BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Trivial: ¿Cuánto sabes de la novela ‘El Conde de Montecristo’, de Alejandro Dumas?

Publicada por entregas este trepidante clásico de aventuras de Alejandro Dumas arranca con la reclusión de un joven en las mazmorras de un castillo, después de que un amigo le traicionara para arrebatarle a su prometida. Sobrevive durante años alimentándose de su ansia de venganza, hasta que, tras fugarse y hacerse con un tesoro, regresa con una nueva identidad para ajustar cuentas. Uno novelón-cepo que te atrapa como lector de principio a fin.

Si eres de los que sí leyó El Conde de Montecristo demuestra lo que sabes en el Trivial El Conde de Montecristo, de Regina ExLibris. ¿Listo? ¡Vamos!

¿Por dónde empiezo a leer a Yukio Mishima?

Los caminos de la prescripción librera son gloriosamente imprevisibles. Por eso un fondo de escritorio en el ordenador de reginaexlibrislandia ha bastado para despertar en un cliente el biblioapetito voraz por los libros de Kimitake Hiraoka, alias Yukio Mishima.

Uno de los escritores más controvertidos, brillantes, excesivos, lúcidos y delicados de las letras niponas contemporáneas al que, como yukiomishimaniaca adoro, pero cuyos libros no prescribo a la ligera a cualquier bibliopaladar.

El caso es que estábamos el reginaexlibrislandiano y yo frente al ordenador para buscar unas referencias, cuando soltó:

Cliente: ¡Uy, Regina! ¿Qué es eso que tienes de fondo de pantalla?

Regina: ¿Qué?

Cliente: La imagen esa, la del ordenador… ¿a ver?

Regina: ¡Ahh! Pues mira, es la particular versión del cuadro del martirio de San Sebastián de Guido Reni, que en su día se hizo Yukio Mishima

Cliente: Espera, espera… ¿el escritor japonés?

Regina: Sí, Mishima

Cliente: ¿es ESE? ¿El que está ahí atado al árbol y arponeado?

Regina: Sí, es él. Me encanta. Es que adoro el cuadro de Guido Remi, y soy total y absolutamente yukiomishimaniaca. Así que el día que vi esta foto casi me implosiona el pelucón. Y aquí la tengo, no me canso de mirarla…

Cliente: La verdad es que impacta la imagen, sí. Y, una cosa, ¿pero ese no es el que se suicidó?

Regina: Ay, calla, qué horror. Sí, a los 45 años, en 1970. Y a la japonesa, porque se marcó un seppuku siguiendo todo el ritual tradicional de los samuráis: se abrió las tripas con una espada, y luego lo decapitaron.

Cliente: ¡Joder, Regina!

Regina: Como lo oyes… Y, no creas que fue algo improvisado, que va. Lo llevaba planeando varios años, y hay quien lo interpreta como su protesta final contra la decadencia del Japón moderno, asfixiado entre la tradición y la occidentalización salvaje. De hecho es una de las bases de su universo literario y artístico: rebelarse contra una sociedad japonesa que, especialmente tras la IIGM, estaba sumida en la decadencia espiritual y moral.Cliente: ¿Y lo recomiendas?

Regina: ¡Sin duda! Una vez te adentras en el universo Mishima te maravillas ante la contradicción hecha literatura. Y de ese choque de fuerzas internas que parecían desgarrarle salieron novelitas absolutamente maravillosas y ensayos profundamente reveladores de un creador excepcional y de un pensador muy lúcido. A ver, no es un autor como para ir por la librería en plan “LEE ALGO DE MISHIMA”, pero ya que lo dices, pues sí. Léelo.

Cliente: Pues, ea, ya está. ¿Y por dónde empiezo a leer a Mishima?

Y corrí a las baldas para regresar con las cuatro obras que sugiero para iniciarse en el ejército de yukuimishimaníacos. ¿Listos? ¡Van!

Confesiones de una máscara. Yukio Mishima. Alianza. De esencia autobiográfica, el autor japonés describe el despertar y la identidad sexual de Koo-chan, un joven homosexual que vive atormentado por el matiz de su diferencia y por su turbadora sensibilidad, y cómo decide modelarse las aristas de su propia silueta para poder engarzarla sobre el tamiz del mundo arcaico, tradicional y opresivo que le rodea, donde siente que no tiene cabida. Es así como convierte su vida en una mascarada, donde sepulta su pasión por un muchacho bajo la relación con una joven a la que no desea, lo que le irá incapacitando para amar mientras aflora una fascinación por la belleza jalonada de sangre, de violencia y de muerte. Un clásico de la narrativa nipona moderna escrito con deslumbrante perspicacia y emotividad, donde el culto a la palabra y a la estética don marca de la casa Mishima.

El marino que perdió la gracia del mar. Yukio Mishima. Alianza. Pasearse entre las páginas del nipón Yukio Mishima es lo más parecido a bucear por entre los restos de un buque hundido, ante los que la imaginación reacciona reconstruyendo el artefacto flotante en todo su esplendor. Y en El marino que perdió la gracia del mar (Alianza, 6,50 euros) esa habilidad alcanza una de sus más altas cimas, con la historia de un muchacho que trata de hacerse un hueco entre los escombros de un Japón que la Segunda Guerra Mundial devastó espiritual, social y económicamente. Inquietante.

La escuela de la carne. Yukio Mishima. Alianza. La publicación tardía en castellano de la inédita La escuela de la carne saldó en su día una deuda con el universo literario de Yukio Mishima. En ella, y proyectadas sobre el convulso Tokio de los años 70 en el que las viejas tradiciones se tambalean ante el aperturismo a Occidente, descubrimos las siluetas de tres amigas que nos revelan carencias y avances de la mujer nipona en el siglo XX, mientras que una de ellas, Taeko, renuncia sin querer a su vida de divorciada independiente al caer rendida ante Senkitchi, un joven ambicioso entre angelical y perverso que desencadena una pasión voraz. Una delicia bibliófila con la factura de un maestro.

El sol y el acero. Yukio Mishima. Alianza. Calificado por el propio Yukio Mishima como un híbrido entre la confesión y la crítica, El sol y el acero es, además de uno de los textos más controvertidos del autor japonés, el más abrupto. En cien páginas coronadas por un epílogo y el poema final Ícaro y terminado tres años antes de suicidarse según la tradición samurái, Mishima disecciona los tres vértices de su pirámide cosmológica: el sol en su cuerpo y el acero templando su espíritu, pero también materializado en el filo de su sable. Un ensayo tan excesivo, turbador y armónico como revelador, pero no apto para paladares literarios sensibles. Demoledor.

