BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

La España vacía lucha para no llenarse de macrogranjas de cerdos

La España vacía está llenándose de macrogranjas industriales. Zonas despobladas cuyo futuro es tan negro como el maloliente purín de los cerdos que empieza a llegarles como aparentemente único desarrollo posible.

Y lo peor parece estar por venir. Guadalajara, Cuenca, Albacete, Zamora, Soria están en el punto de mira de una industria cárnica cada día más deslocalizada, insostenible, insensible y artificial. 

Protesta vecinal contra una macrogranja en Pozuelo y Argamason (Albacete)

En Guadalajara

La Junta de Castilla-La Mancha acaba de dar luz verde a la instalación de una macrogranja de 2.000 cerdas de cría en el municipio de Luzón (Guadalajara), en un espacio protegido por Europa como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de las Parameras de Maranchón, la Hoz del Mesa y Sierra de Aragoncillo. De nada ha servido la protesta de la población local, encabezada por la asociación Stop Macrogranjas Comarca de Molina. Todo lo contrario.

Este proyecto se considera pistoletazo de salida para otros muchos de la industria cárnica española que esperan poder instalarse en esta comarca cercana a Madrid. En la lista están previstas otras macrogranjas en Castellar de la Muela, Tordelpalo, Poveda de la Sierra, Riofrío del Llano, Querencia, Brihuega o Cincovillas.

En Cuenca

En Priego, localidad de la Alcarria conquense, está en proyecto levantar una tercera granja de 6.180 cabezas de porcino que elevará a 20.000 el número de cerdos que se crían en ese pueblo, según ha informado la asociación ‘Pueblos vivos Cuenca’. En apenas medio año los vecinos ya se han manifestado dos veces. Consideran que el ecoturismo es más rentable y apetecible que producir carne barata.

También en Cuenca, en Villar de Cañas, localidad destinada a acoger el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de Residuos Nucleares, se acaba de solicitar licencia municipal para construir una granja porcina de 2.000 cabezas. Mientras la asociación ‘Stop Macrogranjas Pueblos Vivos‘ pide que se deniegue el permiso, el alcalde (que tiene a su vez una granja de este tipo) defiende que es una solicitud totalmente legal y beneficiosa para el pueblo.

‘Stop Macrogranjas Pueblos Vivos’ sostiene que esa licencia está ligada a la expansión de la cárnica Incarlopsa, que quiere alcanzar 2 millones de cerdos en la comarca y, por ello, están surgiendo grandes granjas en localidades cercanas a Tarancón como Belinchón, Almendros, Saelices o ahora Villar de Cañas.

En Albacete

La plataforma ‘No a la macrogranja en Pozuelo y Argamasón‘, creada por los vecinos de estos municipios albaceteños, ha conseguido más de 4.600 firmas a través de change.org para impedir que se construyan 51 naves con capacidad para 140.000 cerdos, que podrían generar 550.000 lechones al año. Frente al proyecto cárnico presentado por el grupo Cefusa-ElPozo, los locales se temen que la contaminación y malos olores “harán de nuestros pueblos lugares inhabitables, abocándolos a la despoblación”.

En Alpera (municipio de la provincia de Albacete) y Ayora (municipio de la provincia de Valencia) hay una creciente preocupación ante la posible instalación de cuatro macrogranjas porcinas. Ya llevan recogidas más 2.400 firmas en contra.

En Zamora

En Cerecinos de Campos (Zamora) los vecinos están igualmente soliviantados. Han recogido 1.500 firmas pues, explican,

“queremos seguir viviendo en nuestro pueblo, sin sufrir la contaminación que una granja de más de 3.400 cerdas y 77.000 lechones/año, inevitablemente va a generar en el aire, el agua y la tierra. Proyecto de la empresa Innovaporc S.L. que, sin ningún tipo de permiso ni licencia municipal, ya ha empezado con las obras de construcción”.

Carne barata y dolorosa

El impacto de las macrogranjas es descomunal. Contaminación de purines en tierras y acuíferos, gran consumo de agua, alimentación ambientalmente insostenible a base de piensos provenientes de países lejanos y elaborados con variedades transgénicas, escasa mano de obra mal pagada y, especialmente, inmenso sufrimiento animal como quedó evidenciado en el programa de Jordi Évole.

Pero todo parece justificarse ante la obtención de carne de cerdo barata, esa que se consume en todas partes y a todas horas: embutidos, barbacoas, segundos platos, tapas y pinchos, jamón ¿del bueno? Y es que España es un país de cerdos.

Mi opinión personal es que con la carne de cerdo reaccionamos igual que con el contenedor de basura. Todo el mundo quiere tenerla pero nadie enfrente de su casa. Los de la España vacía y despoblada tampoco.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Demócrata

    El peograma de Évole era falso y manipulado (como todo su “periodismo”).

    En el momento que lo usas como ejemplo la credibilidad del artículo se convierte en nula.

    Sobre las firmas, sería interesante saber los habitantes del pueblo y cuantos del pueblo han firmado… Porque según escribes, parece que los alcaldes nacen como setas de la nada, no es que se decidieran en un proceso democrático…

    04 mayo 2018 | 10:59

  2. Dice ser Celestino

    Yo estuve viviendo en un pueblo de Murcia que tenía una granja de cerdos en el casco urbano, y el olor a mierda era insoportable. He estado en algunas de estas granjas y son penosas, no me ha hecho falta ver ningún documental para saberlo…

    Menos carne de cerdo y más barritas de insectos.

    Clica sobre mi nombre.

    04 mayo 2018 | 23:02

  3. Dice ser Farmer

    Desde el momento en que he leído el título de la crónica sabía como iba a ser el tratamiento de la información que se le iba a dar a este tema. Un intento continuado de desprestigio del sector porcicultor, desde un desconocimiento absoluto del mismo.

    Lo único en que puedo estar de acuerdo con este señor es en que España es un país de cerdos, obviando el sentido del humor propio de una persona con poca creatividad.

    Y es que España es un país de cerdos, porque aquí se produce mucho, bueno y BIEN, que no barato.

    Si el autor hubiera dedicado el tiempo suficiente en leerse la legislación de bienestar animal vigente en la Unión Europea, y la hubiera comparado con el resto de países productores de porcino (véase la de EEUU, China, Canadá o los países latinoamericanos) se hubiera dado cuenta de que es la más restrictiva y más respetuosa con el trato a los animales.

    A pocas vueltas que le hubiera dado a la cabeza con un poquito de información y espíritu crítico, hubiera llegado a la conclusión de que, el hecho de producir bien, se consigue mediante inversiones millonarias lo cual resta competitividad en precio, pero no así en calidad.
    Y es por eso por lo que la carne de cerdo española esta demanda y cotizada en el extranjero, porque es un producto de CALIDAD, garantizado por un control de trazabilidad y unos controles en seguridad alimentaria que ya me gustaría a mi que estuvieran en muchísimos otros sectores.

    Por otro lado cabe destacar que, en Europa, hace muchísimos años que están prohibidas las hormonas de crecimiento (no así en otros países como EEUU), otro limitante para competir en precio pero no así en CALIDAD.

    Y Sí, tiene razón en que el purín huele mal, pero sinceramente, a mi me huelen peor la cantidad de personas que se empeñan en organizar el mundo rural desde la urbe.
    NO TODO EL MUNDO PUEDE VIVIR DEL ECOTURISMO, y todas las industrias producen diversos olores más o menos desagradables, pero al menos, la industria agroalimentaria lucha por la vertebración del territorio, la creación de puestos de trabajo estables y la creación de riqueza en el mundo rural.
    Así, podréis seguir visitando los pueblos muchos años más.

    Pero es más fácil y más CÓMODO, creerse la versión del que para mí se ha convertido en el periodista sensacionalista por excelencia, el amigo Jordi.

    Un humilde granjero.

    05 mayo 2018 | 18:02

  4. Dice ser Wil

    No tienes ni idea de lo que estás hablando.

    06 mayo 2018 | 18:29

  5. Dice ser LUIS ORTIZ

    Yo creo que el problema al que va dirigido este blog, radica en la critica frente a la contaminacion que producen las granjas de cerdos en general, ya que se utliza muchisima agua para la alimentacion porcina y si los excrementos de estos animales no son bien tratados pueden llegar a tener un gran impacto ambiental(negativo) puesto que la mayoria de todos esos desechos llegan a los acuiferos y contaminan el agua potable, que en este momento es lo mas importante para todos los seres del planeta.

    10 mayo 2018 | 07:43

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.