BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

¿No se te alegran las pajarillas?

Les voy a hacer una confidencia: estos días se me están alegrando las pajarillas. Por si alguno se escandaliza con ello, me adelanto y le pido que no busque connotaciones eróticas ni orníticas en mi confesión, son únicamente estéticas.

Las pajarillas es el nombre antiguo que se daba al bazo guisado de los animales, pero especialmente al del cerdo. Y retrocediendo muchos siglos más hacia atrás, la medicina clásica situaba precisamente en este órgano la melancolía y los humores de donde se suponía surgen la tristeza y la amargura. Alegrarse las pajarillas, el bazo, significa por tanto estar contento, y ése es ahora mismo mi estado de ánimo y el de muchos amantes de la naturaleza. Aunque llueva y haga frío. Porque nos encontramos en el momento más bello y efímero del año, la explosión de colores del otoño, antesala de la inminente desnudez del campo.

Cada año es diferente, al menos en mi Burgos natal. Aquí unas veces apenas dura una semana, sin darte tiempo para disfrutar de esas inolvidables caminatas, pero otras se alarga durante un mes.

2008 está siendo un año fantástico para los otoñistas apasionados como mi amigo Elías, quien todos los días sale de paseo con su mujer “a ver el otoño”. Y me confiesa:

“Caminamos por las choperas de El Parral o La Quinta y lo hacemos como cuando éramos chiquillos, arrastrando los pies bajo la hojarasca para escuchar su sonido y aspirar su olor”.

Otros, como Raúl y Rocío de Plasencia (Cáceres), se calzan las botas y en compañía de sus dos hijos se adentran por la tarde en la dehesa para escuchar, no ya las hojas, sino a las grullas que por cientos pasan volando camino de sus dormideros. Y la luz, esa luz otoñal tan intensa, tan dorada, les ensancha misteriosamente el corazón. Ya se lo digo yo a ellos: “Se os alegran las pajarillas”. Y sonríen. ¿No os pasa a vosotros lo mismo?

9 comentarios

  1. Dice ser Pepe Mor

    No sé si se me alegran las pajarillas como tú dices, pero el otoño siempre me trae ramalazos de dulce nostalgia, aquellos paseos de la mano de mi padre, aquellas batallas de hojas, aquellos colores,… Ésta es la estación más bonita del año.

    24 octubre 2008 | 11:29

  2. Dice ser animalillos

    Hoy sí que estoy completamente de acuerdo con tu comentario. Es más, a mi el otoño las pajarillas me las pone a cien mil.Además en la profundidad del bosque es donde realizo las actividades que más me llenan, más me relajan, más me apasionan, más me motivan,…..PaseosSetasBecadasCastañas….Total, que tengo las pajarillas “alterás” a tutiplén.

    24 octubre 2008 | 11:58

  3. Dice ser Sílver

    Para mí el otoño es una estación de sensaciones encontradas. Si por un lado, la naturaleza vegetal, en su lento declinar hacia el reposo reparador, nos ofrece su paisaje más hermoso, cuando las hojas de algunos árboles y arbustos parecen querer ofrecernos con sus colores vivos el calor de un sol ya esquivo, por otro, no lo olvidemos, es la estación de la muerte anticipada, de vidas segadas por millones: comienza la temporada de caza.Aves que se nos acercan huyendo de la penuria del norte que no sólo trae frío sino también hambre, aves que quizá cuando lleguen a nuestro suelo, satisfechas de haber cumplido ese extraño designio migratorio, tal vez contentas al ver el mismo paisaje -del que ellas también forman parte, no lo olvidemos, como las setas o los madroños- que a nosotros emociona, esos esforzados seres son acogidos con los ojos bien abiertos por unos individuos -los cazadores- que únicamente son capaces de ver en una becada -¡qué paradoja! ellas que son la discreción hecha vida- una diana.Por mucho que nos lo repitan no nos convencerán: cuando nos hablan de su sensibilidad hacia la naturaleza o cuando reivindican su condición de “primeros ecologistas”, no los creemos.Porque ellos no son como nosotros.Se estima que en España no se llega a 10.000 reproductores de Chocha Perdiz (Becada, Sorda). En otoño nos visitan unos 12 millones de individuos de los cuales, unos 3 millones son despanzurrados por las escopetas de esos seres sensibles.

    24 octubre 2008 | 18:17

  4. Uno de esos dormideros a los que se dirijen las grullas despues de pasar el dia en la dehesa es el Pantano de Rosarito, esta en la interseccion de las provincias de Cáceres, Avila y Toledo, a los pies de la Sierra de Gredos por su vertiente meridional.Hace tiempo que voy algunas tardes con mi hijo a disfrutar de estos atardeceres otoñales, que en este pantano con la Sierra de Gredos de fondo y miles de grullas llegando a muy baja altura, con un ruido trompetero ensordecedor lo hacen un sitio magico y maravilloso.Os invito a conocerlo.Saludos.http://jaracanchal.blogspot.com

    24 octubre 2008 | 20:06

  5. Dice ser animalillos

    Silver:Demagogia pura y dura. Igual que el de la barba y el pelo sucio.¿Qué sabréis vosotros si vais continuamente con las orejeras puestas?

    31 octubre 2008 | 16:38

  6. Dice ser MAFALDA

    Oye ANIMALILLOS, yo, lo que es la barba todavía no. Peroooo…Sí que me veo unas greñas bastante demagógicas, sí!Podrías facilitarme tu marca de gomina? Seguro que es la mejor para lograr unas orejas despejadas! Como las tuyas, yá sabes…

    31 octubre 2008 | 17:48

  7. Dice ser animalillos

    A ver Mafalda, reina. Que esto es serio ¿vale? Primero aprende un poco, pisa algunas mierdas en el monte sin que te dé asco y luego si quieres comentamos algo facilito para ir empezando a conocer un poco la naturaleza.¿Vale guapa? Ale, ahora vete a merendar que se está haciendo tarde y ya casi empizan el documental de animalitos que tanto te gusta.

    03 noviembre 2008 | 18:06

  8. Dice ser MAFALDA

    Profe Animalillos, conocías la letra de esta típica canción de escursionista?”¡La merda de la muntanya no fá pudor…Encara que la remenis amb un bastó!”Contiene reveladoras informaciones, eh?P.D.Salías tú en ese documental? El que “empezaban” hace un rato…Con tanta merienda se me ha vuelto a pasar. Mecachis!

    04 noviembre 2008 | 18:26

  9. Dice ser MAFALDA

    Fé de erratas:eXcursionista.P.D.Vivan las pajarillas otoñales alegres y las “otras” tambien. Que vivan todas ellas!:D

    04 noviembre 2008 | 18:35

Los comentarios están cerrados.