Entradas etiquetadas como ‘Broadway’

¿Cuál es el origen de los ‘Premios Tony’?

¿Cuál es el origen de los ‘Premios Tony’?En Estados Unidos, se entregan infinidad de premios en las diferentes disciplinas y artes (cine, música, televisión…). Uno de ellos son los Tony, los galardones que recompensan la excelencia en el campo del teatro, concretamente de aquellas obras estrenadas y representadas en Broadway.

Fueron entregados por primera vez el 6 de abril de 1947 por la American Theatre Wing. Ese año y el siguiente no hubo estatuilla propiamente, los ganadores recibieron un pergamino, además de un clip de oro para billetes o un encendedor en el caso masculino y una polvera para las premiadas femeninas.

El premio recibió su nombre en memoria de Antoinette Perry, fallecida el año anterior. Perry era actriz, directora, productora, fundadora de la American Theatre Wing y había sido la dinámica líder de la misma durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1949 la United Scenic Artists organizó un concurso para escoger un galardón físico representativo del premio. El ganador fue Herman Rosse, que diseñó un medallón en forma de disco, representando las máscaras de la comedia y la tragedia en un lado y el perfil de Antonieta Perry en el otro. Así pues la tercera entrega de los premios Tony tuvo finalmente un trofeo propio y representativo. A partir de 1967 el medallón se montó en una armadura sobre un pedestal negro, su formato actual. Los premios Tony miden unos 20 centímetros y no llegan a pesar un kilo.

La primera obra ganadora, en 1948 (ya que en 1947 no se premió esa categoría), fue Mister Roberts, obra de Thomas Heggen que se basaba en su novela homónima publicada en 1946.

 

 

Te puede interesar leer:

 

 

Fuente de la imagen: Wikipedia

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?

Una de las cosas más típicas que cualquier turista realiza en su viaje a Madrid es visitar la Puerta del Sol y allí tomarse dos fotografías imprescindibles: bajo el monumento de ‘el Oso y el Madroño’ y junto a la placa situada en el suelo (frente al edificio de la Presidencia de la Comunidad Autónoma, donde está colocado el famoso reloj desde donde se despide cada 31 de diciembre el año) que marca el ‘Kilómetro Cero’ o lugar en el que parte toda la red de carreteras radiales de España.

Pero este ‘Km. 0’ no es el único que hay en nuestro planeta y a lo largo y ancho del mismo hay infinidad de países que tienen su propia capital con la correspondiente placa, monolito o monumento que lo representa. Cabe destacar que, curiosamente, muchos de esos kilómetros cero no están ubicados en el punto exacto donde tendrían que estar pero, si lo estuvieron algún día, en cierto momento fue cambiado de lugar (ya sea por unas obras, trasladarlo a un punto más turístico de la ciudad…) y que no todos esos lugares representan el punto de salida de la red de carreteras sino que también puede ser de la red ferroviaria del país e incluso de la red de oficinas postales.

Estos son unos cuantos ejemplos de otras capitales del mundo donde también tienen su correspondiente Kilómetro Cero.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?En Francia podemos encontrarnos hasta cinco poblaciones en los que hay una placa señalando el ‘Point zéro’: en la capital, París, se encuentra frente a la entrada de la famosa catedral de Notre Dame; en la plaza Gambetta de Burdeos; en la plaza Bellecour de Lyon; en la confluencia de las avenidas Canebière y Belsunce de Marsella; y en el puente Marius Gontard de Grenoble.

En Roma (Italia) podremos encontrar el ‘Chilometro zero’ en la cima del ‘Campidoglio’, más conocida como Colina Capitolina.

En Suiza el Km. 0 no está en su capital (Berna) sino en la estación de tren de Olten, en el norte del país, el punto desde donde partía la red ferroviaria.

En Londres el Kilómetro Cero del país se encuentra frente a la estación de tren de Charing Cross, una de las más importantes del Reino Unido. Concretamente la placa está colocada en la estatua ecuestre del rey Carlos I de Inglaterra. Pero esta no ha sido la ubicación inicial, ya que a lo largo de la Historia otros puntos de la ciudad también han sido considerados como Km. 0 (el Puente de Londres –en su extremo sur-, iglesia de San Leonardo en Shoreditch, extremo sur del Puente de WestminsterHyde Park Corner o  la iglesia de St Mary Matfelon entre otros lugares).

En Moscú lo podremos encontrar en uno de los puntos más turísticos de la capital de Rusia: frente a la capilla Ibérica, a escasos metros de la plaza Roja.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?Si damos un salto al continente americano, podemos encontrarnos con el Kilómetro Cero en la Plaza del Congreso de Buenos Aires (Argentina); en la Plaza de Armas de Santiago de Chile; bajo la cúpula del Capitolio Nacional de La Habana (Cuba); en el puente Martín Sosa de la ciudad de Panamá (capital del país homónimo); en un extremo de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México; en Lima (Perú) lo encontrarás en el cruce de las avenidas Javier Prado con Circunvalación; en la Plaza de Cagancha de Montevideo (Uruguay); curiosamente en Canadá podemos encontrar el Km. 0 o ‘Milla 0’ como allí se llama, en la pequeña ciudad de Dawson Creek, al Oeste del país (en la provincia de la Columbia Británica), concretamente en el punto de donde parte la carretera de Alaska.

En Estados Unidos podemos encontrar un Kilómetro Cero (oficial) en la ciudad de Nueva York, concretamente en la esquina suroeste del Central Park con la avenida de Broadway (en Columbus Circle). Al sur de la Casa Blanca en Washington DC podemos encontrar un pequeño monolito conocido como ‘Zero Milestone’.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?Cambiando de continente y trasladándonos a Asia, también podemos encontrar algunos Km. 0. En Tokio (Japón) ese lugar está situado en el famoso barrio de negocios de Nihonbashi punto desde donde partían antiguamente las cinco rutas comerciales más importantes del país; en China se puede encontrar el Kilómetro Cero en la famosísima plaza de Tiananmen de Pekín; en Jerusalén (Israel) está situado en la Puerta de Jaffa (este punto se escogió durante la década de 1920, en el periodo en el que los británicos controlaron la zona. Hasta entonces -y desde tiempos del Imperio Romano- el Km. 0 de Israel se encontraba en un plaza interior de lo que hoy se conoce como Puerta de Damasco); en Bangkok (Tailandia) está en un monumento de la histórica avenida de Ratchadamnoen.

En el continente africano: en El Cairo (capital de Egipto) el Kilómetro Cero está en la oficina de Correos de la plaza Al-Ataba; frente a la catedral ortodoxa de San Jorge en la plaza Menelik de Adís Abeba se encuentra el Km. 0 de Etiopia; en Madagascar lo podremos encontrar frente a la estación de tren de Soarano en Antananarivo.

Y para terminar este post con unos cuantos lugares del planeta en los que se encuentra el Kilómetro Cero vamos a viajar hasta Oceanía, concretamente a Sídney (la ciudad más importante y poblada de Australia) donde en un obelisco en la Macquarie Place nos indica que aquel punto es el Km. 0 del país.

 

 

Lee otros posts sobre curiosidades del mundo

 

 

 

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons

La curiosa anécdota del accidentado debut teatral de Christopher Reeve

Un debut teatral algo accidentado [Anécdota]

En 1976, un par de años antes de ser mundialmente conocido gracias a su personaje de Superman, a Christopher Reeve le llegó la oportunidad de formar parte del elenco de actores de la obra de teatro ‘A Matter of Gravity’ del dramaturgo británico Enid Bagnold.

Fue decisiva la opinión de Katharine Hepburn, quien protagonizaba aquel montaje, para que Christopher (de 24 años de edad) pasase sin dificultad el casting, ya que a la veterana  actriz (que en aquellos momentos contaba con 69 años de edad) quedó prendada del encanto natural del joven actor.

Tras poco más de un mes de ensayos, el 3 de febrero de 1976 se estrenaba la obra en el neoyorquino Broadhurst Theatre.

En aquellos momentos Christopher Reeve compatibilizaba su trabajo en el teatro con un pequeño papel de villano que interpretaba en la telenovela ‘Love or Life’ (un culebrón que llevaba dos décadas en antena), por lo que sus jornadas de trabajo eran largas y agotadoras. Debido a ello, durante las semanas previas al estreno Christopher se mantenía a base de barritas de cereales y caramelo y un buen puñado de tazas de café, lo que le provocó estar malnutrido y llegar exhausto al día del debut teatral.

Tras levantarse el telón, cuando llegó el momento de salir al escenario se plantó frente a Katharine Hepburn, soltó la primera de sus frases y cayó desmayado al suelo. Ante el estupor de todos los presentes, la actriz se giró hacia el público y soltó:

«Este chico es un maldito idiota. No come suficiente carne roja»

Acto seguido Christopher fue retirado del escenario e hizo acto de presencia otro actor que lo sustituyó.  Días después, ya recuperado, Reeve se reincorporó de nuevo a la obra por petición de la propia Katharine, ya que veía en él un gran potencial y un prometedor futuro como actor.

Hay que recordar que Katharine Hepburn en aquellos momentos era la actriz que más nominaciones y premios Oscar había conseguido (a día de hoy, en número de nominaciones ha sido superada por Meryl Streep, pero en estatuillas sigue siendo la número uno).

Dos décadas después, en una entrevista que realizó James Lipton a Christopher Reeve en el programa ‘Inside the Actors Studio’, le preguntó sobre esta pequeña anécdota ocurrida el día de su estreno teatral y de cómo había sido debutar y actuar con una estrella como Katharine Hepburn.

La respuesta del actor fue la siguiente:

«La gente dice que actué con Katharine Hepburn, pero en realidad lo que hice fue actuar cerca de Katharine Hepburn»

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de consulta: Viva la Repartee: Clever Comebacks & Witty Retorts from History’s Great Wits & Wordsmiths de Mardy Grothe
Fuente de la imagen: capedwonder

Florence Foster Jenkins: La peor cantante de ópera de la historia

Florence Foster: La peor cantante de ópera de la historiaEl 25 de octubre de 1944 en el Carnegie Hall de Nueva York, con un lleno absoluto de público, se celebró un recital por parte de la que se ha considerado como la peor cantante de ópera de la historia: Florence Foster Jenkins. Hija de un millonario industrial de Pensilvania, Florence siempre tuvo el capricho de dedicarse al mundo de la música. Tomó clases de canto siendo niña, pero rápidamente le aconsejaron que no se dedicase a ello debido a su nulo talento para la lírica.

Foster no quiso desistir de su sueño y siendo jovencita se marchó de su casa destino a Filadelfia, allí se casó con el médico Frank Thornton Jenkins del que se divorció poco después (aunque pasaría a la posteridad con su apellido de casada). En 1909 y tras el fallecimiento de su padre, Florence recibió una cuantiosa herencia que le permitió acomodarse lujosamente en Nueva York y allí dedicarse a lo que más deseaba: formar parte de la vida musical de la ciudad.

Se convirtió en asidua a todo tipo de evento musical y se le comenzó a ver acompañada por el pianista Cosmé McMoon. Florence Foster Jenkins, gastó parte de su fortuna en intentar cumplir su sueño y financiarse pequeños recitales en los que tan solo acudía gente de su círculo más íntimo. Incluso llegó a grabar tres discos que regalaba a sus amistades.

En 1944, con 76 años y tras un accidente en taxi en el que descubrió que podía cantar un Fa más alto, se decidió a dar un concierto multitudinario en el Carnegie Hall de Nueva York. No se sabe bien por qué, pero en cuestión de pocos días las entradas para dicho recital se agotaron… Florence se había convertido en todo un símbolo dentro de los círculos musicales de la ciudad.

Pese a pasar a la historia por ser la peor cantante de ópera de la historia y a pesar de su arritmia innata y falta de sentido atonal no desfalleció en su empeño de dedicarse a su gran pasión que era la música. Incluso en una ocasión llegó a decir a un periodista: «La gente puede decir que no sé cantar, pero nadie podrá decir nunca que no canté».

En el año 2005 se estrenó en Broadway un musical sobre su vida llamado Souvenir: A Fantasia on the Life of Florence Foster Jenkins y que fue también estrenado en 2010 en España bajo el título Glorious! La peor cantante del mundo, siendo interpretando el papel principal por la actriz mallorquina Llum Barrera. Para el año 2015 se prepara una versión cinematográfica de su vida dirigida por Stephen Frears en la que Meryl Streep dará vida a Florence y contará con la presencia del actor Hugh Grant (La película finalmente no se ha estrenado hasta el otoño de 2016).

 

A continuación podréis escuchar el aria de Mozart “Queen of the Night” interpretado por Florence Foster:

 

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons