BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Mendigos, armas y burkas en las calles de Kabul

Backshish, backshish, paisa, repite como un mantra la niña que me sigue a través de la mítica Chicken street.

Backshish, backshish, paisa. Palabras que tantas veces he escuchado en las calles de la India y que ahora reverberan una y otra vez en las bocas de los niños que salen a mi paso en busca de una limosna, de un poco de dinero.

Su nombre es Palwashar. Tiene 10 años. Y viene del norte de Afganistán. Afirma que va a la escuela y que vive con su madre en las afueras de Kabul.

Aunque no lo dice, lo más probable es que su madre sea una de esas tantas mujeres de burka harapiento que levantan la mano en las esquinas, que también suplican a los transeúntes por un poco de backshish, por algunas paisas.

Mendigos

Afganistán ocupa el puesto 174 de las 178 naciones evaluadas por el índice de desarrollo humano de Naciones Unidas. Y en este primer recorrido por las calles de su capital me sorprende descubrir cuán patente se hace la miseria: multitudes de mendigos aparecen en cada intersección, en cada semáforo, para llorar unas monedas.

La otra característica, que también destaca en cada cruce de caminos, es la vasta presencia de hombres armados. No sólo policías y militares con oxidados AK47, sino también camionetas con ametralladoras dushka, de las que tanto gustaban los talibán.

El binomio que nunca falla: guerra y miseria. De la mano, inextricablemente unidas.

Armas

Un conflicto bélico que, al menos en Afganistán, parece estar enormemente burocratizado. Me frustra pasar la primera mañana en Kabul rellenando formularios que parecen multiplicarse, reproducirse, a medida que los voy completando.

Formulario para registrarse en la OTAN. Formulario para registrarse en la base de Bagram. Formulario para registrarse en la comandancia de la zona este del país. Y cada uno acompañado de exhaustivos datos personales, desde grupo sanguíneo hasta peso, además de unos párrafos de presentación personal y copias de artículos publicados.

A medida que pasan las horas empiezo a creer que Mark Schneider, analista del International Crisis Group, no se equivoca al afirmar en su último informe que uno de los mayores problemas de las fuerzas occidentales en Afganistán es la falta de coordinación. La ausencia de una política común. El hecho de que cada uno, ya sea la ONU, EEUU y la Unión Europea, vaya por libre.

Las calles de Kabul

A la hora de comer mando todo al carajo y me digo que ya está bien, que no he venido aquí para dedicarme a labores administrativas. Recuerdo la extraordinaria descripción que el periodista polaco Wojciech Jagielski hace de Chickent Street, y parto hacia allí.

Primer paso: sortear los dos portones con guardias armados que protegen la entrada de la pensión en la que estoy alojado. Alambres de espinos, fusiles, pistolas, detectores de metal. Segundo paso: dar con el taxi al que llamé por teléfono.

“Este es el Ministerio del Interior”, me dice el conductor, que ha cubierto los asientos con trozos de alfombra, lo que hace aún más insportable el calor. “Este es el parque Share Now. Hay otro parque, pero sólo para mujeres. Usted no lo puede ver. Esta es Flower Street, traen cosas de Dubai. Películas indias. Y aquí está Chicken Street”.

Las tiendas ofrecen antiguedades, y falsas antiguedades, provenientes de buena parte del territorio afgano. Ahmed, el dueño de “Ahmed Shop”, me muestra sellos, relicarios, monturas de caballo, abalorios, teteras.

“Con los muyahidines sólo podíamos abrir de vez en cuando. Con los talibán nadie venía a comprar. Al menos ahora el negocio va bien”, afirma antes de volver a tratar de venderme un fusil con incrustraciones de nacar que, según sus palabras, “podré llevar en el avión sin problemas”.

Y yo me digo que, si volase con Pamir Airways hasta Madrid, esto sería sin dudas cierto, pero como no es el caso, mejor no intentarlo.

Burkas

“Junto a los gorros del Panshir, esto es lo que más vendemos”, me dice Mohammed, en una tienda vecina. Se refiere a unas muñecas cubiertas por burkas. Un souvenir entrañable como pocos.

Fuera de la tienda, la realidad de esas mujeres que avanzan como espectros. “Las kabulíes no usan burka. Son las mujeres del campo, que vienen a la ciudad”, me explica el dueño de la tienda en la que me he sentado a tomar un vaso de té.

Una realidad que me impacienta observar desde la distancia, tomando notas superficiales, y que espero poder comenzar a desgranar apenas termine con las gestiones burocráticas.

“Chicken street ya no es como antes”, sostiene el dueño de la tienda de té mientras echa a los niños que se acercan para venderme mapas, para lustrarme los zapatos, para pedirme un poco de backshish. “Ahora las mejores antiguedades están en la base de Bagram. Allí han montado un bazar enorme para los soldados americanos”.

18 comentarios

  1. Dice ser Catalina

    Bueno; ya estás olfateando los primero momentos en Kabul. No me imaginaba tanto papeleo burocrático, parece ser que todo lo controlan. Hay algo que no entiendo de Afganistan, o no me he informado bien, pero durante años invadidos por los rusos, en esos momentos los americanos ayudan a los talibanes, y ahora los americanos quieren derrotarlos. Afganistán es de verdad pobre?, ¿qué tiene para tanta invasión?. Perdonarme si soy en este aspecto inculta, pero me hago muchas preguntas. Posiblemente no quieran el régimen talibán, estan considerados terroristas, pero qué tiene Afganistán para ser tanto el centro de estados imperialistas?.Que alguien me de una pequeña clase de esto.Gracias.SR; te paso ya mismito el cuento, por supuesto que confío en tí, no obstante todas mis obras están en RPI con su nº correspondiente.Ya me dirás si te gusta es un cuenta más para mayores que para niños; se llama “El lucero de los Sueños”.

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Bolsa

    Me encanta este blog, el cual tengo en mis favoritos, es genial ver como alguien tiene el valor de viajar a estos lugares tan peligrosos y demas.Seguire atentamente todo tu viaje.Un saludo y mucha suerte 😉

    20 junio 2008 | 01:00

  3. Dice ser Ana

    Paciencia con la burocracia y muchisimas gracias por “llevarnos” a Kabul contigo :)Abrazos a tod@s !!AnaRoss :te escribi pero me devolvieron el email,el mio es: ana_con_da@yahoo.com

    20 junio 2008 | 01:09

  4. Dice ser Kpax

    La realidad de otro lugar, no de otro planeta.saludos

    20 junio 2008 | 03:15

  5. Dice ser Mayté

    Hola Hernán!Definitivamente tienes una paciencia increíble, pero todo es parte de lo caótico del país, espero con ansia tus impresiones diarias, y veo una vez mas con tristeza que los más afectados como siempre son los niños, las mujeres y los ancianos, esa vida tan dura, es como si al cambiar de continente, de país, de tiempo, en todos esos lugares, parece que es uno mismo, el entorno cambia, pero no su problema de raíz: la guerra y la pobreza.Te envío un fuerte abrazo y que emoción seguir contigo paso a paso, descubriendo realidades y despejando situaciones.Besos,Mayté

    20 junio 2008 | 05:13

  6. Dice ser Sonrisa Radiante :)

    Interesante todo, lo que daría por estar ahí aunque me tuviera que poner el burka pero yaes como si estuviera.Que rollo lo del papeleo me imagino pero por si acaso termina de rellenarlo nunca se sabe.Siempre los niños los mas vulnerables.Disfruta de Chiken street y saborea el té.Por aquí todo igual estos días estoy en conferencias sobre el tema de cooperación muy interesante ayer se pensaban que yo era de prensa imagínate……vamos les dije que no que no era de ningún medio de comunicación que venía a la conferencia que tristemente fuímos muy pocos.Hoy volveré con ganas y hoy es el día del refugiado.Cuantos afganos vivirán refugiados en otros países pidiendo asilo……..se cuentan por miless.Hoy día mundial del refugiado os pido ser más solidarios con la gente que viene de otros países nadie se marcha de su país familia y amigos sino es por huir o por progresar.Por cierto Catalina mandame parte de tu cuento a mi correo para ir haciendo las ilustraciones que luego te enviaré haber que te parecen….ahora mismo estaba haciendo una ilustración para mi madre que quiere una para ponerla en el pasillo de su casa.Catalina mi correo sarabaedeus76@yahoo.es envía cuento para hacerme la idea puedes confíar totalmente en mí entiendo tu trabajo de escritora.Bueno gente me voy a desayunar y luego a la conferencia, besos:S.R. :)PD:Hernán disfruta del té descansa y habla con las mujeres sobre su triste realidad te envío mucha energía positiva, el té con canela esta muy rico y te limpia de parásitos ya que la canela tiene esas propiedades.Ánimo viajero, no estas solo 🙂

    20 junio 2008 | 08:35

  7. Dice ser Rafa

    Cuídate, loco, que nos dejamos unas cañas pendientes.Sigo atento a tus (buenas) nuevas.Abrazotes.

    20 junio 2008 | 10:42

  8. Dice ser Hernán Zin

    Buenas noches a todos amigos. Leo con atención vuestros comentarios. Un placer teneros de compañeros de viaje, como siempre… Abrazos!!! HZ

    20 junio 2008 | 12:04

  9. Dice ser Lápices

    …se supone que las fuerzas internacionales son las que “ponen orden” en ese país? burocratizando en medio de la miseria…,en fin.El vendedor qué quiere venderte? esa muñeca infame o la idea de que “las kabulíes no usan burka. Son las mujeres del campo, que vienen a la ciudad…” Quiere ofrecer la idea que son las mujeres más incultas y más desfavorecidas las que llevan burka???. Es acojonante,no se…me pongo en tu lugar y ya me hubiese salido una úlcera…de las que sangran.Un abrazoooooooo

    20 junio 2008 | 12:31

  10. Dice ser Elena Beat

    Llevar un recuerdo a su país, decías. Los propios afghanos necesitarán recurrir a esa tienda. Lástima.

    20 junio 2008 | 12:33

  11. Dice ser Mercedes

    A las buenas tardes,Yo te voy a encargar uno de esos bonitos souvenirs, lo voy a poner encima de la tele, junto a la gitana y el torito.Al no tener internet en casa, me voy a perder las entradas del fin de semana, aunque lo bueno es que el lunes cuando vuelva a la oficina me las encuentro todas.Hernán, cuídate mucho !!Hasta el lunes, un abrazo a todos !!

    20 junio 2008 | 13:05

  12. Dice ser ALMA

    Hernán !!Me supongo que el calor y la Burka no van de la mano.¿A qué temperatura están en Kabul?Muy bueno tu escrito me trasladas a Kabul.saludosAlma 🙂

    20 junio 2008 | 15:36

  13. Dice ser Idaira

    Buenas tardesUna muñeca con burka de souvenir… tengo una y lo primero que hago es quitáserla. Que triste lo de los niños pidiendo limosna, pero eso ocurre en todas partes.¿Tienes que rellenar un formulario por cada “fuerza del orden” que hay en la zona? Llénate de paciencia.Una curiosidad, ¿en qué idiomas hablas para que te entiendan? Porque supongo que los niños de la calle no hablan ingles.Ánimo

    20 junio 2008 | 15:55

  14. Dice ser Silvina

    Catalina: tengo entendido que por el territorio afgano pasan gasoductos y E.E.U.U. está en el negocio. Hay yacimientos de gas natural en Turkmenistán y la manera de trasladarlos es a través de estos territorios.Hay rumores en los círculos internacionales, de que E.E.U.U. quiere promover la independencia de Beluchistán, para poder hacer pie allí y operar desde una base segura, sobre los territorios adyacentes. Los talibanes, en el hipotético caso de que tomaran nuevamente el poder -cosa que dudo- serían una amenaza para los intereses económicos y estrátegicos de los ¨yankis¨.Bueno, espero haber aportado un granito de arena para la comprensión del asunto, que en verdad es sumamente complejo y tiene demasiadas aristas.Saludos desde Argentina.

    21 junio 2008 | 18:50

  15. Dice ser burkafobia

    Imagino que sentirse solidaria contigo en muchos aspectos,pero desde una habitación con aire acondicionado..parece hipócrita, con sarcastico mal gusto..Decirte además que soy especialmente sensible desde hace algunos años(demostrable) al tema de los burkas,y todo lo que ello simboliza..parece, digo, oportunista..Pero la verdad es esa..No me olvido de la explotación sexual infantil, del sufrimiento de los mutilados por la bombas, de la miseria y sus mil caras..pero no lo puedo remediar siempre vuelvo a imaginarme cómo seria mi vida si tuviera que llevar esa prenda y todo lo que arrastra…solo quiero que sepas que lo que haceis algunos periodistas es..importante, necesario.Tambien yo, de alguna forma trato de denunciar, y concienciar, pues algunos de mis trabajos,se basan literalmente en el burka,con respeto, con tacto,pero con firmeza. Desde aquí, mi admiración y mi respeto por quienes como tú,toman este camino como opción de vida..

    09 julio 2008 | 15:11

  16. Dice ser monica g

    bendito sea Dios que naci en un pais libre pero que desafortunadamente pocos ven el enorme potencial que tiene nuestro pais.

    13 diciembre 2008 | 18:05

  17. Dice ser PAMAC

    Hola, nos podrias indicar donde podemos conseguir 10 burkas.Es para una acción de denuncia en Madrid.Saludos

    29 agosto 2009 | 20:06

  18. Dice ser wish

    hola, ha menudo suelo estar informada sobre afganistan el ayer y hoy del pais. es un pais devastado por continuas guerras y conflictos. las mujeres viven con las peores vejaciones que el ser humano pueda soportar, pero lo más triste es cuando ves las fotos de esos niños de mirada perdida, tímidos y con apenas una sonrisa. Han vivido tremendas pesadillas, minas antipersonas, se les ha prohibido la educación básica, escuchar música, ver la tv…etc. Es insorpotable, solo tengo ganas de poder viajar a ese país para poder abrazar a esas mujeres y jugar con los niños e intentar que sonrian, eso es lo más bello. ¡ojala,hablemos algún día de afganistan como un país libre.

    05 septiembre 2009 | 22:32

Los comentarios están cerrados.