BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Bicicletas frente a coches, también en verano

bike_vs_cars2

Este mes se ha estrenado en España el esperado documental Bicicletas vs coches. Dirigido por el periodista y director sueco Fredrik Gertten, presenta a personas de todo el mundo que están luchando por el cambio frente a las permanentes inversiones millonarias de la industria automovilística, que luchan por conseguir ciudades más sostenibles, y para quienes la bicicleta se presenta como una poderosa herramienta capaz de lograr este importante y necesario cambio urbano.

Sin ser catastrofista ni beligerantemente ecologista, la película invita a la reflexión sobre por qué la bici no se ha convertido en el siglo XXI en el vehículo principal de movilidad urbana en las principales ciudades del mundo; algo que quizá sí pueda lograrse en un futuro no muy lejano.

Es la lucha de David contra Goliat. Hay 1.000 millones de coches circulando en estos momentos por el planeta. En 2018 se habrán fabricado en todo el mundo más de 100 millones de vehículos de motor, un millón de ellos españoles, que sólo en España dan trabajo directo a cerca de 300.000 familias, el 10% del Producto Interior Bruto (PIB) y el 17,7% de las exportaciones. Frente a tan imbatibles cifras, la parte oscura de la industria automovilística: cada año mueren 7 millones de personas por culpa de la contaminación atmosférica y 1,3 millones de personas en accidentes viarios. De estos últimos la mitad son peatones, ciclistas o moteros.

En Holanda, un estudio de la Universidad de Utrecht, realizado con el concurso de 50.000 ciclistas holandeses que usaban la bicicleta a menudo, demostró que montar en bicicleta 75 minutos a la semana supone vivir seis meses más de vida. Los investigadores también descubrieron que en ese país el uso tan amplio de la bici evita 11.000 muertes prematuras cada año.

¿Es posible cambiar el coche por la bicicleta? Parece imposible, pero los nuevos tiempos, los atascos, la contaminación, la escasez de aparcamientos, el consumo irrefrenable de petróleo y lo costoso de su compra y mantenimiento empiezan a dar un nuevo empuje al uso de las bicicletas en el transporte urbano diario. Porque a pesar de las millonarias campañas publicitarias, coche ya no es igual a libertad.

En España vamos también en esa dirección. Hay cada vez más carriles bici, más servicios municipales de alquiler, más gente utilizándola para ir a trabajar, de compras o hacer turismo. Pero nuestra mentalidad todavía nos dicta que, como en la obra de teatro y película, “las bicicletas son para el verano“. No es cierto, son para todo el año, aunque es en esta época cuando con más ganas las usamos. Será complicado rediseñar las ciudades, pensadas en exclusiva para los automóviles, como espacio preferente de bicis y peatones, pero si queremos vivir mejor no nos quedará más remedio.

Mientras tanto, aprovechando el verano, es momento para volver a la dos ruedas y disfrutar de sus muchas ventajas. ¿Te apuntas al cambio?

Foto: Una captura del documental ‘Bicicletas vs. coches’.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

5 comentarios

  1. Dice ser naranja

    ¿Es posible cambiar el coche por la bicicleta?

    Es necesario, obligatorio y por supuesto… POSIBLE.

    30 Junio 2015 | 10:35

  2. Dice ser Marisa

    y los que tenemos asma y no podemos caminar por placer o montar en bici para trasladarnos qué hacemos?

    30 Junio 2015 | 17:04

  3. Dice ser Marisa

    Por qué las preguntas de seguridad desde soy un robot o no hasta los dibujitos son el inglés?

    es ridiculo

    30 Junio 2015 | 17:05

  4. Dice ser Tia de SobrinoS

    Las personas con asma se verian muy beneficiadas por la limpieza del aire si hubiera menos coches al igual que todos. Y por supuesto nadie dice que no vaya a haber transporte publico. Esta claro, que ancianos, bebes, gente con problemas fisicos varios no pueden ir en bicicleta.

    01 Julio 2015 | 00:13

  5. Dice ser José Manuel Cuenca Toribio

    NECESITAMOS UNA BICICLETA MÁS COMPETITIVA
    .
    …¡Claro que es posible cambiar el coche por la bicicleta! ¡Yo me apunto al cambio, claro que sí! Todos nos apuntamos al cambio. Porque todos somos contrarios a la contaminación del aire, las multinacionales, los atascos, el encarecimiento abusivo de los carburantes, al coche de alta gama del vecino fanfarrón, al supuesto calentamiento global del planeta, la tremendo ruido de las ciudades, ¡a las poluciones nocturnas! etc. Por cada incremento de 1 decibelio, aumenta en un 10% las posibilidades de cascar entre la población adulta o enferma de problemas cardiovasculares.
    .
    …Incluso un reciente estudio de la Universidad de Wichita (Kansas) ha confirmado que la contaminación acústica también es perjudicial para los árboles. Ya que muchas especies de animales, que entierran las semillas en la tierra, no se acercan donde abunda la contaminación acústica, con lo que el nº de semillas germinadas a lo largo de año es menor en aquella parajes ruidosos. Y esto ya está afectando sobremanera a lugares paradisíacos como Canarias, donde existe uno de los mayores índices de contaminación atmosférica del Estado. 12 mill ton de CO2 se emiten cada año, y en gran medida debido a la circulación de automóviles.
    .
    …Dicho esto, hoy por hoy la bicicleta todavía esta lejos de sustituir al coche. Por 5 razones: confortabilidad, amplitud, estabilidad, velocidad y prestaciones. 5 razones en las que el automóvil supera con creces a la bicicleta. 1) la confortabilidad: cuando llueve, hace frío, graniza, hay ventisca u ola de calor, el ciclista se expone a caídas, descalabros, hipotermias o insolaciones. Con el coche no. Salvo que comiencen a dotar a las bicis de una cabina aislante y acristalada donde resguardar al ciclista.
    .
    …2) Amplitud: no siempre nos trasladamos solos a nuestro lugar de trabajo u ocio. Quienes tenemos familia numerosa, estamos obligados a cargar con un pack imposible de llevar sobre 2 ruedas. Hijos pequeños, suegras con sobrepeso, abuelos con Parkinson, cuñadas torpes y tíos cegatos. ¿Cómo nos apañaríamos en nuestra esquelética bici? Imposible. La cabina anterior habría que dotarla de amplitud, mucha amplitud, para poder trasladar a 4 ó 5 persona en un porte.
    .
    …3) Estabilidad: la bicicleta del futuro necesitaría, por consiguiente, de una mayor estabilidad, tanto dentro del la cabina (instalación de sillones para los pasajeros) como fuera (incorporación de 2 ruedas más, 4 en total, y su correspondiente carrocería). Pero Imagínese usted una bicicleta de cuatro ruedas, con carrocería de hierro y 5 pasajeros dentro, equipaje y suegra incluidos, con la única posibilidad de tracción de nuestras escuálidas pantorrillas. Sería eso peor que el Infierno y, además, marcharíamos lentísimos. Luego la velocidad sería necesaria –y la potencia– mediante la instalación de un motor 2.0 turbodiésel con 381 CV, alimentado con gasoil. 7 velocidades, tracción total.
    .
    …Y oiga, ya puestos ¿quién no desea viajar de vacaciones a Fuengirola o a la Playa de las Canteras con una bicicleta llena de prestaciones y comodidades? Tecnología LED, portón trasero, paquetes de iluminación interior, pantalla de 8 pulgadas para tener un sistema de infoentretenimiento, aire acondicionado, equipo de música de alta fidelidad, etc. A todo el mundo le gustaría. ¡A todo el mundo…! Y, le digo, sólo esta hipotética bicicleta podríamos acabar definitivamente con la tiranía del coche.

    02 Julio 2015 | 16:07

Los comentarios están cerrados.