BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El cambio climático nos trae más golondrinas

Hoy traigo a mi blog una buena noticia. ¡Ya era hora! La golondrina dáurica (Hirundo daurica), la hermana exótica de nuestra popular golondrina común (Hirundo rustica), prácticamente ha concluido su conquista ibérica.

Desde su primera observación en Cádiz en 1921, esta pequeña ave insectívora de origen africano ha ido poco a poco ampliando hacia el norte su límite de distribución peninsular. Cantabria y el País Vasco eran las dos comunidades que hasta el momento se le resistían a esta especie claramente mediterránea, pero la tierra pasiega acaba de ceder ante los encantos del pajarillo culinaranja.

Bueno, en realidad el primer nido descubierto se encuentra en la provincia de Burgos, pero a menos de 500 metros de la frontera entre ambas comunidades, con lo que las aves son compartidas. El ornitólogo cántabro Isidoro Fombellida encontró este año su peculiar casa de barro con el característico tubo de entrada en uno de los lugares más impresionantes del norte español: la iglesia rupestre de Presillas. Un bellísimo templo altomedieval excavado en roca viva en el siglo X por monjes refugiados de las persecuciones agarenas en estas fragosas tierras del alto Ebro. Hace años criaba allí la lechuza. Cuando lo visité por primera vez, me pareció un ejemplo soberbio de simbiosis entre arte y naturaleza. La presencia ahora de la dáurica en las comarcas de Bricia y Valderredible aumenta aún más la belleza de esta unión.

¿Por qué está en expansión la golondrina dáurica?

Como es frecuente con el Medio Ambiente, aquí nos movemos más por intuiciones que por certezas. Y todas estas intuiciones apuntan en la misma dirección: el cambio climático. Aunque no se trata de subirse al carro de una moda mediática. Como recuerda el atlas ornitológico español, hace medio siglo ya señaló esta posibilidad el investigador Simeonov (1968), teoría en la que volvió a reincidir Von Wicht en 1978. De hecho, el Atlas Climático de las Aves Reproductoras de Europa apunta la posibilidad de que esta avecilla siga en las próximas décadas su conquista territorial hacia Centroeuropa.

Ave de roquedos, los puentes y las casas abandonadas son para ella zonas perfectas donde poder criar. Y no le va nada mal. De contar con unas pocas parejas en España hace 50 años, ahora se calcula una población mínima de 22.500 parejas.

Lo dicho. Una buena noticia. Aunque otro día hablaremos de lo contrario, de las especies que van de cráneo por culpa de nuestra mala influencia ambiental.

Espectacular interior de la iglesia rupestre de San Miguel de Presillas de Bricia (Burgos), en cuyo interior ha criado una pareja de golondrina dáurica.

9 comentarios

  1. Dice ser Farmacia

    Pues a mi me encantan estas aves, las doy la bienvenida a españa!

    08 Mayo 2008 | 01:49

  2. Dice ser Crónica Verde

    A mi también me parecen preciosas. Sobre todo cuando las ves volar mezcladas con las comunes, dan un toque “internacional” a nuestros campos, aunque sean tan autóctonas como nuestros gorriones. Me pasa lo mismo con los abejarucos. Siempre que los veo con esos colores tan increíbles me dan la impresión de exóticos, y me alegran el día.

    08 Mayo 2008 | 11:26

  3. Esas aves son bonitas. Lo bueno que tiene el cambio climático (si es que realmente existe) es que la vida animal prefiere el calor. Cuanto más calor más vida animal.

    08 Mayo 2008 | 11:40

  4. Dice ser Fino

    Hay un estudio reciente de la SEO que habla de la disminución radical de entre otras la Golondrina Común. Quizás sea más amplia la zona que abarca la Daúrica, pero permíteme dudar que haya más ejemplares, es decir, más creo que se estén desplazando a que crezca su colonia. En lo que sí estoy completamente de acuerdo es en la belleza y agilidad de su vuelo. Aquí en mi tierra, Córdoba, suelen huir de las aglomeraciones urbanísticas, más bien las localizo en lugares apartados de mi Sierra.

    08 Mayo 2008 | 21:54

  5. Dice ser Crónica Verde

    Lo dijo Fino:Todas las estimas poblacionales (que no censos, pues es casi imposible hacerlos),apuntan a un claro aumento de las dáuricas en España. Son más serranas, como tú bien dices, pero no parece que sus números vayan a menos. Como sí que está ocurriendo con las golondrinas comunes, muy ligadas a los pueblos y a los cultivos, también en retroceso ante el avance avasallador del mundo urbano.

    08 Mayo 2008 | 22:35

  6. Gracias por estos articulos que hacen que el dia valla mejor.(yo les llamo la golondrina aul)

    27 Mayo 2008 | 10:33

  7. Dice ser JEANNETTE

    hola jeanntte te mando esta foto

    09 Septiembre 2008 | 23:57

  8. Dice ser ,Maria

    JEANNTE FEA T.Q

    10 Septiembre 2008 | 12:00

  9. Dice ser JEANNTTE

    JEANNTTE FEA T,Q

    10 Septiembre 2008 | 12:03

Los comentarios están cerrados.