Entradas etiquetadas como ‘Guerra de Vietnam’

Media docena de famosas expresiones que surgieron en el mundo militar (I)

Numerosas son las expresiones que utilizamos coloquialmente en cualquier conversación y que provienen de situaciones acontecidas en el ámbito militar en cualquier lugar y época. Aquí os traigo una primera entrega con media docena de ejemplos:

Media docena de famosas expresiones que surgieron en el mundo militar (I)

 Dar el espaldarazo: Se trata del reconocimiento público que se le hace a alguien, dándole el apoyo y respaldo suficiente con el fin de que consiga un objetivo. Se originó en la Edad Media, del acto en el que un rey o alto mando militar nombraba a alguien caballero o le concedía algún título (gracias a su valiosa contribución en una guerra) y consistía en darle un golpe con una espada sobre los hombros estando el respaldado de rodillas.

Dormirse en los laureles: En la antigüedad, una de las distinciones a las que podía aspirar un militar que había participado exitosamente en alguna campaña bélica era recibir una  corona de laurel, que era símbolo de distinción, que se le ponía en la cabeza. El problema surgía cuando quien así había sido distinguido se relajaba y dejaba de esforzarse ―y, por tanto ya no era una persona tan valiosa para el Estado como hasta entonces―. De ahí que surgiera la expresión  dormirse en los laureles para indicar ese letargo en el que se había sumido quien un día no muy lejano había sido condecorado con ese solemne galardón.

Hacer alarde: Expresión utilizada para indicar la ostentación que se hace de algo. Proviene del árabe ard, que designaba la revista de la tropa. El acto de alardear también era hacer desfilar a los miembros del ejército ante un público lo contemplaba con admiración y orgullo. Esto motivó que tanto el término como la expresión acabasen siendo utilizados para referirse a aquel que hace ostentación de alguna cosa o presume públicamente de algo.

Ir en plan comando: Locución coloquial que significa ‘ir sin ropa interior’ y que llegó al castellano como calco del inglés going commando. Hay ciertas discrepancias sobre cuándo se originó la expresión, pero la mayoría de las fuentes coinciden en señalar que empezaron a usarla los soldados norteamericanos que participaron en la guerra de Corea (1950-1953) o en la de Vietnam (1955-1975). Una de las hipótesis es que surgió porque algunos soldados destinados en el frente no usaban ropa interior; el macuto que llevaban era reducido y podían llevar pocas pertenencias, lo que hacía que prescindieran de esas prendas para portar otras cosas más importantes para ellos. También hay quien indica que el caluroso y húmedo ambiente del sudeste asiático hacía era más cómodo ponerse los pantalones de comando (o campaña) directamente sobre la piel.

Leer la cartilla:  Se dice que se le lee o se le canta la cartilla cuando se le reprende y se le está advirtiendo que debe hacer algo concreto. La  cartilla a la que hace referencia era un pequeño libro o cuaderno que recibía cada soldado y en el que se especificaban las normas de comportamiento y las obligaciones dentro de un cuerpo militar.

Ser de la misma quinta: Se conoce como ‘quinto’ a aquellos jóvenes que, llegada cierta edad (aproximadamente los 18 años) debían de cumplir con el servicio militar obligatorio. El término surgió a raíz de la orden del rey Juan II de Castilla, en el siglo XV, por la que una quinta parte de los muchachos varones que vivían en el reino debían incorporarse al ejército real. Para determinar quiénes eran los escogidos, se quintaba, es decir, se hacía un sorteo del que salía el nombre de uno de cada cinco mozos nacidos en un año determinado. Por eso se decía que eran quintos y de ahí también surgió la expresión ‘ser de la misma quinta’ para referirse a quienes comparten año de nacimiento o graduación.

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

Reseña del libro: ‘Siempre tuvimos héroes’ de Javier Santamarta del Pozo [#UnoAlMes]

Reseña del libro: ‘Siempre tuvimos héroes’ de Javier Santamarta del PozoBajo el subtítulo de ‘La impagable aportación de España al humanismo’ ha aparecido recientemente el libro ‘Siempre tuvimos héroes’ escrito por Javier Santamarta del Pozo (@JaviSantamarta) y editado por Editorial Edaf, el cual nos descubre a través de trece capítulos algunos curiosos e importantes hechos, inventos y personajes de los que sentirse muy orgullosos y que, a modo de homenaje patriótico, trata de enaltecer en unos momentos en los que el sentimiento patrio parece estar algo dividido a causa del auge nacionalista (sobre todo en Cataluña).

Pero dejando a un lado las connotaciones patrióticas de este libro, debo destacar de él la forma detallada y didáctica en la que Javier Santamarta nos va relatando los hechos en los diferentes capítulos, además de hacernos conocedores de esas pequeñas grandes anécdotas que se esconden en la historia… Es la ‘intrahistoria’ de la historia, como tan sabiamente acuño el gran Miguel de Unamuno.

Hechos tan sorprendentes como el descubrimiento de la anestesia epidural por parte del médico militar Fidel Pagés Miravé cuando fue enviado a Melilla (tras el famoso conflicto militar conocido como el ‘Desastre de Annual’) e inventó una innovadora manera de anestesiar; la ‘Oficina Pro Cautivos’, una organización humanitaria con la que Alfonso XIII durante la Primera Guerra Mundial salvó la vida de un gran número de personas y con la que casi gana el Premio Nobel de la Paz o el curioso relato del grupo de médicos españoles que fue enviado a la Guerra de Vietnam para ayudar a los Estados Unidos.

Aquellos que sois amantes de las pequeñas grandes anécdotas de la Historia tenéis en este ameno libro trece capítulos que os encantaran y que, tras  su lectura os quedaréis con ganas de que Javier Santamarta publique una segunda entrega.

 

 

Quizá te interese leer el post: Reseña del libro: ‘Segunda Guerra Mundial, 10 historias apasionantes’ de Laureano Clavero y Pere Cardona

 

 

‘Siempre tuvimos héroes’ (La impagable aportación de España al humanismo) de Javier Santamarta del Pozo
Editorial Edaf
ISBN: 978-84-414-3776-0
http://www.edaf.net/es/libro.asp?producto=2341

¿En qué quedamos, ganamos o perdemos? [Anécdota]

Cuando en 1968, la Casa Blanca hizo correr la voz de que Estados Unidos estaba a punto de ganar la Guerra de Vietnam, el periodista Gene Roberts no tardó en demostrar lo inestable de aquella afirmación.

El cronista de The New York Times le preguntó a un miembro de la CIA destinado al sudeste asiático:

-“¿Es cierto que vamos a ganar la guerra?”.

-“Hay seis buenas razones para pensar que así es”, le respondió el funcionario, y acto seguido las enumeró.

-“¿Por qué entonces-insistió el periodista- también se habla de derrota?”.

-“Porque -contestó su interlocutor- hay ocho buenas razones para considerar la posibilidad de una derrota”.

Y, sin inmutarse, le detalló impasible cuáles podían ser.

 

 

(Fuente: Revista Historia y Vida nº 491)