Entradas etiquetadas como ‘manga’

¿Por qué los personajes de los dibujos japoneses tienen los ojos grandes y redondos?

¿Por qué los personajes de los dibujos japoneses tienen los ojos redondos?

Todos sabemos que uno de los rasgos más característicos de las personas de origen oriental son sus ojos rasgados (llamados pliegue epicántico o brida mongólica).

Pero si nos ponemos a observar la gran cantidad de personajes de dibujos que se han creado en Japón (donde sus habitantes tienen este característico ojo mongoloide) vemos que la inmensa mayoría son dibujados con unos grandes y redondos ojos.

Ello se lo debemos a Osamu Tezuka, considerado como el padre del manga y uno de los pioneros de los dibujos animados realizados en el País del Sol Naciente.

‘Maachan no Nikkichō’ fue la primera historieta que dibujó y logró publicar con tan solo 17 años (en 1946) y en ella ya aparecen sus personajes con esos ojos occidentalizados. El motivo de hacerlo así era para darles más expresividad, ya que, tal y como pensaba él, de haberlos dibujado con los ojos rasgados (como hasta entonces se había hecho) esos personajes no expresarían tanto como pretendía.

¿Por qué los personajes de los dibujos japoneses tienen los ojos redondos?Cabe destacar que Tezuka se inspiró para dotar a sus personajes de esos ojos redondos de los que había visto que aparecían en los dibujos de Walt Disney, en aquel momento el máximo exponente mundial de los dibujos animados.

Después llegarían las historietas que realmente harían popular a Osamu Tezuka: Shin Takarajima (La Nueva Isla del Tesoro, 1947), Metropolis (un manga realizado en 1949 basado en el film de Fritz Lang), Janguru Taitei (Kimba, el león blanco -1950-, una versión japonesa de El Rey León en la que se inspiraría cuatro décadas después la factoría Disney) o el personaje que le dio la fama definitiva: Astroboy (1952).

A partir de ahí la carrera de Tezuka fue imparable, siendo un Dios para millones de aficionados al manga de todo el planeta.

Osamu Tezuka se convirtió en el referente de la inmensa mayoría de dibujantes japoneses que se inspiraron en él y copiaron los rasgos de sus personajes.

 

 

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

 

 

Fuentes de las imágenes: jvel4073 (deviantart) / Wikimedia commons
Nota: El dibujo que he colocado para ilustrar este post y en el que aparece Astroboy no es de la autoría de Osamu Tezuka, debido a cuestiones de licencias libres de derechos de autor

¿Sabías que el ‘Canal de La Mancha’ debería llamarse en realidad ‘Canal de La Manga’?

¿Sabías que el ‘Canal de La Mancha’ debería llamarse en realidad ‘Canal de La Manga’?

Varias son las ocasiones en las que os he traído a este blog algún post relacionado con errores en la traducción que han provocado que algunas canciones, términos o expresiones famosas de no haberse cometido hubieran sido realmente de otro modo (el término ‘paraíso fiscal’,  la canción ‘el gato que está triste y azul’ o la expresión ‘darle margaritas a los cerdos’, por poner tres ejemplos).

En la entrada de hoy os traigo otro de esos fallos de traducción que ha causado que al Canal de La Mancha lo conozcamos por ese nombre y no por el que le correspondería: Canal de La Manga.

En francés, dicho canal se llama Le Manche, pero hemos de tener en cuenta que `manche’ en castellano significa ‘manga’ y no mancha. Su nombre real se lo debe a la forma que tiene el canal: largo y estrecho, el cual recuerda a una manga.

Como suele ocurrir en estos casos, a la persona que le correspondería realizar la traducción al castellano confundiría la palabra ‘Le Manche’ por un ‘faux-amis’ (‘falso amigo’, palabra de otro idioma de cierta similitud en la forma de escribir o pronunciar a otra palabra y que en realidad un significado distinto).

Cabe destacar que los ingleses lo llaman ‘English Channel’ (Canal inglés) y en catalán lo encontramos como ‘Canal de la Mànega’ (Canal de la Manga) respetando la traducción literal del nombre francés.

 

Lee y descubre otros post con curiosos errores de traducción

Relacionado: ‘Lost in Translation’, divertida charla sobre errores de traducción que di en #IgniteBCN2

 

Sigue disfrutando de las curiosidades de este blog también en formato papel y no te pierdas la trilogía de libros: Ya está el listo que todo lo sabe, Vuelve el listo que todo lo sabey Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO que pueden convertirse en un regalo ideal.

Cómpralos en Amazon: http://amzn.to/2E3cMXT

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Desde cuándo y por qué llevan botones las mangas de las chaquetas masculinas?

¿Desde cuándo y por qué llevan botones las mangas de las chaquetas masculinas?Hoy en día, la mayoría de chaquetas o americanas que llevan botones en sus bocamangas los tienen más por un motivo decorativo que práctico.

La mayoría de expertos en historia de la moda señalan que las mangas de las chaquetas masculinas empezaron a confeccionarse con botones en tiempos de la Inglaterra victoriana.

Por aquel entonces los médicos no tenían costumbre de quitarse la levita por deferencia a sus pacientes femeninas, debido a que el protocolo marcaba que no era correcto mostrarse en mangas de camisa frente a las damas. Pero este inconveniente les provocaba no poder desarrollar bien su trabajo y las mangas cerradas hasta las muñecas les eran molestas para poder realizar la exploración cómoda y eficazmente, debido a que por su estrechez no podían remangárselas.

Este fue el motivo por el que comenzaron a añadirle unas aberturas que permitían abrirse y cerrarse gracias a unos botones, una solución que ayudó a subsanar el problema. De este modo podían llevar las bocamangas cerradas y en caso de tener que subírselas tan solo tenían que desabotonar y tirar hacia arriba.

Hasta aquí la versión más conocida, defendida y extendida del origen y porqué, pero para Alan Flusser, diseñador y autor de varios libros relacionados con la moda, el motivo y razón fue otro.

Flusser apunta al rey de Prusia, Federico II el Grande, como el impulsor e instaurador de esa costumbre… ¿el motivo? con ello el monarca buscaba que los soldados no utilizasen sus chaquetas como pañuelo y gracias a la colocación de unos botones en las mangas de sus casacas hacía que resultase molesto limpiarse los mocos con éstas. Un argumento descabellado, pero que el diseñador norteamericano defiende a capa y espada.

 

Te puede interesar leer:

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)

 

Fuente de la imagen: Robert Couse-Baker (Flickr)

¿Cuál es el origen del término ‘mangante’?

¿Cuál es el origen del término ‘mangante’?La palabra ladrón es uno de esos términos que tiene un buen número de sinónimos que se pueden utilizar para referirse al que hurta o roba. Entre las muchas palabras que nos encontramos para señalar a este tipo de personas están caco y chorizo (las cuales ya os expliqué el origen etimológico de cada una de ellas en anteriores posts), pero también otras como ‘mangante’ y su derivado ‘mangui’, de las que explicaré de dónde proceden a través de esta entrada.

Ambas palabras (mangante y mangui) nacen de la acción de ‘mangar’, que en el vocabulario popular es la forma vulgar para referirse al acto de robar, hurtar e incluso timar. Pero estos no eran en su origen el significado real de este término el cual proviene de la lengua caló, como otras muchísimas palabras que en la actualidad son de uso común en nuestro lenguaje cotidiano.

Muchos son los que atribuyen al  término ‘mangar’ un origen etimológico equivocado, debido la similitud que existe entre éste y la palabra manga (parte de la camisa/vestido que cubre el brazo) y relacionando erróneamente el acto de mangar con robar/hurtar algo y escondérselo en la manga, algo totalmente equivocado, pues entre ambas cosas/palabras no existe vínculo alguno.

En realidad ‘mangar’, en su origen en la lengua caló, significaba (y todavía sigue siendo así) el acto de ‘pedir’, ‘rogar’ o ‘mendigar’ y, por lo tanto, un mangante (y su evolución a mangui) era aquel personaje pedigüeño que se dedicaba a pedir limosna y/o dinero prestado.

Al proceder de los ambientes gitanos, los prejuicios raciales de la sociedad hizo evolucionar todos estos términos hacia algo despectivo, convirtiendo a ese mangante (persona que pedía y/o mendigaba) en  un ‘sinvergüenza, alguien despreciable sin oficio ni beneficio’ tal y como lo contempla hoy en día el diccionario de la RAE y de ahí se convirtiese en el leguaje de uso coloquial en sinónimo de ladrón, timador y pillo que vive aprovechándose de la buena fe de los demás y/o se dedica al trapicheo.

 

 

Fuentes de consulta: Diccionario Caló-Castellano / RAE 1 / RAE 2 / Tratamiento lexcográfico y sociolingüístico de los gitanismos (Google books)
Fuente de la imagen: cruisecritic