Entradas etiquetadas como ‘nueva york’

10 curiosidades sobre la ciudad de Nueva York

Hoy os traigo una decena de curiosidades sobre Nueva York, una de las ciudades más famosas y cosmopolitas del planeta.

10 curiosidades sobre la ciudad de Nueva York

  • El apodo ‘La Gran Manzana’ para Nueva York se popularizó en la década de 1920 gracias a un columnista de deportes llamado John J. Fitzgerald. Inicialmente, el término ‘The Big Apple’ (La Gran Manzana) se usaba en la hípica para referirse a las carreras de caballos, que eran consideradas los premios más grandes y codiciados. Fitzgerald adoptó el término para describir a la ciudad en su totalidad, sugiriendo que Nueva York era el destino más grande y deseable para cualquier persona ambiciosa, al igual que las carreras de caballos eran el objetivo principal para los jinetes. Desde entonces ese sobrenombre se ha arraigado como un apodo cariñoso y distintivo para NY.

 

  • Nueva York es la ciudad más poblada de los Estados Unidos y se compone de cinco distritos, que con su propio carácter contribuye a la rica diversidad de la urbe: Manhattan, Brooklyn, Queens, Bronx y Staten Island. Manhattan, ubicado en el centro, es el epicentro financiero, cultural y comercial de la ciudad. Conocido por su icónica línea de horizonte y densa arquitectura, alberga Wall Street, Broadway, Central Park y Times Square. Brooklyn, al sureste, es el distrito más grande en área y es diverso en cultura y etnicidad.  Queens, al este de Manhattan, es el distrito más diverso de la ciudad y alberga dos aeropuertos: JFK y LaGuardia. Bronx, al norte, es conocido por su historia cultural y su importante papel en el hip-hop y el movimiento artístico. Staten Island, al suroeste, es más suburbano y se conecta al resto de la ciudad por ferry.

 

  • El característico color verde de la Estatua de la Libertad no es el resultado de pintura, sino del óxido. Construida con láminas de cobre, con el paso del tiempo y la exposición a la humedad, se formó una capa de óxido, conocida como cardenillo, que le otorgó su aspecto distintivo. Este fenómeno natural ha contribuido a la identidad de uno de los monumentos más icónicos del mundo y símbolo de los neoyorquinos.

 

  • Times Square originalmente se llamaba Longacre Square, siendo un punto de referencia emblemático en Manhattan y uno de los destinos más concurridos del mundo. Nombrado tras la llegada del The New York Times en 1900, alrededor de la calle 42, esta zona se transformó en Times Square. Los llamativos letreros publicitarios son una característica distintiva, y el anuncio de Coca-Cola es el más económico, pagando solo 1 millón de dólares anualmente debido a un contrato de larga data que se renueva cada década.

 

  • El famoso logo ‘I NY’ surgió a finales de la década de 1970 como parte de una campaña publicitaria para revitalizar el estado de Nueva York en un momento de dificultades económicas y sociales. La campaña fue encargada por el presidente Gerald Ford, y el publicista William S. Doyle trabajó con la agencia Wells Rich Greene, y el diseñador gráfico Milton Glaser creándose el icónico logotipo. Aunque inicialmente se esperaba que la campaña durara solo dos meses, el estilo innovador del logo lo convirtió en un símbolo pop duradero y reconocido mundialmente. Desde entonces, se ha utilizado en millones de productos y recuerdos, convirtiéndose en un elemento omnipresente que representa tanto la ciudad como el estado de Nueva York.

 

  • Central Park, ubicado en el corazón de Manhattan, es un oasis urbano icónico que abarca 843 acres de espacios verdes, lagos y áreas recreativas. Diseñado en 1857 por Frederick Law Olmsted y Calvert Vaux, este parque urbano fue una respuesta a la necesidad de espacios verdes en una ciudad en rápido crecimiento. Su construcción implicó la demolición de poblaciones y la reubicación de miles de residentes, un proceso controvertido en ese momento. El parque se inauguró en 1858 y rápidamente se convirtió en un refugio para los neoyorquinos, ofreciendo actividades como paseos en bote, conciertos, deportes y simples momentos de relajación. A lo largo de los años, Central Park ha sido un símbolo de la ciudad y ha aparecido en numerosas obras de arte, películas y programas de televisión, atrayendo a millones de visitantes cada año.

 

  • Grand Central Terminal es un emblemático edificio que sirve como estación de tren y centro de transporte desde su inauguración en 1913. Diseñada por los arquitectos Reed & Stem y Warren & Wetmore, la estación es famosa por su impresionante arquitectura Beaux-Arts, con una fachada de mármol, una amplia sala principal con un techo abovedado decorado con constelaciones y ventanales que permiten la entrada de luz natural. Durante décadas, Grand Central ha sido un punto de referencia vital para los viajeros y una atracción turística, albergando una variedad de tiendas, restaurantes y servicios.

 

  • Una de las peculiaridades de la ciudad de Nueva York es ver salir vapor de las alcantarillas. Y este vapor es debido a que la calefacción y el agua caliente provienen de una empresa llamada Consolidated Edison. Esta compañía suministra vapor a cada edificio a través de una extensa red de tuberías subterráneas que cruzan la ciudad. En verano, el vapor sigue siendo visible, ya que se utiliza para alimentar sistemas de aire acondicionado y para la limpieza de edificios. A veces, el cambio de temperatura hace que estas tuberías liberen vapor, e incluso se instalan chimeneas llamativas para su liberación en algunas calles.

 

  • Wall Street es el epicentro financiero de Nueva York y un símbolo del poder económico mundial. Su historia se remonta al siglo XVII, cuando una muralla de madera construida por colonos holandeses para defenderse de ataques indígenas y británicos dio nombre a la calle (Wall Street significa literalmente ‘calle del muro’). En el siglo XVIII, se estableció el primer mercado de valores en la zona, fundándose en 1792 la Bolsa de Valores de Nueva York bajo un árbol en Wall Street. Desde entonces, ha sido el centro de la actividad financiera en los Estados Unidos y ha desempeñado un papel crucial en la economía global. A lo largo de los siglos, Wall Street ha sido testigo de eventos históricos, desde la Gran Depresión hasta la crisis financiera de 2008, pero ha mantenido su prominencia como un ícono del poder económico y la influencia financiera.

 

  • La construcción del icónico Empire State Building comenzó el 17 de marzo de 1930 y se completó en solo un año, bajo la dirección del arquitecto William F. Lamb. Diseñado para superar la altura del Edificio Chrysler, se erigió en 102 pisos con un costo cercano a los 41 millones de dólares (de la época). Más de 3.000 obreros trabajaron a un ritmo de cuatro pisos y medio por semana, empleando 7 millones de horas de trabajo y 60.000 toneladas de acero. En 1931, el presidente Herbert Hoover encendió las luces desde la Casa Blanca. El edificio ha sido escenario de numerosos eventos y películas (entre ellos King Kong), e incluso sufrió el trágico accidente de un avión el 28 de julio de 1945 que se estrelló en el lado norte del edificio entre los pisos 79 y 80 a causa de una espesa niebla. Con 73 ascensores y una extensa red eléctrica, sigue siendo un símbolo destacado de Nueva York, iluminado en diversos colores según la ocasión.

 

 

Encuentra más curiosidades como esta en mi nuevo libro ‘Esto es CURIOSÍSIMO’

 

 

Fuente de la imagen: rawpixel

¿Cuál está considerado como el primer atentado con un coche bomba de la Historia?

¿Cuál está considerado como el primer atentado con un coche bomba de la Historia?

Es curioso, pero el considerado como primer atentado con un coche bomba de la Historia no fue con un coche sino con un carro tirado por dos caballos.

Ocurrió el jueves 16 de septiembre de 1920 y tuvo lugar en el distrito financiero de Wall Street, en Nueva York. Ese día, a las doce en punto del mediodía, en uno de los momentos que más tránsito de personas (sobre todo trabajadores de la Bolsa y bancos cercanos) y automóviles, se hizo paso por la calle un carro cargado con 45 kilos de dinamita y cerca de 230 kilos de metralla. Llevaba un dispositivo realizado con la maquinaria de un reloj para la carga explosiva. Al hacerlo saltó por los aires causando 38 muertos y cerca de 400 heridos.

El atentado no fue reivindicado por ningún grupo terrorista, pero la investigación posterior, que duró cerca de un lustro, llevó al FBI a poder atribuírselo a Mario Buda, líder de un grupo anarquista que cometió múltiples atentados en los Estados Unidos a lo largo de aquella década.

 

 

Quizá te interese leer otros posts con curiosidades históricas
Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál fue el primer trasatlántico hecho de hierro?

¿Cuál fue el primer trasatlántico hecho de hierro?

El SS Great Britain consta como el primer trasatlántico que tenía el casco de hierro y cuya botadura tuvo lugar en el puerto de Bristol (suroeste de Inglaterra) el 19 de julio de 1843. Hasta entonces los barcos se construían principalmente con madera, pero tras la finalización de la Revolución Industrial se había modernizado la producción y forma de trabajar en el Reino Unido y gran parte de Europa.

Además de poseer el honroso mérito de ser el primer trasatlántico con el casco totalmente de hierro, también era el primer barco de pasajeros a vapor que era propulsado por una hélice. Además otro récord se sumaba a este gran buque, ya que en aquellos momentos se convertía en el barco más grande del mundo y que mayor número de pasajeros podía transportar.

Su viaje inaugural no se realizó hasta dos años después, saliendo el 26 de julio de 1845 desde Liverpool en dirección a Nueva York, en una travesía que duró dos semanas exactas.

Pero en la historia del SS Great Britain no todo fueron hechos positivos debido a que también tuvo sus problemas. Entre ellos el quedarse encallado nueve largos meses (entre noviembre de 1846 y agosto de 1847) en las arenas de la bahía de Dundrum (Irlanda). Algunas fuentes apuntan que muchos de esos problemas que surgieron fueron a causa de tener el casco de hierro, algo que provocaba con frecuencia que la brújula del capitán fallase.

Durante la Primera Guerra Mundial fue utilizado como barco carbonero para abastecer a los barcos de la Marina Británica, pero sus años de gloria ya habían pasado, quedando este barco en el semiolvido durante las siguientes décadas hasta ser dado de baja en 1937. Parte de su hierro todavía fue de utilidad durante la Segunda Guerra Mundial cuando se empleó en la reparación de otros barcos.

 

 

Lee y descubre en este blog otros post con curiosidades históricas

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?

Una de las cosas más típicas que cualquier turista realiza en su viaje a Madrid es visitar la Puerta del Sol y allí tomarse dos fotografías imprescindibles: bajo el monumento de ‘el Oso y el Madroño’ y junto a la placa situada en el suelo (frente al edificio de la Presidencia de la Comunidad Autónoma, donde está colocado el famoso reloj desde donde se despide cada 31 de diciembre el año) que marca el ‘Kilómetro Cero’ o lugar en el que parte toda la red de carreteras radiales de España.

Pero este ‘Km. 0’ no es el único que hay en nuestro planeta y a lo largo y ancho del mismo hay infinidad de países que tienen su propia capital con la correspondiente placa, monolito o monumento que lo representa. Cabe destacar que, curiosamente, muchos de esos kilómetros cero no están ubicados en el punto exacto donde tendrían que estar pero, si lo estuvieron algún día, en cierto momento fue cambiado de lugar (ya sea por unas obras, trasladarlo a un punto más turístico de la ciudad…) y que no todos esos lugares representan el punto de salida de la red de carreteras sino que también puede ser de la red ferroviaria del país e incluso de la red de oficinas postales.

Estos son unos cuantos ejemplos de otras capitales del mundo donde también tienen su correspondiente Kilómetro Cero.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?En Francia podemos encontrarnos hasta cinco poblaciones en los que hay una placa señalando el ‘Point zéro’: en la capital, París, se encuentra frente a la entrada de la famosa catedral de Notre Dame; en la plaza Gambetta de Burdeos; en la plaza Bellecour de Lyon; en la confluencia de las avenidas Canebière y Belsunce de Marsella; y en el puente Marius Gontard de Grenoble.

En Roma (Italia) podremos encontrar el ‘Chilometro zero’ en la cima del ‘Campidoglio’, más conocida como Colina Capitolina.

En Suiza el Km. 0 no está en su capital (Berna) sino en la estación de tren de Olten, en el norte del país, el punto desde donde partía la red ferroviaria.

En Londres el Kilómetro Cero del país se encuentra frente a la estación de tren de Charing Cross, una de las más importantes del Reino Unido. Concretamente la placa está colocada en la estatua ecuestre del rey Carlos I de Inglaterra. Pero esta no ha sido la ubicación inicial, ya que a lo largo de la Historia otros puntos de la ciudad también han sido considerados como Km. 0 (el Puente de Londres –en su extremo sur-, iglesia de San Leonardo en Shoreditch, extremo sur del Puente de WestminsterHyde Park Corner o  la iglesia de St Mary Matfelon entre otros lugares).

En Moscú lo podremos encontrar en uno de los puntos más turísticos de la capital de Rusia: frente a la capilla Ibérica, a escasos metros de la plaza Roja.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?Si damos un salto al continente americano, podemos encontrarnos con el Kilómetro Cero en la Plaza del Congreso de Buenos Aires (Argentina); en la Plaza de Armas de Santiago de Chile; bajo la cúpula del Capitolio Nacional de La Habana (Cuba); en el puente Martín Sosa de la ciudad de Panamá (capital del país homónimo); en un extremo de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México; en Lima (Perú) lo encontrarás en el cruce de las avenidas Javier Prado con Circunvalación; en la Plaza de Cagancha de Montevideo (Uruguay); curiosamente en Canadá podemos encontrar el Km. 0 o ‘Milla 0’ como allí se llama, en la pequeña ciudad de Dawson Creek, al Oeste del país (en la provincia de la Columbia Británica), concretamente en el punto de donde parte la carretera de Alaska.

En Estados Unidos podemos encontrar un Kilómetro Cero (oficial) en la ciudad de Nueva York, concretamente en la esquina suroeste del Central Park con la avenida de Broadway (en Columbus Circle). Al sur de la Casa Blanca en Washington DC podemos encontrar un pequeño monolito conocido como ‘Zero Milestone’.

¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?Cambiando de continente y trasladándonos a Asia, también podemos encontrar algunos Km. 0. En Tokio (Japón) ese lugar está situado en el famoso barrio de negocios de Nihonbashi punto desde donde partían antiguamente las cinco rutas comerciales más importantes del país; en China se puede encontrar el Kilómetro Cero en la famosísima plaza de Tiananmen de Pekín; en Jerusalén (Israel) está situado en la Puerta de Jaffa (este punto se escogió durante la década de 1920, en el periodo en el que los británicos controlaron la zona. Hasta entonces -y desde tiempos del Imperio Romano- el Km. 0 de Israel se encontraba en un plaza interior de lo que hoy se conoce como Puerta de Damasco); en Bangkok (Tailandia) está en un monumento de la histórica avenida de Ratchadamnoen.

En el continente africano: en El Cairo (capital de Egipto) el Kilómetro Cero está en la oficina de Correos de la plaza Al-Ataba; frente a la catedral ortodoxa de San Jorge en la plaza Menelik de Adís Abeba se encuentra el Km. 0 de Etiopia; en Madagascar lo podremos encontrar frente a la estación de tren de Soarano en Antananarivo.

Y para terminar este post con unos cuantos lugares del planeta en los que se encuentra el Kilómetro Cero vamos a viajar hasta Oceanía, concretamente a Sídney (la ciudad más importante y poblada de Australia) donde en un obelisco en la Macquarie Place nos indica que aquel punto es el Km. 0 del país.

 

 

Lee otros posts sobre curiosidades del mundo

 

 

 

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons

El curioso origen de los sobres de azúcar

El curioso origen de los sobres de azúcar

Estamos acostumbrados a entrar en una cafetería pedir un café o cualquier tipo de infusión y que nos lo sirvan acompañado de un sobrecito de azúcar (o sacarina si así lo hemos solicitado). Pero no siempre se sirvió el endulzante en sobre, sino que hasta hace unas décadas éste se ponía en un recipiente (tal y como tenemos en nuestros hogares).

Fue el ingenio, perspicacia y perseverancia de un emprendedor llamado Benjamin Eisenstadt lo que hizo que a éste se le ocurriese la idea de envasar en dosis individuales el azúcar y, años más tarde, la sacarina.

Nacido en Nueva York en 1906, Eisenstadt fue un excelente estudiante que tenía por delante una prometedora carrera como abogado. Pero el crack del 29 se cruzó en su camino justo en el momento de terminar los estudios, perdiendo la posibilidad de poder trabajar de lo que había estudiado, tal y como le ocurria a otros tantos miles de personas.

Por aquel entonces mantenía un noviazgo con una joven llamada Betty Gellman cuyo padre regentaba una cafetería en Brooklyn y quien contrató al joven como camarero para salir adelante mientras encontraba un empleo.

La pareja estaba planeando su boda (se casaron en 1931), motivo por el que a Benjamin no le quedó más remedio que aceptar el trabajo que le había ofrecido su futuro suegro, aunque fuese de modo provisional. Con la experiencia adquirida, en los siguientes años regentó un par de cafeterías por su cuenta que no terminaron de funcionar, pero su carácter emprendedor lo llevaba a probar nuevos retos profesionales y en 1940 abrió una nueva cafetería en la calle Cumberland, junto al astillero de Brooklyn, un lugar que prosperó durante los años que duró la IIGM pero que tras la finalización de ésta quedó semidesértica, motivo por el que decide cerrar el negocio como cafetería y aprovechar el local para montar una empaquetadora de té, debido al auge que por aquel entonces tenía ese tipo de infusiones, al tratarse de una bebida barata y rápida de preparar.

Compró la maquinaria necesaria y empezó a distribuir bolsitas de té por la ciudad de Nueva York. Pero este negocio no terminaba de arrancar debido a la saturación de empresas que se dedicaban a lo mismo.

En lugar de cerrar su nuevo negocio, que había bautizado con el nombre de ‘Cumberland Packaging Corporation’, Benjamin Eisenstadt decidió en 1947 dar un nuevo giro y aprovechar la máquina de embolsar té para hacerlo con azúcar. Recordó que en su tiempo al frente de las cafeterías uno de los mayores gastos que tenía era por culpa de la cantidad de azúcar que los clientes echaban a sus bebidas (sin contar aquellos que, disimuladamente, aprovechaban para llevarse un buen puñado a sus casas e incluso los azucareros enteros).

El ofrecer el azúcar embolsado y en dosis individuales ahorraría al final del año muchos cientos de dólares a cada uno de los propietarios de cafeterías.

Su idea fue todo un acierto y en poco tiempo todas las cafeterías de Nueva York servían su azúcar en sobres. La Cumberland Packaging Corporation se fue haciendo cada vez más grande y Benjamin Eisenstadt dio un paso más al lograr embolsar y servir en dosis individuales todo aquello que se le ocurría: kétchup, mostaza, mayonesa y también sacarina (que hasta aquel momento se servía líquida) y que fue lo que terminó de lanzarlo hacia el éxito total del negocio (se comercializó bajo el nombre ‘Sweet’N Low’).

 

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

 

Fuentes de consulta: noemiegrynberg / sweetnlow / nytimes
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Si no puede ser un taxi que sea un barco [Anécdota]

Si no puede ser un taxi que sea un barco [Anécdota] Robert BenchleyEntre 1919 y 1929, en el hotel Algonquin de Nueva York, se reunía a diario (a la hora de almorzar) un nutrido e importante grupo de periodistas, escritores, críticos, actores y otros miembros del mundo cultural e intelectual de la época en la llamada “Algonquin Round Table” (Mesa redonda del Algoquin).

Entre sus miembros más destacados se encontraba Dorothy Parker, Harpo Marx o el crítico teatral, actor y humorista Robert Benchley, protagonista de la anécdota que os traigo hoy al blog.

Cierto día, a la salida de una de esas interesantes reuniones en el Algonquin, Benchley seguía inmerso en una conversación con otro de los integrantes, cuando llegó hasta el vestíbulo del hotel y, sin prestar demasiada atención, pidió a la persona uniformada que estaba de pie junto a la puerta principal que le hiciera el favor de conseguirle un taxi. El hombre, totalmente ofendido, respondió con indignación:

«¡No soy el portero. Soy contralmirante de la Marina de los Estados Unidos!»

Inmediatamente Robert Benchley reaccionó y contestó irónicamente:

«De acuerdo, entonces, consígame un barco de guerra»

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Quién fue el primer policía que luchó contra el crimen organizado?

¿Quién fue el primer policía que luchó contra el crimen organizado?El teniente Joseph Petrosino, del cuerpo de policía de la ciudad de Nueva York, está considerado como el pionero en la lucha contra el crimen organizado.

Era originario de la población italiana de Padua y emigró junto a su familia a los Estados Unidos cuando tenía 14 años. Con 23 se unió al cuerpo de policía donde fue ascendiendo gracias a su buen olfato para resolver los casos que se le asignaban, pero también a su buena amistad con Theodore Roosevelt, quien por aquel entonces (1883) era el comisionado de la policía neoyorquina y años más tarde (1901-1909) llegaría a ser el vigésimo sexto Presidente de los Estados Unidos.

Esto le valió a Petrosino para ascender con facilidad hasta teniente y ponerse al frente de un cuerpo de élite cuya misión sería poner fin a la creciente presencia de miembros de la mafia italiana, cada vez más numerosa en la ciudad de Nueva York y otras capitales del país.

Hasta entonces ningún cuerpo policial había luchado contra el crimen organizado tal y como lo hizo Petrosino, hecho por el que se le otorgó el mérito de ser el pionero en ello.  Junto a sus hombres organizó el primer equipo de especialistas en desactivar artefactos explosivos, creó una división especializada en extorsión y secuestros, empezó a retribuir a los confidentes (algo que hizo que aumentase considerablemente el número de personas que colaboraban como informantes de la policía) e incluso fue de los primeros que infiltró agentes dentro de las bandas organizadas.

Sus técnicas de investigación y lucha contra el crimen organizado fueron tan eficaces que durante gran parte del siglo XX siguió utilizándose sus métodos.

Fue asesinado a balazos el 12 de marzo de 1909 mientras se encontraba en Palermo, lugar al que había viajado siguiendo el hilo de una investigación que debía llevarle hasta el capo de la mafia siciliana.

Las honras fúnebres por Joseph Petrosino se realizaron en Palermo y después su cuerpo fue trasladado en barco hasta Nueva York, donde el 12 de abril (un mes después de su asesinato) se organizó un multitudinario funeral al que asistieron más de 250.000 personas, siendo ese día declarado festivo para que pudiera acudir todo aquel que quisiera.

 

 

Fuente de consulta e imagen: italophiles

¿Cuál es el origen de llamar ‘prensa amarilla’ al periodismo sensacionalista?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘prensa amarilla’?A través de un correo electrónico, Raquel Bueno me pregunta sobre el origen de la expresión ‘prensa amarilla’ para referirnos a las publicaciones de noticias sensacionalistas.

Solemos asociar el término ‘prensa amarilla’ a aquel tipo de publicaciones cuyas noticias favoritas y más frecuentes están relacionadas con catástrofes, crímenes, robos, escándalos y desgracias familiares, además suelen presentar la información haciendo hincapié en los aspectos negativos, magnificándolos y exagerándolos, acompañándolos de fotografías lo más llamativas y truculentas posible.

Para encontrar el origen del  término ‘prensa amarilla’ hay que remontarse hasta finales del siglo XIX, concretamente al periodo que va entre 1895 y 1898.

Por aquella época existía una pugna periodística de gran rivalidad entre dos importantes diarios neoyorquinos: el New York World  (NYW) de Joseph Pulitzer y el New York Journal (NYJ) de William Randolph Hearst (dos de los grandes magnates de la prensa). Era costumbre en ambas publicaciones el dar a sus artículos el toque sensacionalista comentado en el párrafo anterior, buscando un mayor número de ventas.

Fue por entonces cuando empezó a publicarse en el suplemento dominical del NYW una tira cómica llamada Hogan’s Alley y dibujada por Richard F. Outcault, cuyo personaje principal era Mickey Dugan, un niño con dos dientes y de grandes orejas, que se paseaba descalzo por los lugares más humildes de la ciudad  y llevaba una camisa de dormir amarilla, la cual se utilizaba para incluir los diálogos o mensajes de este personaje, aunque también se comenzó a utilizar la técnica del bocadillo. Rápidamente pasó a ser conocido como ‘el chico Amarillo’ (The Yellow Kid).

Fue tal su éxito que Hearts decidió contratar al dibujante para la nueva sección de su periódico,  American Humorist, enzarzándose ambas publicaciones en una batalla legal por el chico Amarillo que acabo con Pulitzer consiguiendo permiso legal para contratar a otro dibujante (George Luks) para que diera vida al mismo personaje. Durante varios años The Yellow Kid coexistió en las dos publicaciones de la mano de dos dibujantes diferentes por lo que ambas fueron conocidas como The Yellow Kid papers (los periódicos del niño amarillo) acortándose posteriormente a the yellow papers (los periódicos amarillos).

Muchos son los expertos que aseguran que el nacimiento de dicho término no fue algo casual, sino que fue un diario de la competencia, el New York Press,  quien se encargó de acuñar y difundir el término de periodismo amarillo para referirse a la línea editorial de ambas publicaciones, llegando a publicar tiempo después el artículo We called them Yellow because they are yellow, expresión que hace un juego de palabras con dos de las acepciones de Yellow, amarillo y cobarde (Los llamamos amarillos porque son  cobardes).

 

¿Cuál es el origen de la expresión ‘prensa amarilla’? (de Joseph Pulitzer y William Randolph Hearst)

Caricatura sobre la rivalidad entre Joseph Pulitzer y William Randolph Hearst, caracterizados como el ‘Yellow Kid’, y que publicó la prensa de la competencia durante la guerra que enfrentó a España y EEUU en 1898 y durante la que ambos editores utilizaron el más puro sensacionalismo (amarillismo) en los artículos de sus respectivos periódicos

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuente de consulta: neponset
Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons /neponset

Algunos datos curiosos sobre el Puente de Brooklyn

El Puente de Brooklyn fue inaugurado por el presidente de los Estados Unidos Chester Alan Arthur el jueves 24 de mayo de 1883 a  las 2 de la tarde.

La construcción del puente fue el proyecto personal de John Augustus Roebling, un ingeniero que vio como cierto día no pudo llegar en el ferry que tomaba cada día para trasladarse  desde Brooklyn hasta Manhattan; el motivo: el hielo que cubría el río Este (East river) debido al frío invierno.

Roebling trabajó en la idea de construir un puente colgante que uniese ambas ciudades (por aquel entonces Brooklyn no era un distrito perteneciente a Nueva York) y aunque falleció justo en el momento de comenzar las obras, éstas fueron supervisadas por su hijo Washington.

Los trabajos de construcción del puente comenzaron el 3 de enero de 1870 y duró 13 años, 4 meses y 3 días y tuvo un presupuesto de 15 millones de dólares.

De los 600 trabajadores que participaron en la construcción, 27 fueron los obreros que fallecieron a causa de accidentes laborales.

El día de su inauguración los primeros en cruzar el puente fueron el presidente Chester A. Arthur y el alcalde de Nueva York Franklin Edson. Al otro lado los esperaba el edil de Brooklyn, Seth Low.

La siguiente persona en cruzar el puente fue la esposa de Washington Roebling, Evelyn Warren,  que lo hizo montada en un coche de caballos y recorrió los 1.825 metros que separaban un extremo del otro. Tras ella,  1.800 vehículos y 150.300 personas fueron las que lo cruzaron, tanto hacia un lado como hacia el otro.

El puente fue objeto de una famosa estafa por parte de uno de los timadores más famosos de la ciudad de Nueva York de finales del siglo XIX y principios del XX (George C. Parker) quien a lo largo de cuatro décadas montó el lucrativo negocio de ‘vender a incautos’ la concesión de colocar un peaje en cada extremo del puente y cobrar 1 penique a todo aquel que quisiera cruzarlo.

Una semana después de la inauguración un falso rumor sobre que el puente se iba a desplomar provocó una estampida que acabó con la vida de 12 personas que murieron aplastadas.

A los largo de 20 años (1883-1903) fue el puente colgante más largo del mundo.

Numerosos diarios de la época calificaron al Puente de Brooklyn como ‘la octava maravilla del mundo’.

Desde su inauguración, el Puente de Brooklyn ha sido uno de los símbolos más conocidos de la ciudad de Nueva York, junto a la Estatua de la Libertad, Central Park, el Madison Square Garden o el Empire State Building.

 

 

Fuentes de consulta:   nycroads /yellowecho / wikipedia

Algunos datos curiosos sobre el Empire State Building

El 17 de marzo de 1930 comenzó la construcción del uno de los edificios más emblemáticos del mundo y símbolo universal de la ciudad de Nueva York: el Empire State Building.

El arquitecto William F. Lamb lo diseñó en unas pocas semanas por encargo del fundador de General Motors, John Jackob Raskob, al querer este último crear un edificio que superase en altura el construido por la competencia (Edificio Chrysler de 318,9 m) inaugurado el 27 de mayo de ese mismo año.

Las obras del Empire State Building se realizaron en un tiempo record y en tan solo un año la edificación estaba terminada y lista para ser inaugurada.

El coste total de la construcción fue de 40.948.900 dólares (incluida la compra del terreno).

Más de tres mil obreros trabajaron en la construcción, con un promedio de cuatro pisos y medio alzados por semana. En total se invirtieron 7 millones de horas en mano de obra y 60.000 toneladas de acero para la estructura. Si calculásemos su peso total, éste podría estar sobre las 365.000 toneladas (aproximadamente).

La inauguración oficial se realizó de una manera peculiar el  1 de mayo de 1931, ya que el entonces presidente estadounidense  Herbert Hoover le dio a un interruptor desde la Casa Blanca (Washington DC) y las luces del edificio se encendieron.

El edificio cuenta con 102 pisos y fue el primero del mundo en tener más de cien plantas. Su altura en 1931 era de 381 metros y en 1953 fue instalada la torre de emisión más la antena de 62 m, lo que le dio la altura (que aún conserva) de 443.2 metros.

Originalmente, la planta 102 como plataforma de aterrizaje de dirigibles.  La terraza desde donde se puede observar toda una panorámica de la ciudad se encuentra en el piso 86, a 320 metros de altura.

Por aquel entonces, el país estaba sumido en plena crisis económica, lo que hizo que tan sólo el 25% de las oficinas fuesen alquiladas, por lo que rápidamente se le conoció al edificio como Empty (vacío) State Building.

En 1933 fue utilizado por Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack en el film King Kong, donde el gorila gigante trepa por él. Esta escena se ha convertido en un icono en la historia del cine. Frecuentemente el edificio es utilizado para múltiples rodajes tanto de publicidad como cinematográficos.

Desde la planta baja hasta el piso 102 hay 1.860 escalones.

El mayor desastre ocurrido en el Empire State Building fue el acaecido el sábado 28 de julio de 1945, cuando a las 9:40 horas  un bombardero B25 Mitchell pilotado por el Teniente Coronel William F. Smith Jr se estrelló en el lado norte del edificio entre los pisos 79 y 80. La causa del accidente fue la densa niebla con la que había amanecido aquella mañana la ciudad. 14 fueron las víctimas mortales y los daños ocasionados se valoraron en 1 millón de dólares.

El edificio cuenta con 73 ascensores, de los cuales 6 son montacargas y otros 8 de alta velocidad. Los ascensores tienen una velocidad que oscila entre los 183 y 427 metros por minuto y los más rápidos permiten llegar hasta la planta 80 en tan solo 45 segundos.

Se calcula que el cableado eléctrico del edificio ronda los 7.500 kilómetros, los cuales suministran alrededor de 40 millones de kilovatios cada hora.

Hasta 1972 fue el edificio más alto de Nueva York. Ese año fue inaugurada la torre norte del World Trade Center. Tras el derrumbe de las torres gemelas el 11 de septiembre de 2001, el Empire Estate Bulding  volvió a coronar la Gran Manzana.

Actualmente está en fase de construcción el One World Trade Center en el solar que quedó tras los atentados del 11S. Dicho edificio tendrá una altura de 541,33 metros, que lo convertirán en el edificio más alto de Estados Unidos y segundo del mundo.

Uno de los elementos característicos del Empire Estate Building son sus focos, que fueron añadidos en 1964 para iluminar la parte superior del rascacielos.

En fechas señaladas o cuando sucede algún evento extraordinario, el edificio es iluminado con los colores que se vinculan a dicho acto. El  día de San Patricio (17 de marzo) el color elegido es el verde. Cuando se estrenó la película de Los Simpsons se volvió amarillo. También se utilizan los colores de los equipos deportivos de la ciudad: naranja, azul y blanco para el New York Knicks; rojo, blanco y azul para el New York Rangers y son encendidos de tal modo cada vez que tiene partido.

Tras la consecución del Mundial de Sudáfrica 2010 por parte de la Selección Española, el Empire State Building se iluminó con los colores de la bandera nacional.

Cada año, el 14 de febrero,  día de San Valentín, 14 parejas son elegidas para contraer matrimonio en lo más alto de este mítico edificio neoyorkino.

Imagen tomada por Alfred López (20/08/08)

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw