del profe… pues no.

    14 noviembre 2017 | 13:30

  14. Dice ser Loli

    Tengo un hijo diabético
    Por suerte,mi hijo estudiaba en el mismo centro que yo trabajaba
    Hay recursos para niños disléxicos,síndrome de down,ciegos, tgd,con espina bífida,hiperactivos,etc
    Con mi reconocimiento y respeto a todos ellos,por que no hay recursos para los niños diabéticos también?

    14 noviembre 2017 | 16:07

  15. Dice ser LIn

    Y siendo que van dos niños con el mismo problema ¿no se han planteado ir alguno de los padres a la excursión? Se podrían turnar para estos casos.
    Mejor aún, si existe alguna asociación de padres de niños diabéticos, podrían intercambiarse los padres de unos colegios con los de otros para, que los niños se sintieran más independientes que yendo con sus propios padres.
    Lo que no sé es quién sería responsable en estos casos si ocurriera algo, pero vamos, sería exactamente el mismo problema que ahora tienen los profesores. ¿No?

    14 noviembre 2017 | 16:28

  16. Dice ser Diabeto

    Mascleta tu no eres burro, eres poco listo…
    Me hacen mucha gracia todas estas madres/padres coraje que lo ven todo tan facil, luego son los tipicos que le pasa algo al niño porque el profesor o profesora comete algun error a la hora de ponerle el tratamiento y lo primero que hacen es denunciarlos por negligencia, porque se creen que un profesor es tambien medico, padre y psicologo de el niño…. pues estas decisiones que toma el colegio es gracias a vosotros mismos… y aunque tuvierais un niño con diabetes y fuerais dueños de un colegio tambien lo hariais.

    14 noviembre 2017 | 17:12

  17. Dice ser Much

    Dice ser Warp………. Y no te preguntas porque esos profesores no tienen apoyos? Porque gran cantidad de esas problematicas es por la gestion que el PP en las diversas CCAA ha realizado durante las ultimas decadas, eso si, cada vez que un docente va a una huelga es que no quiere trabajar.

    14 noviembre 2017 | 17:34

  18. Dice ser Jose

    La dieta adecuada para controlar la diabetes tiene como objetivo normalizar los niveles de azúcar en la sangre y lograr un peso normal de acuerdo a la edad, sexo y estatura. La Dieta, Los ejercicios y regular los niveles de insulina son los pilares esenciales en el método natural contra la diabetes.
    Informate mas en tinyurl.com/Metodo-Revertir-Diabetes

    14 noviembre 2017 | 17:47

  19. Dice ser Migurl

    Anna eres una retarded, para que existen los móviles?
    Yo soy diabético desde hace 28 años y nunca falté a ninguna excursión ni en el instituto ni en EGB. Ese cole se merece una denuncia por discriminación.
    Anna, el día que te pase algo a ti o a tus hij@s entonces querrás igualdad, eres una fascista. Suerte en la vida.

    14 noviembre 2017 | 18:47

  20. Dice ser Nuria

    Muchas veces la ignorancia nos limita a reconocer algo que esta hay, dejemos de decir si pasa o no algo, intentemos apoyar y dar una solución , estos padres lo sufren todos los días, estos niños viven todos los días con ellos. No quitemos esa ilusión de dormir en literas, que pasa un niño que va en sillas de ruedas, no puede ir porque va mas lento que los demás, seamos un poco dignos y luchemos porque hoy por hoy no sabemos si nosotros o nuestros futuros hijos, porque yo no soy madre, puedan tenerla o otro tipo de enfermedad.

    Luchemos por conocer esa lucha de esos padres día a día, no digamos si va a necesitar o no, a alguien para ser feliz dos días.

    14 noviembre 2017 | 20:23

  21. Dice ser Una

    Mi hija tiene un transtorno que no es del caso de exponer, y el único colegio especializado que conozco que trata ese tipo de transtorno está a unos 500 km de mi ciudad de residencia.

    Soy consciente de que no es igual, lo asumo, no puedo pedirle al colegio donde los tratan a todos por igual que le ponga una persona totalmente a su disposición, a diario, precisamente por que no pueden ofrecerle igualdad al diferente. Ambas deberemos asumirlo, me refiero a mi hija y a mí.

    Supongo que me borrarás el post, como sueles hacer siempre con la gente que discrepa contigo.

    14 noviembre 2017 | 21:10

  22. Dice ser Someone

    No soy maestro, pero trabajo con niños y a veces me toca hacer salidas con ellos.
    Y yo por mi aprendería a manejar la bomba de insulina y lo que sea preciso. Ahora bien… si por lo que sea me equivoco y hay un problema con el niño de turno, la denuncia me la como yo entera.
    Así que no, lo siento, pero no me hago cargo de administrar medicación de ningún tipo a los niños. Porque a veces ocurren problemas y luego la responsabilidad es de quien está con el niño en ese momento y terminas doblemente jodido. Jodido por haber causado un daño a un niño aunque fuera totalmente involuntario y jodido porque como poco te puede tocar una buena multa o perder tu trabajo además de todo el procedimiento legal.
    Si que lo siento por esos niños, pero tal y como están las cosas, no me la juego.

    14 noviembre 2017 | 22:22

  23. Dice ser Juan

    Como padre de un adolescente diabetico desde los 4 años ya van 11 opino que aunque queramos normalizar la enfermedad con 8 años yo no dejaria a mi hijo a cargo de nadie dos o mas dias por muchos factores que pueden ocurrir es una responsabilidad para cualquiera y mas si no tienen formacion medica y da gracias de tener un colegio con personal medico te puedo asegurar que en el colegio publico no hay ninguna ayuda al diabetico por lo menos en Castellon

    14 noviembre 2017 | 22:36

  24. Dice ser Joan elmai

    La lectura perjudica seriamente a la ignorancia!! Profesores o casiprofresores..

    14 noviembre 2017 | 22:58

  25. Dice ser Pedro

    Yo tengo un hijo diabético de 4 años en un colegio diferente al de mi hijo mayor precisamente por esas ganas de colaborar que he visto en ese colegio.
    En el colegio de mi hijo solo me pidieron si podíamos ayudarles en excursiones y demás actividades para normalizar al máximo la vida de mi hijo y la nuestra propia.
    Os entiendo y tenéis todo mí apoyo.
    Si podemos contactar por privado creo que nos sería muy útil.
    Con diabetes si se puede!

    14 noviembre 2017 | 23:14

  26. Dice ser Yo

    En estos casos, ¿pueden firmar los padres un descargo de responsabilidades hacia los profesores y centros en caso de “accidente”? Si es así, ¿por qué no lo hacéis y así un profesor no se juega la carrera y la libertad o un pastizal y el centro el prestigio y otro pastizal? Puesto a exigir comprensión y soluciones…

    Si es que no, como si no hubiera dicho nada.

    14 noviembre 2017 | 23:52

  27. Dice ser eduardo izquierdo

    Este problema seria de fácil solucion si de una vez por todas, se dieran cuenta que en los colegios en necesaria una persona SANITARIA-ENFERMER@ igual que en centros de trabajo con más de 120 trabajadores. Son innumerables las situaciones de emergencias que se podrían solventar de forma más eficaz en los colegios. Tanto para alumnado como profesorado. Una enfermer@ de apoyo en la excursión, niños y porfesores mas cubiertos y mas felices.(Amen de evitar las huídas de porfesionales a otros países a buscarse la vida)

    15 noviembre 2017 | 01:43

  28. Dice ser luiscj

    y dice ser colegio cuando esta realizando una injusticia con esa niña al no dejarla ir a esa excursión solo porque tiene un problema de salud

    15 noviembre 2017 | 02:16

  29. Dice ser Guillermo

    No estás solo, como padre de un hijo diabético he pasado por la misma situación en un colegio privado de Barcelona. Te comento de qué manera lo solucioné después de tener al menos 20 reuniones (en 3 años) por distintos motivos.

    Pasos a seguir:

    1) Comentarle tu problema a un abogado de la Asociación de Diabéticos de tu comunidad. Él o ella te enviará un correo diciendo que los niños con diabetes no tienen un problema de autonomía. Por lo tanto, si el colegio cree apropiado contratar un monitor para evitar cualquier eventualidad, deberá ser la institución la que se haga cargo del coste.
    2) En ese instante te van a ofrecer que se harán cargo del 50%. Te tienes que negar.
    3) Es importantísimo pedirle al colegio que toda decisión tomada debe estar por escrito con la firma del director. Un médico nunca firmaría semejante barbaridad. En mi caso particular me quisieron hacer creer que la decisión negativa la había tomado un médico. Ohh casualidad que cuando pedí la firma y el número de colegiado el colegio nunca pudo dar constancia.
    4) Si continua la posición negativa del colegio hay explicarle al director que tienes pensado hacerles una denuncia por discriminación ante el consorcio de educación y una denuncia penal directamente a la justicia. Llegado a este punto te harán firmar un papel que te haces cargo si le pasa algo a tu hijo. Yo lo firmé sabiendo que en términos legales no tiene validez alguna.
    5) Finalmente (esto les molesta mucho) debes comentarle al director que tienes un amigo que trabaja en algún periódico importante y que tienes pensado hablar con él.

    Debes tener en cuenta que por lo general son los profesores los que se niegan a llevar a tu hijo excursión. Cuando el director toma la primera decisión, lo hace para dejar tranquilos a los profesores (pero no te lo dice) sin tener en cuenta la dimensión del problema. A medida que el problema va escalando cambia el escenario y tu posición de poder aumenta (a nadie le gusta recibir una denuncia por discriminación). En resumen, el director debería ser tu aliado, a no ser que sea un incoherente, pero no ha sido mi caso.

    Te deseo mucha suerte

    15 noviembre 2017 | 10:50

  30. Dice ser Guillermo

    No estás solo, como padre de un hijo diabético he pasado por la misma situación en un colegio privado de Barcelona. Te comento de qué manera lo solucioné después de tener al menos 20 reuniones (en 3 años) por distintos motivos.

    Pasos a seguir:

    1) Comentarle tu problema a un abogado de la Asociación de Diabéticos de tu comunidad. Él o ella te enviará un correo diciendo que los niños con diabetes no tienen un problema de autonomía. Por lo tanto, si el colegio cree apropiado contratar un monitor para evitar cualquier eventualidad, deberá ser la institución la que se haga cargo del coste.
    2) En ese instante te van a ofrecer que se harán cargo del 50%. Te tienes que negar.
    3) Es importantísimo pedirle al colegio que toda decisión tomada debe estar por escrito con la firma del director. Un médico nunca firmaría semejante barbaridad. En mi caso particular me quisieron hacer creer que la decisión negativa la había tomado un médico. Ohh casualidad que cuando pedí la firma y el número de colegiado el colegio nunca pudo dar constancia.
    4) Si continua la posición negativa del colegio hay explicarle al director que tienes pensado hacerles una denuncia por discriminación ante el consorcio de educación y una denuncia penal directamente a la justicia. Llegado a este punto te harán firmar un papel que te haces cargo si le pasa algo a tu hijo. Yo lo firmé sabiendo que en términos legales no tiene validez alguna.
    5) Finalmente (esto les molesta mucho) debes comentarle al director que tienes un amigo que trabaja en algún periódico importante y que tienes pensado hablar con él.

    Debes tener en cuenta que por lo general son los profesores los que se niegan a llevar a tu hijo excursión. Cuando el director toma la primera decisión, lo hace para dejar tranquilos a los profesores (pero no te lo dice) sin tener en cuenta la dimensión del problema. A medida que el problema va escalando cambia el escenario y tu posición de poder aumenta (a nadie le gusta recibir una denuncia por discriminación). En resumen, el director debería ser tu aliado, a no ser que sea un incoherente, pero no ha sido mi caso.

    15 noviembre 2017 | 11:03

  31. Dice ser marian

    Nuria, nadie ha dicho que el niño no vaya, sino que sus padres se responsabilicen yendo, contraten a alguien que lo haga, o la opción “c”, que por escrito eximan al colegio y profesores de responsabilidad alguna si algo se “tuerce”.
    Es que hay veces que de verdad no analizamos qué es lo que queremos: que mi hijo vaya sin peligro y sin rebotar responsabilidades o generar revuelo para que a mi hijo le pongan alguien a su entera disposición (discriminando a los demás)…

    15 noviembre 2017 | 11:07

  32. Dice ser Maytah

    Hola, soy madre de un niño diabético de 10 años y un año y medio con esta patología, en el colegio al principio genial, hubo reuniones con todos los profesores que le dan clases, con el personal del comedor, para que aprendieran a como actuar en todas las circunstancias posibles, lo que debía comer y no, lo único que no me gustó fue que nadie se encargaba de mirar al niño cuando se pusiera la insulina (porque el niño se pincha solo, no deja que nadie le pinche) así que sería solo ver que se la pone y nada más, dado esta situación me tocaba salir del trabajo para ver como se pone la insulina y volver al trabajo (menos mal que esta a 5 minutos), menos este detalle por el resto genial.
    Pero en cuanto hubo una excursión se lavaron las manos y dijeron que el niño no podía ir si no íbamos alguno de los padres, sin ningun motivo a mi parecer porque si han aprendido los adultos que le acompañan a hacer las cosas en una emergencia extrema ( aunque no a pasado) y el niño se mide solo y se administra todo bien sin ayuda de nadie no entiendo que mi hijo tenga que perderse nada por nada.
    Por fin conseguimos que pusieran esta semana una enfermera en el centro y a lo mejor las últimas excursiones de la etapa de primaria las podrá disfrutar después de tanto tiempo privandole de ellas.
    La unidad es la existencia y el cambio.

    15 noviembre 2017 | 17:33

  33. Dice ser Sara

    Qué bonito es señalar a los profesores cuando si ocurre algo serían los primeros en recibir una denuncia y en ver arruinada su vida. Yo me negaría a asumir semejante responsabilidad, soy profesora, no enfermera.

    15 noviembre 2017 | 19:12

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.