Obviamente NO son todas las que están, porque, por ejemplo, tanto El rumor del Oleaje como Sed de Amor son auténticas maravillas. Pero en este caso y para zambullirse de pleno en Yukio Mishima, elegí esos cuatro títulos a conciencia, porque creo que dan una visión integral del genial escritor japonés en toda su dimensión, creativa y personal. Regina ExLibris Dixit.

Patinas (y mucho) si no te das un bibliogarbeo por Nunca Jamás con ‘Peter y Wendy’, de J.M. Barrie

Peter Pan es uno de los personajes más conocidos y paradójicamente más des-leídos de la literatura. Y no puedo evitarlo: cada vez que, como librera y bibliófaga, me reencuentro con esa triste bibliorealidad me arranco brutalmente los pelos del pelucón pensando en la maltrecha obra de J.M. Barrie, que primero fue obra teatral y, después y por aclamación popular, novela.

Así que siempre que se tercia aprovecho este púlpito libresco para hacer un llamamiento a la lectura de Peter y Wendy (el título original, que no Peter Pan), uno de los relatos más emocionantes, originales y absorbentes con los que me he topado, para volar a Nunca Jamás con Peter Pan, Wendy, Campanilla, los Niños Perdidos y, como no, con el cocodrilo-reloj, el Capitán Garfio y su ya mítica disertación sobre los buenos y los malos modales.

Como hace un rato en reginaexlibrislandia:

Cliente: ¿Cómo? ¿Peter Pan? ¡Pero eso no es una peli de Disney!

Regina: Sí, lo fue, entre otras. Pero originariamente fue una obra teatral y después, entre otras cosas, novela. Su autor es J.M.Barrie, un escocés que en su época era una auténtica superestrella en los teatros londinenses.

Cliente: ¡Ahhh! Espera, espera, ¿no es ese que sale en una peli con… espera, este moreno, el Sparrow?

Regina: Jonny Deep, sí. La película se estrenó aquí como Descubriendo Nunca Jamás, y recrea la vida de J.M.Barrie y  las circunstancias en las que gestó su Peter Pan. Está muy bien, la verdad.

Cliente: ¿Pero entonces me estás diciendo que me lea Peter Pan?

Regina: ¡Ja, ja, ja! Te estoy sugiriendo que te leas Peter y Wendy, porque conociéndote te va a entusiasmar. Y estoy segura que cuando la termines irás corriendo a enseñársela a tu hijo. Que siempre dices que no quiere madurar ni a tiros.

Cliente: ¿Miguel? Pues sí, vaya panorama.

Regina: Exsite el “Síndrome de Peter Pan” como tal, ¿eh? No te creas. Porque Peter Pan es el niño que se niega a crecer. Vive en el país de Nunca Jamás, rodeado de aventuras, hadas, piratas y otros infantes eternos. Así que quien tiene el “Síndrome Peter Pan” es alguien infantil e inmaduro en un sentido psicológico y social. No quiere crecer, así que se estanca en un comportamiento infantil o adolescente, y no evoluciona. Esto lo convierte en una persona egoísta y, en casos extremos, deriva en trastornos de personalidad narcisistas. Que no será el caso de Miguel, pero igual si lo leéis le haces pensar…

Cliente: Mmm, puede, no sé. Pero a mí me has picado la curiosidad

Regina: Hazme caso, es una auténtica obra maestra. Si te das un bibliogarbeo por Nunca Jamás te aseguro que no querrás volver…

Y se llevó el ejemplar de Peter y Wendy en la edición de Penguin y yo, que yo sé que vosotros sabéis que todos sabemos que soy muy bibliocodiciosa, eché el cierre y me abalancé sobre otro ejemplar de Peter y Wendy.

Ya perdí la cuenta de las relecturas, pero es leer ese arranque mítico de “Todos los niños crecen menos uno” y ya estoy plantada en Nunca Jamás, correteando para esquivar al bueno de Garfio. Palabra de Regina ExLibris.

Para abrir boca os dejo con el trailer de la película Descurbiendo Nunca Jamás. Una de esas cintas bibliófilas que vale la pena ver:

Siete clásicos de peso (pero adictivos) para leer a la bibliofresca este verano

Los clásicos literarios son para el verano. Y cuanto más gordos, mejor. En la librería lo tenemos claro, porque los lectores que suelen mostrarse reticentes a esos novelones voluminosos cuya trama creen conocer y cuyo número de páginas les echa para atrás, están más receptivos a este tipo de prescripción libresca ante la perspectiva de horas estivales por rellenar a golpe de literatura.

Y si además, como es nuestro caso en reginaexlibrislandia, hablamos de títulos que adoramos y que sabemos que son libros-cepo, de esos que literalmente no puedes parar de leer una vez los empiezas, el éxito está asegurado.

No os voy a engañar: suelen llevarse algún otro título “por si” se les atraganta el novelón, pero en mis años en las trincheras librescas pocos lectores regresaron a mis confines para bibliomaldecirme por este tipo de sugerencia.

Las opciones son ilimitadas –tantas como genios literarios en el olimpo de las bibliodeidades-, pero hete aquí los siete títulos que más estamos recomendando este verano.

¿Listos? Va nuestra selección reginaexlibrislandiana de siete clásicos de peso para leer y alucinar a la bibliofresca este verano:

  1. David Copperfield. Charles Dickens. Alba Clásicos. 1024 páginas. Con fuertes matices autobiográficos narra las aventuras y desventuras de un muchacho desde su infancia hasta la edad adulta, en la Inglaterra rural y el Londres del s. XIX, y fue no sólo la novela preferida de Charles Dickens, sino libro de cabecera de Henry James, Dostoievski, Tolstoi, Joyce e Ítalo Calvino, entre otros. Y es que, una vez se adentra uno por sus páginas, es muy difícil sustraerse al hechizo de una fórmula literaria magistral que lleva las dosis justas de melodrama y de comicidad, de ironía y de realismo, de crueldad y de ternura, a través de una gloriosa galería de personajes entre los que destacan, aparte del propio David Copperfield, su tierna y vehemente tía Betsey, el excéntrico señor Micawber, siempre sin blanca y siempre al filo del abismo, y el escurridizo y maquiavélico Uriah Heep. Un mosaico vívido, divertido y cruel, que es una lección de vida.

