BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Escuelas de pastores, una profesión con futuro

Pastor

Hubo un tiempo, lejano, en el que los nobles querían ser pastores. Recitaban románticas églogas y se vestían como tales en un bucólico intento por acercarse a lo más amoroso de la naturaleza, el idilio. Luego llegaron hembras poderosas, como La Serrana de la Vera, y se torció el asunto. Al final los pastores quedaron sumidos en el último eslabón laboral, a pesar de que su trabajo era fundamental para garantizar la subsistencia de todo un pueblo. Quien no valía para otra cosa, o no tenía tierras, terminaba de pastor.

Todo ha cambiado. A peor. La ganadería agoniza y, a pesar de que seguimos necesitando pastores para apacentar nuestros rebaños, prácticamente nadie quiere hacer este trabajo. O no sabe hacerlo. Una necesidad tan acuciante que ha obligado a desarrollar escuelas de pastores.

Ofertando un futuro mejor para los jóvenes en el medio rural, las hay ya en Picos de Europa, Andalucía, Cataluña o Arantzazu (Guipúzcoa). Y no son cursos fáciles, pues para un hombre o mujer de ciudad, acceder a los mínimos conocimientos y saberes ganaderos para mejorar la rentabilidad de una explotación obliga a un elevado esfuerzo.

En realidad nuestros ganaderos en extensivo del siglo XXI son pastores de biodiversidad. Ya lo eran antes, pero no lo sabíamos. Su sabio manejo de pastos y montes favorece el desarrollo de muchas especies animales y vegetales amenazadas. Los dientes del ganado actúan como inmejorables cortafuegos, manteniendo un paisaje agroforestal que gracias a ellos ha permanecido casi invariable a lo largo de miles de años. El estiércol fertiliza el suelo y da vida a insectos y aves. Involuntariamente, sus reses garantizan la supervivencia de lobos, osos, buitres y quebrantahuesos. Y todo ello produciendo una carne, leche y quesos de calidad excepcional.

Son tiempos difíciles, es verdad. Pero a estos jóvenes que ahora se enfrentan a la aventura de ser pastores es difícil que les falte trabajo. Y su visión moderna de la profesión seguro que les permite dignificar una profesión que nunca deberíamos haber arrinconado. Nos va en ello la supervivencia.

Otras entradas relacionadas:

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

13 comentarios

  1. Dice ser Juas

    Muy bucólica la entrada del blog. Pero sospecho que el autor no ha ejercido jamás de pastor. Ni tiene demasiado claro de qué está hablando.

    Mi padre si que lo fue y yo le acompañé en ocasiones. Así que hablo con conocimiento de causa cuando digo que la profesión es una soberana mierda.

    Has de aguantar todo tipo de inclemencias climáticas, dormir al raso, estar lejos de casa, aguantar el mal olor del ganado (quien no haya estado cerca de un gran rebaño de ovejas no sabe lo irrespirable que puede llegar a ser el ambiente), vigilar constantemente para que no se pierda ningún animal, atender y acarrear animales enfermos….

    Y todo eso por un misero salario por obra y gracia de las grandes explotaciones cárnicas de tipo industrial.

    Profesión de futuro? En tus sueños. Lo siento, pero es un artículo digno de un “naturalista” de ciudad.

    06 Agosto 2013 | 11:20

  2. Dice ser Juan Carlos

    Estoy bastante de acuerdo con “Juas”: es un trabajo muy duro, mal pagado y bastante incompatible con los tiempos que corren…

    Al precio que esta la carne en España es muy difícil poder mejorar esos sueldos, aparte de que ahora se tiene que completar con un sin fin de papeleos difíciles de compaginar con el estar cuidando el ganado.

    Pero en lo que mas coincido es en la frase “un naturalista de ciudad” por “sus reses garantizan la supervivencia de lobos, osos, buitres y quebrantahuesos” por dos razones: por ley están obligados a la retirada de los animales muertos en el campo (una norma absurda para evitar propagación de enfermedades que complica aun mas la vida al pastor y deja con hambre a buitres y quebrantahuesos) y porque los lobos están siendo otro de los principales problemas de cualquier pastor: complican la vida, aumentan el trabajo, te acaba tocando recoger reses muertas del campo y para colmo no se cubren ni por asomo los gastos ocasionados.

    06 Agosto 2013 | 11:40

  3. A mi el campo ya no me parece una profesión con futuro.
    toner

    06 Agosto 2013 | 12:08

  4. Dice ser juanR

    ¿pastores de biodiversidad? no incluyen en el articulo el hecho de que la ganaderia de vacuno en extensivo no deja que se reproduzcan especies arboreas tipo encina, es decir pastan en las dehesas donde solo hay arboles de avanzada edad, y los retoños de esos arboles cuando tienen un metro de altura son devorados por este tipo de ganaderia, impidiendo que el bosque/dehesa se regenere y por no hablar de los lobbies de presion de ganaderos que existen en asturias y avila pidiendo el exterminio del lobo en esas provincias, ¿eso es pastores de biodiversidad?

    06 Agosto 2013 | 12:19

  5. Dice ser PASTOR

    ¡Cuánto ignorante de verborrea anda suelto! soy pastor.

    06 Agosto 2013 | 14:38

  6. Dice ser Miguel

    Mi tío fue pastor y ser pastor es totalmente incompatible con la mentalidad urbana imperante.No existen ni sábados ni domingos, ni Navidad,ni año nuevo ni Pascua.Todos los días son iguales.Muchas noches mi tío tenía que ir a las tantas de la noche pues habia parido una oveja.En invierno frío extremo ,en verano calor tórrido.Los precios de la carne por los suelos.Ser pastor es ser una persona tremendamente trabajadora y esforzada,ser pastor es renunciar a casi todo.Ser pastor no es llevar una vida facil.
    Lo siento,cuando leo estas entradas de parte de un urbanita me da la risa.
    Ser pastor significa estar al alba todos los días del año en el campo.Explícale eso a un joven de ciudad ajeno a este mundo.
    En fin…….

    06 Agosto 2013 | 15:47

  7. Este texto se ha inspirado en la multitud de voces que trasegaron su grano en el Encuento de jóvenes para un mundo rural vivo. Tránsitos de la ciudad al campo, que se ha celebrado en Amayuelas de Abajo (Palencia), organizado por Coag, Plataforma Rural y Mundubat, a finales de junio de 2013.

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=172145&titular=llega-un-nuevo-campesinado-

    07 Agosto 2013 | 09:22

  8. Dice ser rural

    ¿de la ciudad al campo?,lo siento, harto estoy de ver gente urbana que vienen al campo y al poco tiempo se agobian y vuelven a la ciudad, harto estoy de ver hippies, neorurales y seudoproyectos que no se adaptan al medio rural Y es que venir al campo con mentalidad y rollo urbano no funciona.En mi opinión lo único que funciona es favorecer que los jóvenes rurales (mucho más acostumbrados a la dura vida del campo) tengan medios de vida y puedan subsistir sin penurias.
    En mi opinión neorurales, hippies, aldeas ecosostenibles,y demás paridas actuales duran en el campo lo que dura su charlatanería.
    Y es que lo veo todos los días.

    08 Agosto 2013 | 12:01

  9. Dice ser Pastor (jubilado)

    Buen escrito. ¡Ojalá no se pierdan los pastores!
    (Ni caso al troll aburrido que solo sabe ensuciar con nombres diferentes, ni pastor, ni idea, ni inteligencia, ni neorural).

    08 Agosto 2013 | 15:25

  10. Dice ser Pastor Rico

    Yo también soy pastor y voy en quad.

    08 Agosto 2013 | 18:47

  11. Dice ser Un pastor

    Veo Juas que no tienes ni idea de lo que es el campo ni el ganado como se puede decir que un rebaño de ovejas huele mal. Dime como huele cualquiel calle de una ciudad con los humos y mierda de perros y no digamos algunas personas .A mi me huele peor todo esto. Las ovejas que yo sepa no contaminan el medio ambiente mas bien faborecen a los campos y las dehesas.Mi opinion de un pastor que fue ya hace muchos años no se si esto te quedara claro a partir ahora.Venga animate y vete un dia de pastor por el campo seguro que no te arepentiras de a verlo hecho JUAS.

    10 Agosto 2013 | 01:29

  12. Dice ser madre de pastor

    Hola.soy madre de un joven ,que por circuntancias de la vida se ha tenido que ir a trabajar de pastory gracias que ha encontrado eso…esta trabajando para otras personas..es un trabajo duro.muy duro.ya q no hay dia distinto al anterior.pero su amor pir los animales le recompensa. Muy mas pagado tambien..pero hoy een dia el ciudadano de a pie esta mal pagado en casi todos los sitios.al menos tiene un plato de cimida q llevarse a la boca y no vive de sus padres

    11 Agosto 2013 | 10:17

  13. Dice ser Rodrigo

    El trabajo de pastor,para mi ,para que sea bonito y no sea una mierda,trabajar tus dias con tus horas y tu salario digno,pero claro,la gente se aprovecha de las circunstancias y es como trabjar de camarero en verano en la playa,ni un dia libre,muchas horas,y una mierda de salario.El trabajo lo hacen mierda las personas!!!

    11 Agosto 2013 | 18:03

Los comentarios están cerrados.