BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

La guerra a través del móvil (2)

Sigo escuchando el relato del doctor Ibrahim Faraj. Observo las fotografías que me muestra a través del teléfono móvil. “De los 33 días que duró la guerra apenas dormí 33 horas“, me comenta. “Y no sólo por el estrés, por los heridos que no dejaba de llegar, sino también por el zumbido de los aviones no tripulados que volaban a todas horas por encima del hospital. Terminaba de operar, bajaba al refugio para tratar de descansar y los escuchaba. Era enloquecedor”.

“Tenemos un negocio aquí en la puerta del hospital, lo has visto al entrar. Ni siquiera nos atrevíamos a ir allí, aunque está a cincuenta metros, porque les teníamos mucho miedo a los aviones no tripulados”, sigue. “Antes, para nosotros eran aeronaves espías, de reconocimiento, que sólo volaba para grabar imágenes. En este guerra llevaban tres pequeños misiles pero con un poder destructivo brutal.

A este joven le disparó un misil un avión no tripulado. Iba en su moto. Le tuvimos que amputar la pierna. Fueron terribles las acciones de los aviones no tripulados en este guerra”.

Israel es puntero a nivel a mundial en el desarrollo de los aviones no tripulados, quizás porque tienen la posibilidad de emplearlos a diario en Gaza o en el Líbano (donde siguen violando el espacio aéreo libanés casi a diario, lo dice la prensa y yo los he escuchado, a pesar del alto el fuego).

Conocidos también como “drones” o “MK”, no son pocos los países que en los últimos tiempos le han hecho importantes compras de estos aviones, a los que se considera los nuevos protagonistas de los conflictos armados. Entre ellos, lamentablemente, España.

Armas prohibidas

“Sobre todo a través de los aviones no tripulados, los israelíes lanzaron bombas que no conocíamos”, me explica. “En la RAI 3 me hicieron una entrevista y les dije que nunca había visto nada así. Yo trabajé como médico en tres guerras. Nunca había operado heridas de esta clase“.

Le cuento acerca de la denuncia que hice el año pasado en este blog y en la revista Interviú sobre la utilización por parte de Israel en Gaza de un nuevo armamento desarrollado por los EEUU basado en el tungsteno y conocido DIME (Dense Inert Metal System). Saco un ejemplar de mi libro Llueve sobre Gaza y le muestro las fotos del cuadernillo, ya que en esta obra pude ahondar más en la investigación sobre el empleo de estas armas de efecto devastador y supuestamente cancerígeno.

“Sí, aquí también se emplearon”, me dice y me muestra imágenes terribles (que prefiero no publicar en el blog). “Cuando vinieron los periodistas de la RAI 3 fui el primero en hablar de este tema. Y te digo por qué. Llegó aquí una joven de 18 años que gritaba del dolor. En apariencia no tenía nada, apenas unas marcas en la piel pero no dejaba de quejarse. Yo decidí operarla. El director del hospital decía que no era necesario, pero yo insistí. Le dije que me hacía responsable. Cuando abrí a la joven descubrí que tenía el intestino destruido en 20 partes”.

Son las mismas denuncias que hace un año me hizo el doctor Juma Al Saq en el hospital Al Shifa de Gaza: la ausencia de restos de metralla en las radiografías, la destrucción de órganos internos. Todos esos elementos que tanto desorientaban a los médicos palestinos. Ellos me decían exactamente lo mismo Ibrahim Faraj: que nunca había visto heridas de esa clase.

La guerra como motor creativo

Los conflictos armados, como muchos argumentan, para la defensa del propio territorio, para alcanzar objetivos políticos, pero, por qué negarlo, como campo para la gestación y perfeccionamiento de nuevas tecnologías, tanto se trate de aviones no tripulados como de sistemas DIME. Y no me refiero sólo a Israel sino a buena parte de los países desarrollados que gestionan un porcentaje significativo de sus presupuestos en investigación a través de las Fuerzas Armadas.

Un fenómeno que no es nuevo, que ha formado parte de la identidad del hombre desde los albores de los tiempos. Imposible soslayar el hecho de que muchos de los adelantos técnicos de los que hoy gozamos en nuestra vida cotidiana fueron creados y perfeccionados debido a los conflictos armados. Entre ellos, paradójicamente, algunos de los que permitieron al teléfono móvil del doctor Ibrahim captar las imágenes del horror de la guerra. Supongo que el odio, el antagonismo y la violencia son mucho más estimulantes a la hora de dar vida a nuevas invenciones que la concordia y la paz.

