BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Aumenta la oposición a la instalación de macrogranjas en la Siberia española

Es la nueva ganadería industrial. Los nuevos tiempos de producción masiva de carne y leche barata. Se acabaron las granjas donde una familia criaba un puñado de cerdos, un rebaño de ovejas, un par de vacas y medio centenar de gallinas que en su mayor parte alimentaban con piensos cultivados por ellos mismos o sus vecinos. Todo eso se ha acabado. Las granjas son ahora gigantescas fábricas de proteína animal donde lo de menos es el bienestar de esos pobres bichos cosificados. Lo único que importa es la producción y el margen de beneficio económico obtenido.

Este nuevo modelo ganadero tiene una ley de oro: cuanto más grande y automatizada sea la explotación mayor rendimiento económico logrará. Y tenía que pasar. Las empresas se han agigantado, alcanzando tamaños inconmensurables. Pero hay un problema, la gestión de los desechos, toneladas de mierda generada cada día que es necesario eliminar. Contaminación, malos olores, plagas de insectos y roedores, utilización masiva de antibióticos, superbacterias, enfermedades, consumo salvaje de agua y energía. Y aquí es donde surge el auténtico problema. ¿Dónde ponemos estas macrogranjas?

Antes estaba claro: lo más cerca posible del consumidor. Por eso todas las ciudades estaban tradicionalmente orladas por un cinturón de huertas y granjas que garantizaban el abastecimiento de la población urbana.

Ahora es justo al revés: cuanto más lejos mejor. Que no molesten. Que no las veamos. En la hiperpoblada Europa ese vertedero animal se llama la Siberia española. La España despoblada y vacía. El interior peninsular o, más en general, todos aquellos espacios con poca población y escaso desarrollo turístico.

Lo expliqué recientemente en mi semanal colaboración con la edición papel del periódico 20 Minutos. Llegan las macrogranjas a la Siberia española.

La más polémica es una megalechería para 20.000 vacas que se piensa construir en Noviercas, un pueblecito de 155 habitantes. Será la más grande de Europa. Criará más vacas lecheras que todas las existentes en Euskadi. Según COAG, sustituirá 432 explotaciones familiares, destruirá 726 empleos en zonas rurales y generará el doble de residuos orgánicos que toda la población de Castilla y León. Tan sólo 44 explotaciones de estas dimensiones podrían llegar a producir toda la leche que produjeron el año pasado en España algo más de 15.000 pequeñas y medianas explotaciones lácteas, llevando al resto a la ruina.

En Tudela (Navarra) se ha inaugurado recientemente una gran granja con 240.000 pollos que deja pequeña cualquier gran instalación que hasta el momento uno se pudiera imaginar.

Y en Pozoblanco (Córdoba) está prevista la instalación del mayor criadero de corderos de toda Andalucía, con capacidad para más de 10.000 animales.

Vecinos alarmados

Por suerte empezamos a protestar. Antes de acabar en Soria, el mismo proyecto de la megalechería lo rechazó el País Vasco y Navarra debido a su altísimo coste ambiental, pero sobre todo social. En Castilla y León, ávidos de puestos de trabajo, están dispuestos a aceptarlo cueste lo que cueste. Pero no está pasando lo mismo en otros sitios y con proyectos semejantes.

En Brihuega (Guadalajara, 2.600 habitantes) pretendían implantar otra macrogranja similar, solo que con 36.000 cerdos. La explotación generaría 258 toneladas de purines y consumiría más de 120.000 metros cúbicos de agua al año. Lo escribo en pasado porque, según me ha informado su alcalde, ha sido rechazada por considerarse contraria a las normas urbanísticas del municipio. Los tres partidos políticos que conforman la Corporación municipal, PSOE, Ahora Brihuega y PP, han estado de acuerdo en oponerse a su instalación, incompatible con su modelo de crecimiento sostenible y desarrollo rural.

Otros dos proyectos en Guadalajara parecen igualmente rechazados. Uno en Riofrío del Llano, (1.560 cerdos que podrían ampliar a 3.000 en poco tiempo) al que el Ayuntamiento ha denegado la licencia y otro en Querencia, un despoblado de Sigüenza, donde la explotación superaría los 6.000 ejemplares. Los vecinos recogieron incluso firmas para evitar su instalación, que se pretendía ubicar en un territorio protegido por Europa.

En Jaca (Huesca), ante el aluvión de solicitud de permisos para la instalación de macrogranjas de porcino intensivo, de entre 2.000 y 4.000 animales, se acaban de blindar contra ellas. Una decisión tomada gracias a la presión de pequeñas asociaciones locales como la Plataforma Stop Cerdos Berdún, promovida por varios propietarios de casas rurales, a la que rápidamente se sumaron Ecologistas en Acción, la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Jaca y la Asociación de Comercio y Servicios de la Jacetania (Acomseja).

También en Girona la población rural se está organizando en contra de una tendencia económica que desde hace décadas los ha convertido en la gran carnicería porcina de Europa. En concreto, la plataforma ecologista IAEDEN-Salvem l’Empordà ha denunciado la tramitación de solicitudes de nuevas macrogranjas de cerdos y la ampliación de otras ya existentes en la comarca del Alt Empordà, donde, según los ecologistas, la contaminación por purines “está llegando a extremos insospechados”.

La evolución del aumento de la cabaña ganadera en esa comarca catalana es elocuente. Según esa plataforma, en 2012 había 300.000 cerdos, 375.000 en 2015 y este año podrían superar los 450.000 cerdos. Tocan a 3,3 cerdos por habitante.

Una buena noticia en contra de estas grandes factorías de proteína barata es que el Ayuntamiento de Bàscara (Girona) ha aceptado las alegaciones presentadas por varios vecinos del núcleo de los Masos de Calabuig y la plataforma ‘Salvem l’Empordà de purins’ y ha denegado la licencia para construir una nueva macro-granja.

Sin embargo, y a pesar de las protestas, la tendencia está clara. Las macrogranjas vienen para quedarse.

Contra ellas hay una única salida: apostar por alimentos de calidad, cercanos y criados en ecológico. Sólo la fuerza del consumidor logrará detener este gigantesco disparate.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

25 comentarios

  1. Dice ser antonio

    El problema es que los productos “de calidad, cercanos, y criados en ecológico” tienen unos precios prohibitivos. Los Gobiernos tendrían que favorecer este tipo de producción “sana” con sus subvenciones, pero es al revés, están “chantajeados” con el rollo de los puestos de trabajo, y todas las subvenciones van a parar a este tipo de explotaciones gigantescas (tanto agrícolas como ganaderas), donde se tiene en cuenta todo menos la salud de los animales, del Medio Ambiente, y de los consumidores.
    Nos están envenenando, y los políticos tienen la culpa por permitirlo y potenciarlo, bueno, y los consumidores que nos dejamos.

    07 abril 2017 | 10:08

  2. Dice ser otromas

    Vamos a ver, ¿Que te has fumado esta mañana?, Tengo casa en un pueblo de la “Siberia Española” y están deseando poder subsistir de lo que sea, macrogranjas, microgranjas o lo que quieras. Que quieras vender la idea de la “Alimentación sostenible”, a saber qué es sostenible, no significa que eso pueda ser realidad ya que las hamburgueserías y restaurantes no están dispuestos a vender a precios que espantarían sus clientes, que por otra parte comen como tu y como yo, tres veces al día al menos. La comida “ecológica” es una quimera comercial post hippie que viene muy bien a muchos políticos y progres para vender su utopía irrealizable y sólo para ricos, terrible contradicción. Que hacen falta infraestructuras y agua para sostener esas macroganaderías, pues se las damos, más trabajo y más riqueza. ¿O es que nos molesta que haya gente más rica?, ¿queremos sólo riricos comiendo y pobres sin nada que llevarse a la boca?, pues vaya con la progresía.

    07 abril 2017 | 10:56

  3. Dice ser Samuel67

    Buenisimo articulo, super-bien documentado, con datos que no me son desconocidos aunque sí para la inmensa mayoría de consumidores. Lo único que no le hace justicia al mismo es el titulo, opino personalmente que podria haber estado más relacionado con el contenido, con el sufrimiento animal sin igual que nos es ajeno, lo cual podria haber atraido a más lectores que necesitan de esta información que NO SIEMPRE SUELE SER PUBLICADA POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. Enhorabuena tambien a 20 Minutos por atraverse a sacarlo a la luz con tanta claridad y realismo.

    07 abril 2017 | 11:46

  4. Dice ser Siberiana

    Hola buenos días, me dirijo al autor del post, César-Javier Palacios, no sé si sabes de la existencia real de la Siberia española. Es una comarca del Noreste de la provincia de Badajoz, y que se llama así La Siberia. Y están haciendo un gran esfuerzo para que su nombre sea sinónimo de calidad en turismo rural. Si no la conocéis, os invito a descubrirla, sus bellos parajes entre grandes lagos y montes, con una gran Fauna y Flora, y con una gente maravillosa que habita sus bonitos Pueblos.
    Saludos

    07 abril 2017 | 11:54

  5. Dice ser Lunaticko

    Para dice ser otro mas:

    Claro es lo normal y lo sensato gastar el mas del 50% de lo que se cultiva a nivel global para alimentar ganado, es mas logico transportar toneladas de alimento hasta una localizacion en lugar de que el entorno sea el alimento de 4 vacas.

    Claro lo que dices y pensar en el planeta, no van muy de la mano.

    Y puedes llamarlo como quieras, ya que en el futuro tus hijos y nietos nos llamaran locos!!

    07 abril 2017 | 12:04

  6. Dice ser miguel

    ALgun dia el ser humano se dara cuenta de q no hace falta el consumo animal a esta escala solo un 1% es necesario del consumo actual, todo es una artimaña del consumo, la OMS hace cada año un estudio especulativo de los beneficios de la nutricion q son una total falsedad

    No hace falta consumir grandes cantidades de comida, lo q hace falta es educacion en como consumirla y pq!

    Vivimos en una especie de matrix de consumo y colonización desmesurado y abuso.

    Con el tiempo el ser humano sera mas inteligente y será mas selectivo, pero será demasiado tarde.

    07 abril 2017 | 12:19

  7. Dice ser Kanto

    Este tipo de producción industrial no crea empleo, lo destruye. Y destruye el medio ambiente. ¿De qué me sirve que se abarate el producto si no tengo empleo? De nada. Prefiero productos más caros pero tener un trabajo para pagarlos.

    07 abril 2017 | 12:25

  8. Dice ser Alberto

    Es lamentable que los medios de comunicación se dediquen a desinformar. Lamento decir que el autor de este post desconoce totalmente el sector agrario y su funcionamiento. Además de vanagloria de ofrecer información exacta, cuando demuestra desconocer los parámetros correctos para ofrecer ciertos datos. Obviamente, no ha hecho una buena labor periodística y la información que ofrece está claramente sesgada por una de las partes involucradas. Le animo a que en futuras ocasiones al firmar una noticia, haga su trabajo correctamente y no sea sensacionalista, no le hace ningún bien a su imagen y dignidad profesional. No digo que parte de la información no sea real y veraz, si no que es inexacta y no está contrastada ni fundamentada

    07 abril 2017 | 12:33

  9. Dice ser Juan

    Por lo que se ve, por alguna extraña razón los animales de una granja de 36.000 vacas producen más mierda y es más perjudicial para el medio ambiente que los de 36 granjas de 1.000 vacas cada una. Me gustaría saber cómo puede suceder eso.

    07 abril 2017 | 12:50

  10. Dice ser jaime

    Esta noticia llega con 50 años de retraso, donde están esas granjas con unas cuantas vacas, unos cuantos pollos y unas cuantas cabras?

    07 abril 2017 | 13:19

  11. Dice ser quejarseyquejarse

    Al final vamos a vivir del aire…no a casinos, no a granjas, no a TODO!! Y España sigue siendo la mierda que es, porque lo único que sabemos hacer es quejarnos de todo….
    Menuda mierda de articulo….tu vives publicando articulos de mierda y mira así te ganas la vida

    07 abril 2017 | 14:25

  12. Dice ser YO ESTOY A FAVOR, NO EN CONTRA

    PUES YO ESTOY A FAVOR, QUE LUEGO QUERRAS COMER BIEN BARATO SO C……N

    07 abril 2017 | 15:15

  13. Dice ser plus

    Gracias a la industrialización comemos pura química. Un tomate no te sabe a tomate, ni la leche a leche, la carne ya no te sabe a carne…Luego nos sorprende que hoy día haya más muertes de cáncer, que hace años. Y las enfermedades que serán nuevas dentro de unos años.

    07 abril 2017 | 16:51

  14. Dice ser Marta Ruiz

    Conmigo que no cuenten, es mas pienso animar a toda la gente que conozco a no comprar lo que produzca eso, como siempre las leyes de todos hasta las de los animales al mejor postor.
    En cosas es como estas es cuando siento vergüenza de ser española

    07 abril 2017 | 17:16

  15. Dice ser Sociólogo Astral

    Nuestro mundo es una gigantesca fábrica de hamburguesas y todos los seres vivos que habitan en él son futura carne picada. solo el holocausto nuclear lo puede arreglar. ya tarda. 8.000 millones de humanos son demasiados para nuestro planeta. IROS LA MITAD.

    07 abril 2017 | 20:17

  16. Dice ser Contestataria

    Hay que resaltar el maltrato animal que se produce en esos lugares y en los mataderos, desincentivar el consumo de carne, que es un despilfarro.

    Como dicen por aquí, con la química que tiene la comida, mas la contaminación del aire, la tierra y el agua, vivimos de milagro.

    Para Siberiana: espero que salga todo bien y la comarca se llene de turistas, respetuosos con el medio ambiente. Yo iré, seguro que es un lugar precioso.

    07 abril 2017 | 22:24

  17. Dice ser carmela

    PERO que mania , NO HAYA QUE COMER TANTA CARNE NI BEBER TANTA LECHE .
    Son seres vivos , sufren , padecen …
    O estan envenenado , y lo peor es que lo pagamos toda la sociedad

    08 abril 2017 | 01:20

  18. Dice ser De la Siberia

    No me sorprende en absoluto el mensaje sesgado de este artículo, el autor muestra un gran desconocimiento de la realidad tanto rural de la Siberia (seguro que no la ha pisado) como de la situación agroganadera de nuestra realidad nacional donde muchos seudoecologistas lo único que hacen es perjudicar la imagen de los que verdaderamente llevamos cuidando de la tierra toda la vida. Pero así es España, viva el lobo y todas las alimañas

    08 abril 2017 | 08:04

  19. Dice ser pro-progreso

    Yo creo que si lo que queremos es progreso no lo vamos a conseguir con megagranjas o megacasinos. Sino con industria de calidad que genera puestos de trabajo de calidad. Si hubiese mejores puestos de trabajo con mejores sueldos sería más factible que más gente pagara mejores productos (ecologicos) y por lo tanto más gente del agro viviese de un producto que deja más margen yque no los esclaviza a multinacionales o distribuidores que solo saben explotan al pequeño productor (otra vez, productos ecológicos).
    Pero claro, en un pais de camareros y peones es complicado. Y si cualdo alguien habla de cultura le señalamos con un dedo le llamamos progre y cambiamos a teta5 a ver mujeres hombres y viceversa… Ye lo que hay¡¡ Los peones con trabajos en macrogranjas y megacasino y los ingenieros trabajando en el extranjero para que en esos paises puedan importar los productos ecológicos que se producen en España. Spain is different¡ Gracias PPSOE y españolitos.

    08 abril 2017 | 08:21

  20. Dice ser Ya tardaban

    En soltar las chorradas de siempre los de la secta vegana.
    Si no quereis comer carne no la comais.
    Pero dais autentico asco con vuestras modas de niño de gran ciudad.

    08 abril 2017 | 11:48

  21. Es una pena que barbaridades como estas existan. Por cosas así es por lo que implantamos en nuestro despacho una sección de derecho animal, lástima que poco podamos hacer contra estas grandes corporaciones que machacan constantamente a los animales por el puro y simple lucro, existiendo otras vías para abastecer a la población mucho menos perjudiciales para todos.

    08 abril 2017 | 14:13

  22. Dice ser ciudadano de un país de idiotas

    Con este tipo de granjas solo está de acuerdo quien perciba el grueso del beneficio económico, es una auténtica barbaridad a todos los niveles.

    Esa persona que dice que son necesarias para comer barato no sabe lo que dice, ni tiene conocimiento.
    Para comer barato no se necesitan ese tipo de granjas, se necesita un poco de lo que carece esa persona que menciono.

    08 abril 2017 | 16:34

  23. Dice ser Socorro!!!!

    Veganos evangelizando!!!
    Auxilio!!!

    08 abril 2017 | 16:37

  24. Dice ser Paisana

    Como bien dice Siberiana, existe La Siberia en España y de lo que pretende hablar el artículo es de la “Laponia” española, así que parece que hemos trastocodo un poco las localidades metafóricas….
    En La Siberia de Badajoz hay bellos pueblos y numerosos embalses, pero nada parecido a la ganadería intensiva. Todo lo que se produce allí es de excelente calidad.

    08 abril 2017 | 17:06

  25. Dice ser Contestataria

    Muchas gracias, Abogado Torremolinos, en España, vuestro trabajo es imprescindible, espero que haya cada vez más personas buenas que se dediquen a eso.

    09 abril 2017 | 14:04

Los comentarios están cerrados.