BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘vaca’

El vídeo de un joven ganadero indignado se hace viral

El ganadero Nel Cañedo

Algunos se imaginan a los pastores con pelliza de cuero, boina y una radio colgada del cuello como máxima sofisticación técnica, pero por suerte para todos nuestros ganaderos son un colectivo moderno. Y aunque depauperado, desprestigiado, ignorado, empobrecido, asfixiado a partes iguales por la Administración, el mercado global y los bancos, todavía mal que bien resiste e incluso hay jóvenes dispuestos a dejarlo todo e irse al pueblo a cuidar vacas. Pero sin desvincularse de un mundo urbano y conectado por Internet que es igualmente suyo.

Como ha hecho Nel Cañedo, joven asturiano que un buen día decidió dar un giro en su vida y abandonar su Gijón natal para irse a criar ganado a los Picos de Europa. Se instaló en una cabaña en Soñín, muy cerca de los famosos lagos de Covadonga, y se hizo con un rebaño de ovejas y cabras. Con su leche produce Gamonéu del Puerto, uno de los mejores quesos de España. Y con su mala leche, o mejor dicho, ácida versión crítica de la realidad, se está haciendo famoso gracias a los vídeos virales que sube en su cuenta de Facebook.

Lee el resto de la entrada »

Rebuznos que salvan lobos y ovejas

Burro_en_El_Bierzo

El proyecto europeo Wolf pretende fomentar el uso de burras para proteger al ganado de los lobos. “WOLF: Wild Life & Farmers” (Vida Salvaje & Mundo Rural) es un proyecto de cooperación interterritorial y trasnacional donde once Grupos de Acción Local (GAL) españoles de Asturias, Castilla y León y Galicia, más GALs de Estonia, Portugal y Rumanía, tratan de llevar a cabo una labor de concertación medioambiental, económica y social entre agentes y colectivos implicados en la problemática sobre la coexistencia entre la vida salvaje (oso y lobo) y la agroganadería.

¿Burras contra lobos? Efectivamente. Ya os he contado en La Crónica Verde cómo estos equinos protegen el ganado como si fuera de su familia. Con sus grandes orejas detectan al lobo antes que una vaca o una oveja y rebuznan alertando de su presencia. Incluso si las cosas se ponen feas y el ataque es inminente, sus coces tienen un contundente efecto disuasorio. Ante una defensa enconada del rebaño los lobos, que no son nada tontos, deciden buscarse unas presas peor protegidas.

Esta práctica, conocida desde hace miles de años por los ganaderos de Namibia (allí contra leopardos), ya se ha implantado con éxito en los Alpes suizos, en Estados Unidos e incluso en Galicia. Ahora se pretende desarrollar en Castilla y León, nada menos que con burras de la raza zamorano-leonesa. Su empleo reducirá los ataques de los lobos hambrientos al ganado y de los ganaderos cabreados a los lobos. También ayudará a la conservación de una raza autóctona en peligro como es la zamorano-leonesa.

Esta iniciativa, surgida del propio sector rural, choca frontalmente con la actitud oficial de una región empeñada en exterminar al lobo. Sin ir más lejos, hoy mismo el presidente de la Asociación Lobo Marley, Luis Miguel Domínguez, presentó ante la Fiscalía de Ávila una denuncia contra la Diputación Provincial (presidente y 23 diputados) por haber aprobado en un pleno la declaración oficial de la provincia como “zona libre de lobos“, y haber solicitado a la Junta de Castilla y León la eliminación de los apenas 30 ejemplares existentes. Una más que probable prevaricación, pues la especie está protegida por la Unión Europea al sur del río Duero.

Esos políticos sí que rebuznan, y no las eficientes burras zamoranas.

Foto: Wikimedia Commons

Otras entradas relacionadas:

Burras para defenderse de los lobos

Una modélica ganadería gallega cuenta desde hace unos meses con dos burras como celosas guardianas de sus vacas, el sistema más eficaz y sorprendente para evitar el ataque de los lobos.

La historia es como sigue. Con 200 hectáreas en la provincia de A Coruña y 400 vacas felices, Casa Grande de Xanceda es uno de los mayores productores de lácteos ecológicos en España.

En 40 años los lobos habían respetado a esta ganadería, pero en apenas dos meses varias mandadas lobunas mataron a cuatro de sus vacas e hirieron gravemente a dos más. Sin embargo, en lugar de liarse a tiros, colocar venenos o poner el grito en el cielo, sus responsables preguntaron a los expertos. Y fue nada menos que una organización de protección de los animales carnívoros en Namibia quien les dio la solución, hacer lo mismo que hacen en África para evitar el ataque de leopardos y guepardos, confiar la protección de sus vacas a varias burras jóvenes.

Yo no lo sabía, pero los testarudos equinos, que tantas veces me lanzaron al suelo en inolvidables paseos infantiles, protegen a las vacas como si de su propia familia se tratara. Ante un ataque, en vez de correr aterrorizadas se enfrentan valientemente a los lobos soltándoles coces a diestro y siniestro. Y es esta dura reacción defensiva la que convence a los cánidos para buscar una presa menos arriesgada, fuera del alcance de sus fuertes pezuñas.

Además, ante el ataque las burras rebuznan alarmadas con fuerza inusitada, alertando así del peligro a los ganaderos.

Y parece que funciona. Tras la llegada de Xanceda y Júnior, como han sido bautizadas las originales pastoras, sólo han sufrido un ataque de lobos que se saldó con heridas a una de las vacas, y fue porque las burras no estaban en ese momento con ellas.

Hombres prudentes, como complemento han incorporado al equipo a dos buenos perros (un mastín leonés llamado Yogur y una perra loba por nombre Fresa), contundente refuerzo a tan ecológica batería de excelentes elementos disuasorios. Es lo que podríamos llamar lucha biológica contra el lobo, al fin y al cabo el modelo que los ganaderos han venido utilizando con éxito durante siglos, antes de que se enzarzaran en subvenciones, ponzoñas y escopetas.

Sobre estas líneas os incluyo el vídeo de la noticia tal y como la ofreció la Televisión de Galicia (TVG) y que ha recogido el siempre tan interesante blog de Forestman.

Foto: Diario Cinco Días.