La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘autovia’

Una autovía amenaza a osos y urogallos

El Gobierno asturiano quiere más carreteras y propone incluir en la próxima revisión del PEIT (Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte) la construcción de una autovía entre La Espina (Asturias) y Ponferrada (León).

Una infraestructura que, de hacerse, dañará gravemente el corazón de las montañas cantábricas, afectando a una importantísima zona declarada Reserva de la Biosfera, Parque Natural y que se encuentra dentro de la Red Natura 2000 de la Unión Europea. Paraísos ambientales como el ‘Alto Sil’ o las ‘Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias’, refugio de especies tan amenazadas como el oso o el urogallo.

Desde los despachos, trazar líneas es fácil. Se abren túneles, se levantan viaductos, se gasta dinero a espuertas. ¿Limitaciones? Prácticamente ninguna si se declara la obra “de interés general”, algo tan subjetivo como la mente de nuestros políticos.

A cambio, nos prometerán medidas compensatorias y restauraciones ambientales ejemplares, pero cuando el daño ya está hecho, lo único cierto es que esos tajazos en la montaña son y serán siempre puntas de lanza de destrucción de nuestros últimos valles vírgenes, barreras infranqueables para la fauna, mordiscos mortales a nuestros bosques.

Y todo a mayor gloria del automóvil, del transporte por carretera, del consumo compulsivo de combustibles fósiles. Por que hoy, como hace 50 años, para muchos dirigentes autopista es sinónimo de progreso. Erróneo sinónimo en los tiempos que corren, cuando la política de infraestructuras del Estado debería adecuarse a la lucha contra el cambio climático y la conservación de la biodiversidad.

No será porque no lo saben. La primera evaluación ambiental del proyecto ya advierte del gigantesco daño ambiental de esta autovía. Y por si el ministro de Fomento, José Blanco, no se hubiera enterado, WWF y SEO/BirdLife se lo acaban de explicar muy clarito en una carta donde le alertan de los graves problemas que ocasionará esta infraestructura.

¿Les harán caso? Mucho me temo que el asfalto sigue siendo más importante en nuestra sociedad que unos cuantos osos y urogallos.

—–

Sobre estas líneas, mapa donde se detalla la grave afección ambiental que provocará la construcción de la que ya se ha dado en llamar “autovía minera”.

Cambian águilas cautivas por una autovía ilegal

Estábamos todos tan felices con la noticia de la cría en cautividad de cuatro pollos de la amenazadísima águila perdicera (Hieraetus fasciatus) en la Comunidad de Madrid, pero el proyecto tenía trampa. En realidad, se han gastado 270.000 euros en unas supuestas medidas compensatorias por la conversión de la carretera M-501, más conocida como “de los pantanos”, en una inútil autovía del disparate.

Una obra ilegal, sometida a un grave procedimiento de infracción por parte de la Unión Europea, y que ha sido condenada por los tribunales de Madrid al carecer de la obligatoria evaluación de impacto ambiental.

SEO/Bird Life y Ecologistas en Acción aseguran que la UE no ha aprobado todavía ninguna medida compensatoria para esta autovía, pues todavía está a la espera de una resolución condenatoria. Así que nos han querido engañar.

Además, destacan los ecologistas, la cría de águilas perdiceras nunca será una medida compensatoria de esta carretera, ya que no es éste el hábitat de la especie.

Por el contrario, advierten de que la especie se encuentra “prácticamente desprotegida” en Madrid, ya que no tiene Plan de Recuperación, como ordena la legislación estatal autonómica.

Para colmo de males, la exigua población silvestre madrileña (sólo dos parejas) se encuentra a merced del veneno, los tendidos eléctricos y los furtivos. Algo que en mi opinión no van a solucionar unas pocas aves criadas entre costosos algodones, mientras su hábitat se destruye a toda velocidad.

Según ha explicado con buen criterio el coordinador de Conservación de SEO/BirdLife, Juan Carlos Atienza,

“con los 270.000 euros invertidos en este programa de cría se podría haber realizado un auténtico programa de recuperación de la especie en estado silvestre, a base de vigilancia intensiva de los nidos, corrección de amenazas (en especial tendidos eléctricos peligrosos), alimentación suplementaria a base de fomento del conejo, su presa preferida, y lucha contra las malas prácticas cinegéticas, en particular el veneno en cotos de caza”.

Pero no. Es más fácil la cría en cautividad. Y da rápidos frutos mucho más mediáticos. Marketing político lo llaman.

—–

Foto: Dos de los cuatro pollos de águila perdicera nacidos la pasada semana en el Hospital de Fauna Herida de Majadahonda, gestionado por el Grupo para la Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA).

¡Salvemos Extremadura!

Extremadura, la reserva natural de Occidente, el último territorio del sur de Europa donde Naturaleza y tradición siguen aún de la mano, está en peligro.

No lo digo yo, enamorado como pocos de esa tierra mágica. Lo dicen y ratifican asustados los principales grupos conservacionistas de España (ADENEX, SEO/BirdLife, Ecologistas en Acción y WWF España), quienes han puesto en marcha una ciberacción para tratar de evitar una destrucción que se presenta imparable. ¿Son unos exagerados? Me temo que no.

Los proyectos de construcción de una refinería en Tierra de Barros, varias centrales de ciclo combinado, parques eólicos aprobados por doquier en zonas de alto riesgo para aves protegidas, o incluso en lugares de recuperación del lince ibérico, amenazan la biodiversidad de una de las regiones europeas mejor conservadas. Otros peligros que afectan a la región son las centrales termosolares autorizadas en Casas de Hitos, el corazón de la principal zona de invernada de grullas y aves acuáticas de Extremadura. También autovías de alto coste ambiental y económico como la innecesaria Cáceres-Badajoz, atravesando algunos de los últimos territorios europeos de especies protegidas como el águila imperial o el buitre negro. O el creciente e impune urbanismo ilegal en espacios naturales protegidos que ha permitido la construcción reciente de más de un millar de viviendas ilegales en estos Santa Santorum ecológicos.

Justifican los políticos extremeños que esta tierra no puede quedar marginada del desarrollo económico. Tienen razón pero ¿qué modelo eligen para progresar? Sin duda el más destructor, el más irresponsable, del que al final nuestros hijos se avergonzarán cuando de tantas riquezas sólo queden unos pocos retazos inconexos, demasiado tarde para pensar en sostenibilidad, en calidad de vida, en futuro.

Por todo eso, si amas la Naturaleza y a Extremadura, ciberactúa. Une tu firma a las cartas de protesta que se enviarán muy pronto al presidente regional y a su consejero de Industria y Medio Ambiente. Tu apoyo es importante. Súmate a la recogida de firmas clikeando en este enlace de SEO/BirdLife. ¡Salvemos Extremadura, ya!