BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Ya puedes regalar orquídeas… a tus ojos

Mi flor favorita es la orquídea. Pero no esas de floristería. Yo amo a las silvestres, aquellas diminutas que crecen estos días en las praderas de media España desplegando una extraordinaria hermosura sólo apta para amantes de la naturaleza, para amigos de lo pequeño y maravilloso.

Este confesable vicio tiene una peculiaridad: nunca te las llevas. Las admiras, las dibujas, las fotografías, las recuerdas… y las dejas allí, en su praderita, atrayendo abejas y otros insectos en ese complejo mundo suyo tan galante de la polinización.

Las orquídeas no son tan raras como algunos creen. Se conocen unas 25.000 especies silvestres distribuidas por todo el planeta, considerándose por ello una de las familias botánicas más extensas del reino vegetal. En España existen cerca de 80 especies diferentes, algunas muy abundantes pero otras terriblemente amenazadas. Y ya que lo preguntáis, su nombre procede del griego “orchis”, que significa testículo, debido a la forma de la raíz que tienen los dobles tubérculos de algunas especies. A saber en qué estaría pensando el sabio Teofrasto, discípulo de Aristóteles, cuando la bautizó con tal nombrecito que ahora, cosas de la vida, nos suena tremendamente sofisticado.

Tampoco yo soy el raro amante de estas flores. Mucha gente, más de la que os pensáis, sale estos días de primavera al campo a ver orquídeas como quien sale a buscar setas, pero con sensibilidad. Auténticos cazadores de bellezas, los puedes ver tirados en la hierba, haciendo fotos o, sencillamente, contemplando de cerca la perfección de unas formas y colores diseñados para garantizar el futuro de la especie.

¡Cuánto sabe la flor!, decía asombrado el poeta Pedro Salinas ante el complejo atractivo del mundo vegetal. Y añadía, tan emocionado como cuando yo me encuentro una rara orquídea:

“Sabe entregarse, dar, dar todo lo suyo al que la quiere, sin pedir más que eso: que la quiera”.

En Extremadura Adenex organiza mañana sábado el Día de la Orquídea, que en esta ocasión se celebra en Hoyos (Cáceres), en la comarca de Sierra de Gata. Si te pilla cerca no te lo pierdas. Descubrirás que la pasión por las orquídeas silvestres es contagiosa.

Y si te gusta este fantástico mundo vegetal, no dejes de visitar la espectacular página de Orquídeas ibéricas. Además de incluir una descripción pormenorizada de todos los géneros presentes en la Península Ibérica, te ofrece prácticas aplicaciones para iPhone y Android.

Pero aún hay más. En este enlace de la Junta de Extremadura te puedes descargar gratis una preciosa guía de las orquídeas de esa región. Así que ya no tienes excusa.

La flor de la foto es el zapatito de dama (Cypripedium calceolus). Una de las pocas orquídeas “casi carnívoras” del mundo, capaz de capturar insectos para garantizarse la polinización. En España sólo se la puede ver en unos pocos sitios del Pirineo.

También puedes encontrarme en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/cronicaverde)

**Comparte con tus amigos este post:

Bookmark and Share

7 comentarios

  1. Dice ser Rosa

    Qué bonitas son las orquídeas y que preciosa y loca es la estación en la que florecen (primavera).

    26 abril 2012 | 23:22

  2. Dice ser Carla

    Y hay tantas orquideas porque cada una ha ido esculpiendo sus formas y dibujando sus colores para adaptarse a atraer una especie distinta de insecto. Todo un reto de ingeniería de la seducción.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    26 abril 2012 | 23:28

  3. Dice ser Emilio

    En el Grupo de Estudio y Conservación de Orquídeas (Gecor) todas las primaveras hacemos salidas al campo para fotografiarlas en su hábitat… consulta nuestra agenda de actividades….. y asociate !!

    27 abril 2012 | 12:01

  4. Dice ser Toño Alonso - Gijón

    El próximo sábado dia 28 de abril en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón se impartirá un curso de cultivo de orquideas de 10,30h a 14,00 h.

    27 abril 2012 | 12:14

  5. Dice ser alvaro

    También son mis favoritas, cada vez que veo una por el campo mi emoción es similar a si me encontrara un mamífero o ave de los más difíciles, así lo celebro, como todo un subidón. Jamás se me ocurriría arrancar una, eso es herir la sensibilidad.

    27 abril 2012 | 13:34

  6. Dice ser Emilio

    No salió la web…

    aquí está:

    http://www.gecor.org

    27 abril 2012 | 14:17

  7. Dice ser Yo estoy con zorro

    Increibles orquídeas silvestres. Alucinante una flor que puede parecerse a una hembra de insecto para atraer a machos que la polinicen y lleven los gametos de flor en flor. Yo soy uno de esos buscadores de orquídeas.

    10 mayo 2012 | 18:45

Los comentarios están cerrados.