BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El turismo loco amenaza el paraíso canario de los pájaros

Faro Alegranza

Faro de la isla de Alegranza. ©WWF

Alegranza es un islote deshabitado de 10 kilómetros cuadrados situado al norte de Lanzarote. Está considerado uno de los espacios naturales más importantes de la Unión Europea. Pero es propiedad privada.

Sí, lo has leído bien. Una isla canaria pertenece integramente a una familia. Razón de peso para explicar que a este volcán solitario en medio del Atlántico también le haya llegado la amenaza del pelotazo turístico. Un descabellado proyecto para convertir en hotel de lujo el faro de Alegranza, la única construcción del espacio natural más protegido (sobre el papel) de toda Canarias.

Alegranza es el espacio natural protegido marítimo-terrestre más importante de las islas Canarias. Sus aguas albergan la mayor biodiversidad marina. Su vegetación se encuentra entre las primeras de Europa en cuanto a la presencia de especies endémicas. Además, es el refugio de la mayor diversidad de rapaces y el mayor número de especies amenazadas de aves de las islas Canarias.

Sólo allí se calcula que crían unas 8.000 pardelas cenicientas (Calonectris diomedea), varios cientos de petreles de Bulwer (Bulweria bulwerii), decenas de pardelas de macaronesia (Puffinus baroli), cientos de paíños europeos (Hydrobates pelagicus) y cerca de un centenar de paíños de Madeira (Oceanodroma castro). Por no hablar del guirre (Neophron percnopterus majorensis), el halcón de Eleonor, el halcón tagarote o el águila pescadora.

Instalar en Alegranza un hotelito de lujo y abrir el islote al turismo supondría un desastre para este paraíso. El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural del Archipiélago Chinijo, al que pertenece Alegranza, lo prohíbe, al controlar y restringir su uso público; también recoge la necesidad de que las instalaciones del faro alberguen una estación biológica que sirva de apoyo a las actuaciones de conservación del espacio (gestión, vigilancia, investigación, educación y sensibilización ambiental). Nada que ver con lo que ahora se pretende.

Como yo y tantos otros, SEO/BirdLife, WWF España, la Fundación César Manrique e investigadores de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) quieren evitar el uso turístico del Faro de Alegranza. Para lograrlo, han mandado un escrito a la Autoridad Portuaria de Las Palmas solicitando que se cumpla la ley y se garantice el uso público de esta instalación pública. ¿Nos harán caso? Oscuros intereses económicos pueden ser mucho más fuertes que la cordura y el sentido común.

Por desgracia éste no es un caso aislado. SEO/BirdLife ha denunciado también la existencia de un proyecto muy similar en el faro de la isla de Sa Conillera, en Baleares. El proyecto de construcción del hotel podría afectar allí al entorno de la mejor colonia de pardela balear (Puffinus mauretanicus) del territorio español, una especia tan escasa que es considerada el ave más amenazada de Europa, de acuerdo con los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Cuando hablaban de salida de la crisis, ¿a qué se referían? ¿A volver al ladrillazo? ¿A destrozar los únicos rincones naturales que nos quedan sin urbanizar en España?

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

6 comentarios

  1. Dice ser Carla

    ¿Y quien puede defender en Europa los pocos espacios naturales que quedan? ¿Quien lucha contra la corrupción propio de forma beligerante y dando ejemplo ¿Quien antepone el largo al corto plazo?

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    19 mayo 2014 | 23:59

  2. Dice ser Sin palabras

    Sin palabras me quedo y mas porque soy canario… que alguien se pueda apoderar de un cacho del mundo y para conventirlo en mal… triste no lo siguiente mierda de coalicion canaria y politiqueo que solo busca dinero… deberian de aprender del presidente de uruguay…eso si que es ser un presidente no rajoy , merkel y todos esos

    20 mayo 2014 | 01:56

  3. Dice ser Belén

    Gracias por vigilar y denunciar esta barbaridad insaciable de la avaricia sin cerebro de unos pocos muchos que tanto daño hacen.

    20 mayo 2014 | 10:55

  4. Dice ser ANTONIO

    De donde sacas esto?
    Es cierto que Alegranza es una isla privada pero dentro de un esacio natural proteguido y que yo sepa no hay ninguna intención de hacer esto. Por otro lado, el faro es de titularidad publica, no lo son todos?, y por tanto no es privado.
    No se, da un poco más de información porque yo eto no me lo creo, una cosa es lo que quiere hacer la familia dueña de la isla y otra lo que pueda hacer.

    20 mayo 2014 | 11:15

  5. Dice ser Gladiator

    En el termino medio esta la buena virtud.

    Los faros (la mayoría) han quedado en deshuso y cerrados gracias a las nuevas tecnologías. Y para que no se pierdan, se estan adaptando a otros usos.

    Entiendo que quieran proteger la zona, pero si la isla es de propiedad privada, tambien ellos tendran derecho a hacer lo que les dejen,

    No todo tiene que ser ladrillazo y grandes cadenas de hotels. Tambien hay un turismo respetuoso con el medio ambiente.

    20 mayo 2014 | 14:01

  6. Dice ser manuel

    El turismo loco amenaza el paraíso canario de los pájaros.
    Un pájaro loco y paradisiaco se carga a un turismo canario.
    La amenaza de un canario ha ahuyentado al resto de los pájaros del Paraíso.
    Un pájaro que hacía turismo se ha metido en un saco, el muy loco.
    Un turismo, un loco, un canario y un pájaro se han caído por un barranco.

    20 mayo 2014 | 21:10

Los comentarios están cerrados.