Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Entradas etiquetadas como ‘chad’

De virus, epidemias y otras batallas

Varios países del África occidental están haciendo frente a una vasta epidemia de meningitis. Se estima que más de 2.500 personas han muerto desde enero en Níger, Nigeria y Chad.

La meningitis es una infección de las membranas que recubren el sistema nervioso (el cerebro y la médula espinal). Mientras que la meningitis viral, que constituye el 80% de los casos, tiene efectos leves, la meningitis bacteriana, que es la que se ha cebado con el oeste del continente africano, tiene efectos letales. Incluso cuando se trata con antibióticos termina con la vida de entre el 5 y el 10% de los pacientes a las 48 horas de la aparición de los primeros síntomas.

El lunes tuve la oportunidad de entrevistar en RNE a Esperanza Santos, enfermera de Médicos Sin Fronteras que acaba de volver de Nigeria. Describió un panorama ciertamente preocupante como consecuencia de este mal que se manifiesta a través de un severo dolor en la nuca, vómitos, nauseas, dolor de cabeza e hipersensibilidad a la luz.

La rápida expansión de la meningitis

El pasado mes de abril, Naciones Unidas alertaba de la rápida difusión de la enfermedad, especialmente en la zona de Agadez, desde donde parten migrantes hacia el norte de África y Europa.

El número de pacientes con meningitis en el hospital local se había disparado, y se estima que en Niger hay más de diez mil infectados. Se trata de una zona poco habitada, por lo que la alarma expresada por las autoridades se proyecta al momento en que estas personas lleguen a urbes populosas.

“Estamos hablando del llamado cordón de la meningitis en el Sahel, con un número de países que están denunciando un gran número de casos”, explicó Martin Dawes, de UNICEF. “Está golpeando antes, más rápido y más duro de lo que hemos visto en los últimos cinco años”.

En su último informe MSF, que tiene en marcha un plan para repartir siete millones de vacunas en la región, explica que:

La infección se transmite solamente de persona a persona, a través de gotitas de saliva. Según la Organización Mundial de la Salud, entre un 10 y un 25% de la población mundial es portadora del meningococo, pero la gran mayoría no enferma (portadores sanos).

Nueve de cada diez portadores desarrollan anticuerpos, por lo que están protegidos contra la enfermedad. Aún así, pueden infectar a otras personas durante un periodo de cinco a quince semanas.

En el programa de radio del que participaba Esperanza surgió el debate sobre la escasa atención que se está prestando por parte de los gobiernos y los medios de comunicación a esta epidemia de meningitis mientras que la fiebre porcina parece haber acaparado todos los titulares y medidas gubernamentales, sobre todo si se compara el número de muertos.

Eduardo Sanz rescató la denuncia, tantas veces formulada, sobre el escaso porcentaje de sus presupuestos que las empresas farmacéuticas y los gobiernos dedican a buscar vacunas para las enfermedades tropicales, que son las que más muertes causan en el mundo en desarrollo. El 90% del dinero en investigación se gasta en males que afectan a menos de un 10% de la población del planeta.

Sudán, Chad y una guerra con fútbol

Recuerdo que me encontraba en Kenia cuando en el mes de febrero saltó la noticia de que grupos rebeles habían entrado a Yamena, la capital de Chad, matando a más de un centenar de personas y poniendo en jaque al régimen de Idriss Deby. Grupos rebeldes que se decía que estaban respaldados por Sudán.

El pasado sábado ha sucedido lo contrario unos 3.000 guerrilleros del Movimiento Justicia y Equidad (JEM), que se supone que cuenta con el respaldo de Chad, realizaron una ofensiva sin precedentes hasta situarse en las puertas mismas de Jartum, la capital de Sudán.

Los miembros del JEM, que desde el 2003 se enfrentan a las tropas gubernamentales y los janjaweed en Darfur, recorrieron 600 kilómetros a través del desierto y atacaron Omdurman, en una acción que fue repelida por Sudán pero que tiene un gran valor simbólico.

Omdurman sólo está separada de Jartum por el río Nilo. Allí se encuentra el aeropuerto desde el que salen los aviones que bombardean regularmente Darfur, a pesar de la presencia de las fuerzas de Naciones Unidas.

Se trató de una ofensiva sin precedentes. Ni siquiera durante los 20 años de guerra entre el norte y sur del país, que llegó a su fin en 2005, las tropas rebeldes se habían acercado tanto a la capital.

La respuesta de Omar al Bashir fue lanzar una recompensa de 125 mil dólares por la captura de Khalil Ibrahim, y romper relaciones con Chad. Decisión descrita como “apresurada” por el Ejecutivo de Yamena, aunque queda claro que ambos países están usando a los grupos armados que luchan en Darfur para hostigarse mutuamente.

Según la ONU, podrían encontrarse al borde de una guerra abierta. Un conflicto armado cuya gestación describe de forma exhaustiva Le Monde Diplomatique.

La última acción en la escalada ha sido cerrar ayer, por parte de Yamena, la frontera que separa a Chad de Sudán.

Una situación compleja

Sin embargo, la situación es mucho más compleja. El JEM no sólo tiene aspiraciones sobre Darfur, sino que busca un cambio de régimen en Sudán.

Su mentor es un personaje sombrío, Hassan al-Turabi, islamista radical, vinculado a los Hermanos Musulmanes y a Bin Laden, fundador del partido del Congreso Popular, que fue sacado del poder en Jartum en 1990 por Omar al Bashir.

Khalil Ibrahim, líder del JEM, era seguidor de Hassan al-Turabi, y mantiene su agenda islamista radical.

Por esta razón, el pasado lunes Hassan al-Turabi volvió a entrar en prisión así como varios dirigentes del Congreso Popular, a los que se culpa de estar detrás también del ataque del JEM.

Aunque también, si se abre un poco la lente, algunos expertos ven en el choque entre ambos países la mano de Francia e Inglaterra, que podrían estar apoyando a sus antiguas colonias en esta guerra no declarada.

La guerra del fútbol

Pero lo más curioso de toda esta historia, que apenas ha tenido eco en la prensa, es que el próximo 31 de mayo, Sudán y Chad deberán enfrentarse en la clasificación para el Mundial de Fútbol 2010.

La FIFA ya ha salido a decir que el partido no se suspende, aunque ambos contrincantes hayan roto relaciones diplomáticas y parezcan más cerca que nunca de encontrarse al borde de una guerra abierta.

Malí, Sudán, el Congo y Chad componen el Grupo 10 de la competición preliminar de la zona africana. Un grupo muy equilibrado, aunque malienses y sudaneses sean favoritos, los congoleños estarán al acecho.

Desde aquí, mi humilde sugerencia, que daría finalmente al fantástico negocio del fútbol una utilidad tangible: el que triunfe en el encuentro deportivo, gana la guerra.

Y así se ahorran el derroche en armas y municiones, estos dos Estados que se encuentran entre los más pobres el mundo, y la carnicería de vidas inocentes que podría tener lugar.

Si empatan, que lo definan por penaltis.