Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘Cuerpo de policía de Nueva York’

¿Cuál es el origen de las ‘linternas’?

Como bien sabréis quienes seguís este blog y mis diferentes colaboraciones, desde hace un par de años realizo una sección de curiosidades semanal en Cope Catalunya i Andorra dentro del programa ‘La linterna’, presentado por José Miguel Cruz. Días atrás, hablando sobre el nombre del programa surgió la duda respecto al origen del término e historia del utensilio portátil que sirve para iluminarse y proyectar luz.

¿Cuál es el origen de las ‘linternas’?

El término ‘linterna’ proviene del latín ‘lanterna’ que era el modo en el que en la Antigua Roma se le denominaba a los farolillos o aquello que se utilizaba para iluminarse. Este vocablo había llegado al latín procedente del griego en el que se usaba la palabra ‘lámpter’ para referirse a las antorchas.

Así pues, antes de ser inventadas las linternas a finales del siglo XIX (tal y como las conocemos hoy en día), se usaba el término para referirse a los farolillos o antorchas que se portaban para iluminarse.

El primer prototipo de linterna, tal y como la conocemos hoy en día, fue invención del ruso nacionalizado estadounidense Conrad Hubert (este fue el nombre que usó en EEUU, ya que en realidad se llamaba ‘Akiba Horowitz’).

A inicios de la década de 1890, Hubert quiso rediseñar y mejorar la lámpara incandescente (bombilla) de Thomas Edison, con el fin de hacerla portátil y sin tener que ir conectada a un cable con el fin de que llegarse a cualquier lugar. Ideó una especie de tubo en que colocó una pequeña lámpara incandescente que se iluminaba gracias a una carga de gas, esto hacía que su duración fuese muy breve, motivo por el que se conoció el artilugio como ‘flashlight’.

Hubert se asoció con el británico David Misell (también afincado en Estados Unidos) y fundaron la empresa ‘American Electrical Novelty and Manufacturing Company’ (hoy en día es lo que conocemos como ‘Energizer Holdings’).

Hacia el final de esa década (1899), a Misell se le ocurrió mejorar el invento de su socio, sustituyendo la carga de gas por una pequeña batería eléctrica (pila), siendo la primera patente que presentó en EEUU sobre una linterna portátil.

La linterna de Misell (y Hubert) triunfó sobre todo porque regalaron varias unidades al cuerpo de policía de Nueva York, siéndoles de gran utilidad y poco más de un año vendieron linternas para los agentes repartidos por todas las comisarías de policía de los Estados Unidos.

 

 

Lee y descubre en este blog otros post sobre curiosos inventos

 

 

Fuente de la imagen: afcent

¿Quién fue el primer policía que luchó contra el crimen organizado?

¿Quién fue el primer policía que luchó contra el crimen organizado?El teniente Joseph Petrosino, del cuerpo de policía de la ciudad de Nueva York, está considerado como el pionero en la lucha contra el crimen organizado.

Era originario de la población italiana de Padua y emigró junto a su familia a los Estados Unidos cuando tenía 14 años. Con 23 se unió al cuerpo de policía donde fue ascendiendo gracias a su buen olfato para resolver los casos que se le asignaban, pero también a su buena amistad con Theodore Roosevelt, quien por aquel entonces (1883) era el comisionado de la policía neoyorquina y años más tarde (1901-1909) llegaría a ser el vigésimo sexto Presidente de los Estados Unidos.

Esto le valió a Petrosino para ascender con facilidad hasta teniente y ponerse al frente de un cuerpo de élite cuya misión sería poner fin a la creciente presencia de miembros de la mafia italiana, cada vez más numerosa en la ciudad de Nueva York y otras capitales del país.

Hasta entonces ningún cuerpo policial había luchado contra el crimen organizado tal y como lo hizo Petrosino, hecho por el que se le otorgó el mérito de ser el pionero en ello.  Junto a sus hombres organizó el primer equipo de especialistas en desactivar artefactos explosivos, creó una división especializada en extorsión y secuestros, empezó a retribuir a los confidentes (algo que hizo que aumentase considerablemente el número de personas que colaboraban como informantes de la policía) e incluso fue de los primeros que infiltró agentes dentro de las bandas organizadas.

Sus técnicas de investigación y lucha contra el crimen organizado fueron tan eficaces que durante gran parte del siglo XX siguió utilizándose sus métodos.

Fue asesinado a balazos el 12 de marzo de 1909 mientras se encontraba en Palermo, lugar al que había viajado siguiendo el hilo de una investigación que debía llevarle hasta el capo de la mafia siciliana.

Las honras fúnebres por Joseph Petrosino se realizaron en Palermo y después su cuerpo fue trasladado en barco hasta Nueva York, donde el 12 de abril (un mes después de su asesinato) se organizó un multitudinario funeral al que asistieron más de 250.000 personas, siendo ese día declarado festivo para que pudiera acudir todo aquel que quisiera.

 

 

Fuente de consulta e imagen: italophiles