BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘Guerra’

¿De dónde proviene la expresión ‘Asentar los reales’?

¿De dónde proviene la expresión ‘Asentar los reales’?

A través de la página en Facebook de este blog, Rafa Martos me pregunta sobre el origen de la expresión ‘Asentar los reales’ y me comenta que ésta era muy utilizada por su padre cuando de pequeños se iban de veraneo a un camping e indicaba el lugar donde montarían la tienda de campaña.

La locución parece estar bastante en desuso en el vocabulario popular actual, aunque todavía puede escucharse decir a algunas personas de mayor edad y, sobre todo en círculos militares.

Y es que fue en los ambientes castrenses donde se originó dicha locución, siendo antiquísima su procedencia.

Asentar los reales significa literalmente ‘acampar un ejército’ y se refería al lugar exacto en donde se levantaban las tiendas de campaña militar en la que se guarecían los altos mandos (como los generales e incluso el propio rey).

El término reales (en su forma singular ‘real’) curiosamente no proviene etimológicamente del vocablo latino rex’ que quiere decir ‘rey’ sino del árabe ‘raḥál’ utilizado para referirse a una aldea o punto de acampada.

Con el tiempo se utilizó la expresión ‘asentar los reales/ asentar el real’ también fuera del ámbito castrense para referirse a los lugares donde acampar o fijar la residencia temporal (sobre todo los pueblos nómadas).

También podemos encontrar la variante ‘alzar el real’ utilizada en el momento en el que se debe levantar/desmontar/abandonar un campamento para trasladarse a otro lugar.

 

 

Otros post que quizá te interese leer:

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Sabías que durante los Juegos Olímpicos de la Antigua Grecia se declaraba una tregua de paz?

¿Sabías que durante los Juegos Olímpicos de la Antigua Grecia se declaraba una tregua de paz?Era conocida como ‘ekecheiria’ y se ponía en marcha unos días antes de dar inicio a los Juegos Olímpicos, que comenzaron a celebrarse en el año 776 a.C., y que enfrentaban en la ciudad de Olimpia (por aquel entonces única sede donde se realizaba) a los mejores y más atléticos soldados de cada uno de los ejércitos de las diferentes ciudades Estado que por entonces conformaban Grecia.

La tregua servía principalmente para garantizar que los atletas llegasen hasta Olimpia sin sufrir ningún percance durante el viaje y, sobre todo, para no dejar en desventaja a ningún ejército, debido a que, como comentaba en el párrafo anterior, los participantes eran los soldados más sobresalientes y preparados.

Tras la finalización, y regreso de cada atleta a sus respectivos Estados, se levantaba la tregua de paz y tan solo se permitía estar en guerra entre ellos durante el periodo denominado como olimpiada, una unidad de tiempo utilizada en la Antigua Grecia que abarcaba un espacio aproximado de cuatro años y que iba desde el final de unos juegos hasta el inicio de los siguientes.

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

La tregua de Navidad de 1914 [Cuando la IGM se paró para celebrar la Nochebuena]

La tregua de Navidad de 1914 [Cuando la IGM se paró para celebrar la Nochebuena]

Se cumplen cien años desde que, en la noche del 24 de diciembre de 1914, miembros de los ejércitos del Imperio Alemán y Británico decidieron de una manera espontanea parar durante unas horas el intercambio de tiros entre ambas trincheras en plena Primer Guerra Mundial. Este acto (declarado como ‘no oficial’) ha pasado a la Historia como ‘la tregua de Navidad de 1914’.

Según las crónicas, parece ser que en los prolegómenos de esa fría Nochebuena empezó a florecer un sentimiento de nostalgia y añoranza entre los soldados que se encontraban atrincherados cerca de la población belga de Ypres. Los alemanes comenzaron a adornar un árbol cercano y encendieron unas velas alrededor de él, seguidamente cantaron alguna que otra típica canción de Navidad germana, acompañándola de unas oraciones. Esto hizo que los soldados británicos se animasen a cantar villancicos populares y se estableciese un emotivo vínculo cuando ambos bandos aunaron sus voces para cantar al unísono.

Ningún mando dio permiso ni la orden de poner en marcha una tregua, pero de forma espontanea comenzaron a salir de sus trincheras los de uno y otro bando y a juntarse en ‘tierra de nadie’ (la franja de terreno entre ambas trincheras).

A partir de aquí son centenares las historias que han surgido respecto a lo que realmente pasó, existiendo muchas de ellas que son pura invención. La mayoría de fuentes fiables indican que hubo un intercambio de saludos y regalos (chocolatinas, cigarrillos…) , se mostraron los unos a los otros fotos de sus respectivas familias, bromearon e hicieron chistes (sobre los franceses) y espontáneamente alguien sacó un balón con el que se jugó un partidillo de fútbol.

Hasta hace poco se había tenido el convencimiento de que dicha tregua y el partido disputado entre ambos bandos era algo que había surgido espontáneamente tras esa confraternización con motivo de la Navidad, pero la aparición de una carta escrita por un soldado británico llamado Willie Loasby, y que envió a su madre el 27 de diciembre de ese mismo año,  parece ser que cambia las cosas, ya que en la misma explica cómo organizó y planeó ese fraternal encuentro futbolístico con varios días de antelación.

La tregua de Navidad de 1914 [Cuando la IGM se paró para celebrar la Nochebuena]

 

Aprovecho este post para desear todos los lectores del blog “Ya está el listo que todo lo sabe” unas muy Felices fiestas

 

Lee y descubre en este blog otras Curiosidades Navideñas

 

Fuentes de consulta: dailymail /  Cuaderno de Historias / historicaleye
Fuente de las imágenes: Wikimedia commons 1 / Wikimedia commons 2

¿Por qué el término ‘botín’, además de un apellido y un calzado, también son las ganancias de un robo?

¿Por qué el término ‘botín’ además de un apellido y un calzado también son las ganancias de un robo?El botín del que hoy quiero hablaros en el blog no se trata del apellido de una famosa familia de banqueros ni del tipo de calzado (bota) que solo cubre hasta el tobillo, sino del término con el que se conoce a aquellas ganancias obtenidas a través de un robo, atraco, estafa o extorsión y que es repartido entre los criminales que los cometen.

Estamos habituados a escuchar el término sobre todo en películas de forajidos o piratas, pero en realidad el origen de la palabra botín no proviene del pillaje o la delincuencia, sino del mundo militar.

Se conocía como botín a aquel conjunto de armas, enseres o provisiones que pertenecían a un ejército vencido tras una batalla y que posteriormente era repartido entre los soldados del bando ganador. Era mucho más que unas simples ganancias, ya que en realidad se consideraba el repartirse esas pertenencias como un trofeo de guerra (botín de guerra).

El origen etimológico de la palabra lo encontramos en el germánicobytin’ cuyo significado era ‘presa’, de ahí pasó a las diferentes lenguas, llegando al castellano a través del provenzal (lengua medieval que se hablaba en el sur de Francia).

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Por qué la ‘Guerra de las Naranjas’ de 1801 se llamó así?

¿Por qué la Guerra de las Naranjas se llamó así?En 1801, entre el 20 de mayo y el 6 de junio, tuvo lugar una guerra que enfrentó a España con nuestros vecinos portugueses. ¿El motivo? La alianza de amistad que tenía el país luso con Inglaterra, lo que obligó a los españoles a declararles la guerra, debido al tratado de amistad firmado el año anterior con Francia.

Solo fueron 18 días de guerra en los que lo más destacado fue el momento en que el ejército español sitió la ciudad de Elvas y los soldados recogieron unas cuantas ramas de naranjas, que Manuel de Godoy, ministro de Carlos IV, hizo llegar a María Luisa de Parma, esposa del monarca y a la vez amante del político.

Esta anécdota sirvió para denominar al breve conflicto bélico como la Guerra de las Naranjas.

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

Fuente de la imagen: G.L.S. (Flickr)

 

Ya está a la venta la edición de bolsillo del libro ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (366 curiosidades para descubrir el porqué de las cosas cada día) de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/ya-esta-el-listo

75 aniversario del fin de la Guerra Civil Española

75 aniversario del fin de la Guerra Civil Española - último parte de la Guerra Civil Española (1º abril 1939)Tal día como hoy, de hace 75 años (el 1 de abril de 1939), a las 22:30 horas y a través de la emisora Radio Nacional, el locutor Fernando Fernández de Córdoba leía el que sería el último parte de la Guerra Civil Española, el cual había sido redactado y firmado, unas horas antes, por Francisco Franco en la sede del gobierno del bando nacional que él encabezaba situado en el Palacio de la Isla (Burgos).

El texto del último parte de la Guerra Civil Española, tal y como se puede ver en la imagen adjunta a la derecha, decía lo siguiente:

En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado.
El Generalísimo
Franco (firma)
Burgos 1º abril 1939

Audio del último parte de guerra leído por Fernando Fernández de Córdoba:

Con este parte se ponía fin a una cruel e injusta guerra que dividió a este país en dos y en el que el bando perdedor (los republicanos) sufrió todo tipo de persecuciones, atropellos e injusticias por parte de aquellos que ganaron y se creyeron en posesión de la verdad y la razón absoluta.

Vaya desde aquí  un sencillo y sentido homenaje y un cariñoso recuerdo para todas las víctimas de la Guerra Civil (de los dos bandos) con el deseo y esperanza de que la memoria histórica no nos haga olvidar las atrocidades cometidas durante esos tres fatídicos años de conflicto bélico y los siguientes 36 años de dictadura y pérdida de libertades.

 

Fuente de la imagen: wikimedia commons