Continúa…

15 comentarios

  1. Dice ser Hernán Zin

    Buenas noches a todos desde Managua. Preparando el viaje hacia el norte mientras sigo con los recuerdos del Líbano. Maravillosa ciudad esta. Un abrazo!! HZ

    18 Septiembre 2007 | 04:56

  2. Dice ser Mª del Mar

    A medida que vas contando más sobre tus recuerdos del Líbano, cada vez me voy quedando sin palabras para explicar lo que siento y lo que pienso cuando leo esta gran barbarie que estamos haciendo.Por fin he conseguido tu libro de Helado y Patatas Fritas. Increíbles las palabras de Berutti, increíbles.Un abrazo desde Barcelona y que todo te vaya muy bien por ahi.Mª del Mar

    18 Septiembre 2007 | 08:51

  3. Hola a todos!:Descorazonador ver cómo el desarrollo de la tecnología se emplea sobre todo en perfeccionar armas. ..Recuerdo las sabias palabras del periodista Manu Leguineche al respecto:”El S.XX ha sido para mí el siglo desaprovechado; …tanto progreso tecnológico para tan poco avance humano”.Por cada 1 dólar invertido en ayudar a los más desafovorecidos, se gastan 105 dólares en armas. (Datos de la Donella Meadows Foundation). ..Armas que ayudan a esconder la “miseria más mediática” de cualquier guerra, como en el caso de esta joven de 18 años con el intestino destrozado.Pero esto, muy al contrario de desalentar a nadie, nos sirve para seguir mirando al futuro con optimismo. ..Sabiendo la enfermedad, es cuando tenemos el mejor ingrediente para cocinar el remedio.Querido Hernán, tus líneas nos ayudan a muchos a seguir teniendo claro cuál es el camino que nos toca caminar.Un abrazo muy fuerte,Jorge Medina AzcárateOne brother World

    18 Septiembre 2007 | 09:54

  4. Perdón!!!.. me faltaba un “0”.Por cada 1 dólar, 1005 dólares.(Más empeño y constancia).Saludos.

    18 Septiembre 2007 | 09:57

  5. Y último perdón, ..me faltaba un “0” más.por cada 1 dólar, 10.005 dólares.(Disculpadme la broma, creo que es la mejor forma de concienciarnos que el trabajo por delante es muchísimo,.. pero intuyo que los resultados a los que se aspira merecen la pena el esfuerzo).Un barazo muy fuerte.

    18 Septiembre 2007 | 10:01

  6. Dice ser cris

    Pero cómo puede ser ?No tiene heridas graves y el intestino destrozado…. ???Cuantas personas habrán muerto en sus casas después de acudir al hospital y dándoles el alta por no tener heridas graves ¿La imaginación- creación del ser humano es odiosa cuando la utilizan para hacer y provocar tanto dolor…tantas muertes…tanto de todo lo malo.Aún viendo esa foto en un móvil… impresiona, de verdad.Si toda esa fuente de asquerosa imaginación la derivaran a la parte positiva del ser humano, qué diferente sería todo.Un abrazo.Cris

    18 Septiembre 2007 | 10:06

  7. Dice ser SRYA

    Jorge, Gandhi dijo: “Casi todo lo que haga será insignificante, pero es muy importante que lo haga”.Paso a paso…. lo importante es no pararse, no pensar que yo no puedo hacer nada, no quedarse inmóvil.

    18 Septiembre 2007 | 11:08

  8. Dice ser patricia

    Estoy de acuerdo con vosotros, toda esta historia es horrible.Cris, al parecer, el DIME produce una nube de partículas incandescentes que penetra, corta y quema a las víctimas hasta los huesos. Al cabo de pocos minutos provocan la necrosis de arterias enteras, y terminan depositándose en el interior del cuerpo sin posibilidad de extracción. Por eso las heridas superficiales no parecen graves.Jorge, realmente ciertas las palabras de Leguineche. Ya podían las personas utilizar su potencial inteligencia para mejorar el mundo en el que viven, como el doctor Ibrahim Faraj y tanta gente maravillosa…Besos a todos!!PD: Hernán cuídate, y disfruta de esa preciosa ciudad!

    18 Septiembre 2007 | 11:48

  9. Dice ser Rania

    Si es una injusticia pero ocurre.Me hace risa cuando escucho a los políticos o gobiernos de país llamados ser “desarollados” como Estados Unidos o como Rusia y otros…tachan de peligrosos o terroristas… a esos países no muy desarollados con el justo recurso(claro),por el solo hecho de utilizar armas,sea en este caso para defenderse como en Libanon o como en otros país la mala utilización por guerrilleros o milicios(quienes al final se olvidan de su verdadero cometido)…cuando los únicos responsables directamente o indirectamente de esas utilizaciones de tantas armas son ellos,esos países desarollados. Potencialmente son los únicos que crean,perfecionan,venden esas armas a todos esos países.Porque sera? Me imagino que porque siempre ha sido ley de jungla,como se dice,el mejor destruye al debil,entonces porque no hacerlo en esos países subdesarollados.Durante toda nuestra historias los países con mayor renombre se han enriquecido a costa de esos países tan pequeños y tan “desarmados”,les han quitado la poca riqueza que tenían(miremos a Africa ahora)y encima depues de dejarles secos les dan armas,para que!Sinceramente el mundo es una mierda a veces cuando miras por la evilla de tu puerta y ves lo que ocurre a tu alrededor sin poder hacer nada,bueno casi nada.Porque gracias a testimonios como el tuyo Hernán y el de muchas otras personas,informaís,enseñaís y enculcaís una realidad que se escapa al resto del mundo,por el solo hecho de que a algunos no les interesa que se sepa más.Pero hasta cuando?Eso dependera de cada ser,como se dice un granito de arena por aquí,otro granito de arena por allí hace montañas..El solo hecho de quedar una sola esperanza,una sola ventana,entonces queda algo,queda un mañana.Espero algún día se llegue a eliminar esas armas que lo que hace es matar a inocentes.Hernán gracias por tus palabras.Y sé lo que sentistes estando allí,soy Libanesa. y despues de haber vivido muchas cosas en esta vida aún hoy detras de esa impotencia y dolor,cuando me miro en el espejo veo luz en mis ojos.No sabría como expresaroslo,pero Libanon,su cedro sigue en pie y los Libaneses seguimos sonriendo con él,aunque solo quede una piedra para recoger.Besos a todos y mucho amor.Rania

    18 Septiembre 2007 | 14:16

  10. Dice ser Hernán Zin

    Saludos a todos amigos!! Me alegra leeros. Ya mañana parto hacia la zona afectada por el huracán Félix. Se han abierto las carreteras. Serán tres días de viaje… Abrazos!!!

    18 Septiembre 2007 | 16:54

  11. Dice ser joc

    Es increible como se permita usar este tipo de armas , que como objetivo final sea el de hacer el mayor daño tanto a militantes como a civiles e incluso sean tan maquiavelicas como esa que no tiene heridas graves y el intestino destrozado. Me pregunto estaas armas hipocritas no son acaso mas destructivas que esas supuestas armas de destruccion masiva que tanto buscan y no encuentran

    18 Septiembre 2007 | 18:44

  12. Dice ser Cakko

    GRan reportaje. Enhorabuena.

    18 Septiembre 2007 | 22:54

  13. Dice ser Cakko

    Gran reportaje. Enhorabuena

    18 Septiembre 2007 | 22:54

  14. Dice ser Alejandra

    Verdaderamente desgarrador lo leido.Mucha fuerza en este nuevo camino…AbrazosAlejandra desde Argentina

    19 Septiembre 2007 | 02:09

  15. Dice ser Marisol

    Hola a todos!bueno si la mayoria de los paises arabes o islamicos son terroristas que diablos es Israel???hacen lo que les venga en gana le roban el pais a unos destruyen el pais a otros y al final salen con las manos limpias que diablos es israel??? que a todos sabe engañar y nadie le dice nada a su gobierno …..por que tanto miedo todos sin exepcion por que ningun pais o ningun politico de esos que tienen poder se le enfrenta por una buena vez!!! es tan pero taaan complicado que parece una pelicula de terror mezclada con misterio no creen????Buena suerte con tu reportaje en Nicaragua HZ saludos

    19 Septiembre 2007 | 03:21

Los comentarios están cerrados.