BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘blanco’

¿Por qué es obligatorio que los jugadores del Torneo de Wimbledon vistan totalmente de blanco?

¿Por qué es obligatorio que los jugadores del Torneo de Wimbledon vistan totalmente de blanco?

El Campeonato de Wimbledon consta como el más antiguo de los torneos de tenis que se disputan, iniciándose en 1877 a través de un prestigioso club social de la clase alta londinense en el que sus miembros se reunían en los soleados días veraniegos para pasar sus horas de ocio.

¿Por qué es obligatorio que los jugadores del Torneo de Wimbledon vistan totalmente de blanco?Ya en aquella época las tendencias y cánones de la moda tenían una gran influencia y el blanco era el elegido para las prendas de vestir de forma informal durante el estio para sus días en la campiña, veranear o practicar sus deportes favoritos (como el cricket, polo, croquet o tenis).

El motivo por el que las clases altas vistieran de blanco se daba a varias razones, pero la principal era por considerarse el más pulcro, debido a que al transpirar a causa del calor el sudor no dejaba rastro en la ropa.

Además el blanco era algo que representaba a las clases más pudientes durante el verano, mientras que las clases trabajadoras siempre vestían de oscuro, debido a que sus ropas se manchaban con frecuencia.

Así pues, según se fue consolidando el torneo de tenis y dejó de ser algo exclusivo para los elitistas socios del ‘All England Lawn Tennis and Croquet Club’ que lo inició, siguió manteniéndose una serie de normas establecidas (aunque no escritas) desde sus inicios.

¿Por qué es obligatorio que los jugadores del Torneo de Wimbledon vistan totalmente de blanco?Pero la vestimenta blanca no era algo exclusivo del tenis ni de Wimbledon. En otros muchos lugares y deportes practicados por personas de clase alta se mantenía dicho código, pero poco a poco, tal y como se entró al siglo XX y se popularizó entre la población en general, se fueron incorporando nuevos colores y prendas, algo que en el torneo londinense no se permitió.

Por tal motivo, en 1963 se estipuló que la vestimenta de los jugadores que participaran en el Torneo de Wimbledon debería ser completamente blanca. Una norma que tuvo que ser puntualizada en 1995 cuando se introdujo una especificación que señalaba que la vestimenta debía ser de un blanco puro y no crema o perla (como se estaba dando en algunos casos).

Dentro de este código de vestimenta de Wimbledon está contemplado que, siempre que se lleve una prenda que pueda trasparentar, la ropa interior también debe ser blanca.

Se han hecho algunas concesiones como permitir alguna franjas (siempre y cuando éstas no tengan un grosor superior a un centímetro) o que aparezca el logo de la marca de ropa deportiva (evidentemente con un tamaño y color que no sean demasiado visibles).

A lo largo de la historia del torneo se han dado varios curiosos casos de jugadores a los que se les ha llamado la atención o no se les ha dejado empezar un partido hasta que no se han cambiado alguna pieza, ya que en ésta predominaba otro color.

 

 

Te puede interesar leer: ¿Quién fue Roland Garros?

 

 

Fuentes de consulta: wimbledon.com / theguardian / mentalfloss / britannica
Fuente de la imágenes: Wikimedia commons (1) / Wikimedia commons (2) / Wikimedia commons (3)

¿Si la leche es blanca, por qué la mantequilla es de color amarillo?

¿Si la leche es blanca, por qué la mantequilla es de color amarillo?

Hay una famosa y antigua adivinanza que dice: “Es blanco como la leche y negro como el carbón; es dulce como la miel y agrio como el limón ¿qué es?…”

Pero no, el post de hoy no es para formular adivinanza alguna, simplemente la he utilizado en la intro del mismo a modo de ejemplo de cómo en muchas ocasiones utilizamos un epíteto (en este caso el color y sabor) para referirnos al algo.

Y es que, tal y como titulo el post, el característico color blanco de la leche no lo tienen otros productos derivados de ésta, como es la mantequilla o algunos quesos, los cuales de una manera natural adquieren un tono amarillento.

Pero la razón de que sea así no es a causa de algún colorante artificial que se le añade durante el proceso sino a un pigmento natural conocido como ‘beta-caroteno’ (β-caroteno) que se encuentra en la hierba que es ingerida por las vacas y que, durante el curioso proceso de digestión de estos rumiantes, acaba disuelto en la leche.

No es hasta el proceso de elaboración de los diferentes derivados lácteos (mantequilla, queso…) cuando el beta-caroteno libera su poder colorante que termina tiñéndolo de color amarillo (este pigmento también tiene la propiedad de teñir de naranja o rojizo y está presente en infinidad de frutas y verduras como las zanahorias, la calabaza, la frambuesa o el melón…).

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

Post realizado a raíz de una consulta de Maribel Romero enviada a través del apartado de contacto.
Fuente de la imagen:  Dwayne Madden (Flickr)

¿De dónde surge decir que a alguien ‘le ha tocado la negra’ como sinónimo de mala suerte?

¿De dónde surge decir que a alguien ‘le ha tocado la negra’ como sinónimo de mala suerte?

A través de la página en Facebook de este blog, Manel Alonso me pregunta de dónde surge decir que a alguien le ha tocado la negra como sinónimo de mala suerte.

Desde la antigüedad el blanco y el negro son colores que han estado destinados para designar la buena y mala suerte, la vida y la muerte. Dependiendo de la cultura y civilización le daban (y siguen dándole) un sentido u otro. En el post que publiqué tiempo atrás sobre la expresión ‘pender de un hilo’ ya os explicaba cómo en la mitología romana, griega y nórdica (por citar tres ejemplos) existían unos personajes llamadas las Parcas (en Roma; Moiras para los griegos y Nornas para los escandinavos) que hilaban el ‘hilo de la vida’ (valga la redundancia). Dependiendo de lo feliz o desdichada que sería la vida de cada individuo lo hilaban de color blanco o negro, colores asociados a la dicha y la desdicha respectivamente.

Respecto a la expresión ‘tocar la negra’, que suele decirse como sinónimo de mala suerte, encontramos que su origen proviene de cuando se preguntaba a los Dioses, al oráculo o simplemente se quería echar algo en suerte a través de coger unas piedras (blancas y negras) que se encontraban dentro de un recipiente. Depende de la pregunta que se formulaba y el color que salía la respuesta era positiva o negativa.

En el caso de las antiguas Roma y Grecia el blanco quería decir fortuna y buena suerte y el negro infortunio y desgracia.

En estas civilizaciones existía la costumbre de elegir a algunos de sus representantes públicos (magistrados, senadores…) a través de meter piedras blancas y negras en una vasija (también se utilizaban habas de esos colores) y cada candidato a ocupar el cargo metía la mano para sacar una. Aquellos que cogían la blanca eran los elegidos y por tanto les sonreía la fortuna, sin embargo ‘al que le tocaba la negra’ tenía el infortunio de no ser elegido y quedar fuera.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Yamanaka Tamaki (Flickr)

¿Cuál es el origen del término ‘candidato’?

¿Cuál es el origen del término ‘candidato’?Cada vez que se convocan elecciones una de las palabras que más se repite durante toda la campaña electoral es el término ‘candidato’, encontrándonos que el Diccionario de la RAE la define con las siguientes acepciones: 1) Persona que pretende alguna dignidad, honor o cargo y 2) Persona propuesta o indicada para una dignidad o un cargo, aunque no lo solicite.

El origen del término lo hallamos en el latín candidātus, cuyo significado era ‘el que viste de blanco’. Y es que ese era el color de la toga de aquellos que en la Antigua Roma pretendían acceder a un cargo público o político.

El blanco determinaba la pureza y honradez de las personas destinadas a representar al pueblo o al Estado (unas cualidades que debían poseer los aspirantes y motivo por el cual vestían de ese color).

Candidātus era participio de los verbos candere (ser blanco, pero también brillar o arder) y candidare (blanquear, poner algo blanco) y de éstas han nacido otros muchos términos como ‘cándido’ (sencillo, sin malicia ni doblez), candelabro, candelero, candela o incandescente (por poner unos pocos ejemplos).

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuentes de consulta: Gente Despierta (RNE1) / etimologias.dechile / molinodeideas / RAE
Fuente de la imagen: clipproject

El curioso e histórico motivo que dio origen a que el vestido de las novias sea blanco

La persona que puso de moda el vestido de novia blanco fue la Reina Victoria I del Reino Unido el 10 de febrero de 1840, fecha en la que contrajo matrimonio con Alberto de Sajonia Coburgo-Gotha.

Hasta entonces, era costumbre utilizar vestidos de novia de diferentes colores, más que nada porque estos eran reutilizados para otras ocasiones. El color plateado solía ser el elegido y reservado para reinas y grandes damas.

Pero la Reina Victoria tuvo el capricho y gran idea de elegir el color blanco para su vestido de novia. La fotografía oficial del retrato de boda fue extensamente difundida y, a raíz de ahí, muchas novias fueron optando por escoger un vestido similar en honor a esa elección.

Ya entrados en el siglo XX, algunas corrientes más conservadoras quisieron vincular el color blanco del vestido de novia a la pureza, inocencia y virginidad.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

 

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)