BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Productos ecológicos: mucha calidad pero muy poca información

A muchos de nuestros emprendedores rurales les falla lo más importante. Hacen lo difícil, cuidar con mimo su producto, luchar contra viento y marea por sacar adelante un negocio familiar en época de crisis global pero también local, cuando un nuevo éxodo espanta a los pocos que aún seguían apostando por vivir en los pueblos; empeñados en cerrar los oídos a los cantos de sirena de las grandes ciudades y abrirlos tan sólo al canto de las alondras. Pero olvidan hacer lo fácil, saber vender bien sus productos, diferenciarlos de tanta oferta industrial, despersonalizada, ajena al paisaje y a la cultura del campo.

Un ejemplo ilustra esta carencia. Acabo de comprar carne ecológica. Es la única garantía que tengo de comer una carne sin tantos antibióticos como nos meten a diario de tapadillo en los filetes.

Mi primera sorpresa fue su origen. En Fuerteventura, donde vivo, no existen ganaderos ecológicos, pero ésta que compré viene de la isla de El Hierro, al otro extremo del archipiélago. Nada que ver con productos de kilómetro cero, pero como la que se vende aquí normalmente viene de Argentina o Brasil, algo hemos ganado.

La segunda sorpresa llegó de la mano del etiquetado y resultó mucho peor. Al considerable precio de 16 euros el kilo, tan sólo indicaba “lomo ecológico”. Como comprador me quedé en blanco. ¿Era vaca o cerdo? ¿Lomo alto o bajo? Pero como consumidor sensibilizado las preguntas fueron muchas más: ¿De qué raza es el animal? ¿Qué come habitualmente? ¿Dónde come? ¿Cómo vive y quienes le cuidan? Toda esa información inexistente me habría ayudado a pagar sin dolor esos 16 euros por lo que en Canarias llamaríamos una humilde “carne de componer”. Pero me quedé sin saber por qué era más cara y mejor que la que suelo comprar en el supermercado a 8 euros el kilo.

En pleno siglo XXI, en la sociedad de la información, todos estos datos son tan importantes como fáciles de comunicar al consumidor. Un folleto explicativo habría bastado. O mejor aún. Una sencilla página web, un blog gratuito y un código QR impreso en la etiqueta sería suficiente. Y necesario.

Porque en tiempos tan difíciles como los actuales toca reinventarse o morir. No hay más alternativas.

La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente ha puesto en marcha el proyecto ConSuma Naturalidad. Échale un vistazo. Seguro que ayuda a productores y consumidores a poner en valor nuestra excepcional biodiversidad productiva.

Puedes seguirme (si quieres) en Twitter (@lacronicaverde) y en Facebook (www.facebook.com/lacronicaverde)

16 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Como decia el tango “Todo es mentira hasta el engaño, el mundo fue y será una porqueria y nada más´
    Anda Clica sobre mi nombre y no te amargues la vida, que no vale la pena.

    08 Octubre 2012 | 23:52

  2. Dice ser wawa

    Tienes razon

    09 Octubre 2012 | 00:57

  3. Dice ser flack

    Como todos los negociazos argumentando ecologismo : Verdades a medias o completas falsedades

    09 Octubre 2012 | 00:58

  4. Dice ser lector

    Deberias hacer un cara a cara con el blog del dietista. Teneis una vision muy diferente sobre los ecológicos.

    09 Octubre 2012 | 02:25

  5. Dice ser Harto de giliprogres

    Si no sabes lo que comes, y solo comes porque dice que es biologico, no eres un tanto retrasado mental?

    09 Octubre 2012 | 06:28

  6. Dice ser Toño

    Si los consumidores medios no sabemos lo que compramos y sólo lo seleccionamos por su precio o su marca, sin conocer ni importarnos qué es exactamente ni en qué condiciones se ha producido o viajado, ¿no seremos todos un tanto retrasados mentales?

    09 Octubre 2012 | 06:36

  7. Dice ser URELIO

    si los cosumidores supiesen la verdad de este timo no pagarian mas por “este fraude” la mayoria de las frutas y verduras que se venden como ecologicas son segundas ó terceras categorias (de productos no ecologicos) compradas en subastas y cooperativas agrarias a precios bajisimos pero que dan el pego por su aspecto mas irregular y deforme.

    09 Octubre 2012 | 07:37

  8. Dice ser Jorgito

    ¿Para que te van a decir más cosas, si poniendo que es ecológica ya pagas 16 euros el kilo? Seguramente sea exactamente igual que la carne normal, pase por los mismos controles y tenga los mismos componentes, y encima será de calidad peor porque no te dicen al categoría del producto como tu dices.
    Menudo negocio el de aprovecharse del sentimiento de culpa del ser humano para sacarle los cuartos. La ecología es el nuevo cristianismo.

    09 Octubre 2012 | 08:59

  9. Dice ser Trocotronic

    Y si te hubieran puesto que los cerdos comían libres pastando por la montaña te lo hubieras creído? Poner que es ecológico es gratis y sólo sirve para cobrarte el doble, aunque no lo sea. No digo que todo sea mentira. Pero yo puedo comprar hamburguesas en el Mcdonalds y venderlas bajo el nombre “carne de vacuno ecológica”.
    Lo que funciona es precisamente conocer de antemano dónde se cultivan y crían, tanto verdura, fruta, carne y pescado. Esa es la verdadera información. Hacer una web la puede hacer cualquiera y esto no le da más credibilidad. Me sorprende que tú, precisamente tú, te contentes con tan poco.

    09 Octubre 2012 | 09:11

  10. Dice ser me rio de janeiro

    Entiendo perfectamente que un vendedor pueda comprar cualquier producto y luego venderlo como ecológico….pero entiendan también los reticentes e incrédulos que eso se llama estafa y es denunciable.
    También cualquier productor puede poner es su etiquetado “ecológico” sin serlo, y de igual manera es una acción punible.
    Por tanto, les animo a que denuncien estas estafas cuando las detecte, que por lo que parecen son muchas.

    Como se solucionan estas dudas?? Pues muy fácil, la autoproducción y si esto no es posible, comprando directamente a un productor de confianza. Esto es sumamente sencillo en las áreas rurales porque conoces perfectamente a tu vendedor/es y no tienes ninguna duda de sus productos. En áreas urbanas recomiendo acudir a los grupos de consumo, son un grupo de gente que se reúne para comprar la producción a un productor, al cual suelen exigir rigurosos controles.

    Os encontrareis gentes dispuesta a engañaros en todos los ámbitos de la vida…la pregunta es ¿os vais a preocupar por evitarlo?

    09 Octubre 2012 | 09:54

  11. Dice ser Pip

    A que punto estamos llegando, la comida llena de sustancias químicas y porqueria la hemos de pagar a precio normal, y la comida de verdad, la que deberímos comer, la hemos de pagar a precio de oro. En que mundo vivímos…

    09 Octubre 2012 | 09:54

  12. Dice ser Rosa

    Es cierto, pero también hay que fiarse en las etiquetas de las comunidades autónomas que certifican que es ecológico y en las etiquetas certificadoras. De todas formas, yo conozco ganaderos ecólogicos que no reciben más que trabas administrativas por un trabajo que hacen de corazón, por que piensan que así es como deben cuidar de sus animales. Ellos no ponen ninguna traba para que visites sus granjas y veas con tus propios ojos cómo cuidan de sus animales. Creo que lo importante es conocer al ganadero o agricultor y luego que te cuenten todas las trabas para que no produzcan en ecológico.

    09 Octubre 2012 | 10:08

  13. Dice ser Marta Delgado

    Hay antes que leerse la legislación sobre etiquetados en la cual no te dejan poner todo lo que quieres. En todo caso que a esa carne le faltase información no significa que sea un fraude como apuntais algunos sin conocimientos de causa. Simplemente muchas veces los ganaderos no entienden de comercialización o de mat¡rketing y lo hacen lo más sencillo posible. Lo ideal es preguntarle al productor directamente aunque sea poir mail los detalles de la cria de su ganado,. Y por cierto a nivel general, el etiquetado de la carne es vergonzoso. La carne convencional si que no pone que está alimentada con soja transgénica en un 80%, ni la raza ni siquiera si es extensiva o intensiva, esto entre todos hay que exigir que se especifique y efectivamente que se acabe con esas promociones de “cordero lechal a 12 eurios kg” que hacen las grandes superficies y nos están vendiendo a lo mejor un cordero chileno congelado.

    09 Octubre 2012 | 11:12

  14. Dice ser Rosa

    Totalmente de acuerdo con tu comentario Marta. No exijimos nada a la carne convencional, no sabemos nada de su procedencia (hay lugares donde no se pasan controles), de lo que comen los animales (si pastan al aire libre o comen piensos chungos), no te cuentan nada en el etiquetado. Otra cosa importante es hacernos valorar la calidad de la carne, no sólo el precio. No es lo mismo pagar x por un filete que se deshace en agua y se queda como una piedra (normalmente porque el animal está lleno de hormonas), que un filete bueno de verdad. Porque pagar menos, en estos casos, supone comer peor alimento y eso que me lo demuestren los que tanto ponen a parir a los alimentos ecológicos. Sólo que prueben un buen tomate de huerta o un pollo de corral auténtico y estimen si merece la pena pagar un poco más y no sólo por el sabor sino por la salud. Cuantos más exijamos y consumamos estos alimentos, más baratos serán; es la ley de la oferta y la demanda.

    09 Octubre 2012 | 12:51

  15. Dice ser abilio

    Bueno, ya que pagamos más, que nos informen más. Así de sencillo.

    20 Octubre 2012 | 18:25

Los comentarios están cerrados.