BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘el padrino’

Trivial: ¿Cuánto sabes de la novela ‘El Padrino’, de Mario Puzo?

(El Padrino, 1972 / Paramount)

(El Padrino, 1972 / Paramount)

Cuando Mario Puzo publicó este clásico en 1969 disparó a quemarropa al bajo vientre de la sociedad estadounidense dejando al aire sus entrañas. Una vez que te adentras en El Padrino estás atrapado en la historia de un emigrante siciliano en Nueva York que levanta un imperio político y económico, y una sociedad paralela a la sombra. El Don, su hijo Michael y toda la ‘Familia’ crecen a cada salto de página, con una intensidad, un realismo y una cualidad tridimensional irresistibles.

Si eres de los que sí leyó la novela demuéstralo respondiendo al trivial ‘El Padrino’ de Regina ExLibris. ¿Listo? ¡Vamos!

 

Siete novelas de mafiosos, narcos y sicarios para darte un bibliofestín de “o plata o plomo”

Soy un ser de carne y letras. Y no solo eso: por mis venas circula un cóctel letal que lleva de todo menos horchata. En algún instante con la guardia baja puede que algo de leche, sí, pero de mala leche. Mis arterias rebosan de sangre, hielo, fuego, cafeína, destilados, psicoactivos, veneno, residuos de pólvora y tinta negro azabache. Soy de las de “o plata, o plomo“,  adoro poner “zapatos de hormigón” y nadie que aún respire rechazó cualquiera de mis ofertas.

(Rosario Tijeras, 2005 / Ibermedia)

(Rosario Tijeras, 2005 / Ibermedia)

Con semejante cuadro mi querencia al género criminal es casi una cuestión genética, la misma que determina mi atracción por el hampa, los tugurios, los chanchullos ilegales y sus turbios pobladores. Mafiosos, pandilleros, narcotraficantes, sicarios y criaturas de la peor calaña que son, para qué engañarnos, mucho más interesantes, trágicos y divertidos que el resto. ¿O no?

Esa es mi opinión, claro, y por suerte la compartía un reginaexlibridslanciano asiduo que se adentró hace un rato en mis confines con una petición que me alegró la mañana en la librería:

Cliente: Oye, Regina, ¿sabes que con todo el tema del “secuestro” al libro Fariña, el del narcotráfico en Galicia, se me ha ocurrido una cosa para el club de lectura?

Regina: Sí, el de Libros del K.O. Una vergüenza, mejor no me hagas hablar. ¡Brrr! En fin, ¿a qué te refieres con una idea? ¿Lo vais a leer y comentar?

Cliente: No exactamente. Verás. Voy a hacer un ciclo temático de libros de mafiosos y crimen organizado. Creo que así, además, atraeré a más de un novio/marido/primo/hermano de mis compañeras que hasta ahora se resiste. Ya sabes que todo lo que sean tiros y “malotes” tiene tirón para según quién.

Regina: Sí, está claro que si propones leer El Padrino según qué perfil lector entrará al Club antes que si leéis Cumbres Borrascosas, las cosas como son.

Cliente: ¿Ves? Pues por eso vengo, para que me digas qué títulos de mafiosos me sugieres para proponerlos en el cliclo temático del Club de lectura. El Padrino sí o sí, pero dame cuatro o cinco opciones más, por favor.

Regina: ¡Me encanta! Vale, pero mejor un poco de todo, que el crimen es un territorio literario y real muuucho, pero mucho más vasto de lo que parece.

Cliente: ¿Sí? ¡Dale, regina, dale!

Y estos son los siete títulos de literatura de crimen organizado para distintos paladares e intereses librescos que le propuse a mi reginaexlibrislandiano a quemarropa, y que él aceptó de buen grado:

1. El Padrino. Mario Puzo. B de Bolsillo. No importa si has visto las películas de Coppola o no, una vez que traspasas el umbral de la primera página de El Padrino no tienes escapatoria: el libro es a ti lo que la familia, el honor y la amistad a Vito Corleone: una forma de entender el mundo. Antes de que te des cuenta estás atrapado en la historia de un emigrante siciliano en Nueva York en torno al cual no sólo se levanta un imperio político y económico a la sombra, sino toda una sociedad paralela. El Don, su hijo Michael y toda la ‘familia’ crecen a cada salto de página, con una intensidad cautivadora y una cualidad tridimensional que consiguen que tú, como lector, te codees con cada personaje. Porque cada uno de ellos está perfectamente dibujado. Cuando Mario Puzo regaló al mundo este clásico en 1969 disparó a quemarropa al bajo vientre de la sociedad estadounidense dejando al aire la verdadera naturaleza de sus intestinos.

El Padrino

El Padrino

2. Honrarás a tu padre. Gay Talese. Debolsillo. Gay Talese es uno de los bastiones, junto a T. Wolfe, N. Mailer y T. Capote del “Nuevo periodismo americano”, una corriente de mediados del SXX con la que novelaban hechos reales que investigaban en primera persona. Es un periodismo literario de altísima calidad y Honrarás a tu padre es uno de los más colosales ejemplos, porque Talese escribe la crónica de una de las Cinco Familias de la Mafia neoyorquina, los Bonnano, cuando atravesaba momentos convulsos. A diferencia de El Padrino, también publicada en los 70, Honrarás a tu padre describe personajes reales y sucesos verídicos tras años de investigación y miles de horas de entrevistas, pero se lee como si fuera pura ficción. Su secreto es que Talese no solo se centra en sus crímenes, sino que ahonda en la psicología de cada personaje, en las relaciones entre los miembros de la familia y en cómo encajan las situaciones que viven. Y todo ello aderezado con la peculiar vida cotidiana de los gangsters italoamericanos, desde sus triquiñuelas para esquivar enemigos hasta el regustillo metálico de los spaghetti cuando a un mafioso se le cae la pistola dentro de la olla mientras los cocina. Libro adictivo que es una disección veraz, lúcida y deslumbrante de la mafia italoamericana, y que inspiró la mítica serie catódica Los Soprano.

Honrarás a tu padre

Honrarás a tu padre

3. La banda de los Niños. Roberto Saviano. Anagrama. Un nuevo despliegue de talento innato para novelar el lado más sórdido y cuento de la realidad de Roberto Saviano, que nos lleva entre líneas a Nápoles, el epicentro de la camorra, que termina por engullir a un grupo de niños. Liderados por el Marajá, la banda de adolescentes siembre el pánico a lomos de sus motos y quiere hacerse con parte del narcotráfico y la extorsión, para lo que se alían con un viejo jefe de clan iniciando así su ascenso. A partir de ahí no hay vuelta atrás y el poder se afianza a golpe de sangre, respeto, violencia y miedo, por eso un like en el Facebook de la novia de otro es una sentencia de muerte, y si hay que probar armas nuevas el blanco será un grupo de emigrantes. Todo porque en el camino hacia la cima no hay amigos, ni lealtades, y en pocos meses los protagonistas dejan de ser chavales para ser asesinos. Durísisma y adictiva crónica novelada de las cloacas de una ciudad corrompida, en la que la sangre se paga con sangre y el destino se revela en forma de reformatorio, cárcel o tumba. Una novela salvaje y honesta en una rotunda llamada de atención colectiva.

La banda de los Niños

La banda de los Niños

4. El poder del perro. Don Winslow. Debolsillo. Si eres más de la serie Narcos con Pablo Escobar que de la mafia italoamericana o de la camorra siciliana, El poder del perro es tu novela. Y lo es porque Don Winslow construye un thriller épico, salvaje, coral y muy, muy sangriento que abre en canal la realidad de la guerra contra el Narcotráfico Mexicano, y te arrastra a un ambiente de violencia extrena en un relato absorbente. Para ello te traslada a los años 70, cuando el gobierno de EEUU está en plena lucha contra el narcotráfico en México y Art Keller, agente de la DEA de origen hispano, acaba en tiempo récord con el patrón local. Un error fatal. El nuevo heredero del imperio del narcotráfico es Adán Barrera, y qiere venganza. Arrastrados por la misma espiral de violencia estarán Nora Hayden, bella prostituta de alto standing adiestrada para enloquecer a los hombres; el padre Parada, confidente de Nora y entregado al pueblo, y Billy Boy Callan, convertido en sicario por casualidad. Narcovaqueros, campesinos, una jauría de irlandeses armados, policías corruptos, un soplón apodado Mamada y un santo milagrero conforman el universo de este thriller épico, coral y violento sobre la venganza, la ambición y la búsqueda de la redención. Llegarás al final sobrecogido por esta historia sobre la violencia real y extrema, que es el verdadero corazón del narcotráfico.

El poder del perro

El poder del perro

5. Malavita. Tonino Benacquista. Lengua de Trapo. Apto para cualquier paladar libresco y tremendamente divertido, en este relato Tonino Benacquista ficciona sobre otra de las caras reales y no menos importantes del crimen organizado: cómo reconstruye su vida un clan mafioso que, a voluntad o por la fuerza, colabora y testifica contra los suyos. ¿El mal se aprende o es una forma de vida que, para quien la ha interiorizado de verdad, es algo totalmente natural, inherente e independiente tanto de la nueva identidad adquirida como del entorno en el que habita? Fred, Maggie, Belle, Warren y la perra Malavita, son una familia en apariencia como cualquier otra que, procedente de Nueva Jersey, Estados Unidos, y tras haber recalado en París primero y luego en la Costa Azul, termina por instalarse en una pequeña ciudad de la campiña normanda. Pero ¿a qué tanto traslado? ¿Por qué se mudan ahora los Blake en mitad de la noche, a la chita callando? ¿Qué se les ha perdido a esos yanquis en Francia? ¿Y quiénes son esos dos tipos que se han instalado enfrente, dos hombres solos que parecen no dormir nunca y que apenas si abandonan la casa? Sólo una cosa puede decirse: si este quinteto se muda a tú barrio, ten cuidado de no dar la espalda a ninguno -¡a ninguno!- de sus miembros. Hilarante relato sobre una Familia de las de verdad.

Malavita

Malavita

6. Vivir de noche. Dennis Lehane. RBA. El talento narrativo de Dennis Lehane es descomunal y se emplea a fondo en esta trilogía completada por Cualquiero otro día (RBA) y Este mundo desaparecido (Salamandra), un híbrido perfecto de novela negra, crinimal e histórica. Deleitará especialmente a quienes prefieran un tipo de crimen organizado más a lo Broadwalk Empire, que retrata con fuerza y detalle esos turbulentos años de la Prohibición en EEUU, definidos por las destilerías ocultas en sótanos, los speakeasies, las lluvias de plomo, las bandas de jazz, los trajes a medida, los gánsters despiadados, los policías corruptos y las mujeres fatales. Y lo canaliza a través de Joe Doughlin, oveja descarriada de un capitán de la policía de Boston en 1916. Su ascendente carrera en el hampa en plena Prohibición lo llevará del Boston de la Edad del Jazz al barrio latino de Tampa y las calles de Cuba. Y en su camino se cruzará una mujer, Emma Gould, que cambiará su vida. Implecable radiografía de una época de destilerías y garitos clandestinos, tiroteos en plena calle y corrupción policial y política, con un glorioso y turbio elenco de secundarios que componen esta sinfonía novelada sobre el amor y la venganza, sobre la traición, la ambición y la redención, que era la rutina de los gánsters de los años 30.

Vivir de noche

Vivir de noche

7. Rosario Tijeras. Jorge Franco Ramos. Alfaguara. Poderío y bravura cinceladas en piel canela, brutal y tierna, así es la sicaria más letal del Medellín engullido por el narcotrafico. Así es la Rosario Tijeras que Jorge F. Ramos te siluetea a balazos en la imaginación, disparando diálogos a quemarropa para contar una historia de amor, de ambición y de muerte, de esas que se te quedan dentro más allá del punto y final. Soberbia y colosal disección del narcotráfico colombiano hecho mujer, y una de las grandes desconocidas del género criminal, con uno de los arranques de novela más letales que hayamos podido leer en reginaexlibrislandia:

“Como a Rosario le pegaron un tiro a quemarropa mientras le daban un beso, confundió el dolor del amor con el de la muerte”.

Rosario Tijeras

Rosario Tijeras

Así es Rosario Tijeras: hermosa y letal. No dejéis de leerla, queridos.

 

 

¿Te atreves con los trivials de libros de Regina ExLibris?

Si estás dispuesto a poner a prueba tu bibliofilia estás en el lugar adecuado, querid@, porque me he sacado del pelucón una serie de Trivials Regina ExLibris sobre una veintena de novelones.

Así que atrévete a hacer mis bibliotrivials y dame en los morros con tu bibliofilia, o bien plantéate que, quizás, ha llegado la hora de releer algún que otro título porque desmemoria te ha guiado en tus respuestas.

¿Listo? ¡Pues allá van!

(Frankenstein, 1931 / Universal)

(Frankenstein, 1931 / Universal)

(Teleñecos en cuento de Navidad / Walt Disney Pictures)

(Teleñecos en cuento de Navidad / Walt Disney Pictures)

(Matar a un ruiseñor, 1962 / Universal)

(Matar a un ruiseñor, 1962 / Universal)

Alicia en el País de las Maravillas

Alicia en el País de las Maravillas

(El Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, 1920 / Paramount Pictures)

(El Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, 1920 / Paramount Pictures)

La metamorfosis. Zorro Rojo. Luis Scafati

La metamorfosis. Zorro Rojo. Luis Scafati

(Madame Bovary, 1949/ MGM)

(Madame Bovary, 1949/ MGM)

(Drácula, 1992 / Columbia Pictures)

(Drácula, 1992 / Columbia Pictures)

(La Isla del tesoro, 1950 / Disney)

(La Isla del tesoro, 1950 / Disney)

(El nombre de la rosa / 20th Century Fox)

(El nombre de la rosa / 20th Century Fox)

(La Historia Interminable, 1984 / Warner Bros.)

(La Historia Interminable, 1984 / Warner Bros.)

(Cien años de soledad, Luisa Rivera / GEPRH)

(Cien años de soledad, Luisa Rivera / GEPRH)

(El Padrino, 1972 / Paramount)

(El Padrino, 1972 / Paramount)

El Principito

El Principito

El Fantasma de Canterville / EZR

El Fantasma de Canterville / EZR

(El Perfume, 2006 /Constantin Films)

(El Perfume, 2006 /Constantin Films)

(Cumbres Borrascosas, 1992 / Paramount Pictures)

(Cumbres Borrascosas, 1992 / Paramount Pictures)

“Te haré una oferta que no podrás rechazar: lee El Padrino

En alguno de mis delirios bibliófilos me visualicé como la viuda de un capo mafioso en Nueva York.

(The Sanghai gesture, 1941 / United Artists)

(The Sanghai gesture, 1941 / United Artists)

Muerto el Don y enchironada toda mi prole me hacía cargo de los negocios de la familia y los regentaba con mano de hierro, garras de nácar y el pelucón embutido en un recogido negro azabache desde mi palacete fortificado en Staten Island.

Sería, como la legendaria Virginia Hill, una auténtica Reinona de la Mafia, nacida y criada a años luz del hampa, pero, una vez viuda, arrastrada y fagocitada a un submundo de crimen, corrupción y excesos, y cercada por fiscales, policías y bastardos traidores. Porque, como dijo Balzac, “Detrás de cada gran fortuna hay un crimen“. A lo que añado: y, tras él, esta gran Doña moviendo los hilos.

Vale, obviamente el empujoncito argumental me viene, sobre todo, de El Padrino, de Mario Puzo, obra magna del género que inauguró: el de los gánsteres. Un novelón espectacular que, incomprensiblemente, en España no siempre está en circulación ( y qué bien nos vendría con la que está cayendo). En 2008 estaba descatalogado, pero lo reeditaron poco después, al cumplirse el 40 aniversario de la primera edición. Los ejemplares volaban de los anaqueles, e incluso Ediciones B lanzó una edición especial para regalo coincidiendo con el Día del Padre.

Pues bien, ahora quedan ejemplares sueltos en contadas librerías, y el último de los míos salió hoy del stock de reginaexlibrislandia.

Así que estoy doblemente de luto (por mi Don ficticio, que la Providencia Librera lo tenga en su gloria, y por la descatalogación de El Padrino). Pero, eso sí, reconozco que el reginaexlibrislandiano que se lo llevó me hizo sonreír durante la transacción bibliófila:

Cliente: Estoo… ¡señora!

Regina ExLibris: ¿Sí?

Cliente: Mire, no sé si conoce un videojuego de El Padrino.

Regina ExLibris: ¿Perdona?

Cliente: Que me enganché a un juego de la consola de El Padrino, y mi abuelo, que es muy suyo, cuando mi madre le contó que estoy enviciado con el juego, me mandó un whatsup que decía (Aquí me lo enseña): “Te haré una oferta que no podrás rechazar: lee El Padrino y el jueguecito te parecerá de risa”. Así que así me enteré yo de que hay una novela que se llama igual, ¿sabe?

(El Padrino, 1972 / Paramount)

(El Padrino, 1972 / Paramount)

Regina ExLibris: ¡Uy, qué grande, tu abuelo! Y con respecto a la novela sí, lo sé. Y es muy buena. Te encantará.

Cliente: Pero, ¿la tiene? Porque llevo dando vuelas ya ni se sabe buscándola

Regina ExLibris: Ya, es que no es fácil de encontrar. Pero, sí, mira, me queda un ejemplar. ¡El último!

Cliente: ¿En serio?

Regina ExLibris: Si, aquí lo tienes.

Cliente: Traiga, traiga… me lo voy a leer volando, que el domingo haré con mi abuelo un maratón con las películas –que también hay, ¿sabe?- y va a flipar si ya me la he leído entera para entonces.

Regina ExLibris: ¡Ja, ja, ja! Las películas también te gustarán. Pero, oye, con este libro se inauguró el subgénero de gánsteres y mafiosos, y de ella beben tanto tu videojuego, como muchas películas y hasta series de Tv como Los Soprano. ¡Es un clasicazo!

Y él chico se fue tan contento con su ejemplar, mi último ejemplar, y me dejó desconsolada, enjugándome el llanto y poniéndole velas y cirios a la Providencia Librera para que se reedite YA. En papel o en digital, o en ambos formatos. Pero que esté en circulación.

Yo, por mi parte, hago lo único que puedo hacer: “En mi trágica desesperación me arranco, brutalmente, un pelo de mi pelucón por cada título descatalogado con el que me topo”. Palabra de Regina ExLibris

NOTA DE REGINA:

El Padrino

El Padrino

No importa si has visto las películas de Coppola o no, una vez que traspasas el umbral de la primera página de El Padrino no tienes escapatoria: el libro es a ti lo que la familia, el honor y la amistad a Vito Corleone: una forma de entender el mundo. Antes de que te des cuenta estás atrapado en la historia de un emigrante siciliano en Nueva York en torno al cual no sólo se levanta un imperio político y económico a la sombra, sino toda una sociedad paralela. El Don, su hijo Michael y toda la ‘familia’ crecen a cada salto de página, con una intensidad cautivadora y una cualidad tridimensional que consiguen que tú, como lector, te codees con cada personaje. Porque cada uno de ellos está perfectamente dibujado. Cuando Mario Puzo regaló al mundo este clásico en 1969 disparó a quemarropa al bajo vientre de la sociedad estadounidense dejando al aire la verdadera naturaleza de sus intestinos. Soberbia.

¡Reeditarán El Padrino en marzo!

Está visto que la Providencia Librera aprieta pero no ahoga: habrá reedición inminente de El Padrino, de Mario Puzo.

Sí, queridos, nuestras plegarias han sido atendidas y algún demiurgo editorial ha visto la luz.

Más o menos cuando algunos reginaexlibrislandianos de buena fe -Martín y Tomicheis- me lo anunciaban en comentarios al post sobre su descatalogación el milagro se obraba en mis confines cuando el comercial de Ediciones B que abastece Reginaexlibrislandia de los fondos del Grupo Zeta se materializó ante mí con su catálogo de lanzamientos previstos para marzo.

La cosa fue más o menos así:

 

– Comercial: Buenas tardes, Regina.- Regina: ¡Hola! ¿Qué tal todo?

– C.: Bien. Mira, te traigo el catálogo de marzo, que me lo acaban de dar.

– R.: ¿A ver?

– C.: Míralo, la estrella es la nueva de Vázquez Figueroa, porque…

 

Él siguió con su verborrea. Yo le oía hablar, pero no le escuchaba. Dejé de hacerlo cuando, tras abrir el catálogo al azar, me di bruces con la imagen de la nueva portada de El Padrino

 

– Regina: ¡EL PADRINO¡ ¡EL PADRINO! – COMERCIAL: Sí, lo reeditamos ahora. Sale el 4 de marzo. Lo aceleraron porque como es el 40 aniversario de su publicación…

– R.: Ya, ya, si es que hasta ayer estaba descatalogado. En rústica dejó de circular hace años y en bolsillo, desde lo de Byblos, imposible hacerse con un mísero ejemplar. Y mira que me lo pedían…

– C.: Pues, nada, ya lo tendrás otra vez.

– R.: ¿Sólo lo reeditáis en tapa dura?

– C.: De momento sí, aunque igual para junio ya estará de nuevo en bolsillo. Vamos, en unos meses, depende, ya sabes cómo va esto…

– R.: Mmm, vale, y sale a 20 euros, ¿no?

-C.: Sí, ese es su pvp.

 

Así que increíble pero cierto: la obra magna de Mario Puzo ha sobrevivido al agujero negro de la descatalogación indiscriminada en el que estuvo flotando un par de meses.

Ojalá me llevara estos alegrones bibliófilos y deliciosamente inesperados con todos y cada uno de los títulos que, pese a merecer la pena, tienen sus días contados en negro sobre blanco.

Y vosotros, queridos, ¿os animáis con El Padrino? Según mis datos, en cuarenta años se han vendido 21 millones de ejemplares del novelón sobre los Corleone en todo el mundo… ¿a cuánto subirá este año?

Si pudierais hacerlo, ¿qué título rescataríais del limbo de los descatalogados?

“¿Cómo que El Padrino está descatalogado?”

Si fuera la viuda de Don Corleone encargaría unos zapatos de hormigón para el majadero que ha consentido que pasara lo impensable: cuando celebramos las cuatro décadas de la publicación de El Padrino resulta que no hay ejemplares. E Finitto. Caput. R.I.P.

Escribo porque no puedo ni llorar: el espanto me cristalizó las lágrimas a este lado de mi mosquitera y en mis labios se dibuja la “V” de vendetta.

Sí, queridos, El Padrino, la obra magna de Mario Puzo y una de las cimas de la mitomanía moderna está descatalogada en español. DES-CA-TA-LO-GA-DA.

Primero se fue en rústica, pero siempre nos quedaban esos ejemplares en bolsillo que, aunque impresos con cuentagotas, el Grupo Zeta incluía en su colección Byblos, de la que en reginaexlibrislandia procurábamos tener un par de ejemplares siempre a mano.

Y siempre nos los pedían. Dos o tres veces al mes algún reginaexlibrislandiano asiduo o casual se internaba en mis confines libreros preguntando por el novelón sobre el clan Corleone.

Pero la reciente desaparición del sello Byblos desterró a El Padrino al limbo de los títulos incomprensiblemente descatalogados. Y, aunque lo sabía, fue hace unas horas cuando la Providencia Librera me ha colocado frente al hueco que su ausencia ha dejado en mi balda.

Y no contenta con eso me remató con un bombardeo lumínico que silueteaba en mi monitor la endemoniada palabreja: DESCATALOGADO.

La desafortunada reginaexlibrislandiana que buscaba el novelón de Mario Puzo fue testigo de mi desmoronamiento librero primero, y detonante sin quererlo después de mi estallido de ira cuando, ajena al nubarrón en forma de hongo que mi ira condensada iba materializando sobre nuestras cabezas, exclamó:

 

– “Pero, ¿cómo que El Padrino está descatalogado? Vamos, Regina, no pueeeeeede ser. Si hay película y hasta videojuego, ¿cómo no voy a poder hacerme con el libro?¿Estás segura? ¡Alguno habrá por ahí!”

Os ahorraré el chaparrón verbal que le cayó a ella. Y no, no se pueden conseguir ejemplares de El Padrino por los cauces libreros al uso. Salvo volúmenes sueltos que queden en el fondo de alguna balda o en los circuitos de segunda mano es materialmente imposible.

Aunque, eso sí, queridos, en la web de la ciberlibrería Amazon dicen que tienen ejemplares de la edición española de Byblos en stock… ¡y también en formato electrónico para su Kindle2!

Esa sí que debería empezar a ser la utilidad positiva de los ebook: evitar que según qué títulos se hundan en el mar de los descatalogados.

Así que señores capos del mundillo editorial, haceros y hacernos un favor a los bibliófilos del mundo y…

¡¡¡¡PONEOS A DIGITALIZAR LAS OBRAS QUE NO PENSÁIS REEDITAR ANTES DE QUE SE PIERDANNNNNNNNNN!!!!

Y vosotros, queridos, ¿leísteis El Padrino? ¿Os parece normal que el libro que inspiró los peliculones de Coppola, el videojuego y series televisivas tipo Los Soprano esté descatalogado? ¿Qué haríais para salvarlo?

Para quienes no os lo hayáis leído corred a la biblioteca o a la librería más próxima en busca de alguno de esos ejemplares sueltos… El Padrino es una maravilla se mire por donde se mire: intensa, sombría, legible y gloriosa disección del poder en la sombra, lección magistral de cómo funcionan en realidad las cosas, amén de la fascinante evolución de los Corleone y, por ende, del día a día de los inmigrantes italoamericanos en la Tierra Prometida. No os arrepentiréis, palabra de Regina ExLibris.

Como tributo a el ‘Don Puzo’ va el trailer de su fabulosa adaptación cinematográfica homónima. En concreto el de la primera parte, estrenada en 1972: