BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘Londres’

El curioso caso de ‘la niebla asesina de Londres’

El curioso caso de ‘la niebla asesina de Londres’

Son numerosísimas las películas, series o novelas en las que se describe a Londres como una ciudad en la que la niebla es espesa y constante. Cuando uno viaja a la capital del Reino Unido descubre que no es para tanto y que en realidad se ha exagerado un poco con todo ese asunto, que ha servido más bien como perfecta escenografía para historias de misterio o los estremecedores relatos de los asesinatos de Jack el Destripador.

Evidentemente hay niebla en Londres (como en cualquier lugar en el que los índices de humedad sean altos o esté cerca de un río, lago…), aunque no de forma tan exagerada como la ha retratado la ficción, aunque debemos hacer una excepción, ya que hace exactamente 65 años (entre el 4 y el 9 de diciembre de 1952) la capital inglesa quedó totalmente cubierta por lo que se conoció como la niebla asesina, llamada así porque no era una niebla al uso sino que estaba compuesta por agentes tóxicos que provenían de las chimeneas de las fábricas y hogares (eran unos días de intenso frío).

El cielo londinense se llenó de hollín, dióxido de carbono y dióxido de azufre que al unirse hicieron una mezcla letal que acabó con la vida de 12.000 personas (sobre todo de quienes padecían de algún tipo de afección en las vías respiratorias, numerosos ancianos y niños). Pero no todos ellos fallecieron al mismo tiempo… durante esos cinco días lo hicieron cuatro mil y a lo largo de las siguientes semanas, a consecuencia de esa niebla asesina, otras ocho mil fueron enfermando y pereciendo.

 

También te puede interesar leer los posts:

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?

Una de las cosas más típicas que cualquier turista realiza en su viaje a Madrid es visitar la Puerta del Sol y allí tomarse dos fotografías imprescindibles: bajo el monumento de ‘el Oso y el Madroño’ y junto a la placa situada en el suelo (frente al edificio de la Presidencia de la Comunidad Autónoma, donde está colocado el famoso reloj desde donde se despide cada 31 de diciembre el año) que marca el ‘Kilómetro Cero’ o lugar en el que parte toda la red de carreteras radiales de España.

Pero este ‘Km. 0’ no es el único que hay en nuestro planeta y a lo largo y ancho del mismo hay infinidad de países que tienen su propia capital con la correspondiente placa, monolito o monumento que lo representa. Cabe destacar que, curiosamente, muchos de esos kilómetros cero no están ubicados en el punto exacto donde tendrían que estar pero, si lo estuvieron algún día, en cierto momento fue cambiado de lugar (ya sea por unas obras, trasladarlo a un punto más turístico de la ciudad…) y que no todos esos lugares representan el punto de salida de la red de carreteras sino que también puede ser de la red ferroviaria del país e incluso de la red de oficinas postales.

Estos son unos cuantos ejemplos de otras capitales del mundo donde también tienen su correspondiente Kilómetro Cero.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?En Francia podemos encontrarnos hasta cinco poblaciones en los que hay una placa señalando el ‘Point zéro’: en la capital, París, se encuentra frente a la entrada de la famosa catedral de Notre Dame; en la plaza Gambetta de Burdeos; en la plaza Bellecour de Lyon; en la confluencia de las avenidas Canebière y Belsunce de Marsella; y en el puente Marius Gontard de Grenoble.

En Roma (Italia) podremos encontrar el ‘Chilometro zero’ en la cima del ‘Campidoglio’, más conocida como Colina Capitolina.

En Suiza el Km. 0 no está en su capital (Berna) sino en la estación de tren de Olten, en el norte del país, el punto desde donde partía la red ferroviaria.

En Londres el Kilómetro Cero del país se encuentra frente a la estación de tren de Charing Cross, una de las más importantes del Reino Unido. Concretamente la placa está colocada en la estatua ecuestre del rey Carlos I de Inglaterra. Pero esta no ha sido la ubicación inicial, ya que a lo largo de la Historia otros puntos de la ciudad también han sido considerados como Km. 0 (el Puente de Londres –en su extremo sur-, iglesia de San Leonardo en Shoreditch, extremo sur del Puente de WestminsterHyde Park Corner o  la iglesia de St Mary Matfelon entre otros lugares).

En Moscú lo podremos encontrar en uno de los puntos más turísticos de la capital de Rusia: frente a la capilla Ibérica, a escasos metros de la plaza Roja.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?Si damos un salto al continente americano, podemos encontrarnos con el Kilómetro Cero en la Plaza del Congreso de Buenos Aires (Argentina); en la Plaza de Armas de Santiago de Chile; bajo la cúpula del Capitolio Nacional de La Habana (Cuba); en el puente Martín Sosa de la ciudad de Panamá (capital del país homónimo); en un extremo de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México; en Lima (Perú) lo encontrarás en el cruce de las avenidas Javier Prado con Circunvalación; en la Plaza de Cagancha de Montevideo (Uruguay); curiosamente en Canadá podemos encontrar el Km. 0 o ‘Milla 0’ como allí se llama, en la pequeña ciudad de Dawson Creek, al Oeste del país (en la provincia de la Columbia Británica), concretamente en el punto de donde parte la carretera de Alaska.

En Estados Unidos podemos encontrar un Kilómetro Cero (oficial) en la ciudad de Nueva York, concretamente en la esquina suroeste del Central Park con la avenida de Broadway (en Columbus Circle). Al sur de la Casa Blanca en Washington DC podemos encontrar un pequeño monolito conocido como ‘Zero Milestone’.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?Cambiando de continente y trasladándonos a Asia, también podemos encontrar algunos Km. 0. En Tokio (Japón) ese lugar está situado en el famoso barrio de negocios de Nihonbashi punto desde donde partían antiguamente las cinco rutas comerciales más importantes del país; en China se puede encontrar el Kilómetro Cero en la famosísima plaza de Tiananmen de Pekín; en Jerusalén (Israel) está situado en la Puerta de Jaffa (este punto se escogió durante la década de 1920, en el periodo en el que los británicos controlaron la zona. Hasta entonces -y desde tiempos del Imperio Romano- el Km. 0 de Israel se encontraba en un plaza interior de lo que hoy se conoce como Puerta de Damasco); en Bangkok (Tailandia) está en un monumento de la histórica avenida de Ratchadamnoen.

En el continente africano: en El Cairo (capital de Egipto) el Kilómetro Cero está en la oficina de Correos de la plaza Al-Ataba; frente a la catedral ortodoxa de San Jorge en la plaza Menelik de Adís Abeba se encuentra el Km. 0 de Etiopia; en Madagascar lo podremos encontrar frente a la estación de tren de Soarano en Antananarivo.

Y para terminar este post con unos cuantos lugares del planeta en los que se encuentra el Kilómetro Cero vamos a viajar hasta Oceanía, concretamente a Sídney (la ciudad más importante y poblada de Australia) donde en un obelisco en la Macquarie Place nos indica que aquel punto es el Km. 0 del país.

 

 

Lee otros posts sobre curiosidades del mundo

 

 

 

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons

Cuando Jimmy Carter besó en los morros a la Reina Madre [Anécdota]

Cuando Jimmy Carter besó en los morros a la Reina Madre [Anécdota]

Jimmy Carter, trigésimo noveno presidente de los Estados Unidos, era conocido por ser un hombre cercano y, sobre todo, campechano, que se tomaba ciertas confianzas con aquellos con los que debía tratar, incluso con los que acabada de conocer o saltándose los más estrictos protocolos.

Muchos fueron los que achacaron el carácter afable e informal de Carter a su procedencia, ya que a pesar de haber heredado la importante empresa agrícola de su padre (cultivaban cacahuetes y algodón en el Estado sureño de Georgia, siendo conocido popularmente como el ‘Rey de los cacahuetes’) pasó gran parte de su niñez y juventud en un entorno totalmente rural.

Entre las muchas anécdotas (y metidas de pata) que protagonizó está que la tuvo lugar en su primer desplazamiento como presidente cuando viajó al Reino Unido entre el 5 y el 10 de mayo de 1977 para asistir a una cumbre de jefes de Estado del G-7 y a una importante reunión de la OTAN.

Aprovechando el viaje fue invitado por la Casa Real Británica a una recepción que se celebró en el Palacio de Buckingham y en la que también se encontraban otros mandatarios. Cuando el presidente estadounidense llegó al palacio fue conducido hasta la sala donde estaba la familia real (la Reina Madre, Felipe de Edimburgo y la reina Isabel II) recibiendo a los invitados y, tal y como los vio, Carter se abalanzó hacia la Reina Madre y la besó en los labios. Ésta, guardando el estricto protocolo y la compostura, tan solo dio un paso hacia atrás, aunque no fue lo suficientemente rápida para evitar que los labios entraran en contacto. Quedó petrificada por el gesto de confianza que se había tomado el invitado, quien se había comportado como si en su sureña tierra se encontrase.

A pesar de ello la recepción tuvo que continuar como si nada hubiese pasado pero, aunque no se sabe si fue por esta razón, Jimmy Carter mientras fue presidente de los EEUU no volvió a ser invitado nunca más a viajar al Reino Unido.

Tiempo después la Reina Madre escribiría sobre este desagradable suceso y explicaría que aquella fue la primera vez que alguien le había besado en los labios desde que enviudo en 1952 de su esposo, el rey Jorge VI.

También cabe destacar que la Reina Madre no fue la única de las ‘victimas’ de ese modo tan peculiar que tenía  Carter de saludar, haciendo lo mismo también a Jacqueline Kennedy Onassis o Bette Davis.

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuentes de consulta: dailymail / lisawallerrogers / carlanthonyonline / jimmycarterlibrary
Fuente de la imagen: captura Youtube

La verdadera razón por la que David Bowie tenía cada ojo de distinto color

La verdadera razón por la que David Bowie tenía cada ojo de distinto color

El fallecimiento de David Bowie, uno de los artistas más famosos e importantes de las últimas cuatro décadas, ha hecho que sean innumerables las publicaciones que en las últimas horas hablen sobre él, su vida y obra artística o musical, pero también ha dado pie a reaparecer en las redes sociales algunas leyendas urbanas que desde hace años corren por internet. Una de ellas es la que se refiere al motivo por el que tenía cada ojo de un color distinto y que tanto le caracterizó…

En realidad David Bowie no tenía, de nacimiento, un ojo de cada color (que en términos médicos se conoce como ‘heterocromía iridium’) sino que lo que a su ojo izquierdo le pasaba era que padecía de ‘anisocoria’ (dilatación de la pupila).

El motivo por el que la pupila de su ojo izquierdo estaba más dilatada, y por tanto de un color mucho más oscuro que el azul del ojo derecho, era el resultado de un fuerte puñetazo que recibió mientras era estudiante, con 15 años de edad, por parte de un compañero de colegio.

Ocurrió en 1962 y por aquel entonces, David Jones (verdadero nombre de Bowie), andaba tras una chica que también era pretendida por su amigo y compañero de clase, en el Bromley Technical High School de Londres, George Underwood. La disputa por la muchacha llevó que David y George acabasen peleándose e incluso llegando a las manos. Un fuerte puñetazo de Underwood quien llevaba puesto un anillo, le provocó la lesión en su ojo izquierdo que se convirtió (una vez superada la angustia sobre si perdería la visión o no) en una de las características físicas de Bowie.

Evidentemente, la pelea quedó en eso, en una simple disputa entre compañeros y la amistad entre David Bowie y George Underwood perduró a lo largo de los años.

Cabe destacar que, además de formar parte de las primeras bandas de música que creó cuando todavía era David Jones,  Underwood  fue el autor de las portadas de los discos de David Bowie ‘Hunky Dory’ (1971) y ‘The rise and fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars’ (1972).

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

 

 

Fuente de la imagen: acemegarex (Flickr)

Dos contra todos [Anécdota]

Dos contra todos [Anécdota] Uno de los primero éxitos que obtuvo George Bernard Shaw como dramaturgo fue con la obra El hombre y las armas (Arms and the Man) estrenada en el Royal Avenue Theatre de Londres el 21 de abril 1894.

Tras finalizar la primera función de esta comedia, en la que Bernard Shaw hacía una crítica de una manera magistral y humorística a la guerra, el autor fue aclamado por el público presente que rendía una entusiasta ovación.

El dramaturgo irlandés era poco dado a esas exhibiciones ante el público, pero la insistencia por parte del elenco lo convenció (muy a su pesar) para hacer acto de presencia en el escenario.

Todos aplaudían y ovacionaban entusiasmadamente cuando  de entre el patio de butacas alguien abucheó con un ‘Buu, buu’. Bernard Shaw miró en dirección a la voz y con su serenidad habitual dijo:

«Estoy totalmente de acuerdo con usted, pero ¿qué podemos hacer nosotros dos contra toda una sala llena de personas que opinan lo contrario?»

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

La absurda muerte de Arnold Bennet [Anécdota]

La absurda muerte de Arnold Bennet [Anécdota]Arnold Bennet fue un prolífico autor británico que en sus 63 años de vida le dio tiempo para hacer multitud de cosas y en casi todas triunfó o fue reconocido.

De su personalidad destacó su carácter emprendedor para embarcarse en diferentes proyectos, teniendo en su haber un buen número de obras literarias, un guión cinematográfico, una ópera e incluso un plato gastronómico (la ‘tortilla Arnold Bennet’ que se sirve en su honor en el restaurante del Hotel Savoy de Londres).

Famosa también es la polémica discusión que protagonizó con los intelectuales del círculo de Bloomsbury (especialmente con Virginia Wolf), quienes criticaron duramente su obra.

Francia era un país que adoraba, motivo por el que se trasladó a trabajar y vivir en varias etapas de su vida. Durante la Primera Guerra Mundial el Ministerio de Información francés lo contrató para dirigir el Departamento de propaganda.

Y fue precisamente en París el lugar donde, años más tarde y de una manera estúpida, contrajo la enfermedad que acabaría con su vida. Todo se debió al hecho de querer desoír los consejos de un camarero que le advirtió que no era conveniente beber agua del grifo debido a que ésta estaba contaminada; Arnold Bennet se las dio de listo y se bebió un vaso entero para demostrar a todos los presentes que no pasaba absolutamente nada. Pocos días después cayó enfermo, coincidiendo con su retorno a Londres, falleciendo en su casa de Baker Street el 27 de marzo de 1931 a causa de la fiebre tifoidea.

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

Fuentes de consulta: Yahoo! / ourcivilisation
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Por qué las cabinas telefónicas de Londres son rojas?

Cuando viajamos a Londres una de las primeras cosas que hacemos es fotografiarnos junto a una de las típicas cabinas telefónicas de color rojo que podemos encontrarnos repartidas por toda la ciudad.

Al tratarse de uno de los iconos más populares de la ciudad, el cual se considera y forma parte del patrimonio británico, se sigue manteniendo un gran número de cabinas telefónicas instaladas por todo el país, a pesar de que hoy en día la tendencia es que vayan desapareciendo este tipo de habitáculos, tal y como ocurre en la mayoría de ciudades del planeta.

Pero no siempre las cabinas telefónicas londinenses han tenido el mismo diseño ni color. A partir de 1912 la Oficina General de Correos empezó a hacerse cargo del  servicio de telefonía del país, por lo que tenía  colocados en las dependencias y oficinas postales los correspondientes teléfonos  públicos y sus centralitas.

Para dar una mayor cobertura dentro de toda Gran Bretaña, en 1920, se decidió instalar un millar de quioscos (como son llamadas popularmente allí las cabinas) repartidos por un buen número de poblaciones del país. La mayoría de ellas en zonas rurales, donde el servicio de Correos no podía permitirse mantener abierta una oficina.

El diseño de estas primeras cabinas telefónicas, conocidas como K1 (quiosco 1), distaban mucho de tal y como son las conocemos en la actualidad, tanto en la forma como en su color: blancas y con la puerta y ventanas pitadas en rojo; este último era el color corporativo del servicio postal británico, de ahí que los buzones también sean encarnados.

Todavía se conserva un ejemplar (aún en uso), de ese primer modelo de cabina, que se encuentra instalada en el Mercado Trinity de la ciudad de Kingston upon Hull (Condado de Yorkshire).

No fue hasta 1924 en el que aparecieron las cabinas totalmente pintadas de rojo (K2) y con un diseño diferente a las anteriores, pues . Fue realizada por el arquitecto Sir Giles Gilbert Scott, quien ganó un concurso en el que se buscaba un estilo de quiosco telefónico mucho más acorde con la idiosincrasia británica.

 Varios modelos se crearon a partir del K2, variando entre el blanco de la primera y el rojo de la segunda, hasta que en 1935, y con motivo de la celebración del Jubileo en el vigesimoquinto aniversario de la coronación del rey George V, se le volvió a encargar la realización de un nuevo modelo y diseño a Sir Giles Gilbert Scott.

La nueva cabinafue bautizada como K6, convirtiéndose en la que más fama y popularidad ha alcanzado y de la que se realizaron miles de quioscos que fueron distribuidos por toda Gran Bretaña y algunas colonias pertenecientes a la Commonwealth. Cabe destacar que el monarca falleció el 20 de enero de 1936, sin llegar a verlos instalados.

Con el tiempo, en los modelos posteriores, además de cumplir su función como cabina telefónica estos quioscos se convirtieron en pequeñas oficinas de correo y en las se podía depositar las cartas o comprar los sellos en máquinas expendedoras que ya venían incorporadas al habitáculo. Finalmente se pensó en la uniformidad de este tipo de lugares optando por un único color: el rojo, tan característico en el servicio postal del país y al ser frecuentemente  asociado con la urgencia y premura en las comunicaciones.

A pesar de los intentos de modernización del diseño y la posterior aparición de las compañías de telefonía privada (que colocaron sus propias cabinas) las K6 se convirtieron, sin lugar a dudas, en las preferidas de los británicos y de todo aquel que ha viajado en alguna ocasión a Londres.

 
 

Fuentes de consulta: the-telephone-box.co.uk / redtelephonebox

Fuentes de las imágenes: the-telephone-box.co.uk K1the-telephone-box.co.uk K6Wikimedia commons

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

Cosas gratuitas que se pueden hacer si estás en Londres

Para aquellos que estéis preparando vuestro viaje a Londres (tanto en los próximos días como en otras fechas) aquí tenéis unas cuantas cosas que se pueden hacer sin gastarse ni una sola libra esterlina.

En la práctica totalidad de los museos londinenses la entrada es gratuita y el visitante tiene la total libertad de depositar algún donativo, aunque no es obligatorio hacerlo. Por este motivo es muy aconsejable no perderse lugares tan interesantes como el Science Museum, la National Gallery, el National Maritime Museum, el Museum of London, el British Museum o el Natural History Museum (por poner unos pocos ejemplos).

Un turista también puede pasar unas horas  la mar de entretenido, y sin que le cueste un solo penique, si solicita acudir como público a la grabación de un programa de la BBC o incluso a un juicio en el Central Criminal Court (Tribunal Penal Central) comúnmente conocido como el Old Bailey  y que tanto ha dado de sí en la literatura y en el cine.

No hace falta decir que Londres dispone de un buen puñado de plazas y parques públicos que son imprescindibles a la hora de visitar la ciudad y un viajero que se precie no puede marcharse sin haber paseado por Trafalgar Square o Hyde Park, donde podremos disfrutar de los oradores que se ponen en el tradicional Speakers’ Corner.

Aprovechando que estáis en Hyde Park, echad un vistazo al ‘Princess Diana Memorial’, una impresionante fuente en memoria de Lady Di.

Los lunes, martes y viernes al mediodía en la Iglesia St Martin in the Fields podéis asistir a un concierto gratuito.

Otra de esas atracciones imprescindibles, y que atraen a numerosos turistas, es el cambio de guardia que se realiza a las 11:30h (en verano) en el Palacio de Buckingham. La ceremonia dura alrededor de cuarenta y cinco minutos.

Y como no. No os podéis perder una visita al Palacio de Westminster, donde podréis contemplar  la torre con el famoso reloj y la no menos famosa campana ‘Big Ben‘. También hay posibilidad de entrar en el Parlamento del Reino Unido, en el que teniendo un poco de suerte podréis asistir a una de sus sesiones.

Como veis hay un buen puñado de cosas gratuitas que se pueden  hacer si viajáis a Londres.

Enjoy it!

 

Algunos posts relacionados con Londres que también podrían interesarte:

 

¿Por qué en algunos relojes el 4 aparece escrito IIII y no IV?

¿Por qué en algunos relojes el 4 aparece escrito IIII y no IV?

¿Recuerdas cuando te enseñaron los números romanos en el colegio? Seguro que te explicaron que el número cuatro se escribía de esta manera: IV. Así lo verías si viajaras a Londres y te fijaras en el Big Ben; sin embargo, si decides comprobarlo sin salir de España, en el reloj de la Puerta del Sol verás que el número 4 está representado por esta cifra: IIII. Exacto, cuatro palitos, como diríamos más coloquialmente. ¿Por qué esta diferencia?

El sistema de numeración romano, derivado del que empleaban los etruscos, se basaba en el método aditivo. I más I eran II, V más I eran VI, y II más II eran IIII. Al pasar el tiempo decidieron empezar a usar el método sustractivo, mediante este sistema el número anterior resta su cantidad al siguiente. De esta forma, en lugar de escribir 4 como la suma de 2 más 2 (IIII) se escribió como la resta de 5 menos 1 (IV).

¿Por qué entonces ha seguido utilizándose el IIII en representación del 4? Hay múltiples teorías, históricas, estéticas, prácticas… La más extendida es que, según una recopilación de información del Instituto Británico de Relojería, tiene su origen en motivos estéticos. Los cuatro caracteres IIII crean una simetría visual con su opuesto en la esfera VIII, también de cuatro dígitos, que el IV no consigue.

Entre las muchísimas historias que relacionan a un monarca con el hecho de que el 4 en los relojes se escriba IIII, destacan dos. La más creíble es la que explica que, en el año 1370, el relojero Henry de Vick recibió el encargo de realizar un reloj que se colocaría en la torre del Palacio Real de Francia (conocido como La Conciergerie o el Palais de la Cité). El rey Carlos V de Francia recriminó al artesano el haber representado el 4 como IV. El relojero señaló que era así como se escribía, pero Carlos V respondió enojado: «El Rey nunca se equivoca» (por algo era apodado El sabio). Por tanto debió continuar el uso del IIII. El reloj fabricado por de Vick continua colocado allí.

La segunda monárquica explica que un relojero suizo confeccionó un reloj encargado por su soberano, cometiendo la equivocación de representar el número 4 como IIII y no IV. El rey mandó ejecutar al artesano y, como protesta ante tal hecho y homenaje, todos los colegas de profesión del relojero decidieron utilizar el IIII en vez de IV.

También hay quién sostiene que se mantuvo el número IIII por superstición. Se decía que el IV corresponde a las dos primeras letras de Júpiter [IVPITER en latín], el dios romano, y por tanto su uso para denominar a un número podría considerarse inapropiado y blasfemo.

Otras explicaciones apuntan a la simetría (el símbolo I es el único que aparece en las primeras cuatro horas, el V aparece las siguientes cuatro horas y el X últimas cuatro, proporcionando una simetría que se vería alterada si se usara el IV), comodidad (IV es más difícil de leer dada su posición en la esfera del reloj, ya que queda casi boca abajo), confusión (el número IV podría confundirse con el VI al estar ambos boca abajo) o simplemente por economía (los relojes se fabricaban de forma artesanal y los números se realizaban con moldes, pegándose después a la esfera. Una forma de economizar era haciendo los moldes con el conjunto de cada número, por lo que, para hacer un reloj, se necesitaba un molde con cuatro X, otro con cuatro V y cinco moldes con cuatro I).

 

Os recomiendo leer el post relacionado: La curiosa polémica en Venezuela que ha convertido en #viral un post de este blog

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuentes de consulta:  bhi  / relojes-especiales  / inforeloj
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Por qué la sede de la policía londinense se conoce como Scotland Yard?

A raíz del post que publique ayer sobre “¿Por qué a los policías de Londres se les conoce como Bobbies?“, he recibido otra consulta a través de un correo electrónico, en el que David Lacambra me pregunta: ¿Por qué la sede de la policía londinense se conoce como Scotland Yard?

Tal y como indiqué en el mencionado post, el cuerpo de policía de Londres fue creado por Sir Robert Peel en 1829.

Originalmente, la ubicación de dicho cuerpo fue en el número 4 de Whitehall Place, cuya parte trasera daba a un patio: the Great Scotland Yard (el Gran Patio Escocés). El nombre del patio se inspiró en el lugar donde años atrás había sido un palacio medieval que albergó a la realeza escocesa en sus visitas a Londres.
Fue tal la popularidad que alcanzó el nombre de la sede policial que, en su traslado de ubicación, a mediados de los años 60 del siglo XX al nuevo edificio se le llamó New Scotland Yard.

 

Ya está a la venta la edición de bolsillo del libro ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (366 curiosidades para descubrir el porqué de las cosas cada día) de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/ya-esta-el-listo

 

 
Fuentes y más información en la web del MET