Archivo de septiembre, 2020

¿De dónde proviene la expresión ‘Conseguir algo bajo cuerda’?

A través de mi cuenta @curiosisimo en la red social TikTok, me preguntan de dónde proviene la expresión ‘Conseguir algo bajo cuerda’.

¿De dónde proviene la expresión ‘Conseguir algo bajo cuerda’?

Se dice que se ha ‘conseguido algo bajo cuerda’ cuando se hace de manera poco lícita, a través de un favor o sin que otras personas se enteren.

Esta expresión nació en relación a un juego muy similar al tenis que se practicaba en el siglo XVII y en el que había una cuerda que colgaba y dividía el terreno que ocupaban los jugadores (lo que hoy conocemos como la red).

Entre las reglas de dicho juego estaba la prohibición de pasar la pelota por debajo de la mencionada cuerda, pero algunas eran las ocasiones en las que un jugador la colaba de ese modo para intentar ganar un punto decisivo. Esto lo hacía aprovechando un despiste de su contrincante o que los posibles espectadores no estuviesen mirando en ese momento e incluso que estos hicieran la vista gorda para dejarle ganar dicho punto, al tratar el jugador tramposo de alguien importante (el rey, un aristócrata…).

De ahí que aquello que se obtiene de manera poco legal se le denomine como hacer o conseguir algo  ‘bajo cuerda’ o ‘por debajo de cuerda’.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge la expresión ‘Pedir árnica’?

La expresión ‘Pedir árnica’ está prácticamente en desuso pero durante mucho tiempo fue utilizada para hacer referencia a aquella persona que solicitaba algún tipo de compasión (el diccionario de la RAE define la locución como ‘Solicitar compasión, explícita o implícitamente, al sentirse inferior en ideas o acciones’).

¿De dónde surge la expresión ‘Pedir árnica’?

La árnica a la que se hace referencia es una planta que, a partir de la Edad Media y durante varios siglos, se utilizó frecuentemente (sobre todo en Centroeuropa) para elaborar medicamentos, bálsamos y ungüentos a los que se les atribuía todo tipo de propiedades (una especie de ‘panacea universal’).

El hecho de ser considerada como un ‘cura-todo milagroso’ es lo que dio pie a que aquellos que solicitaban algún tipo de compasión (perdón, clemencia, un favor…) se les señalada como que pedían árnica, popularizándose la expresión durante varios siglos.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pikist

¿De dónde proviene la expresión ‘entonar el mea culpa’?

A través de la cuenta de este blog en Instagram @yaestaellistoquetodolosabe2 recibo una consulta donde me preguntan de dónde proviene la expresión ‘entonar el mea culpa’ para indicar que alguien reconoce que ha cometido un error.

¿De dónde proviene la expresión 'entonar el mea culpa'?

La expresión ‘entonar el mea culpa’ proviene de un fragmento de una famosa oración que se rezaba en latín y que era conocido como ‘Confiteor’. Éste decía del siguiente modo:

Confiteor Deo omnipotenti, et vobis, fratres;
quia peccavi nimis cogitatione, verbo, opere et omissione:
mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa.
Ideo precor beatam Mariam semper Virginem,
omnes angelos et sanctos et vos, fratres,
orare pro me ad Dominum, Deum nostrum. Amen

 

Desde el siglo XVI y hasta mediados del XX, era habitual que las misas se realizaran por el conocido ‘Rito Romano’, por el cuál la mayor parte de la ceremonia religiosa se realizaba en latín (incluyendo las oraciones). El Confiteor (traducido como ‘Yo confieso’ o más popularmente como ‘Yo pecador’) era una de las más utilizadas durante el culto religioso. Dependiendo de tu edad, posiblemente su traducción al castellano te suene algo más que en latín:

Confieso ante Dios todopoderoso, y ante vosotros, hermanos:
que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra, y omisión;
por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa.
Por eso, ruego a Santa María, siempre Virgen,
a los Ángeles, a los Santos, y a vosotros, hermanos,
que intercedáis por mí ante Dios, nuestro Señor. Amén.

En el momento de pronunciar la oración, era habitual que al llegar al fragmento del ‘mea culpa, mea culpa, mea maxima culpa’ se hiciera dándose unos leves golpes con la mano o el puño cerrado sobre el pecho, dando lugar esa escenificación de devoción y admisión de los pecados  como una entonación del mea culpa, quedando asociada dicha locución  al acto de reconocer los errores propios.

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge la expresión ‘Estar en capilla’?

A través de la cuenta de este blog en Instagram @yaestaellistoquetodolosabe2 he recibido un mensaje en el que me consultan de dónde surge la expresión ‘Estar en capilla’.

¿De dónde surge la expresión ‘Estar en capilla’?

La popular expresión ‘Estar en capilla’ es utilizada para señalar el momento previo al que una persona debe someterse a algo realmente importante y decisivo (contraer matrimonio, presentarse a un examen, realizar una entrevista de trabajo…).

La mayoría de expertos y etimólogos apuntan que esta locución se originó alrededor del siglo XIV en los ambientes estudiantiles de la Universidad de Salamanca. En aquel tiempo, aquellos a punto de licenciarse o que estaban doctorando debían presentar su trabajo final de carrera o  tesis doctoral ante el correspondiente tribunal en la ‘Catedral Vieja’ de la capital salmantina.

La noche previa a tal exposición, el alumno solía pasarla recogido en la capilla de Santa Bárbara, lugar en el que repasaba sus notas, meritaba y se preparaba para el gran día.

Era precisamente esa noche que pasaba en vela y a la espera de someterse al tribunal universitario la que dio origen a la expresión ‘estar en capilla’. Una vez realizada la prueba, si el universitario era aprobado salía por la puerta principal, si por el contrario no la superaba, entonces debía abandonar la catedral por una de las puertas traseras (conocida ‘puerta de carros’).

Cabe destacar que circula otro posible origen de la locución que indica que, en tiempos del reinado de Felipe II, el monarca dispuso que todas las prisiones debían de disponer de una capilla en la que los presos que debían ser ejecutados pudiesen pasar su última noche en aquel lugar, orando y arrepintiéndose de sus pecados y delitos.

Aunque se sabe con certeza que esta práctica se llevó a cabo, no es posible que se la que diera origen a la expresión, debido  que Felipe II reinó en la segunda mitad del siglo XVII y existe constancia del uso de la locución en los ambientes estudiantiles de Salamanca tres siglos antes.

También debo indicar que, en alguna enciclopedia o libro dedicado a la tauromaquia, se indica que la mencionada locución hace referencia a los momentos previos que un torero pasa rezando en la capilla de la plaza de toros antes de salir al ruedo, aunque estas referencias son de finales del siglo XIX y, por tanto, debería descartarse como posible origen.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen:  Wikimedia commons

El curioso origen del término ‘ámbar’

Es utilizado el término ‘ámbar’ para hacer referencias a diversas cosas, entre ellas un color (amarillo tirando a anaranjado y que habitualmente es como se define al disco de un semáforo que está entre el rojo y el verde), también hace referencia a una resina con la que se realizan algunas joyas.

El curioso origen del término ‘ámbar’

También podemos encontrar que pueda hacer referencia al conocido como ‘ámbar gris’, una sustancia grisácea y vetas amarillentas que se obtiene de las vísceras del cachalote y utilizada desde la antigüedad para elaborar perfumes o ungüentos medicinales.

Fue precisamente la referencia al animal cetáceo lo que dio origen al término ‘ámbar’.

El vocablo llegó al castellano desde el árabe hispánico ‘ánbar’ y a éste del árabe clásico ‘anbar’, significando literalmente ‘cachalote’.

Y es que antiguamente se tenía el convencimiento de que el pigmento amarillento utilizado para pintar o teñir algunas telas se obtenía de los desechos de las vísceras de los cachalotes, motivo por el que con el paso del tiempo empezó a usarse también para hacer referencia a la resina fósil obtenida de ciertos árboles.

Cabe destacar que, siglos atrás, a esta resina también  se la conocía como ‘succino’, término que provenía del latín ‘succĭnum’, de idéntico significado.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: pikist

Las curiosidades de ‘Ya está el listo que todo lo sabe’ también en TikTok: @curiosisimo

Dice una famosa sentencia ‘Renovarse o morir’, la cual se utiliza para indicar la necesidad de evolucionar y realizar cambios para estar al día, con aquellas cosas que son de la época, para así no quedar anclado en el pasado y, por tanto, acabar anticuado u obsoleto. Esta expresión se le atribuye al famoso escritor y filósofo Miguel de Unamuno; aunque de él tan solo consta la frase en la forma ‘El progreso consiste en renovarse’, la cual acabó transformándose en el lenguaje popular como ‘renovarse o morir’.

Las curiosidades de ‘Ya está el listo que todo lo sabe’ también en TikTok: @curiosisimo

He querido hacer esta curiosa y pequeña introducción, con el fin de anunciar que un servidor también pretende seguir el camino del progreso y los avances y, por tanto, debo de estar actualizado a todas aquellas herramientas y plataformas que sirvan para publicar y compartir mis contenidos.

Sois muchos los lectores que acudís a este blog buscando vuestra dosis de datos curiosos. También lo hacéis comprando mis libros, escuchando mis podcast y colaboraciones radiofónicas o siguiéndome en las redes sociales (twitter, Instagram, YouTube, Facebook…).

Ahora ha llegado el turno de TikTok, la red social que más está triunfando en los últimos meses y la cual puede ser una excelente herramienta para hacer llegar a más personas todos mis contenidos, curiosidades y datos sorprendentes (sobre todo entre los más jóvenes).

Mi apodo o nickname en TikTok es @curiosisimo y allí voy publicando videos de corta duración (entre 15 y 59 segundos) en los que explico etimologías, curiosidades y todo tipo de datos de interés.

¿Os animáis a seguirme? https://www.tiktok.com/@curiosisimo

 

¿Cuál es el origen del término ‘quiosco’?

En un comentario dejado en otro post de este blog, ignotis parentibus me pregunta sobre el origen y significado original de la palabra ‘quiosco’ y el motivo por el que también se escriba con k (kiosko).

¿Cuál es el origen del término ‘quiosco’?

El término ‘quiosco’ se utiliza para hacer referencias a varias cosas, pero básicamente se conoce como tal a los pequeños puntos de venta que suelen estar colocados en algunas calles, parques o centros comerciales y en los que se vende prensa, golosinas, flores, joyas o bisutería y todo aquello que no requiera de demasiado espacio de almacenamiento para ser comercializado. También se les llama así a algunos puntos de información.

Pero a lo largo del tiempo ese término ha servido para designar otras cosas, entre ellas a la pequeña construcción (de forma rectangular, redonda u octogonal) con columnas y abierta por los lados y con un techo en forma de cúpula, ubicada en algunos parques públicos, en el que se ofrecían los conciertos de música.

El término fue incorporado al diccionario de la RAE en su edición de 1884 y aparecía escrito en las dos formas ‘quiosco’ y ‘kiosko’, por lo que no es incorrecto escribirlo con una ‘k’ inicial, aunque los académicos recomiendan la forma castellanizada con ‘q’.

Llegó al castellano a través del francés ‘kiosque’, cuyo significado en este idioma era ‘pequeño punto de venta’, ‘caseta’ y ‘pabellón de jardín’. El idioma galo lo tomó, a inicios del siglo XVII, del italiano ‘chiosque’, con idéntico significado, y a este idioma había llegado desde el turco medieval ‘’kiösk’ (en algunos diccionarios etimológicos el vocablo aparece en la forma ‘köşk’ y en otros como ‘kieuchk’), significando literalmente ‘pabellón’, como referencia a unos celadores o templetes que eran construidos durante el Imperio Otomano en los jardines de un palacio (e incluso en punto más alto de éste) y el cual servía para descansar, tomar el fresco o disfrutar de unas espléndidas vistas. El turco lo había tomado del persa ‘kušk’, significando ‘pabellón’, ‘palacio’ o ‘sala de estar’.

 

 

Te puede interesar leer también:

¿De dónde surge que a los kioscos playeros se les llame ‘Chiringuito’?

El curioso e histórico origen etimológico del término ‘pabellón’

 

 

Fuentes de consulta: RAE / Mapa de diccionarios (RAE) / Fundéu / etimologias.dechile / cnrtl.fr/etymologie / etimo.it
Fuente de la imagen: pixabay

El curioso origen del término ‘algarabía’

A través de la cuenta de este blog en Instagram @yaestaellistoquetodolosabe2 he recibido un mensaje en el que me consultan sobre el origen del término ‘algarabía’.

El curioso origen del término ‘algarabía’

Se define como ‘algarabía’ al bullicio o follón que se forma por el gentío, así como aquellas situaciones en las que se produce un griterío generalizado (varias personas hablando a la misma vez), aunque no significa que necesariamente de esté levantando la voz. También podemos encontrar que es utilizado el término para señalar aquello que es ininteligible (una lengua mal hablada o hablar rápida y atropelladamente).

El origen del término ‘algarabía’ lo encontramos en el árabe hispánico ‘al‘arabíyya’ y cuyo significado literal era ‘el árabe’, en relación a la lengua hablada y no a las personas.

Y es que durante los años en los que duró la conquista musulmana de la Península Ibérica muchos fueron quienes no llegaron a aprender o entender el idioma hablado por los árabes, pasando a significar el vocablo ‘al‘arabíyya’ (ya en su evolución españolizada de algarabía) ‘lengua ininteligible’ y, con el tiempo ser sinónima de bullicio, griterío, follón, jaleo o alboroto entre otros.

Cabe destacar que hay quien señala que empezó a ser utilizado el término en ese sentido ya en el periodo de Reconquista, siendo el modo en el que los cristianos denominaban la forma de hablar no entendible que tenían los musulmanes y, posteriormente, algunos moriscos.

 

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

El curioso origen del término ‘vodevil’

Conocemos como ‘vodevil’ a ciertas piezas teatrales (en ocasiones musicales) que destacan por ser una representación, en forma de comedia, de una historia de enredos, frívola e incluso algo picante y con segundas intenciones en sus diálogos.

El curioso origen del término ‘vodevil’

Este tipo de composiciones se pusieron muy de moda hacia finales del siglo XIX, en el que se convirtió en una pieza que era llevada y representada por un gran número de compañías teatrales (sobre todo cuando realizaban giras por diversas poblaciones).

Originalmente estas piezas teatrales eran llamadas ‘vaudeville’ y así es como sigue denominándose en la mayoría de los idiomas (italiano, inglés, portugués, neerlandés, alemán…) conservando su forma inicial proveniente del francés. En España se castellanizó como ‘vodevil’ y aunque ya hace más de un siglo que se utilizaba el término en nuestro idioma, no fue hasta 1992 cuando se incorporó al diccionario de la RAE).

Pero el término ‘vaudeville’ no fue acuñado a propósito para la pieza teatral sino que había sido utilizado tras realizarse una recopilación de composiciones musicales que se cantaban en el siglo XV en el ‘Vaux-de-Vire’ un valle situado en la región de Normandía (noroeste de Francia) y que se trataba de alegres y picantes canciones que describían la vida y quehacer de los lugareños.

Algunas de aquellas composiciones del Vaux-de-Vire (que con los años pasó a ser denominado ‘Val-de-Vire’, aunque también podemos encontrarlo como ‘Vaudevire’) fueron compuestas por los poetas locales Olivier Basselin (siglo XV) y Jean Le Houx (que vivió entre los siglos XVI y XVII), siendo utilizadas con el paso del tiempo para crear las mencionadas piezas teatrales que tanta fama llegaron a alcanzar.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿De dónde surge la expresión ‘Pasar más hambre que el perro de un ciego’?

A través de Twitter Juan Carlos Jiménez @juankicarlois me consulta de dónde viene la  expresión ‘Pasar más hambre que el perro de un ciego’.

Conocemos como ‘perro guía’ o ‘perro lazarillo’ a ciertos canes que, tras haber recibido un periodo de adiestramiento, acompañan a personas ancianas o con algún tipo de discapacidad (sobre todo invidentes).

Aunque la técnica de adiestrar canes con el fin de que guíen, acompañen, cuiden y ayuden a personas con necesidades especiales, se lo debemos al médico alemán Gerhard Stalling, tras la Primera Guerra Mundial, existe constancia del uso de estos animales para realizar estos tipos de acompañamientos desde hace muchísimos siglos.

Uno de los grupos que más solía recurrir a un can como animal de compañía (que no de perro guía) eran las personas ciegas, quienes también solían disponer de la ayuda de algún muchacho (el típico lazarillo, mote que se recibe gracias a la novela ‘La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades’ del siglo XVI).

Antiguamente, las personas invidentes, al no poder trabajar solían ocupar uno de los escalafones más bajos de la escala social, teniéndose que dedicar la mayoría de ellos a mendigar y, por tanto, no disponían de suficientes recursos para vivir (sobrevivían de las limosnas).

Algunos de esos ciegos iban acompañados de un perro y al no tener dinero la comida era escasa para ambos, pero sobre todo para el animal, quien se llevaba lo que no quería o sobraba a su amo (huesos, despojos, cáscaras de fruta…).

También se podía dar la situación que estuviesen acompañados por un tercero (un muchacho o lazarillo) que podría haber sido quien se comiese las sobras del ciego y dejara al can sin comer o pasando hambre.

Todas estas situaciones era lo que provocaba que el perro de un ciego pasara habitualmente bastante hambre, dando lugar a la aparición de la mencionada expresión ‘Pasar más hambre que el perro de un ciego’.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons