BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

La muerte de un urogallo desvela la trama eólica de Castilla y León

La muerte a principios de año de una hembra de urogallo cantábrico en un parque eólico del norte de León está alimentando todas las dudas sobre la independencia de la Junta de Castilla y León.

Según sus técnicos, en esa zona no existe tan amenazada especie ni hay peligro por tanto de que los más de 100 aerogeneradores cuya instalación autorizó puedan afectar a sus maltrechas poblaciones.

Según los científicos expertos en el ave, la zona era una de las más importantes del mundo. Lo dicen en pasado, pues en muy poco tiempo se ha venido abajo por culpa, aventuran, de estas instalaciones.

La noticia de la muerte del urogallo se ha mantenido en secreto durante casi cinco meses, hasta que un periodista de iLeón ha logrado sacarla a la luz. En la Junta de Castilla y León niegan tal secretismo. Aseguran que la información no se ha divulgado porque nadie la había solicitado hasta entonces. Que el ave apareció muerta el pasado 27 de enero en un parque eólico de Folgoso de la Ribera pero no le dieron importancia a pesar de ser el urogallo cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus) uno de los taxones más amenazados de extinción en Europa.

Urogallina muerta junto aerogenerador leonés el 27 de enero. Foto: JCYL/iLeón

Si aparece un oso muerto, lo habitual es activar un complicado proceso de investigación que determine las causas de su muerte, por si pudiera ser un delito. Y rápidamente se da la noticia dado el interés mediático. La investigación oficial se ha hecho y la necropsia confirma la muerte de la urogallina por traumatismo. Todo apunta a una colisión contra el aerogenerador bajo el cual fue localizada, que de confirmarse sería la segunda muerte de un urogallo en Europa por culpa de un parque eólico, habiéndose registrado la primera en Suecia hace años. Toda esta información no se hizo pública.

Entre 230 y 260 osos pardos viven hoy en la cordillera Cantábrica, pero quedan menos de 150 machos de urogallo, cuando hace 30 años había casi 600.

“Los de la Junta silban y miran al cielo; se han hecho los idiotas”, critica sin tapujos uno de los que más saben sobre esta especie y que pide el anonimato por miedo a posibles represalias. En su opinión, “es obvia la ocultación de información respecto a una especie para la que se está gastando mucho dinero en su conservación y que se están cargando”. Un silencio que muchos relacionan directamente con la investigación sobre la trama eólica de Castilla y León, 21 investigados y presuntas comisiones de más de 80 millones de euros.

La única población mediterránea de una especie atlántica

“Los urogallos cantábricos son, de las doce subespecies, los más raros de todos los urogallos, y ahora sabemos que dentro de ellos los hay más raros aún”, señalaba hace años a DiCYT Manuel Antonio González, responsable de una investigación científica que describió una singular población en el noroeste de León. En lugar de ocupar zonas de montaña con vegetación y clima típicamente eurosiberiano, como es habitual en la especie, esta población se distribuye por el Bierzo Alto y el sur de las comarcas de Omaña y Cepeda; un corredor ecológico de transición entre la Cordillera Cantábrica y los Montes de León donde en lugar de hayedos y abedulares ocupa mediterráneos melojares de rebollo.

Es la población más sureña del planeta. Y lo que resultaba aún más sorprendente, en esos bosques sobrevivía la mejor población de toda la subespecie cantábrica, catorce machos y al menos nueve cantaderos, según el trabajo de González. Pero nuevamente hay que hablar en pasado.

La treintena de individuos censados hace una década y que representaban el diez por ciento de todos los urogallos que quedaban en la Cordillera Cantábrica se ha hundido. Fragmentación del hábitat, incendios forestales e infraestructuras humanas como los parques eólicos instalados masivamente han acabado con el animal.

Nuevamente faltan censos recientes y fiables, pero los datos parciales que manejan los expertos ratifican el batacazo. Según ha confirmado uno de estos especialistas a La Crónica Verde, este año no se ha podido detectar ni un solo nido en la zona. Y el número de cantaderos también se ha venido abajo. La situación es crítica.

Lo demuestra un reciente estudio publicado en la revista científica Bird Conservation International. En él sus autores confirman el desastre: la población más rara y amenazada del mundo de una de las especies más amenazadas está totalmente desprotegida. Ni es parque natural ni Red Natura 2000. En realidad es ahora mismo una gran zona industrial a cielo abierto dedicada a la explotación masiva de energías renovables. Este hecho lo ratifica otro importante trabajo científico. Apenas cinco años después de la llegada de los aerogeneradores los urogallos se han venido abajo. Dado el gran impacto ambiental de estas infraestructuras por culpa de una muy mala ubicación, la energía producida allí en lugar de verde es negra.

Un daño irreversible

El problema no es tan solo el impacto directo de los aerogeneradores para las aves, contra los que pueden chocar accidentalmente o cuyo ruido incesante espanta. Tampoco por los nuevos tendidos eléctricos contra los que chocan o se electrocutan.

El mayor impacto se produce en el hábitat por culpa sobre todo de las grandes pistas que se abren a través de los bosques para llegar a zonas prácticamente inaccesibles. Pistas que cuartean el territorio, fragmentándolo irremediablemente. Y que permiten la llegada fácil de depredadores generalistas que de otra forma nunca habrían podido alcanzar esos territorios donde el urogallo criaba con tranquilidad. Zorros y jabalíes pero también cazadores furtivos.

La prueba del delito

La aparición del cadáver confirma los estudios de los biólogos, que han demostrado reiteradamente la presencia de urogallos en esta zona, y contradice a los técnicos de la Junta de Castilla y León, quienes impidieron que las zonas donde se han proyectado hasta 27 parques eólicos en el denominado “nudo de Villameca” fueran protegidas como “áreas críticas” para la conservación de la especie.

Los estudios de impacto ambiental realizados como paso previo para autorizar esos parques eólicos obviaron su presencia o, según los ecologistas de la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, la ocultaron intencionadamente para favorecer la implantación de las infraestructuras eléctricas. El Plan de Recuperación del Urogallo Cantábrico de Castilla y León (Decreto 4/2009, de 15 de enero) también lo ignoró.

Sentencias definitivas exigen el desmantelamiento

Gracias al trabajo de los ecologistas, con datos científicos y luchando en los tribunales en desigual pelea contra las grandes empresas e incluso contra la Administración responsable de velar por la conservación de hábitats y especies, varias sentencias firmes han anulado varios parques eólicos ya construidos y en funcionamiento, como es el caso de La Espina o Peña del Gato.

Esta misma semana el Tribunal Supremo ha confirmado, en una sentencia, la ilegalidad del parque eólico de Valdesamario y anula definitivamente la autorización administrativa que permitía su funcionamiento. Al carecer de los permisos necesarios deberá dejar de funcionar y ser desmantelado.

El fallo del tribunal, aunque llega tarde, destaca el trabajo ejemplar de lucha ciudadana contra este desmadre capitaneado por SEO/BirdLife y en el que igualmente ha sido fundamental la lucha más silenciosa y continuada desarrollada por la asociación ecologista Urz y de la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica.

Según informa el diario digital iLeón, estos tres parques vieron anuladas sus autorizaciones en el Tribunal Supremo y el TSJ por obviar la Junta de Castilla y León la afección de los mismos a una de las especies en mayor peligro de extinción de la península ibérica, el urogallo cantábrico.

Con su decisión, el Supremo cierra, después de trece años,  el ciclo de recursos presentados por SEO/BirdLife ante las irregularidades observadas en el nudo eólico Villameca, que planteaba la construcción de 22 parques eólicos más.  Solo seis fueron construidos y entraron en funcionamiento: los tres anulados por el Alto Tribunal y otros tres que la ONG ambiental no pudo recurrir ante la Justicia.

Un cadáver en el congelador ratifica ahora el desastre.

Bibliografía citada:

M. A. González , S. García-Tejero , E. WengertB. Fuertes (2015) Severe decline in Cantabrian Capercaillie Tetrao urogallus cantabricus habitat use after construction of a wind farm. Bird Conserv. International, 26: 256261.

M. A. González, Fuertes, B., Blanco-Fontao, B., & De Frutos, Á. (2017). The edge also matters: Human threats in a rare Mediterranean habitat for Cantabrian Capercaillie. Bird Conservation International, 1-12. doi:10.1017/S0959270916000587

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

14 comentarios

  1. Dice ser castellano

    Aquí lleva gobernando el mismo PPartido desde tiempos inmemoriales, siempre salen los mismos, debe ser que lo hacen muy bien. La pena es que importemos tan poco al resto de España que ningún periodista independiente se preocupa en investigar aquí, pero la trama que tiene que haber montada, tiene que ser muy gorda, como los chiringuitos del PNV en el país vasco, los de convergencia en cataluña, el psoe en andalucía, los pperos en valencia, etc. Aquí el cortijo lo tienen institucionalizado, nada investiga nada y todo el mundo les vota. Yo acepto los resultados democráticos, pero me gustaría que alguien de fuera viniese a ver esto. Aquí no el periodismo es servil a su amo, son todo uno instituciones, prensa y empresarios de los de siempre.

    25 Mayo 2017 | 08:28

  2. Dice ser Jesús

    Castellano, suscribo todo lo que has dicho. Unicamente me gustaría añadir que, aparte de que ningún periodista investiga lo que en Castilla y León sucede, ya que el peridismo forma parte del “felpudismo”, somos una comunidad autónoma que no importa en absoluto a ningún gobernante de los últimos 40 años. Pasense señores por Ávila, por sus carreteras, por su ferrocarril, vean la nula Industria de la que disponemos, el altísimo paro en toda la provincia, el hastío generalizado, la abulia institucionalizada…pero sus gobernantes todos salen riéndose…, ¿de qué se ríen sinvergüenzas?

    25 Mayo 2017 | 08:45

  3. Dice ser Cornelio

    ¿No será que al final las energias llamadas limpias no son tan limpias?

    25 Mayo 2017 | 08:53

  4. Dice ser Toni

    La culpan la tienen los Castellanos por votarle siempre a estos piratas. Que pasa, que son sordos y ciegos?

    25 Mayo 2017 | 09:16

  5. Dice ser DAVID

    Enhorabuena por un artículo tan bien escrito, citado y basado en la evidencia científica. Un saludo

    25 Mayo 2017 | 10:05

  6. Dice ser PPSOE

    Desgraciadamente, no puedo opinar.
    El artículo está tan mal redactado y es tan “técnico” que no sé bien lo que quiere decir, si el urogallo iba o venía, si solo estaba de paso, qué casualidad que unas instalaciones del PP hayan arrasado con los urogallos, pero no con otras especies como rapaces.
    Así que lo siento, ser muy cientifico no es sinónimo de escribir buen periodismo.
    Y aseguro que me hubiera gustado enterarme de si hay trama o no hay trama, para añadirla a mi colección

    25 Mayo 2017 | 10:13

  7. Dice ser Ivi

    #3 ¿no será que eres Un completo ignorante?
    Un vertido de petróleo causa más daño que todos los parques eólicos que haya en la Tierra en un siglo

    25 Mayo 2017 | 10:18

  8. Dice ser serdna

    Un artículo estupendo.
    Pero como asturiano puedo decir que aunque en estos ultimos años hubieran votado a la otra opcion no creo que el resultado hubiera sido muy distinto, en asturias “paraiso” natural el gobierno autonomico investivado por todas partes deja que las industrias contaminen todo lo que quieran

    25 Mayo 2017 | 10:26

  9. Dice ser a hartarse cooooorran, que hay dineeeeero

    España est´allena de avariciosos y cometartas.
    Es salir un pequeño negocio y tirarse todos sin creer en lo qeu hacen. Sölo por el hecho de hartarse a dinero. Y nadie mira, y nadie ve, nadie controla, proqeu son muy listos, sí, porque somos muy listos, sí.. los más listos del unicverso… y luego viene lo qeu vieen y pasa lo qeu pasa… Somos muy de lo más, sí.

    25 Mayo 2017 | 10:59

  10. Dice ser León

    Me gustaría escuchar las explicaciones del señor Santiago Martín Barajas como miembro de EQUO y de Ecologistas en Acción acerca de los estudios publicados recientemente en los que se demuestra el declive de la población de urogallo cantábrico que había en la zona donde se han instalado estos parques. También acerca de la muerte de este ejemplar por la colisión con un aerogenerador.

    El supuesto ecologista Santiago Martín Barajas, en el año 2011, en plena batalla legal por desmantelar estos parques, actuando como perito de la multinacional propietaria de uno de estos eólicos del norte de León, defendió ante un Juez que los urogallos no sentían la menor molestia por el funcionamiento de este tipo de instalaciones, que el riesgo para la integridad de la especie era nulo, que los eólicos y los urogallos podían vivir en feliz compañía sin ningún problema.

    A esta empresa, la misma promotora de los parques recientemente anulados por el TS, se le pidió una fianza de un millón de euros por haber empezado las obras de un parque sin permisos de ningún tipo (ver artículo de El Pais “fianza millonaria para salvar al urogallo”), desplazando a un ejemplar de urogallo que, casualmente, estaba siendo seguido por radiomarcaje en esas fechas, lo que permitió iniciar un procedimiento penal, porque esta misma política de hechos consumados le ha salido muy bien a la misma empresa en el resto de parques construidos y en funcionamiento a pesar de haber sido declarados ilegales. Empresa que por cierto resultó finalmente absuelta en dicho proceso, gracias entre otras cosas al testimonio cualificado de este señor calificado de “eco-héroe” por el periódico El Mundo.

    Lo dicho, me gustaría mucho que alguien se interesara por la versión de este señor.

    25 Mayo 2017 | 17:26

  11. Dice ser nogalicio

    Veo pocos comentarios de personas en pro de los gobernantes actuales en esa comunidad, solo veo criticas de gentes sobre lo ocurrido, me parece perfecto, opero porque no dan soluciones al respecto para camnbiar el sistema electrico, por ejemplo, que redunde en beneficio de la comunidad y no solo de sus queridos animales?, POCOS VEO QUE SE PREOCUPEN POR LA HAMBRUNA DE MUCHAS PERSONAS DESDE 2012.

    25 Mayo 2017 | 20:29

  12. Dice ser Ramón

    Siendo los parques eólicos de León la mayor trama de corrupción de la historia de la Castilla y León, se construyeron un centenar de eólicos en uno de los últimos refugios de este ave en peligro de extinción (¡mira si habrá sitios en Castilla y León donde poner un parque eólico, solo a unos políticos corruptos y empresas sin escrúpulos se les ocurriría poner aerogeneradores donde crían los últimos de un ave a punto de extinguirse!), y finalmente ha sucedido lo que tenía que suceder: ahora descubrimos que ha muerto un urogallo por chocar contra un aerogenerador. Al menos uno, que sepamos, ¿cuántos habrán muerto sin que nos hayamos enterado? Porque entre lo que esconden estas empresas y la consejería (han estado ocultando esto todo lo posible y han tardado meses en reconocerlo y a base de presionarles, es que un urogallo muerto con el cuello roto a los pies de un aerogenerador es demasiado obvio como para que salgan por la tangente diciendo que igual se murió de otra cosa “coincidentemente” cuando pasaba junto al aerogenerador) y seguro que más urogallos habrán muerto por chocar contra los aerogeneradores pero habrán sido comido por raposos sin dejar rastro (o enterrados por personal de las empresas que tanto se juegan con esto), pues podrían haber muerto ya una docena, o más, quien sabe. La noticia dice que solo ha habido otro caso en Europa, digo yo que si así es, es porque a la mayoría de los países civilizados no se le ocurren autorizar parques eólicos en los escasos sitios donde viven animales en peligro de extinción, esto solo se permite en España y poco más. El urogallo cantábrico de todo el mundo solo vive aquí, si nos lo cargamos se habrá extinguido para siempre.

    25 Mayo 2017 | 20:45

  13. Dice ser Eólico.

    Claro, si choca un urogallo contra una torre eólica la culpa es de los demás. Los ecolojetas que no quieren térmicas, ni nucleares. ni hidráulicas y defienden la energía eólica ahora se quejan.
    Lo mejor es que seais consecuentes por una vez en la vida y os metáis a vivir en una cueva con taparrabos, teas y sin luz y de una vez por todas dejéis de hacer el ridículo.
    Porque las torres eólicas matan rapaces y otras aves sin embargo tampoco son de vuestro gusto.
    EN QUE QUEDAMOS APOYAIS O NO LA ENERGÍA EÓLICA? o esta energía tampoco?
    Estáis como una………

    26 Mayo 2017 | 15:08

  14. Dice ser Contestataria

    En España, en general, los políticos se saltan sus propias leyes “a la torera”. En Madrid, hicieron la M-501, ocultando también la presencia de linces en la zona. Hay una sentencia firme, del Tribunal de la Unión Europea, para que vuelva a su estado primitivo todo lo construido, y, no solo no han hecho ni caso, sino que, siguen haciendo el resto de la maldita carretera, hasta la provincia de Ávila. Y todavía estamos con las medidas medioambientales “compensatorias”. Eso sí que es “tirar el dinero”.

    26 Mayo 2017 | 22:30

Los comentarios están cerrados.