BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘higo’

Recorre Lanzarote guiado por la voz de Saramago

Hoy te propongo algo diferente. Un viaje hacia el interior, tu interior, desde el exterior de un paisaje increíble, mágico, tan solitario como muchos de nosotros anhelamos. Pasear en soledad por los paisajes volcánicos de Lanzarote de la mano amiga de José Saramago, el llorado Premio Nobel que vino a vivir y a morir a esta isla telúrica.

El viaje no te costará nada. O quizá mucho, quién sabe. El único requisito indispensable es tener tiempo; dejarte llevar por la ensoñación y el movimiento algodonoso de las nubes.

Yo he elegido un volcán cercano a la entrada de acceso con coches al Parque Nacional de Timanfaya. Lo siento por César Manrique, pero su intervención en el Islote de Hilario, sus aulagas incandescentes, sus géiseres de agua hirviendo, su ruta en guagua escuchando el relato minucioso de las primeras explosiones volcánicas recogidas en 1730 por el cura de Yaiza don Andrés Lorenzo Curbelo, sus pollos asados al volcán y sus cientos de turistas haciendo cola en los retretes para aliviarse no va conmigo. En mi volcán no hay nadie. Estoy yo solo. La idea del paseo es sencilla: rodear esta montaña si se puede. Pero a lo mejor ni lo hago; me paro antes y disfruto.

Primer consejo de Saramago:

[Disfrutar] el placer profundo, inefable, que es andar por estos campos desiertos y barridos por el viento.

(Cuadernos de Lanzarote)

Lee el resto de la entrada »

Descubre el misterio de los mensajes de piedra escritos en El Hierro

Hoy te invito a dar un gran salto sobre el Océano Atlántico para viajar a la isla del Meridiano, El Hierro, la más occidental y remota de Canarias. Este periplo haría las delicias de Iker Jiménez y todos sus amigos de las ciencias ocultas y las civilizaciones perdidas.

Pero para mí, cual Ulises despistado camino de Ítaca, lo que me apasiona es el viaje. Voy en busca de un misterio irresoluble que, por supuesto seré incapaz de ayudarte a solucionar. Ni los letreros de El Julan son el enigma de la Esfinge ni yo (ya me gustaría) soy Edipo. Pero ver de cerca esos mensajes en piedra y romperte la cabeza tratando de buscarle un sentido a sus jeroglíficos o lo que sean esos signos extraños sin duda merecerá la pena.

Como hay que llegar pronto he pasado la noche en la preciosa casa rural de La Jarita. El acceso a la vivienda hay que hacerlo a pie. Ascender por un estrecho y empinado sendero, empedrado con rocas de lava, tiene su recompensa. Vistas increíbles hacia el Naciente desde donde cada mañana la vida te regala unos amaneceres con sabor a Borges:

“Ya la luz raya el aire”.

Lee el resto de la entrada »