La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘tequila’

Las moscas también beben para olvidar el mal de amores

Cuando El Principito llegó al planeta del bebedor la justificación de éste fue penosa: “Bebo para olvidar que tengo vergüenza de beber”. Parece muy humano eso de ahogar penas en alcohol, pero no se crean, hasta las moscas olvidan sus frustraciones en tequila. O mejor dicho, en etanol al 15%. De acuerdo con un estudio elaborado en la universidad de California en San Francisco (Estados Unidos) y publicado en la revista Science, los machos de la mosca de la fruta rechazados sexualmente prefieren las bebidas alcohólicas a las sin alcohol. Los experimentos fueron interesantísimos, aunque por pura empatía se nos revelan como auténtica tortura para los pobres animales.

Primer experimento: Un grupo de moscones afortunados se unió con hembras receptivas en proporción de 5 a 1. En otro grupo, cada macho tenía tres encuentros diarios de una hora con hembras satisfechas que acababan de copular y rechazaban el nuevo cortejo. Tras cuatro días se juntaron todos a comer, pudiendo elegir alimentos normales o con alcohol añadido. ¿Se imaginan lo qué ocurrió? Efectivamente. Los machos que no se habían comido un colín se lanzaron al vicio, mientras los sexualmente satisfechos eligieron positivamente la comida sin aditivos.

Segundo experimento: Los machos rechazados son posteriormente llevados a un entorno con numerosas hembras receptivas. Tras disfrutar con ellas volvieron a meterlos en el recinto con comida. ¿Saben lo que pasó? Lo lógico. Satisfechos sexualmente ya no probaron el alcohol.

Fuera de nuestra lógica (y experiencia) humana, la explicación está en los niveles de un neurotransmisor implicado en sistemas de recompensa cerebrales cuyo descenso empuja a la bebida. El experimento puede ayudarnos a superar adiciones y depresiones pero, lo que sin duda confirma, es que la distancia entre una mosca y un Homo sapiens es de apenas un vaso de tequila.

Y aunque no venga al caso (o sí) “tómate esta botella conmigo”. Como siempre, Chavela.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

 

Beber tequila es malo para la Naturaleza

Cada vez se bebe más tequila, ese contundente destilado alcohólico elaborado a partir del agave azul (Agave tequilana), una pita que ya era aprovechada por los mexicanos hace 9.000 años. Principal producto económico del estado de Jalisco, su popularidad mundial, en aumento imparable desde hace 15 años, está provocando cada vez mayores problemas medioambientales y sociales.

Entre 1995 y 2005 se ha doblado la producción de tequila, restringida por las leyes mexicanas a un “área geográfica de origen” que incluye a Jalisco y otros cuatro estados más, cercana a los 300 millones de litros anuales. El aumento imparable de la demanda y limitación del espacio está provocando la roturación de terrenos vírgenes y el abandono de cultivos tradicionales de interés alimenticio en favor del monocultivo del agave.

De acuerdo con un estudio de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (UNC), este “reemplazo de las prácticas tradicionales” de las granjas “están marginando a los productores independientes y trabajadores”. Paralelamente a esta llegada de las grandes empresas, se ha disparado el uso de pesticidas y otros productos químicos.

Así que ya lo veis. Al popularizar el golpe de tequila también estamos dando un buen golpe al medio ambiente. Y es que donde ponemos la mano…