BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

El despegue económico de África desde Kibera, la barriada más grande del continente

La multitud de grúas que hasta cinco años poblaban los cielos de España parecen haber migrado hacia el sur, en dirección contraria a las pateras, para recalar en algunas capitales de África. O al menos esa es la sensación que tengo al recorrer Nairobi y descubrir la cantidad de carreteras y urbanizaciones que se están construyendo.

Los primeros edificios se levantan en el centro de Kibera, el que fuera durante décadas el barrio de chabolas más grande del mundo. Enero 2013. Foto: Hernán Zin.

Los primeros edificios se levantan en el centro de Kibera, el que fuera durante décadas el barrio de chabolas más populoso de África, con más de un millón de habitantes. Foto: Hernán Zin. Enero 2013

En estas páginas ya he escrito en numerosas ocasiones sobre el nuevo mundo en el que estamos viviendo. Un mundo muchos más polifónico, compartido, donde el hombre blanco ha perdido el liderazgo tras varios siglos de ejercerlo con tantas luces como sombras.

Un nuevo orden mundial al que bauticé de los “7.000 millones” porque este es el número de habitantes del planeta que marca el cambio de ciclo. Por supuesto que no se trata de un movimiento lineal, pues está hecho de avances y retrocesos, pero sin dudas nos encontramos ante un punto de inflexión en la historia.

China como referente

Y como muestra de los tiempos de vertiginoso cambio, nada mejor que el continente africano, que crece a ritmos extraordinarios mientras que esta Europa envejecida, falta de reflejos, languidece.

Siete de los diez países que más crecen en el planeta se encuentran allí. En ningún otro lugar aumentan tanto las ventas de móviles o la creación de nuevas rutas aéreas.

Africa Confidential publica esta semana un exhaustivo análisis sobre el boom económico en algunas regiones del continente y compara lo que está ocurriendo con el despegue experimentado por China en los años 80, al tiempo en que advierte de los desafíos que aún debe afrontar.

Una China que le ha robado a Europa y EEUU el papel de referente en el África subsahariana. Lo vimos en este blog en la República Democrática del Congo, en Uganda, y por supuesto, lo he visto una vez más estos días en Nairobi.

Turistas indios

Las carreteras de la capital keniana las están haciendo mayoritariamente los chinos. Y allí se los ve, a pie de obra, junto a los obreros. Escuelas de negocios, bancos. Pero también, otro fenómeno, aún más novedoso: el turismo.

Un buen amigo, guía en Masai Mara, me decía que ya más del 50% de sus clientes eran indios o chinos. Algo que también he descubierto en los centros comerciales y en las discotecas de Nairobi, donde antes la mayoría de los expatriados eran occidentales y hoy son chinos.

Pero de todo este proceso, lo que más me ha fascinado es lo que está ocurriendo en Kibera, el barrio de chabolas más grande de África. Desde sus callejuelas escribí las primeras entradas de este blog hace casi siete años. Esas mismas arterias que hoy, finalmente, están siendo convertidas en avenidas como contaré en la próxima entrada…

6 comentarios

  1. Dice ser pilpil

    Pienso que si están intentando poner al alcance de los africanos unas viviendas dignas para los ciudadanos. No creo que los edificios sea lo mas correcto.
    La cultura del africano es estar cerca de la tierra. Muchos tienen la necesidad imperiosa de andar descalzos sintiendo el palpito de la tierra madre en sus pies.
    No es justo meterles en unos nichos de altura, donde les aleja de su cultura y sus costumbres. El que mas y el que menos siembra en su pedacito de tierra, solo aunque sea para ver crecer la joya mas preciada que sale de la tierra. Esos alimentos variados y sabrosos que sirven para alimentarse.
    Todo el que va a África, ha de pensar y sentir como africano, para entender su cultura, sus costumbres. África es extensa, y amplia como para poder edificar casas amplias, con grandes salas, ya que ellos comparte todo, dignas a la altura no mas de un camión tráiler. Eso si que les haría feliz, y les invitaría a tener ilusión por mejorar sus propias vidas personales y la de todos los familiares.
    Soy de etnia africana y están cometiendo el mismo error que en Europa, tanto inversor que solo tienen un propósito egoísta. Multiplicar sus dividendos.
    Hz. Ni como agradecerte tus artículos, poniéndonos al corriente de esos temas que para otros no son, ni interesantes y aveces deberían ir en titulares. Mil gracias por un trabajo tan tan excepcional.

    15 enero 2013 | 10:14

  2. Dice ser Eduardo

    Hernàn, hace 5 años recorrimos esas callejuelas llenas de vida contigo y gracias a tí, cuando grababas imàgenes para VillasMiseria. También con Antonio. Me entristece ver que lo quieren arreglar haciendo bloques de pisos. No creo que eso sea la solución. O por lo menos creo que hay soluciones urbanas que pueden respetar algo màs ese increíble lugar que es Kibera. Pero bueno, la civilización avanza, y Africa toma lo peor de Europa para copiarlo, especialmente Nairobi. 1abrazo muy fuerte, sigo siempre tus viajes por twitter. Eduardo T.

    15 enero 2013 | 12:07

  3. Dice ser Patricia

    Muy buen articulo!!!! esperamos el siguiente , es viajar a traves de tus relato y conocer otras culturas. Saludos. Patry

    15 enero 2013 | 14:32

  4. Dice ser cristina

    Hernan sos un genio, valiente es muy lindo saber que hay personas como vos q recorren el mundo mostrandonos como viven los mas desamparados de este planeta que en los diarios no muestran mucho como hacen para vivir estas personas con falta de todo y siguen luchando y vos estas ahi en vivo y directo que vida fascinante¡¡¡.-

    Te admiro¡¡¡¡
    besos
    cristina de Cordoba -Argentina.-

    15 enero 2013 | 16:33

  5. Dice ser Hernán Zin

    Gracias Eduardo!! Muy interesante tu opinión amigo, como siempre… gracias a todos!! Abrazos! HZ

    17 enero 2013 | 07:27

Los comentarios están cerrados.