BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

¡Viva el turismo inactivo!

Este domingo se clausura en Madrid la trigésima edición de la feria de Fitur, el gran escaparate mundial del turismo. La mayoría de las 11.000 empresas e instituciones allí reunidas han intentado y siguen intentando captar la atención del turista global, ese curioso impenitente capaz de gastarse grandes cantidades de dinero en descubrir lo que hay al otro lado del mapa.

Los griegos ya se iban de Olimpiadas, y seguramente antes ya había largas romerías y peregrinaciones, algo así como un incipiente turismo religioso. Ahora somos cerca de 1.000 millones los que nos movemos por todo el mundo cada año de un país a otro, sólo por diversión. Gastándonos la nada despreciable cifra de 625.000 millones de euros anuales. Mucho movimiento, mucho gasto, pero también muchos desequilibrios y mucho despilfarro energético.

En los últimos 50 años la estrella fue el turismo de sol y playa. Un sector en el que España se especializó de una forma tan terrible como terriblemente destruida quedó su costa. Agotados de este modelo, hemos vuelto ahora la atención al mundo rural, al turismo ecológico y cultural. Sin embargo, somos seres inquietos. Llegamos a un lugar nuevo y preguntamos: ¿qué se puede hacer aquí? Nació así el turismo activo y de aventura: rafting, surf, kayak, puenting, 4×4, quads,… Ser superhéroes durante unas horas, antes de regresar a la realidad de la oficina.

Yo sin embargo, cada vez soy más partidario del turismo inactivo o, mejor dicho, del turismo plácido. Ir a zonas rurales para pasear, leer, hablar con la gente, extasiarme ante el vuelo de una mariposa o el color de una flor. Lo que los italianos denominan “dolce far niente” y podríamos traducir como “refinada holgazanería”. Es lo más cómodo y ecológico, pero también lo más económico, saludable y lógico. ¿No os parece que al final nos estresamos más con esas vacaciones tan activas que con el propio trabajo? Entonces ¿para qué correr tanto?

Como reza un viejo proverbio árabe,

“la simplicidad es un tesoro infinito, si no puedes alcanzar lo que anhelas, conténtate con lo que tienes”.

Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

19 comentarios

  1. Dice ser Io amo il dolce far niente

    Chssss… No lo digas muy alto, no vaya a ser que se empiecen a apuntar en masa. Si tienes oportunidad de practicar turismo inactivo en épocas vacacionales distintas a las de la muchedumbre, es mejor todavía.

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Guillermo

    Maravillosa forma de pasar el tiempo, eso del dolce far niente. Me gustó mucho el post de hoy 🙂

    30 noviembre -0001 | 00:00

  3. Ah, es que hay otro tipo de turismo!! Las vacas son para vaguear para eso son vacas!

    30 noviembre -0001 | 00:00

  4. Dice ser ABILIO

    El turismo de hoy es un cáncer que le ha salido a nuestro planeta tierra.

    30 noviembre -0001 | 00:00

  5. Dice ser porlajeta güeb

    Sarna con gusto no pica ja, ja. Entiendo lo que dices del estres y es cierto, pero vamos que firmaba yahttp://www.porlajeta.es

    22 enero 2010 | 08:20

  6. La gente ha viajado a lo largo de la Historia por necesidad económica. Ahora nos dicen que “viajar es un placer” y nos lo creemos. Si es que somos muuuu tontos…

    22 enero 2010 | 10:50

  7. Dice ser agustin y comodin

    Mola viajar y ver cosas nuevas, pero una parte de vacaciones me gusta esta en mi casa, en mi barrio, en mi ciudad, con todo ese tiempo que no tengo cuando trabajo, para pasear por sus calles, salir de noche y disfrutar de esas mismas calles, que no puedo ver por que hace frio y trabajo al dia siguiente.. y varios dias seguidos (no solo el sabado o domingo) levantarme cuando quiera y salir a la calle e ir a los sitios sin hora.

    22 enero 2010 | 11:28

  8. Dice ser Rocio

    Tienes toda la razon, estoy harta de volver de mis vacaciones mas cansada de lo que me fuí.Ahora he aprendido y me tomo vacaciones para no hacer nada, salvo regodearme en mi propia holgazaneria.Gracias por este blog. un saludo

    22 enero 2010 | 11:41

  9. Dice ser Pepito Y Grillo

    Yo he pasado la mayor parte de mis vacaciones haciendo turismo activo, ya que he sido aficionado a la fotografía, la montaña, el esquí, la piragua, la vela, el submarinismo, la naturaleza en general y los países exóticos.He visitado 4 continentes, he hecho de todo: desde alquilar apartamentos en La Manga (para practicar vela) hasta convivir con indios del Amazonas.Conozco el daño que el turismo hace: las urbanizaciones, el golf, las carreteras y pistas forestales, los arrastres y pistas de esquí, la masificación, la basura, la aculturación de los nativos, las molestias a los animales salvajes, los souvenirs hechos con restos de animales o plantas silvestres, etc.Sin embargo, el turismo bien gestionado puede redundar en la defensa de los ecosistemas. Sólo hay que hacerlo bien.El problema del turista español es que va a todos lados con la misma actitud con la que va a la discoteca o la piscina. Para él, unas vacaciones son un fin de semana muy largo. Y… ¿qué hacemos los españoles lo fines de semana…?No se da cuenta de que está en otro lugar, donde no valen los principios con los que se rige en la vida diaria. Una de las consecuencias de esto, es que varios de ellos mueren al año en la montaña o el mar.Creo que una manera de proteger a la naturaleza del turismo, es abandonar la estacionalidad (casi todo el turismo se da en las mismas fechas), y empezar a repartir las vacaciones a lo largo del año, incluso aunque se tomen enteras de golpe. Esto evita la masificación, los atascos, con la contaminación que implica y el despilfarro de combustible, millones de personas demandando agua potable para beber, ducharse y llenar sus piscinas, el empleo estacional pasaría a ser estable, etc.

    22 enero 2010 | 13:22

  10. Dice ser antonio larrosa

    A mi me sucede lo contrario; como estoy siempre de vacaciones, cuando salgo fuera me vuelvo loco y hago más deporte, como, como un tigre hambriento , nado como si quiesiera atravesar el Mediterraneo , y bailo igual que Fred astaire cada noche al menos tres horas, luego al regreso a casa , descanso y ya estoy estudiando la proxima salida.Clica sobre mi nombre

    22 enero 2010 | 13:54

  11. Dice ser Antonio larrosa

    Olvide puntualizar que estoy jubilado , cumplo 73 años que el dia 24 y no me quito de la cabeza que soy un niño de dieciocho años , en la edad del pavo.Clica sobre mi nombre

    22 enero 2010 | 13:57

  12. Buenísimo el post!! Y sí, sería ideal poder hacer vacaciones repartidas durante todo el año… si la empresa lo permite.Por otro lado, no os da la sensación de que lo que se haga por vacaciones es una competición, a ver quién ha ido más lejos o ha hecho cosas más exóticas?

    22 enero 2010 | 18:40

  13. Dice ser Hace tiempo

    Hace tiempo que los ecolojetas hacen turismo inactivo.No doblan el lomo ni aunque los capen jejejeje

    22 enero 2010 | 20:08

  14. Dice ser antonio

    es cierto hasta cierta medida,los viajes largos te cansan mucho,por mucho que estés de vacances,pero igualmente gracias a ese turismo del que hablas,del activo,viven muchas personas de sitios que difícilmente lo harían de otra forma,aun así,estoy contigo,mejor buscar lugares naturales,ya a gusto de cada cual,tranquilos y lo más solitarios posibles para empaparte de su paisaje,su fauna y todo lo que nos da la madre natura

    23 enero 2010 | 08:05

  15. Dice ser Rafa el Sevillano

    Yo que estoy preparado para la vida real y de pelas tengo lo que la hipoteca de deja, me considero el viajero tocapelotas, el mejon, os cuento, hace varios años me fui de rambo a buscar osos al Piri y me topé con uno y aun me quito postillas de la paliza que me dió, si lo sé no voy; al año siguiente me fui al caribe a fotografiar tibus, me dejé alli la cámara y la mano, tiene coj… el bicho y eso que yo le queria dar de comer; otro año que no recuerdo cual, me fui a Oklahoma a precticar con los colegas puenting, en rio seco, me pegue una leche, que todavia hay una gran polvareda ciclica tipo atómica, me quedé muy perjudicado y desmemoriado, otro año que no recuerdo, me fuí de cataratas y elegi el Niágara, trinke una kajak me lanzé a corriente salté y aun me estan buscando los del Banco, pa pagar el resto de la hipoteca, El año pasado me largué con otra novia que tenia a Africa de safari al centro del Congo a buscar unos tipos de dinosaurios que dicen que han visto por allí, me introduje en la selva espesa durante 5 meses por que no encontré la salida y lo unico que logré ver era unos mosquitos enormes y monos aulladores, que llegan a ser estresantes y terminas con manias y fobias, en fin y concluyo prefiero aguantar a mi exsuegra en Chipiona de mis amores, paz y tranquilidad, señores, mejor saborear las gambas, vinos y jamones de mi tierra.

    23 enero 2010 | 12:11

  16. Dice ser Rafa el Sevillano

    Desde entonces practico el “thumbing tranki amaka” y me dejo de bobadas y de estar medio año lisiado y entablillado hasta los ojos, y la cuenta corriente canija canija, pa que coman otros y encima tengo que pagar otro seguro de acci – muerte, no mas, ni con oro me voy, a no ser que alguien me lo ponga bonito y me vaya solo de espectador, que ya he sufrio bastante. Lo dicho a Chipiona, me levanto cuando lo diga mi body, desayuno o no, me bajo a la playa con toalla,pa estar cerca del suelo, y no sufrir de vertigos gorra, sombrilla, delante del chiringo, cervecitas, sangrias, sardinas, asi todo las vacaciones, pa luego trabajar como esta mandao y menos pamplinas que dejan traumas y el bolsillo tieso.

    23 enero 2010 | 16:20

  17. Dice ser antonio larrosa

    Hoy es mi cumpleaños 73 y deseo desde España a todo el mundo que tengan un dia muy feliz en compañia de sus familias y amigos y que durante muchos años sea asi.Clica sobre mi nombre

    24 enero 2010 | 10:52

  18. Dice ser Esther Cerro Romero

    Qué difícil es encontrar discursos como éste! sabes que están ahí, camuflados en el ir y venir de la vida, pero es difícil encontrarlos!!!Qué alegría leer estas crónicas, señor Palacios!Siempre viajo desde la calma y casi sin rumbo fijo y no entiendo (aunque respeto) el viaje organizado, que responde al modelo de sociedad imperante y mayoritario (sólo eso). Existe un viaje maravilloso, equiparable a un modo de vivir: despacio, espectantes y emocionados ante tanta maravilla (desde la perspectiva de que cada día que tenemos ante nosotros, es un regalo!), entregando lo mejor de nosotros al mundo que nos rodea.Decía Machado, sabiamente, a mi parecer: “No corras, ve despacio. Que a donde tienes que ir, es a tí mismo”Salud!!

    31 enero 2010 | 20:15

  19. Siempre me pasa lo mismo salgo a desconectar y vengo más cansada de lo que me fuí. En las vaciones hay que disfrutar y si es durmiendo mejor.

    15 febrero 2010 | 10:58

Los comentarios están cerrados.