BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘pelicula’

“Te haré una oferta que no podrás rechazar: lee El Padrino

En alguno de mis delirios bibliófilos me visualicé como la viuda de un capo mafioso en Nueva York.

(The Sanghai gesture, 1941 / United Artists)

(The Sanghai gesture, 1941 / United Artists)

Muerto el Don y enchironada toda mi prole me hacía cargo de los negocios de la familia y los regentaba con mano de hierro, garras de nácar y el pelucón embutido en un recogido negro azabache desde mi palacete fortificado en Staten Island.

Sería, como la legendaria Virginia Hill, una auténtica Reinona de la Mafia, nacida y criada a años luz del hampa, pero, una vez viuda, arrastrada y fagocitada a un submundo de crimen, corrupción y excesos, y cercada por fiscales, policías y bastardos traidores. Porque, como dijo Balzac, “Detrás de cada gran fortuna hay un crimen“. A lo que añado: y, tras él, esta gran Doña moviendo los hilos.

Vale, obviamente el empujoncito argumental me viene, sobre todo, de El Padrino, de Mario Puzo, obra magna del género que inauguró: el de los gánsteres. Un novelón espectacular que, incomprensiblemente, en España no siempre está en circulación ( y qué bien nos vendría con la que está cayendo). En 2008 estaba descatalogado, pero lo reeditaron poco después, al cumplirse el 40 aniversario de la primera edición. Los ejemplares volaban de los anaqueles, e incluso Ediciones B lanzó una edición especial para regalo coincidiendo con el Día del Padre.

Pues bien, ahora quedan ejemplares sueltos en contadas librerías, y el último de los míos salió hoy del stock de reginaexlibrislandia.

Así que estoy doblemente de luto (por mi Don ficticio, que la Providencia Librera lo tenga en su gloria, y por la descatalogación de El Padrino). Pero, eso sí, reconozco que el reginaexlibrislandiano que se lo llevó me hizo sonreír durante la transacción bibliófila:

Cliente: Estoo… ¡señora!

Regina ExLibris: ¿Sí?

Cliente: Mire, no sé si conoce un videojuego de El Padrino.

Regina ExLibris: ¿Perdona?

Cliente: Que me enganché a un juego de la consola de El Padrino, y mi abuelo, que es muy suyo, cuando mi madre le contó que estoy enviciado con el juego, me mandó un whatsup que decía (Aquí me lo enseña): “Te haré una oferta que no podrás rechazar: lee El Padrino y el jueguecito te parecerá de risa”. Así que así me enteré yo de que hay una novela que se llama igual, ¿sabe?

(El Padrino, 1972 / Paramount)

(El Padrino, 1972 / Paramount)

Regina ExLibris: ¡Uy, qué grande, tu abuelo! Y con respecto a la novela sí, lo sé. Y es muy buena. Te encantará.

Cliente: Pero, ¿la tiene? Porque llevo dando vuelas ya ni se sabe buscándola

Regina ExLibris: Ya, es que no es fácil de encontrar. Pero, sí, mira, me queda un ejemplar. ¡El último!

Cliente: ¿En serio?

Regina ExLibris: Si, aquí lo tienes.

Cliente: Traiga, traiga… me lo voy a leer volando, que el domingo haré con mi abuelo un maratón con las películas –que también hay, ¿sabe?- y va a flipar si ya me la he leído entera para entonces.

Regina ExLibris: ¡Ja, ja, ja! Las películas también te gustarán. Pero, oye, con este libro se inauguró el subgénero de gánsteres y mafiosos, y de ella beben tanto tu videojuego, como muchas películas y hasta series de Tv como Los Soprano. ¡Es un clasicazo!

Y él chico se fue tan contento con su ejemplar, mi último ejemplar, y me dejó desconsolada, enjugándome el llanto y poniéndole velas y cirios a la Providencia Librera para que se reedite YA. En papel o en digital, o en ambos formatos. Pero que esté en circulación.

Yo, por mi parte, hago lo único que puedo hacer: “En mi trágica desesperación me arranco, brutalmente, un pelo de mi pelucón por cada título descatalogado con el que me topo”. Palabra de Regina ExLibris

NOTA DE REGINA:

El Padrino

El Padrino

No importa si has visto las películas de Coppola o no, una vez que traspasas el umbral de la primera página de El Padrino no tienes escapatoria: el libro es a ti lo que la familia, el honor y la amistad a Vito Corleone: una forma de entender el mundo. Antes de que te des cuenta estás atrapado en la historia de un emigrante siciliano en Nueva York en torno al cual no sólo se levanta un imperio político y económico a la sombra, sino toda una sociedad paralela. El Don, su hijo Michael y toda la ‘familia’ crecen a cada salto de página, con una intensidad cautivadora y una cualidad tridimensional que consiguen que tú, como lector, te codees con cada personaje. Porque cada uno de ellos está perfectamente dibujado. Cuando Mario Puzo regaló al mundo este clásico en 1969 disparó a quemarropa al bajo vientre de la sociedad estadounidense dejando al aire la verdadera naturaleza de sus intestinos. Soberbia.

  • Y vosotros, queridos, ¿leísteis El Padrino? ¿qué os pareció?
  • Sígueme en Facebook y Twitter

Si buscas un manual de supervivencia social lee ‘Las amistades Peligrosas’

Pocos personajes de ficción me han cautivado de una manera tan absoluta como en su día lo hizo la Marquesa de Merteuil, protagonista de una novelita epistolar que aún hoy es todo un manual avanzado de supervivencia social. Vamos, que sales doctorad@ tras el punto y final.

(Las amistades peligrosas, 1988 / Warner Bros)

(Las amistades peligrosas, 1988 / Warner Bros)

Así que sí, queridos, soy devota de la Merteuil. La pérfida y joven viuda de rostro hierático y mirada de acero que se hace a sí misma en un entorno hostil, y logra ser la emperatriz del libertinaje a puerta cerrada mientras en sociedad resplandece parapetada en su halo de pulcritud moral y decoro extremo.

Esa que con sus impúdicas y venenosas cartas reta al Marqués de Valmont, ex-amante y compañero de correrías en su maquiavélico dueto, a ver quién de los dos es capaz de masacrar –primero por diversión, después por venganza- la felicidad y la virtud ajena de quien el otro proponga. Así es como, reginaexlibrislandianos de pro, empieza su juego. O, mejor dicho, así es como se desencadena una guerra. Y la Merteuil tiene clara su estrategia: Vencer o Morir. Si eso no promete biblio-diversión ya me diréis qué otra cosa lo hace.

Años después vi la adaptación homónima de la novela de Pierre Choderlos de Laclos que filmó Stephen Frears con una inmensa Glenn Glose, y la mimetización extrema de la Glose con la Merteuil de mi imaginación no solo me erizó hasta el último pelo del pelucón, sino que me regaló el que es, aún a día de hoy, uno de mis tantras vitales:

” Y aprendí a sonreír mientras bajo la mesa me clavaba un tenedor en el dorso de la mano”.

Y aunque la película me pareció magnífica –mejor que otras tantas versiones de celuloide, teatro y hasta ballet- sigue palideciendo al lado del texto original. Una novelita publicada por primera vez en 1782 y firmada por un lugarteniente del ejército francés, que escandaliza y fascina a partes iguales. Una novelita que todos deberíamos leer al menos una vez en la vida y que hoy ha sido la protagonista absoluta en reginaexlibrislandia, cuando uno de mis libreros me comentaba lo delicado que puede llegar a ser para los jóvenes el moverse y comunicarse por redes sociales:

Librero: Lo de los veinteañeros con las redes sociales no tiene parangón, Regina. Están expuestos, su intimidad y su vida, y ellos no son conscientes. Pueden destrozarles la reputación con un par de whatsUp o con algún comentario en Facebook. Y lo que hoy es una broma molesta puede afectarles mañana, porque en la Red nada desaparece. Se lo digo a mi hermana y como si no…

Regina ExLibris: Sí, es cierto. Bueno, casi todo lo que dices, porque, aunque el medio sea distinto y más potente hoy, siempre hubo mentideros y formas de pulverizar socialmente a otro. Es innato al ser humano, me temo. De todas formas, si quieres que reflexione llévale un ejemplar de Las Amistades Peligrosas.

Librero: A ver, Regina, ilumíname, ¿por qué debería leer Las Amistades peligrosas mi hermana ahora?

Regina ExLibris: Uy, querido. Tu hermana o cualquiera. Esa novelita epistolar es un curso avanzado de supervivencia social. Lo que en la Francia dieciochesca eran las cartas a pluma, son hoy las redes sociales. La cuestión es el contenido, las intenciones que lo inspiran, a quién vaya esa información y cómo la utilice.

Librero: Yo, la verdad… es que no me lo he leído. Vi la película, eso sí, hace años ya.

Regina ExLibris: Pues deja el libro que tengas entre manos y ponte con él. YA. Y después para tu hermanita. Se lee muy rápido porque cada carta es tirando a breve y misiva a misiva irás viendo cómo el maquiavélico dúo de Choderlos de Laclos consagra su vida a saciar un ansia irrefrenable de seducción y sometimiento. La negación de la afectividad en beneficio de la sensualidad es la clave de su alianza. Una alianza que terminará por romperse porque ni Merteuil ni Valmont vieron venir que el peor y más letal de sus enemigos no era el otro ni los demás, sino que estaba agazapado dentro de uno de ellos. Y dejarlo salir iba a ser el principio de su final. Es demoledor, y es uno de los libros más divertidos, descarados y seductores de la literatura universal.

Librero: Mmm, visto así. Lo tenemos en Cátedra y en Mondadori, ¿no?

Regina ExLibris: Sí, cualquiera de las dos traducciones es buena. Y ya sabes, la diferencia es el formato y, claro, el análisis que precede a la edición de Cátedra.

Y se fue finalmente con el ejemplar de Mondadori. Y yo decidí que, como cualquier excusa es buena para perderme por entre ese perverso y clarividente epistolario, la de leerlo a la vez que mi librero es tan buena como cualquier otra.

Así que eché el cierre, me empolvé el pelucón y la cara y me di a su relectura. Y, lo hice poseída por el espíritu de  la mismísima Madame de Merteuil, que “No buscaba el placer, sino el conocimiento”. Palabra de Regina Exlibris.

Las amistades peligrosas

Las amistades peligrosas

NOTA DE REGINA:

Las Amistades Peligrosas es un novelón de esos que te arden en las manos y que encierran un curso acelerado de supervivencia social. Si, porque más allá de que la adaptación al celuloide de 1988 fuera sublime y con un reparto de escándalo, la novelita epistolar es una auténtica maravilla que radiografía el alma de dos seres tan maquiavélicos como seductores de la alta nobleza de una ya decadente Francia dieciochesca. Las cartas, impregnadas de sus pasiones -altas, pero especialmente las más bajas– revelan al lector una a una el pulso entre la Marquesa de Merteuil y el Vizconde de Valmont, dispuestos a todo por masacrar al rival y salir airosos en un entorno en el que cada beso sabe a un veneno, en cada gesto late una traición y donde la inocencia se paga con la vida. Regia y fundamental.

  • Y vosotros, queridos, ¿leisteis Las Amistades Peligrosas?
  • Sígueme en Facebook y Twitter

“Quiere el de los monstruos del coche”

Qué cosas, la ‘caja tonta’ parece no serlo tanto o, al menos, la publicidad que la sostiene. En año y medio va a ser la tercera vez que el spot de un coche despierta un repentino e incontenible interés por según qué libro que es, de una u otra forma, un clásico, pero que pasaba desapercibido para la mayoría hasta que el cañón catódico proyecta su curioso haz de luz sobre ese título de mis anaqueles libreros y revienta su demanda.

Primero fue el BMW de Kerouac, luego el Seat Exeo de Cavafis y ahora es un tal Maurice Sendak, autor e ilustrador norteamericano, el que se ha subido en el flamante Seat Altea XL.

Desde que vi el spot aguardaba en reginaexlibrislandia la llegada de quien me pidiera el libro que inspiró a los iluminados de la agencia publicitaria. Para quienes no hayan reparado en el spot de Seat hételo aquí:

 

Por fin, ese cliente llegó, solo que materializado en una pareja de ancianos:

 

– Clienta: Oiga, buenas tardes- Regina: ¡Buenas tardes!

– C.: Verá, mi nieto nos ah pedido un libro, pero es que no estoy segura de que sea un libro

– R.: ¿Y qué les dijo?

– Cliente: Nada, que quiere el de los monstruos del coche.

– Clienta: Sí, eso, uno que es un anuncio, pero yo lo vi con él y no vi libros por ningún lado.

– R.: ¿Monstruos en un coche?

– Cliente: Sí, es de un Seat y sale un bicharraco peludo que no cabe en el coche.

– Clienta: ¿Ve lo que le digo? Eso no es un libro, es un coche. Pero él dice que sí, que lo tiene un amiguito.

– R.: ¡Ah, ya se cuál es! Donde viven los monstruos, de Maurice Sendak. Lo tengo aquí.

 

 

– Clienta: Pero, pero… perdóneme pero no entiendo nada.

– R.: Verán, es un libro ilustrado infantil más o menos clásico. Tanto que acaban de hacer la película y, por lo que han visto, también lo han utilizado en un anuncio.

– Cliente: ¡Aaaaaacabáramos! ¿Así que es un cuento, luego hacen la película y sale hasta en anuncios de televisión?

– R.: ¡Exacto!

– Clienta: Vaya, vaya. Y nosotros creíamos que iba usted a pensar que mi nieto nos había tomado el pelo.

– R.: No, no, su nieto está muy bien informado, por lo que veo.

– Cliente: Entonces éste es el cuento.

– R.: Sí, este es. A mi me encanta, la verdad.

– Clienta: Pues ya está, se lo llevamos.

– Cliente: ¡Muchas gracias!

Y se fueron con su ejemplar de Donde viven los monstruos, de Maurice Sendak, que en España lo edita Alfaguara, al igual que un libro con fotogramas de la película que, cuidado con las confusiones, no es el original.

El genuino, recomendado para pequeños de hasta 6-7 años y un libro absolutamente maravilloso, es el ilustrado y el otro, que está muy bien también, es la misma historia solo que con fotos del filme. En ambas el protagonista es un niño llamado Max que, embutido en su disfraz de lobo, se pasa el día haciendo travesuras hasta colmar la paciencia de su madre, que lo envía a su cuarto. Desde allí, Max viajará a un país de monstruos donde él es el rey…

Y ya que estamos aquí os dejo el trailer original en inglés de la película homónima (Donde viven los monstruos-Where the wild things are), que se estrena en España el próximo 18 de diciembre:

 

 

Y vosotros, reginaexlibrislancianos de pro, ¿conocíais el libro Donde viven los monstruos? ¿Y su historia? ¿Habíais oído hablar de la película? ¿Visteis el anuncio del Seat Altea XL y captasteis la referencia bibliófila?

Tim Burton dispara la aliciamanía

Cada vez que traducen a fotogramas una novela me tiembla hasta el pelucón, lo reconozco. Y si encima es una de las Grandes me tintinea la campanilla, me metamorfoseo en La Reina de Corazones y berreo mi veredicto: ¡QUE LES COOOORTEN LA CABEZA! ¡QUE LES COOOORTEN LA CABEEZAA!

Pero hay ocasiones en que la Providencia Librera cruza una de mis obras favoritas con uno de los creadores del celuloide que más respeto, y entonces ¡BOOM! Se obra el milagro. Por ejemplo, la Alicia de Lewis Carroll según Tim Burton.

Así que mucho me temo que tras ver algunas imágenes y el primer trailer he de deciros que la Reinona de Corazones que llevo dentro sigue jugando al criquet de epidermis para adentro como si nada, la mujer.

Así que en reginaexlibrislandia ya hemos diseccionado un reparto que nos entusiasma: Anne Hathaway como la Reina Blanca, Helena Bonham Carter como la Reina Roja, J. Deep como El Sombrerero Loco, Michael Sheen como el Conejo Blanco; Alan Rickman como La Oruga Azul; Christopher Lee como The jabberwock; Stephen Fry como El Gato de Cheshire; Crispin Glover como la La Jota de corazones; Timothy Spall como El Sabueso; Martin Csokas como Charles Kingsley y Noah Taylor como La Liebre de Marzo

 

 

Y hace unas horas se nos hizo agua la boca bibliófila con el primer trailer:

 

 

 

 

Pero, ojo, queridos, que esta versión timburtoniana de Alicia es una mezcla de Alicia en el País de las Maravillas y Alicia a través del Espejo, como bien habréis supuesto los aliciamaníacos de pro al ver un reparto por el que desfilan personajes del segundo de los libros de Carroll…

Algo parecido a lo que ya hizo la banda de rock Aerosmith con su tema Sunshine y un videoclip que en su día comentamos.

De momento, tres o cuatro de mis clientes más cinéfilos vinieron a mis confines en busca de la edición que siempre recomiendo: una de Valdemar con los dos relatos – Alicia en el País de las Maravillas y A través del espejo-, después de que el goteo de información sobre la producción de Disney les abriera el apetito bibliófilo por los cuentos de Carroll y su pequeña Alicia.

Y vosotros, regianexlibrislandianos de pro, ¿os gusta Alicia? ¿Leísteis En El País de las Maravillas y A través del espejo? ¿Cuál os gustó más? ¿Qué os parece, de momento, el proyecto de Tim Burton?

Retorno a Brideshead: novelón, serie mítica … ¡y ahora la película!

Érase una vez en los albores de reginaexlibrislandia cuando hablé por primera vez de uno de los grandes novelones del S.XX: Retorno a Brideshead, de Evelyn Waugh.

Pues bien, yo sí que he retornado a mi Retorno a Brideshead. Por aquel entonces un par de clientas hoy asiduas a mis confines buscaban un libro con la única pista de una serie de la BBC de finales de los 80, con un reparto encabezado por un jovencísimo Jeremy Irons.

Era, obviamente, la producción televisiva homónima de la novela del escritor británico, también autor de Una merienda de negros:

En su día pensé que eran un milagro de la Providencia Librera:

¡Ay, nena, casi tres décadas después de la serie sus ecos catódicos siguen empujando a algún que otro lector a las páginas de la novela!

Sí, tan real como que ahí estaban mis dos clientas para dar fe.

Pues bien, justo hoy una de ellas me decía:

Clienta: Regina, ¿sabes que ya han estrenado la película de Retorno a Brideshead? Bueno, aquí no, pero imagino que estará al caer.

Regina: Sí, lo sabía.

C.: ¿Piensas verla?

R.: Mmmm, pues no sé. Vi el trailer y tiene buena pinta.

C.: Ya, pero… ¿No sería demasiado?

R.: ¿A qué te refieres?

C.: Bueno, yo vi la serie y me enganchó. Después leí el libro nada más comprártelo y es uno de mis favoritos. Y ahora la película… como esté bien va a ser algo histórico: ¡una especie de triplete!

R.: ¡Uy, pues tienes razón! Novelón, serie mítica y peliculón… Habrá que verla y juzgar

C.: En cualquier caso, ¿crees que lanzarán una nueva edición de Retorno a Brideshead con la cubierta del cartel de la película?

R.: Pssss, supongo que sí. Aunque la verdad es que en su día Tusquets no utilizó fotogramas de la serie de la BBC para editarla en España. La lógica me dice que sí, pero sinceramente espero que la reediten tal cual está, que está muy bien.

Mira que soy permeable, fue irse ella y volver yo cabeza al trailer de Brideshead Revisited (2008):

Y vosotros, queridos, ¿leísteis Retorno a Brideshead? ¿Visteis la serie de la BBC? ¿Pensáis ver la adaptación a celuloide? ¿Habrá triplete? Y, bueno, ¿reeditaran la novela de Waugh con el cartelito de turno? ¡Hagan juego!

Nota de Regina: para los afortunados que aún no han disfrutado de la primera lectura de Retorno a Brideshead reposteo mi reseña:

Ese libro es una auténtica joya, una de esas novelas-mosquitera que te envuelve, aísla y protege del día a día entre la primera y la última página. Narra el regreso de Charles a la elegante mansión de lord Marchmain, convertida en cuartel por la guerra, y él, en soldado, para revivir la época en que la habitó mientras se dejaba seducir por el ambiguo y cautivador Sebastián, su fascinante hermana, lady Julia, y el misterio y la decadencia autodestructiva que envuelve a toda la estirpe).

¡30 de Los Girasoles Ciegos en 3 días!

La girasolesciegosmanía ha llegado a reginaexlibrislandia. He vendido los 30 ejemplares que tenía en apenas 3 días, así que me rindo a los pies del padre del cine y brindo por José Luis Cuerda, que es quien ha llevado la novela al celuloide. Aún así, necesito racionalizar el fenómeno.

Veamos, como bibliófila nata soy de quienes piensan y sienten que la adquisición de un libro no requiere justificación alguna. El ejemplar lo vale per se. Pero si hay que buscarle alguna razón a la compra me aferro al socorrido ‘cualquier excusa es buena’.

Como librera a pie de baldas tengo la suerte de ser el blanco sobre el que la clientela descarga su arsenal de argumentos:

‘todo el mundo se lo ha leído’, ‘no paran de recomendármelo’, ‘hablaban de él en la radio’, ‘en la prensa lo ponen de maravilla’, ‘es de mi autor favorito’, ‘investigo la época en la que se ambienta la trama’, ‘queda bien en mi mesilla de noche’, ‘se viene conmigo a la playa’, ‘llevaba años para leérmelo y de hoy no pasa’, ‘me lo leí hace años pero lo dejé y no me lo devolvieron’… ‘yo todo lo que sea de amor’, ‘aparecía en la última novela que me leí’, ‘lo vi por Internet’…

… y así hasta el infinito pasando, como no, por el desfiladero de una posible adaptación cinematográfica. El estreno de una película basada en una novela da lugar a lo que una amiga librera denomina ‘efecto llamada’.

Como por arte de magia ese libro que, como el de Los Girasoles Ciegos, hasta ahora languidecía agazapado y polvoriento en baldas se convierte en el oscuro objeto de deseo de legiones de clientes. Ahí es cuando la editorial reacciona y ¡PAM! nueva edición al horno con una portada-réplica del cartel de la película y, con suerte, hasta su versión en formato bolsillo.

Y se vende. ¡Vaya si se vende! Tanto que un librero avispado ya no sólo está al tanto de los inminentes lanzamientos editoriales, sino que también se empapa bien de las carteleras y festivales cinematográficos del mundo.

¿La última? Lo que os decía: Los girasoles ciegos. Como la película de José Luis Cuerda se estrenó el 29 de agosto, pedí a Anagrama 30 ejemplares de la gran novela de Alberto Méndez (Premio Nacional de Literatura 2005; Premio de la Crítica 2005; Premio Setenil 2004). Pues bien, queridos, me llegaron un lunes a primera hora y el jueves a media mañana habían volado de mis confines. Vo-la-do. ¡Estoy a cero, y me he encomendado ya a la Providencia Librera para que me envíe más!

Mis cuentas de resultados lo agradecen, pero mi pelucón no termina de comprender el fenómeno. Veréis, de los clientes que se han llevado uno de esos ejemplares de Los Girasoles Ciegos la gran mayoría me dijeron que ya habían visto la película y que ahora no podían pasar sin leerse la novela.

Y ahí es donde a mi pelucón y a mi nos envuelve una densa cortina de desconcierto.

Como una es devota del orden inverso -primero el libro y luego, quizás, la película- lo cierto es que estoy perdida… decidme, queridos, ¿vosotros también corréis a comprar un libro cuya adaptación cinematográfica acabáis de ver? ¿Por qué? ¿Habéis adquirido Los Girasoles Ciegos últimamente? Si es que sí, ¿qué os llevó hasta él, cuando lleva en baldas desde 2005?

Va el trailer de Los Girasoles Ciegos, por si con visualizarlo alguno se pica y corre a por uno de los ejemplares de Alberto Méndez, que bien vale una lectura, o dos: