Entradas etiquetadas como ‘Media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores’

Media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores (V)

Muchos son los colores que conocemos y las diferentes tonalidades que presentan. A menudo nos referimos a estos por alguno de sus rasgos, colocándole tras el nombre genérico alguna coletilla (por ejemplo: azul claro, verde oscuro, amarillo brillante, gris apagado, rosa chillón…). En realidad la mayoría de ellos tienen una palabra concreta con la que referirse al mismo, motivo por el que en este post te traigo la quinta (de varias entradas) con media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores.

Media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores (V)

Gilvo: Melado o entre blanco y rojo (término prácticamente en desuso). Proviene del latín ‘gilvus’ el cual hacía referencia al ‘amarillo pálido’, siendo también utilizado el vocablo latino para denominar a ciertas aves de plumaje de dicha tonalidad.

Achiotado: De color rojo intenso. Esta definición es utilizada especialmente en México, de donde proviene su etimología, ya que hace referencia al ‘achiote’ (planta típica de aquella zona) cuyas semillas eran utilizadas para conseguir el colorante o pigmento natural de color rojo amarillento.

Niste: Grisáceo, similar a la ceniza. Este término también proviene del náhuatl (lengua del antiguo Imperio azteca) ‘nextli’ cuyo significado literal era ‘ceniza’.

Zarco: Azul claro. Este término se utilizaba siglos atrás para hacer referencia al color de ojos claros de una persona (especialmente si era mujer) ya que etimológicamente proviene del árabe hispánico ‘zárqa’ y su significado literal era ‘la que tiene ojos azules’.

Solferino: Morado rojizo. Este término hace referencia a la población de Solferino (al norte de Italia), lugar en el que tuvo lugar en 1859 una cruenta batalla entre los ejércitos de Francia y Austria, quedando las calles teñidas de sangre de esa tonalidad.

Rufo: Rojo. Esta era el modo en el que antiguamente también se denominaba a la persona que tenía el cabello pelirrojo. El término proviene del latín ‘rufus’, con el mismo significado y que además también dio origen al vocablo ‘rufián’, ya que antiguamente se tenía el convencimiento de que las personas de ‘mal vivir’ tenían el cabello de color encarnado (o usaban pelucas de ese color).

 

 

 

Lee los otros post relacionados con media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores

 

 

Fuente de la imagen: piqsels

Media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores (IV)

Muchos son los colores que conocemos y las diferentes tonalidades que presentan. A menudo nos referimos a estos por alguno de sus rasgos, colocándole tras el nombre genérico alguna coletilla (por ejemplo: azul claro, verde oscuro, amarillo brillante, gris apagado, rosa chillón…). En realidad la mayoría de ellos tienen una palabra concreta con la que referirse al mismo, motivo por el que en este post te traigo la cuarta (de varias entradas) con media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores.

Media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores (IV)

Azarcón: Color anaranjado muy encendido. Del árabe hispánico ‘azzarqún’ el cual hacía referencia al ‘color de oro’.

Cinéreo: Gris claro semejante al de la ceniza. Proviene del latín ‘cinereus’ cuyo significado era ‘como la ceniza’ y que también dio los términos ‘ceniciento’ y ‘cenicienta’.

Endrino: De color negro azulado. Hace referencia a la ‘endrina’ (también llamada ‘andrina’) un tipo de ciruelas negruzcas.

Cárdeno: Amoratado. Proviene del latín tardío ‘cardĭnus’ el cual deriva de ‘cardus’, haciendo referencia al ‘cardo’, por el color de sus flores. Este término también dio origen a llamar ‘cardenales’ a los moratones que salen en la piel tras recibir un golpe.

Atramento: Forma antigua de referirse al color negro. El término proviene del latín ‘atramentum’, significando ‘agua oscura’, ya que hacía referencia a la tinta y a algunas sustancias utilizadas para su preparación.

Melado: Amarillo como el de la miel. El término proviene del participio del verbo ‘melar’ el cual hace referencia a ‘hacer la miel y ponerla en los vasillos de los panales’ que realizan las abejas.

 

 

Lee los otros post relacionados con media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores

 

 

Fuente de la imagen: piqsels

Media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores (III)

Muchos son los colores que conocemos y las diferentes tonalidades que presentan. A menudo nos referimos a estos por alguno de sus rasgos, colocándole tras el nombre genérico alguna coletilla (por ejemplo: azul claro, verde oscuro, amarillo brillante, gris apagado, rosa chillón…). En realidad la mayoría de ellos tienen una palabra concreta con la que referirse al mismo, motivo por el que en este post te traigo la tercera (de varias entradas) con media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores.

Media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores (III)

Almacigado: De color amarillento, como el de la almáciga (resina clara, traslúcida, amarillenta y algo aromática que se extrae de una variedad de lentisco)

Atezado: Bronceado o moreno. En relación a la ‘tez’ (rostro humano).

Bermejo: Rojizo. Proviene del latín ‘vermicŭlus’ el cual hacía referencia a un tipo de gusanillo que se empleaba para producir este color.

Bruno: De color negro o muy oscuro. Del francés ‘brun’, el cual significaba ‘moreno’.

Cian: Azul verdoso. Proviene del inglés ‘cyan’ y éste a su vez del griego ‘kyáneos’, cuyo significado es ‘de color azul marino’.

Cinzolín: Violeta rojizo. Del francés ‘zinzolin’(de exacto significado) y éste a su vez proviene del italiano ‘zuzzulino’ al que llegó desde el árabe ‘djoudjolân’, el cual hacía referencia a la ‘semilla de sésamo’, al tener esta dicha tonalidad.

 

 

Lee los otros post relacionados con media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores

 

 

Fuente de la imagen: piqsels

Media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores (II)

Muchos son los colores que conocemos y las diferentes tonalidades que presentan. A menudo nos referimos a estos por alguno de sus rasgos, colocándole tras el nombre genérico alguna coletilla (por ejemplo: azul claro, verde oscuro, amarillo brillante, gris apagado, rosa chillón…). En realidad la mayoría de ellos tienen una palabra concreta con la que referirse al mismo, motivo por el que en este post te traigo la segunda (de varias entradas) con media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores.

Media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores (II)

Ampo: Blancura resplandeciente. Deriva del italiano ‘lampo’ (relámpago), en referencia al resplandor o brillo de éste.

Cetrino: Amarillo verdoso y a veces utilizado para referirse al ‘amarillo limón’. Del latín medieval ‘citrinus‘ (cítrico) y derivado de ‘citrus’ (limonero).

Índigo: Añil, azul oscuro. Del latín ‘indĭcum’; literalmente ‘de la India’, porque de allí se traía.

Jalde: Amarillo subido. Del francés antiguo ‘jalne’, y este del latín ‘galbĭnus’ (de color verde claro).

Musco: Pardo oscuro. Del latín ‘muscus’, el cual hacía referencia a la sustancia grasienta segregada por las glándulas de ciertos animales, muy utilizada antiguamente para la elaboración de cosméticos y perfumes.

Opalino: Entre blanco y azulado con reflejos irisados. Del latín ‘opălus’ el cual hacía referencia al ópalo, mineral silíceo con algo de agua, lustre resinoso, traslúcido u opaco, duro, pero quebradizo y de colores diversos.

 

 

Lee los otros post relacionados con media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores

 

 

Fuente de la imagen: piqsels

Media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores (I)

Muchos son los colores que conocemos y las diferentes tonalidades que presentan. A menudo nos referimos a estos por alguno de sus rasgos, colocándole tras el nombre genérico alguna coletilla (por ejemplo: azul claro, verde oscuro, amarillo brillante, gris apagado, rosa chillón…). En realidad la mayoría de ellos tienen una palabra concreta con la que referirse al mismo, motivo por el que en este post te traigo una primera (de varias entradas) con media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores.

Media docena de curiosos términos que hacen referencia a tonalidades de colores (I)

Albahío: Blanco amarillento. Término que proviene del árabe andalusí ‘albahí’, cuyo significado era ‘resplandeciente’.

Albugíneo: Enteramente blanco. Del latín ‘albūgo’ que significaba ‘mancha blanca’.

Cerúleo: Azul claro, semejante al del cielo despejado o el de la alta mar (comúnmente conocido como ‘azul cielo‘ o ‘azul mar‘). Etimológicamente procede del latín ‘caeruleus’, de exacto significado y este derivaba de ‘caelum’ (cielo).

Coccíneo: Púrpura. Del latín ‘coccineus’ y éste de ‘coccĭnum’, el cual hacía referencia a ‘grana’ (rojo tirando a morado).

Flavo: De color entre amarillo y rojo, como el de la miel o el del oro. Del adjetivo latino ‘flavus’ que significaba ‘brillar’.

Leucofeo: De color gris o ceniciento. Llegó al castellano desde el latín ‘leucophaeus’ (de exacto significado) y este lo tomó del griego ‘leukóphaios’, formado por ‘leukós’ (blanco) y ‘phaiós’ (oscuro)

 

 

Te puede interesar leer también:

Cinco tonalidades de colores que llevan el nombre o apellido de un personaje

 

 

Fuente de la imagen: piqsels