La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘Aves’

El Barça pone en peligro una importante reserva natural

El Ayuntamiento de Viladecans y el F.C. Barcelona quieren construir un macro-complejo comercial, deportivo, hotelero y lúdico en el Delta del Llobregat, justo al lado de una zona de altísimo valor ecológico protegida tanto por la Generalitat catalana como por la Red Natura 2000 de la Unión Europea, la reserva natural del Remolar-Filipines.

De acuerdo con la denuncia de Ecologistas en Acción, este proyecto significaría destruir cerca de 30 hectáreas de terrenos en primera línea de mar. Un entorno donde se conservan las últimas zonas húmedas naturales de todo el Delta del Llobregat, absolutamente imprescindibles para garantizar su equilibro ecológico y la calidad de unos humedales que son parada obligatoria en las migraciones de un centenar de especies de aves entre África y el centro y norte de Europa.

Además, el “Parque del Barça” contribuiría al cambio climático debido al enorme consumo de recursos (cemento, metales, agua, suelo) y energía necesario para su construcción y funcionamiento, y también porque fomenta un modelo de economía basado en la construcción y en la movilidad exagerada del transporte privado (se prevén cerca de 20.000 vehículos diarios).

Por todo esto, Ecologistas en Acción ha lanzado una ciberacción con la que pretenden hacer saber a sus máximos responsables (presidente del Barça y alcalde de Viladecans) su rechazo a lo que consideran una barbaridad urbanística de alto impacto ambiental.

Sin embargo, desde el Barça su presidente, Joan Laporta, y el resto de la Junta Directiva defienden que esta macrourbanización “tendrá una labor específica en el campo del cuidado y la puesta en valor de la riqueza medioambiental y paisajística del lugar”. Osea, que será beneficiosa para el entorno, pues desarrollo urbanístico y protección de la naturaleza son, en su opinión, perfectamente compatibles.

Por su parte, el Ayuntamiento considera el proyecto como modélico, pues supone “aplicar políticas de desarrollo sostenible que permitan compatibilizar la preservación de las zonas naturales con el derecho de todos sus ciudadanos y ciudadanas a disfrutar del frente litoral del municipio”. En realidad llevan décadas queriendo urbanizar la zona, ya fuera construyendo en ella una Ciudad del Reposo y las Vacaciones, un centro naútico, un centro hípico, un parque acuático o un campo de golf. Ahora es el fútbol quien parece que lo vaya a conseguir.

La presión humana en el Delta del Llobregat es insostenible. Barcelona y su gigantesca área metropolitana se lo están comiendo a grandes dentelladas a costa de ampliar el aeropuerto, pasar por encima cuatro autopistas y cinco vías ferroviarias incluida la nueva del AVE, convirtiéndolo en una isla desconectada del resto de los espacios naturales.

Una vez más, el progreso parece reñido con la conservación de la naturaleza, a pesar de que en este caso tan sólo es un mínimo retazo lo que se pretende dejar sin urbanizar.

¿Tan difícil es conservar este último refugio de vida natural, aunque sólo sea para recordarnos lo que tuvimos y perdimos?

Sobre estas líneas, el macroproyecto del Barça.

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

¿Tienes un minuto para ayudar al planeta?

El planeta está en peligro por culpa del cambio climático y nosotros somos los culpables. Pero aún estamos a tiempo de echar el freno en esta loca carrera hacia el desastre del mundo, de nuestro mundo.

Algunos gobernantes y altos ejecutivos de nuestros países más industrializados (y culpables) no se enteran. Por eso nos estamos uniendo todos los ciudadanos de base para darles un aldabonazo en su sensibilidad, para pedirles que hagan algo en la próxima reunión de Copenhague y que lo hagan ya. Más liderazgo, valentía y, sobre todo, solidaridad con los países en desarrollo.

Aunque después del fracaso de la cumbre de Barcelona la cosa pinta mal. Incluso la ONU tiene muchas dudas, y considera que el esperado tratado mundial que debe sustituir al protocolo de Kioto y fijar las bases de la reducción de emisiones de gases no se decidirá en la cumbre que se celebrará en diciembre en Copenhague.

El tick-tack del reloj avanza imparable en nuestra contra. Y así se llama esta gigantesca iniciativa internacional, tcktcktck, la más grande hasta ahora acometida para cambiar el mundo actual.

Colabora con tu firma en esta ciberacción para conseguir un acuerdo justo, ambicioso y vinculante en la cumbre de cambio climático de Copenhague.

El mundo está preparado para un tratado ambicioso, pero por lo visto no lo están ni sus gobernantes ni sus economías. ¿Lo estás tú? Pues firma pinchando en este enlace. Ya somos tres millones y seguimos creciendo.

¡Salvemos Extremadura!

Extremadura, la reserva natural de Occidente, el último territorio del sur de Europa donde Naturaleza y tradición siguen aún de la mano, está en peligro.

No lo digo yo, enamorado como pocos de esa tierra mágica. Lo dicen y ratifican asustados los principales grupos conservacionistas de España (ADENEX, SEO/BirdLife, Ecologistas en Acción y WWF España), quienes han puesto en marcha una ciberacción para tratar de evitar una destrucción que se presenta imparable. ¿Son unos exagerados? Me temo que no.

Los proyectos de construcción de una refinería en Tierra de Barros, varias centrales de ciclo combinado, parques eólicos aprobados por doquier en zonas de alto riesgo para aves protegidas, o incluso en lugares de recuperación del lince ibérico, amenazan la biodiversidad de una de las regiones europeas mejor conservadas. Otros peligros que afectan a la región son las centrales termosolares autorizadas en Casas de Hitos, el corazón de la principal zona de invernada de grullas y aves acuáticas de Extremadura. También autovías de alto coste ambiental y económico como la innecesaria Cáceres-Badajoz, atravesando algunos de los últimos territorios europeos de especies protegidas como el águila imperial o el buitre negro. O el creciente e impune urbanismo ilegal en espacios naturales protegidos que ha permitido la construcción reciente de más de un millar de viviendas ilegales en estos Santa Santorum ecológicos.

Justifican los políticos extremeños que esta tierra no puede quedar marginada del desarrollo económico. Tienen razón pero ¿qué modelo eligen para progresar? Sin duda el más destructor, el más irresponsable, del que al final nuestros hijos se avergonzarán cuando de tantas riquezas sólo queden unos pocos retazos inconexos, demasiado tarde para pensar en sostenibilidad, en calidad de vida, en futuro.

Por todo eso, si amas la Naturaleza y a Extremadura, ciberactúa. Une tu firma a las cartas de protesta que se enviarán muy pronto al presidente regional y a su consejero de Industria y Medio Ambiente. Tu apoyo es importante. Súmate a la recogida de firmas clikeando en este enlace de SEO/BirdLife. ¡Salvemos Extremadura, ya!

Sarah Palin promueve la matanza de lobos desde avionetas

Mirad esta foto. Por insensibles que seamos a la destrucción de la Naturaleza, resulta imposible no sentir escalofríos. Más cuando sabemos que la muerte de éste y otros cientos de lobos fusilados desde el aire responde tan sólo a una manera diferente de hacer política en los Estados Unidos, la del Partido Republicano.

Lo he leído este sábado en El País y aún no me he recuperado del horror. Sarah Palin, la flamante y emergente política republicana, candidata a la vicepresidencia de los Estados Unidos y gobernadora de Alaska, promueve desde hace cinco años una guerra despiadada al lobo en esas salvajes tierras polares. Una política de exterminio que permite cazarlos de la manera más indigna posible, persiguiéndolos sin tregua desde cómodas avionetas, acosándolos desde el aire en zonas cubiertas de nieve donde no hay refugio posible.

Las estadísticas son escalofriantes. 878 lobos muertos desde 2003, 69 en la última temporada.

Incluso hace dos años la gobernadora propuso pagar una recompensa de 150 dólares por cada pata izquierda de lobo que los cazadores presentaran a la Administración, algo por suerte prohibido en Alaska desde 1984.

Para popularizar esta brutal masacre Mrs Palin se ha gastado 400.000 dolares de los fondos públicos en una gran campaña publicitaria. Con ella trata de promocionar este indigno sistema de caza en Alaska. En su opinión, tan sólo se trata de un efectivo y divertido sistema de control de los depredadores salvajes, a quienes se acusa de atacar los rebaños de alces y caribúes.

Un grupo ecologista, Defenders of Wildlife, trata de impedirlo. Ayudado por la mediática actriz Ashley Judd ha puesto en marcha una campaña (os dejo abajo dos vídeos de ella) con el fin de recaudar fondos y presionar al Congreso de los Estados Unidos para que apruebe una ley federal que impida la caza desde avionetas.

También hay en marcha una ciberacción contra este indigno asesinato. Si quieres ayudar a prohibirlo, pincha en este enlace y mándale una carta de protesta a la gobernadora Palin.


Ciberacción por la Serranía de Cuenca

Es lo que parece. Un atentado ecológico más. Esta vez en el recién estrenado Parque Natural de la Serranía de Cuenca. La novedad es que el autor de este desaguisado es la propia Administración que debería velar por la conservación de tan paradisíaco rincón.

Pero dicen sus responsables de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha que no, que se trata de un inocuo programa de acondicionamiento y mejora de viejos caminos para uso público en el valioso espacio protegido. Dos millones de euros invertidos en abrir casi 80 kilómetros de pistas para disfrute de todos nosotros, pero especialmente para los aficionados a los todoterrenos, los quads, las motos y los incendios forestales. Para facilitar tan cuestionable tarea, Ecologistas en Acción denuncia que “se están arrancando miles de árboles, moviendo millones de toneladas de tierra, alterando espacios de singular interés natural y generando un daño gravísimo tanto a las masas forestales, a los hábitats, como a las especies que en teoría se deben proteger”.

Esta amplia red de pistas van a dar acceso motorizado a zonas como los cortados de la Muela de la Madera, en los términos de Cuenca y Las Majadas, lugar crítico para la nidificación de especies en peligro como el alimoche o el águila real, y con poblaciones muy escasas de cabra montés.

Para impedirlo, los ecologistas han puesto en marcha la que llaman una ciberacción. El envío masivo de cartas al consejero del área exigiéndole la paralización de los trabajos y la restauración de las zonas afectadas. Si te preocupa la Sierra, tú también puedes participar.

Destrozos ocasionados por la apertura y ampliación de pistas en la Serranía de Cuenca (Foto: Ecologistas en Acción)