Entradas etiquetadas como ‘universitarios’

El Padre Putas y la tradición del Lunes de Aguas en Salamanca

El Padre Putas y la tradición del Lunes de Aguas en Salamanca

Actualmente el Lunes de Aguas es una tradicional y popular fiesta que reúne a familias y grupos de amigos de Salamanca que realizan una salida al campo donde allí hacen una merendola a base del típico hornazo (empanada que suele ir rellena de jamón, chorizo, lomo, huevo…), cantan, ríen y pasan una agradable y lúdica jornada.

Este día se celebra el lunes siguiente al Lunes de Pascua y sus orígenes se remontan a mediados del siglo XVI, pero por aquel entonces nada tenía que ver la celebración ni sentido de ésta con la que se realiza hoy en día.

Por aquel entonces lo que comenzó a celebrarse ese día fue una jornada de desmadre (sobre todo sexual) con motivo de la finalización del periodo de Cuaresma y la Semana Santa y el regreso a la ciudad de las prostitutas que habían permanecido alejadas de ésta desde el Miércoles de Ceniza (inicio de la Cuaresma).

Todo esto se inició a partir de 1543, cuando Felipe II llegó a Salamanca para contraer matrimonio y comprobó el desmadrado modo de vida que llevaban muchos de los estudiantes de la universidad (se calcula que por aquel tiempo el número de universitarios en Salamanca era de 8.000 –todos varones-).

A pesar de la corta edad del monarca (16 años) era profundamente religioso y no vio con buenos ojos es desmán continuo de los jóvenes estudiantes, por lo que decretó un edicto en el cual obligaba a abandonar la población a todas las prostitutas durante todo el periodo que durase la Cuaresma y Semana Santa y podrían regresar la semana siguiente a la Pascua de Resurrección.

Durante todo ese tiempo las prostitutas estarían alojadas en una mancebía al otro lado del río Tormes y custodiadas por un sacerdote, quien no tardó en recibir el sobre nombre de ‘Padre Putas’ (algunas fuentes indican que su verdadero nombre era Padre Lucas, pero no hay demasiada información fiable alrededor de la identidad de este personaje).

El Padre Putas velaba por las meretrices durante todo ese tiempo, dándoles consejo espiritual y confesión durante los casi dos meses que permanecían allí.

Pero cuando llegaba el lunes siguiente al término de la Semana Santa centenares eran los jóvenes estudiantes (y habitantes de Salamanca) que acudían entusiasmados a recibir a las prostitutas en la otra orilla del río Tormes, lugar donde se celebraba una gran fiesta y había todo tipo de desmanes.

Con el transcurrir de los siglos, esa jornada que fue bautizada como ‘Lunes de Aguas’ fue transformándose poco a poco en la celebración de carácter familiar y lúdica que hoy en día conocemos y que poco tiene que ver con todos aquellos desmanes licenciosos que la originaron (aunque algunos aprovechan para desmadrarse un poco).

 

Otros post que podrían interesarte:

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Captura Youtube

¿Cuál es el origen de poner nota a los estudiantes que se examinan?

¿Cuál es el origen de poner nota a los estudiantes que se examinan?

Estamos en época de exámenes. Por un lado muchos son los estudiantes que estos días están realizando los exámenes de final de curso y otros los que se enfrentan a la temida ‘selectividad’ que les dará acceso a poder escoger sus carreras universitarias.

El hecho de examinar a alguien para evaluar cuánto sabe o ha aprendido es casi tan antiguo como el propio hecho de tener un conocimiento y compartirlo. Ya desde la antigüedad los sabios preguntaban a sus discípulos que atendían a sus explicaciones.

También encontramos que los primeros ‘exámenes oficiales’ (o al menos así consta) se originaron en China en el siglo VII y eran una serie de pruebas que se realizaban para seleccionar a los funcionarios públicos (lo que hoy llamaríamos oposiciones).
A raíz de surgir las primeras universidades en el siglo XI los tribunales académicos comenzaron a realizar exámenes orales a los alumnos.

Pero a pesar de llevar tantos siglos realizándose exámenes no fue hasta el año 1792 cuando a alguien se le ocurrió calificar con una nota el trabajo de sus alumnos. Dicho personaje fue William Farish, profesor de Química y Filosofía Natural (Física) en la Universidad de Cambridge.

Hasta aquel momento los profesores evaluaban los conocimientos de sus alumnos a través de los exámenes aprobándolos o suspendiéndolos, pero no indicaban cuál era el grado de conocimiento que tenía cada estudiante.

Las clases solían ser reducidas para que el maestro pudiera dar una atención más personalizada a cada alumno, pero esto hacía que tuvieran que dedicarle mucho tiempo a cada uno además de ganar menos salario, ya que se retribuía en función del número de asistentes a cada aula.

El hecho de calificar tras cada examen y evaluar con una nota cuál era el grado de conocimiento de cada alumno permitió a William Farish poder tener una clase con muchos más estudiantes que el resto de sus colegas, lo que llevó a que no tardaran en copiar la idea y ponerla en práctica.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

 

Fuentes de consulta: joebower / javierdisan
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen de la expresión ‘estar a la sopa boba’?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘estar a la sopa boba’?

En los últimos días he recibido un par de mensajes (Pilar Muñoz desde la página en Facebook de este blog y Jordi Soro@ateneupopular– a través de twitter) consultándome sobre el origen de la ‘sopa boba’ tan usada en muchas expresiones.

Posiblemente las formas más comunes en las que se utiliza el término ‘sopa boba’ son ‘estar a la sopa boba’, ‘vivir de la sopa boba’ o ‘andar a la sopa boba’, aplicándose estos modismos a aquellas personas que se dedican a conseguir el sustento y/o comida sin realizar esfuerzo alguno por ganárselo.

La famosa ‘sopa boba’ se remonta a tiempos de la Edad Media y se refiere a unos platos de sopa que se servían, en forma de beneficencia, a los mendigos que no tenían para comer.

El término ‘boba’ no queda demasiado claro a qué se refiere y cada historiador le da un significado u origen diferente, aunque todos tienen claros que ‘boba’ viene de ‘bobo’ (alguien corto de entendimiento). Unos apuntan que se denominó ‘sopa boba’ ya que ésta al ser comida por los mendigos lo hacían con la boca abierta y se relacionaba ese gesto facial con las personas bobas. Algunas fuentes apuntan que se debe a la pobreza de ingredientes con que se elaboraba y otros dicen que nada tiene que ver con que se tuviera la boca abierta ni a los ingredientes, sino que se relaciona con aquellos a quienes estaba destinada esa sopa: gente sin recursos, analfabetos y en su mayoría sin estudios, en pocas palabras: los ciudadanos más bobos de la sociedad.

Pero esto último es algo contradictorio, ya que muchos de los que se presentaban a comer de esa ‘sopa boba’ eran jóvenes estudiantes universitarios quienes andaban cortos de recursos económicos y se acercaban hasta los conventos para comer de esa sopa gratuita, pero de bobos no tenían nada. A estos estudiantes que acudían a comer gratuitamente se les acabó llamando ‘sopistas’ y se les relacionó con aquellos que viven holgazanamente y a expensas de otros. Muchos de estos sopistas, en su origen, formaban parte de la tuna.

 

 

 

Fuentes de consulta: RAE / aulafacil / esacademic
Fuente de la imagen: wax115 (morguefile)

¿Cuál es el origen de la tuna?

¿Cuál es el origen de la tuna?

La tuna se podría considerar como una de las instituciones universitarias más antiguas de la historia. Sus inicios se vinculan al de las Universidades de Palencia (1208) y Salamanca (1220).

Los originarios tunos eran estudiantes universitarios que provenían de las clases más humildes y eran conocidos como sopistas, ya que hacían rondallas y serenatas para amenizar a los presentes a cambio de un plato de sopa.

Según fue evolucionando la universidad lo fueron haciendo los sopistas, integrándose con el tiempo todo tipo de persona de cualquier condición económica.

El término tuna viene de la palabra tunante, que era la forma de llamar a aquellos que llevaban una vida trasnochadora y alegre. De hecho, en el Diccionario de la RAE nos trae la descripción de tunante como «pícaro, bribón y taimado» y nos referencia a la palabra tunar, que la describe como «andar vagando en vida libre».

Todas las universidades tienen su tuna y en ellas se puede encontrar una serie de personajes de lo más pintorescos. Muchos de ellos son repetidores de cursos y otros muchos personajes que ya hace muchos años dejaron de acudir a la facultad pero que han convertido su pertenencia a la tuna como un modo de vida y sustento.

Podemos encontrarlos en cualquier tipo de celebración, cantando por las calles y terrazas de lugares turísticos, en bodas, despedidas de solteras y en mil y un saraos.

Estos peculiares personajes, con el paso del tiempo, se han ganado la simpatía de la mayoría de personas y sus canciones pegadizas hacen, de cualquier evento en el que se encuentren, una celebración divertida.

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)

 

 
Fuente de la imagen: montuno (Flickr)