 

  1. La Regenta. Leopoldo Alas Clarín. Penguin. 1024 páginas. Fascinante retrato de una mujer que, cercada por convencionalismos caducos e hipocresías, se debate entre el deseo sacrílego y su represión, mientras un galán y un cura la cortejan, volatilizando todas sus defensas, y exponiéndola literalmente al escarnio público de un entorno murmurador, envidioso, rancio, despiadado, fariseo, perverso y provinciano que disfruta precipitando la muerte social de la protagonista. Ana Ozores es la víctima inocente de una época, de una ambición y de un entorno, la ficticia Vetusta, descritos de forma veraz y sin ningún tipo de concesiones por un Clarín que firmó un novelón imprescindible de la literatura del s. XIX donde las pasiones humanas -las altas, pero especialmente las bajas- aceleran el pulso del lector a cada salto de línea.

  1. Anna Karénina. Lev N- Tostói. Alba Clásicos. 1008 páginas. Tolstói logró con ella no solo una de sus mejores novelas psicológicas, sino un glorioso fresco de la Rusia del s. XIX.  Su monumental relato, concebido y trabajado en los albores de una de sus más profundas crisis espirituales, es una brillante disección de las pasiones y las contradicciones que atormentan al ser humano, alimentadas por ciudades corroídas por pecados y espoleadas por convencionalismos sociales. Del corazón del torbellino de emociones y del enjambre de personajes emerge majestuosa y atormentada la figura de Anna Karénina, una mujer adúltera que, consumida por el fuego de su pasión por el seductor conde Vronski, deberá elegir cómo vivir su vida y averiguar si es capaz de pagar el precio que su elección entraña. Y con ella nace no sólo una de las féminas más grandes de la literatura, sino una auténtica lección de fidelidad a uno mismo.

  1.  La montaña mágica. Thomas Mann. Edhasa. 938 páginas. Un colosal y turbio cuento de hadas ambientado en un sanatorio en Davos, Suiza, poco antes de la Primera Guerra Mundial. A él se dirige un joven de Hamburgo que va a visitar a su primo y que, al poco de llegar, enferma y permanece ingresado. El día a día en el sanatorio, siempre cercado por la muerte, es un crisol de emociones en ebullición, donde el tiempo se ha detenido y donde se reflexiona sobre todo -el tiempo, la enfermedad, la política, la estética, etc.- sabiendo de casi nada. Su grandeza estriba en la vida interior, afectiva e intelectual de la amplia galería de personajes que despliega Mann ante el lector, todos ellos interesantes por sí mismos y todos ellos interactuando con el resto. En un libro enorme en el que acontecen mil prodigios, y que refleja el modelo de vida decadente de la burguesía europea en los años previos a la Gran Guerra.

  1. Moby Dick. Herman Melville.  Austral. 704 páginas. Uno de los mejores antídotos contra una rutina aséptica es enrolarse una temporadita a bordo del Pequod a las órdenes del tullido y atormentado capitán Ahab, firme en su obsesión por dar caza a Moby Dick, la gran ballena blanca que se merendó su pierna. El día a día en un ballenero del s. XIX junto a Ismael, Quiqueg y Starbucks, el prodigioso análisis del alma humana, el sabor a salitre, sudor y sangre, y la simbología que impregna cada una de las páginas de Herman Melville hacen que esta majestuosa epopeya en prosa sea inmensa y maravillosa. Tanto que el lector termina por ser, irremediablemente, parte de la tripulación y, quiere, como el propio Melville, arponear a la temida ballena blanca.

  1. Mansfield Park. Jane Austen. Penguin. 616 páginas. Como cualquier excusa es buena para adentrarse en el universo literario de las grandes voces de las letras británicas, quizá ahora, al tenerlo en bandeja virtual en una edición impecable, haya quien se decida a leer Mansfield Park, para muchos un prodigio de arquitectura narrativa y de profundidad psicológica, sin olvidar su intensa carga de ironía y esa lucidez con la que sondea el reverso más turbio del alma humana. En ella Jane Austen narra cómo la joven Fanny Price, una pseudocenicienta rescatada de la miseria para ser trasladada a la mansión de Mansfield Park, se atrinchera en su propia sumisión para ser testigo del libertinaje, la doblez moral, las traiciones y las mezquindades de la aristocracia y advenedizos sin escrúpulos mientras ella no ceja en su empeño de dar con el marido ideal.

  1. Los hermanos Karamázov. Fiódor Dostoieski. Alba Clásicos. 1009 páginas. Las malas relaciones que mantiene con sus cuatro hijos Fiódor Pavlovich Karamázov, hombre rico, déspota, cruel y libertino parecen abocadas a la tragedia. Ni el insaciable, sensual e impetuoso Dmitri, ni el intelectual y ateo Iván, ni el piadoso y místico Aliosha y ni siquiera Smerdiakov, el cínico y perverso hijo natural, son capaces de desvincularse del influjo nocivo del patriarca y la sombra del parricidio que se cierne sobre ellos. A partir de un crimen y de la disparidad de caracteres de los Karamázov, Dostoievski esboza un oscuro e intenso drama familiar con el que disecciona una sociedad corroída hasta la médula por el poder del dinero, las pasiones incontroladas, el egoísmo y la ignominia espiritual. Una brillante metáfora de la vida humana proyectada sobre un drama doméstico que engancha de principio a fin.

Obviamente en esta selección reginaexlibrislandiana no están todos los que son, pero la idea era elegir tramas para distintos paladares librescos. La cuestión es aprovechar el verano para hincarle el bibliodiente a ese tipo de novelón que vale la pena leer, pero cuyo número de páginas muchas veces desanima al potencial lector.

Si ese es vuestro caso: ¡corred a salvar vuestra deuda libresca con el clasicazo de turno! No os arrepentiréis. palabra de Regina ExLibris.

 

Trivial: ¿cuánto sabes de la novela ‘La princesa prometida’, de William Goldman?

(La princesa prometida, 1987 / MGM)

(La princesa prometida, 1987 / MGM)

Un clásico que trasciende géneros, edades y bibliopaladares porque es una experiencia lectora alucinante. La novela tiene tantos bibliovértices que es realmente difícil escapar a su encanto. Piratas, aventuras, espadachines, amor, duelos, abordajes, héroes, magos, venganzas, acción, promesas, hombres, brujas y hechiceros, gigantes, mujeres, criaturas de todo pelaje, villanos, altas y bajas pasiones y, sobre todo, mucho, pero que mucho humor.

Si eres de los que sí leyó La princesa prometida de Wiliam Goldman demuestra lo iñigomontoyano que eres en el trivial La Princesa Prometida, de Regina ExLibris. ¿Listo? ¡Vamos!

Si quieres echarte unas risas lee las novelas de Patrick Dennis

Abran paso al rey del disparate inteligente hecho libro, Patrick Dennis. O, mejor dicho, Edward Everett Tanner III, su verdadero y pomposo nombre que, pese a lo que pueda parecer, en este caso no es sinónimo de origen aristocrático. Todo lo contrario.

Pero a día de hoy y sin ser aún un autor mediático ni mucho menos de masas, Patrick Dennis es uno de los grandes titanes del humor inteligente y definitivamente bífido de la literatura de todos los tiempos, y uno de los grandes bibliopatrones de la librería.

Así que aquí en reginaexlibrislandia somos patrickdennisianos devotos y confesos.

Y no podría ser de otra manera, porque es un autor capaz de armar tramas trepidantes que son bibliogéiseres de escenas y diálogos desternillantes, y de hacerte caer rendido a los pies de personajes memorables que te mantienen en una carcajada continua de principio a fin.

Y todo eso en novelitas muy ágiles y con capítulos breves que se leen en un aysss. Como La Tía Mame, que fue la que, tras haber sido rechazada la friolera de diecinueve veces, una vez publicada pulverizó cualquier expectativa: vendió más de dos millones de ejemplares en EEUU en 1965 y se parapetó ciento doce semanas en la lista de los diez más vendidos del New York Times.

Y por si eso fuera poco se llegó hubo semanas en las que vendía hasta mil copias diarias. Con semejante bombazo libresco sus siguientes novelas –fieles a la calidad, el estilo y el humor desopilante de la primera- trazaron la misma trayectoria estelar.

Y así es como Patrick Dennis pasó a ser icono de la bohemia neoyorquina de los años cincuenta y sesenta del siglo XX, de sus novelas llegaron adaptaciones a múltiples formatos (películas, series televisivas, musicales, etc) y fue uno de los escritores norteamericanos más leídos del momento.

Y con razón, queridos. Con razón. Y por eso en reginaexlibrislandia lo prescribimos a discreción.

Y no me interpretéis mal: sé que cada cual tiene su sentido del humor perfectamente delimitado, pero cuando se trata de buena literatura hay títulos y autores que te pulverizan cualquier frontera emocional y acabas irremediablemente desternillado aunque no quieras.

Es el caso de Patrick Dennis. ¿La prueba? La tenéis en cualquiera de sus novelas editadas en castellano: La tía Mame, La vuelta al mundo con la Tía mame y Genio.

Las repasamos:

La Tía Mame. Patrick Dennis. Acantilado. No concibo que nadie pueda leer este libro sin haber soltado más de una carcajada ni caer rendido a los pies de uno de los personajes más carismáticos, divertidos, imprevisibles, glamurosos y entrañables de las letras anglosajonas. La novela cuenta cómo tras quedar huérfano a los 10 años el joven Patrick conoce a su tutora en su mansión neoyorquina justo antes del crack del 1929. Lejos de ser una solterona al uso, la tía Mame es una criatura divina y magnética con más pájaros en la cabeza que plumas en su boa pero con las cosas muy claras y encanto y tozudez a prueba de bombas y declives bursátiles. Por eso, el huerfanito no tarda en adorar a esta viuda chispeante, bífida y deshidratada, para quien las 9 am son “la mitad de la noche”. Rica, deslenguada y estilosa hasta lo imposible, tiene tanto fondo de armario como registros dramáticos, y las peripecias que vivirán sobrino y tía no tienen desperdicio. Muy, muy divertida.La Tía Mame

La vuelta al mundo con la Tía Mame. Patrick Dennis. Acantilado. Tras leer La tía Mame matarías por una de esas fiestas sofisticadas, un dry-Martiny, una boa bien tupida y una boquilla de veinte centímetros. Muy, muy divertida. Y si creías que no te podías reír más con las andanzas de Mame Dennis deja lo que estés haciendo y ponte con La vuelta al mundo con la Tía Mame. En él Patrick, felizmente casado y con un hijo, deja que Mame lleve de viaje por Oriente a su retoño durante las vacaciones a pesar de los recelos de su mujer y con la condición de que ambos regresen antes del inicio del curso. Pero como la Tia Mame vive en su propia temporalidad ya han pasado ¡dos años! desde que partieron y solo saben de ellos gracias a curiosas y crípticas postales enviadas desde lugares exóticos. Para tranquilizar a su mujer mientras esperan el regreso del dueto Patrick, que trata de ahogar sus recelos a copazos, le relata parte de una vuelta al mundo que él dio de joven con su tía antes de que estallara la IIGM. Digo parte porque si para su esposa edulcora y cubre con una pátina educativa sus andanzas por París, Londres, la Austria nazi, la Rusia soviética y el lejano Oriente, al lector sí le da la visión integral de lo que en realidad fue un disparatado viaje por los cinco continentes donde lector no para­rá de reír con la extravagante y deliciosa Mame, con profunda irreverencia y sus ganas de vivir a pesar de todo y de todos.

La vuelta al mundo con la tía Mame

Genio. Patrick Dennis. Acantilado.  En un Hollywood donde la mentira, el engaño y la ostentación son moneda corriente, el director de culto Leander Starr es capaz de engatusar al mismísimo diablo. Pero los años no perdonan ni a un genio como él, y aunque el público le adora, sus ex mujeres y el fisco terminan por cercarle. Por eso se fuga a México decidido a rodar una película que le permita recuperar el prestigio y la fortuna. Se trata de El Valle de los Buitres, y para materializarla solo necesita dinero y a un guionista. Por suerte conoce al candidato perfecto, Patrick Dennis, un escritor en plena crisis creativa. El encuentro del director y el escritor detona una lucha de egos y una hilarante sátira del disparatado mundo de las estrellas del cine clásico de Hollywood tan trepidante, divertida y asombrosa como pocas, sí, pero en la línea de su maravillosa Tía Mame.

Genio

Así que, queridos, daréis un bibliopatinazo regino si no os tiráis como hienas a la caza de cualquier ejemplar de Patrick Dennis que tengáis a tiro.

Entre tanto os dejo con la primera de las adaptaciones cinematográficas de La Tía Mame, a la que siguieron series de tv, versión teatral y un musical. Una comedia hilarante que refleja bien el espíritu burlón del genio patrickdennisiano:

Libros para leer, reír y disfrutar de un biblioverano alucinante en familia

¿Qué tal pasar un bibliorato en familia? Leer no tiene por qué ser siempre sinónimo de entretenimiento solitario. Existen libros para todas las apetencias y aficiones que pueden detonar fantásticos ratos de diversión y aprendizaje en familia.

Para demostrarlo en reginaexlibrislandia hemos seleccionado una tanda de títulos variados con los que más de un reginaexlibrislandiano se ha marcado bibliomomentazos con los suyos.

Los hay de animales, de ciencia, de historia, de adivinanzas, de horticultura, del cuerpo humano, e incluso si tus retoños son adolescentes te proponemos un maratón de terror cinéfilo-literario para una noche veraniega.

¿Listos? Pues vamos con la selección de Regina Exlibris de libros para leer, reír y disfrutar de un biblioverano alucinante en familia:

UN POCO DE HISTORIA => Mi primer libro de Historia. Teresa Tellechea. SM. Este libro infantil contiene divertidas ilustraciones a toda página y textos sencillos sobre los 22 períodos históricos más representativos y que más interesan a los primeros lectores. Una primera introducción a la historia para niños a partir de 4 años, y la oportunidad de viajar juntos a lugares y períodos clave de la humanidad.

UN COMIC GAMBERRO => Ana y Froga. ¿Quieres un chicle? A. Ricard. Blackie Books. Primer libro editado por Blackie Books en su colección infantil Blackie Little Books y han hecho un pleno, porque es un biblioartefacto desternillante. Prepararos a reír en familia con las gamberradas de Ana, Froga, Quique, Cristóbal y Bubú. A Froga, la rana, le encantan las manualidades y con ella aprenderéis a hacer un teléfono; Bubú, el perro, adora la fama y es un aspirante a artista; Cristóbal, una lombriz gourmet y el gato, Quique, demasiado travieso y abusón. Juntos protagonizan diferentes historietas que se intercalan con bromas, coreografías y divertidas manualidades. Un biblioplanazo total con el que se troncharán grandes y pequeños lectores.

RETOS DE INTELIGENCIA DIVERTIDOS => Genial Mente. Begoña Ibarrola. Destino. Un libro y actividades para identificar y potenciar las ocho inteligencias de los miembros de la familia de forma divertida. Porque no hay niños (ni adultos) más inteligentes que otros, sino quienes poseen una u otra inteligencia en mayor o menor medida. El protagonista de este libro es Genio, ¡un monstruo genial! Tiene 8 colores, uno por cada inteligencia, y ¡le encantan los retos! Ha preparado hasta 48 en los que los hay que escribir, dibujar, recortar, pegar, bailar, usar el libro como si fuera una batería y resolver problemas… ¡bastante peculiares! Las horas volarán entre risas y piques jugando a la ruleta de los genios y con los retos de habilidad.FUTBOLMANÍACOS => Atlas del fútbol. Clive Gifford. SM. Ya que este veranito toca mundial de fútbol es buen momento para aprender cosas del deporte rey en familia. Si no os perdéis un partido de vuestro equipo, si os desgañitais en el sofá con la selección y si dormís aferrados a un balón este es vuestro libro: cientos da datos sobre la historia del fútbol y los jugadores más legendarios, y un montón de cosas increíbles… ¡pero de verdad! Un atlas con el que podréis aprender juntos divertidas curiosidades y volver de vacaciones hechos unos futbólogos de pro.

ADIVINANZAS => Adivinautas. Marcelo E. Mazzanti. VOX. Si queréis convertiros en una familia de adivinautaa, solo tenéis que pasar el rato por entre las páginas de esta colección de adivinanzas, que además esconden un juego y muchas sorpresas. Acompañar a Dani Vinanza VX37, llegado del espacio sideral, en busca de los secretos que encierran estas más de 60 adivinanzas y ayudarle en su fantástica misión. Divertíos con los preciosos dibujos de Màriam Ben-Arab y sus mil detalles. Disfrutar, pensar y descubrir las respuestas a las adivinanzas que plantea Marcelo Mazzanti. Y si no sabéis la respuesta de alguna adivinanza, al final encontrareis las soluciones, pero antes ¡intentar adivinarlas, separados o en equipos!

 

HORTICULTURA CASERA => Huerto fácil con niños. Jordi Font. Larousse. Un libro práctico y divertido para que hasta la familia más urbanita se convierta en horticultora. Se trata de un libro que se puede disfrutar en familia, o dejarlo a ratos en manos de lectores de más de 4 años. Además de divertir y de entretener, su lectura aporta conocimientos sobre el medio, y cosas útiles como qué son los alimentos de temporada, o ayudarle a ser conscientes de la importancia de la alimentación saludable. Este libro proporciona toda la familia información básica para crear su propio huerto de forma lúdica y divertida. Y, ¿qué mejor para echar un rato a la fresca que plantar todos juntos lechugas, calabacines y tomates cherry?

 

¿QUIÉN SABE MÁS DE ANIMALES? => 100 preguntas sobre los animales. Lauousse. ¿Sabes cuál es el mono más pequeño? ¿Es verdadero o falso que los cocodrilos ponen huevos? ¿Quién sabe más de animales de toda la familia? Este librito de la coleccióin Todo Respuestas de Larousse solventará cualquier interrogante que puedan tener los niños (y los no tan niños) sobre el mundo animal. Descubriréis un montón de datos curiosos de los animales jugando. Es un librito de pequeño formato y encuadernado en espiral que se puede llevar a todas partes (coche, tren, avión, piscina, playa, campo). Además, las preguntas se plantean como si fuera un bibliotrivial para peques. Hay preguntas de verdadero o falso, otras con opciones a escoger y …. ¡para descubrir la respuesta solo hay de girar la página!

 

¿ALGÚN PALEONTÓLOGO EN CASA? => ¡Desentierra dinosaurios! VVAA. Blume. Un fantástico libro de conocimientos con el que pequeños y grandes lectores podrán montar su propio museo de dinosaurios, aprender un montón de cosas sobre la prehistoria y, sobre todo, meterse en la piel de un paleontólogo. Está dividido en dos partes: una más teórica sobre los dinosaurios y las diferentes etapas en las que vivieron, así como una guía de campo con fichas sobre los dinosaurios más conocidos y destacados. Y una segunda parte más práctica, que os clavará en un yacimiento de dinosaurios donde los pequeños y jóvenes paleontólogos identificarán los esqueletos de dinosaurios para luego crear fantásticas maquetas en papel.

 

UN BUEN REPASITO AL CUERPO HUMANO => Así es tu cuerpo. SM. ¿Queréis saberlo casi todo sobre cómo es y sobre cómo funciona el cuerpo humano? ¿Sabéis cuántos huesos tiene tu cuerpo? ¿O cuánto tarda la comida en llegar al estómago? Pues leer este libro estas vacaciones y encontrar las respuestas a estas preguntas y otras tantas en un álbum cargado de anécdotas, de color y de retos divertidos, con un montón de datos curiosos y unas ilustraciones tan vivas que parecen saltar de las páginas.

 

CIENCIA DE ANDAR POR CASA => Un laboratorio en casa. DK. ¿Y si pudierais construir un modelo de Sistema Solar con gomas elásticas? ¿O conseguir que un barco que navegue solo usando jabón? ¿O fabricar vuestro propio slime? ¿Y qué tal inventar la réplica de un volcán en erupción? Pues todo esto y mucho más lo podéis hacer en casa estas vacaciones con este libro alucinante lleno de grandes experimentos para futuros científicos -y demás familia- que solo requieren ingredientes cotidianos para llevarlos a buen término. Muchas fotos, explicaciones paso a paso y ¡mucho más!

 

¿QUIÉN SABE MÁS DE CASI TODO? => 100 preguntas sorprendentes. Lauousse. ¿Es verdadero o falso que cuando estornudamos, el aire que sale de la nariz puede alcanzar los 200 km/hora? Los ciegos, ¿cómo pueden leer? Y ¿Qué es en realidad un diente de leche? ¡Echaros un rato de bibliorisas en familia tratando de responder a las 100 preguntas más curiosas que os puedas imaginar! A ver quién es el que más sabe de… casi todo.

 

¿Y CÓMO ANDAMOS DE EMOCIONES? => Serie Disney &SM Emociones. ¿Has tenido alguna vez un enfado monstruoso como el de Mike Wazoski? ¿Has sentido miedo como Dory, o siempre estás alegre como Olaf? ¿Entiendes los celos que sentía Woody por Buzz? Te sientas como te sientas es una buena noticia porque es importante conocer y saber gestionar todo tipo de emociones. Disney Emociones es una colección pensada para que los niños de a partir de 3 años aprendan a reconocer y expresar sus emociones a través de sus personajes favoritos. Y cada libro incluye un texto con recomendaciones para las familias, escrito por una psicóloga especializada en inteligencia emocional. ¡Así todos podéis aprender!

MARATÓN DE TERROR CON LIBRO Y PELI=> Los mejores relatos de terror llevados al cine. Loqueleo.  ¿Y qué tal una versión bibliocinéfila de las historias de terror de campamentos? Si los retoños tienen más de 13 años hay un estupendo plan veraniego para compartir: leer algunos de los mejores relatos de terror firmados por titanes del género. Luego marcaros un maratón con los grandes peliculones que esos relatos inspiraron y después, cuando hayáis recuperado el ritmo cardíaco, comentar en familia las diferencias entre original y versión, así como la deuda que históricamente suele tener el cine con la literatura. Hay relatos de dos tipos: de terror gótico, que aúna relatos más antiguos, escenarios de ultratumba, animales demoníacos y vampiros; y de terror cósmico, con relatos que plantean problemas colectivos en unos escenarios cotidianos o, al menos, no tan típicamente terroríficos. ¿Quién pone las palomitas?

 

Y hasta aquí mis prescripciones reginaexlibrislandianas para leer, reír y disfrutar de un biblioverano alucinante en familia.

Trivial: ¿Cuánto sabes de la novela ‘Lolita’, de Nabokov?

Un profesor vive obsesionado por Lolita, una doceañera más perversa que inocente y consciente de su poder sobre él. Humbert Humbert no tarda en sucumbir a su malsana atracción por las nínfulas y al incesto. Novelón colosal de Vladimir Nabokov, que te noquea desde la primera frase.

Si eres de los que sí leyó Lolita demuestra lo lolitólogo que eres respondiendo al trivial Lolita de Regona ExLibris. ¿Listo? ¡vamos!

¡Bang! ¡Bang! Ocho western de novela para leer y morder el polvo

Pensar que el far west es territorio de celuloide o de novelitas del abuelo apelotonadas en el desván no solo es dar un bibliopatinazo de proporciones bíblicas sino que implica bajar la guardia libresca. Y entonces ¡Bang! ¡Bang! Es tarde. Estás muerto, lector.

Y mientras tú te enfrías en el cofre de madera este tipo de literatura alucinante cargada de historia y de adrenalina está vivita y coleando. En reginaexlibrislandia lo tenemos claro y es un género que nos demandan, que prescribimos y que, por supuesto, devoramos.

Prueba a darte un bibliogarbeo en cualquier librería por los anaqueles reservados a ese mítico salvaje Oeste Americano donde silban las balas, resuenan las cornetas de caballería, gritan los indios antes de cortarte la cabellera y la brisa mece las sogas.

Y donde no eres nadie si no tienes alma de frontera, mascas tabaco, haces temblar la escupidera, calzas un revólver Colt, marcas las cartas, sudas bourbon, atracas diligencias, retozas en el shaloon, asaltas ranchos y, sobre todo y más importante, si no disparas primero y piensas después.

Si lo haces descubrirás un universo literario sin ley poblado por tramperos, forajidos, prófugos, sheriffs, cowboys, predicadores, guerreros indios, prostitutas, alguaciles, pistoleros, cuatreros y algún que otro pobre hombre honrado al que desvalijar.

Es la esencia de un género enmarcado en la literatura de aventuras y ambientado en el siglo XIX y en EEUU, durante el período de expansión de esta nación hacia el llamado far west o, lo que es lo mismo, el «lejano oeste».

Para introducirte bibliofarwest va mi selección reginaexlibrislandiana de ocho western de novela para leer y morder el polvo.

¿Qué? ¿Estás listo, vaquero? ¡Van!

1. Warlock. Oakley Hall. Galaxia Gutenberg. Abrimos fuego con el que muchos consideran el mejor western de todos los tiempos, un artefacto narrativo de culto que trasciende los límites del far west y que atrapa al lector de principio a fin. Con él viajamos a 1880, a la polvorienta ciudad fronteriza de Warlock, un lugar sin ley donde el robo, las reyertas y el crimen son rutina, y donde nadie se atreve a poner orden. Hasta que llega Clay Blaisedell, un forastero con un buen par de Colt Frontiers de oro que deberá meter en cintura a mineros borrachos, a la banda de cuatreros de Abe McQuown e incluso a Tom Morgan, un jugador sin escrúpulos que revoluciona el shaloon. Con una fuerza y una calidad narrativa a prueba de balas, Warlock no solo fue finalista del Pulitzer, sino que abrió una serie de títulos ambientados en el Oeste Americano, un lugar mítico, salvaje y duro que sacaba lo mejor y lo peor de sus pobladores.

Warlock

2. Los cautivos. Elmore Leonard. Valdemar (Frontera). Aunque más conocido por cultivar la novela negra, Elmore Leonard es uno de los pesos pesados del género western, sobre todo en forma de relato breve donde sus historias son acción pura. Con este volumen de Valdemar en su colección Frontera los aficionados al bibliofarwest viajarán entre líneas al corazón de Arizona y Nuevo México, visitando desiertos, montañas, ranchos aislados, cárceles, shaloons y fuertes de frontera, y se codearán con apaches sanguinarios, forajidos despiadados, exploradores, vaqueros, niños secuestrados por indios, alguaciles y mujeres de dudosa reputación. Relatos memorables como “Los cautivos”, “Entre rejas” o “El chico” logran que el lector muerda literalmente el polvo (de bibliogozo).

Los cautivos

3. El hijo. Philip Meyer. Literatura Random House. Eli McCullough es el primer varón nacido en la recién inaugurada República de Texas. Pero una noche de 1849 unos comanches asaltan su hogar, masacran a su madre y a su hermana y se lo llevan prisionero. Con trece años tiene que aprender a vivir en la tribu con otro nombre y como hijo adoptivo del jefe indio. Cuando el hambre, las plagas y el ejército americano acaban con los últimos poblados, Eli vuelve al mundo civilizado, donde crea un imperio ganadero. Mientras su hijo carga con el peso de la ambición de su padre, su bisnieta lucha para conservar el patrimonio de los McCullough en un mundo de hombres donde la ganadería ha dejado paso al petróleo. Una novela épica y de iniciación que explora la ambición, la crueldad y el sacrificio en un lugar y en una época concretas, y cuyas páginas chorrean sangre, sudor y pólvora, huelen a petróleo y brillan como la crin de un pura sangre. Maravillosa.

El hijo

4. Centauros del desierto. Alan Le May. Valdemar (Frontera). Como por desgracia suele ocurrir, gracias a la adaptación homónima que filmó John Ford en 1954 Centauros del desierto es parte del imaginero popular. Pero el original quedó relegado a un inmerecido segundo plano, cuando es una novela que supura Frontera de principio a fin y que, además, es más más cruda, extensa y rigurosa que la película. Prepárate a disfrutar de una trama trepidante con un esplendoroso desfile de colonos, forajidos, comanches, Rangers, guerreros, soldados y llaneros solitarios por las grandes llanuras y desiertos de Texas y Nuevo México en este impecable western que narra los años finales de la lucha fronteriza contra comanches y kiowa. Acompaña a dos colonos blancos en su afán por rescatar a un par de niñas raptadas por los indios y disfruta de un novelón de órdago.

Centauros del desierto

5. En busca de New Babylon. Dominique Scali. Hoja de lata. Prepárate a descubrir un trepidante western en el que los encuentros y los desencuentros de cuatro almas perdidas sostienen una trama cargada de acción, pistolas, pepitas de oro, bourbon, ligueros, bajas pasiones y un puñado de sueños rotos. Aaron era reverendo, pero tras perder las manos reniega de su fe y se consagra a las sacerdotisas de cualquier burdel. Charles Teasdale, célebre pirómano que ha esquivado nueve veces la horca, se cuelga para que muera el hombre y renazca el mito, y es el reverendo Aaron quien oficia el entierro. No muy lejos de allí Bill el Ruso quiere fundar New Babylon, una ciudad del pecado y en su camino se topa, para desgracia de ella, con Pearl Guthrie, una joven que tras un tórrido affaire con Charles Teasdale abandona Kansas City en busca del marido ideal. Con este póquer de ases en la manga Dominique Scalli te gana la partida en una experiencia lectora brutal.

6. El banquete celestial. Donald Ray Pollock. Literatura Random House. Prepárate para zambullirte en un western cargado de sátira y de violencia, de perversión, de crueldad y de ambiciones tan desmedidas como absurdas donde es corrupto hasta el apuntador y por el que desfilan personajes memorables que encarnan lo mejor y lo peor del ser humano. La trama detona en algún lugar entre Georgia y Alabama en 1917 cuando el viejo Pearl Jewett muere dejando a sus tres hijos abandonados a sus miserables existencias. Hasta ese instante han llevado una vida honrada, convencidos de que su virtud sería recompensada con un suculento banquete en el Paraíso. Pero los Jewett se han cansado de esperar al Cielo, e inspirados por las aventuras del villano literario Billy Bucket, ensillan sus caballos y atracan un banco. Esta condenadamente divertida y violenta novela de Pollock radiografía con precisión un modo de ser y de vivir con una sobrecogedora vigencia.

El banquete celestial

7. El Virginiano. Owen Wister. Valdemar Colección Frontera. Obra clave en el género, pues historiadores y críticos consideran El Virginiano no solo como la obra fundacional del género western, sino como la primera que siluetea negro sobre blanco la figura literaria del cowboy. La novela refiere diferentes historias de vaqueros y de su vida en el rancho, y aunque el hilo conductor de la novela es el romance entre El Virginiano –en la novela nunca se revela su nombre– y la maestra del pueblo, Molly Stark Wood, recién llegada del Este, sus páginas recogen episodios variados de la vida en el Oeste: cuatreros, duelos, indios, bailes, vida en el rancho, etc. Una novela estupenda con varias adaptaciones a celuloide, entre las que destaca la homónima y dirigida por Victor Fleming en 1929, con Gary Cooper en la piel de El Virginiano. Un clásico que vale la pena leer (y releer).

El Virginiano

8. Bad Lands. Oakley Halt. Galaxia Gutenberg. Para olvidar su pasado y una terrible tragedia familiar, Andrew Livingston abandona Nueva York y se dirige a Bad Lands, un áspero territorio en Dakota. Seducido por la grandeza del paisaje y por las expectativas de riqueza con el boom ganadero, Livingston se establece en unas tierras que otro hombre también ansía y se ve envuelto en un fuego cruzado de odio, envidia y codicia. Porque en Bad Lands, la única ley que impera es la que se dispara del cargador de un revólver y Livingston irá comprendiendo de forma gradual quién controla en realidad este vasto territorio salvaje a través de violentas incursiones nocturnas, linchamientos y asesinatos. Una novela trepidante con una ambientación espectacular y un protagonista que cautiva y arrastra al lector a un destino a la medida de los grandes.

Bad Lands

Los western de novela supuran acción, sangre, polvo, petróleo, codicia, sudor, crin y whisky, mientras héroes y antihéroes de la mejor y de la peor calaña se cruzan en ranchos, cárceles, montañas, desiertos, catres, tribus de comanches, puebluchos polvorientos y fuertes.

Atrévete a adentrarte en lejano y salvaje oeste de letras. No te arrepentirás, pistolero. Palabra de Regina ExLibris.

(Hannie Caulder, 1971 / Paramount Pictures)

  • Y vosotros, queridos, ¿leísteis alguna novela del far west? ¿Qué os pareció? 
  • Sígueme en Facebook y Twitter

Bibliopatinas (y mucho) si no lees un novelón como Ivanhoe, de Walter Scott

Cualquier momento es bueno para disfrutar de la obra máxima de uno de los padres de la novela histórica: Ivanhoe, de sir Walter Scott.

Con múltiples adaptaciones a celuloide, televisión, teatro, animación e incluso a un musical, su trama de intrigas palaciegas, torneos medievales, traiciones, damas y caballeros es parte del imaginero popular. Peeero, aún así y por desgracia, es una más de esas novelas imprescindibles que son las grandes no leídas de las letras.

Para prueba mi conversación reginaexlibrislandiana de hace un par de días con un cliente asiduo de la librería:

Cliente: Regina, anda, recomiéndame algo bueno pero entretenido. Algo para disfruar, evadirme y disfrutar como un enano… que me voy una semanita y quiero desconectar.

Regina: ¿Te has leído Ivanhoe, de Walter Scott?

Cliente: ¿Ivanhoe? Pues no. Vi  varias veces la peli de los cincuenta con Liz Taylor. Muy entretenida con las cruzadas, los caballeros y demás.

Regina: Pues es un novelón y, más aún, pionera del género de novela histórica.

Cliente: Mmm, ¿y no será un poco, no sé, densa? ¿No me aburrirá?

Regina: ¿Aburrirte? ¡Querido, es todo un biblioplanazo!

Cliente: ¿Seguro?

Regina: Dímelo tú… ponte el calzón, la cota de malla, el yelmo y el escudo, hazte con tu espada y una maza, conviértete en el azote de los malditos normandos que han aprovechado que estabas de cruzado en Tierra santa para despojarte de todo, vence en un torneo al imbatible Caballero Negro, recupera tu buen nombre y tu herencia, asalta fortalezas y castillos, rescata damas en apuros, recupérate de tus heridas, haz prisioneros a esos traidores, deja que el mismísimo Robin Hood te saque de una mazmorra infecta, ayuda a destronar al usurpador Juan sin Tierra para devolver a Ricardo Corazón de león su legítima corona de Inglaterra… y todo eso en tiempo récord y mientras lidias, eso sí, con dos hermosas mujeres que se disputan tu amor, la judía Rebecca de York, a quien amas, y la aristócrata lady Rowena, colgada de vos. ¿Se puede pedir más para una tarde de asueto y desconexión?

Cliente: ¡Ja, ja, ja, ja! Hombre, claro, es que visto así, Regina… ¡pinta bien!

Al final se la llevó en la edición de Penguin Ramdon House, e iba cargadito de biblioentusiasmo,

Y seguro que no le decepcionará, porque la novela, trepidante de principio a fin, lo tiene todo para brindar una experiencia lectora absolutamente alucinante que no deberías dejar de lado.

Está ambientada en la convulsa Inglaterra medieval, donde, durante el reinado de Ricardo Corazón de León, el país bullía en una lucha continua entre los sajones subyugados y sus nuevos señores normandos, que ejercían su poder con demasiada alegría y muy poca cabeza, mientras exprimían a un pueblo cada vez más y más miserable.

Por ese escenario deambulaban caciques de medio pelo enriquecidos y ebrios de poder, caprichosas y altivas normandas, hermosas damas judías desposeídas de su abolengo y espoleadas por su origen.

También templarios, clérigos, usurpadores de sangre azul y turbias intenciones, consejeros ladinos, nobles déspotas, caballeros imbatibles en torneos a vida o muerte, y antihéroes de alta cuna emperrados, como Robin Hood, en reinstaurar el viejo orden en Inglaterra y acabar con las injusticias, los abusos y el hambre a flechazos.

Así que con el talento brutal de Walter Scott, en ese escenario y con semejantes personajes las luchas encarnizadas, los romances, las emboscadas, los desamores, las traiciones, los asedios a castillos y fortalezas, los torneos de caballeros, las estancias efímeras en húmedas mazmorras, los rescates de damas ultrajadas, las escaramuzas y las aventuras de pelaje múltiple están más que aseguradas a cada salto de línea.

¿Alguien da más en una novela?

Permitidme que lo dude… y mucho, queridos. Palabra de Regina exlibris.

Y para terminar os dejo un aperitivo de celuloide con el trailer de la legendaria adaptación homónima de 1952, con Robert Taylor y Elizabeth Taylor en las pieles de Ivanhoe y de Rebecca de York: