Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

Entradas etiquetadas como ‘coppola’

“¿Cómo que El Padrino está descatalogado?”

Si fuera la viuda de Don Corleone encargaría unos zapatos de hormigón para el majadero que ha consentido que pasara lo impensable: cuando celebramos las cuatro décadas de la publicación de El Padrino resulta que no hay ejemplares. E Finitto. Caput. R.I.P.

Escribo porque no puedo ni llorar: el espanto me cristalizó las lágrimas a este lado de mi mosquitera y en mis labios se dibuja la “V” de vendetta.

Sí, queridos, El Padrino, la obra magna de Mario Puzo y una de las cimas de la mitomanía moderna está descatalogada en español. DES-CA-TA-LO-GA-DA.

Primero se fue en rústica, pero siempre nos quedaban esos ejemplares en bolsillo que, aunque impresos con cuentagotas, el Grupo Zeta incluía en su colección Byblos, de la que en reginaexlibrislandia procurábamos tener un par de ejemplares siempre a mano.

Y siempre nos los pedían. Dos o tres veces al mes algún reginaexlibrislandiano asiduo o casual se internaba en mis confines libreros preguntando por el novelón sobre el clan Corleone.

Pero la reciente desaparición del sello Byblos desterró a El Padrino al limbo de los títulos incomprensiblemente descatalogados. Y, aunque lo sabía, fue hace unas horas cuando la Providencia Librera me ha colocado frente al hueco que su ausencia ha dejado en mi balda.

Y no contenta con eso me remató con un bombardeo lumínico que silueteaba en mi monitor la endemoniada palabreja: DESCATALOGADO.

La desafortunada reginaexlibrislandiana que buscaba el novelón de Mario Puzo fue testigo de mi desmoronamiento librero primero, y detonante sin quererlo después de mi estallido de ira cuando, ajena al nubarrón en forma de hongo que mi ira condensada iba materializando sobre nuestras cabezas, exclamó:

 

– “Pero, ¿cómo que El Padrino está descatalogado? Vamos, Regina, no pueeeeeede ser. Si hay película y hasta videojuego, ¿cómo no voy a poder hacerme con el libro?¿Estás segura? ¡Alguno habrá por ahí!”

Os ahorraré el chaparrón verbal que le cayó a ella. Y no, no se pueden conseguir ejemplares de El Padrino por los cauces libreros al uso. Salvo volúmenes sueltos que queden en el fondo de alguna balda o en los circuitos de segunda mano es materialmente imposible.

Aunque, eso sí, queridos, en la web de la ciberlibrería Amazon dicen que tienen ejemplares de la edición española de Byblos en stock… ¡y también en formato electrónico para su Kindle2!

Esa sí que debería empezar a ser la utilidad positiva de los ebook: evitar que según qué títulos se hundan en el mar de los descatalogados.

Así que señores capos del mundillo editorial, haceros y hacernos un favor a los bibliófilos del mundo y…

¡¡¡¡PONEOS A DIGITALIZAR LAS OBRAS QUE NO PENSÁIS REEDITAR ANTES DE QUE SE PIERDANNNNNNNNNN!!!!

Y vosotros, queridos, ¿leísteis El Padrino? ¿Os parece normal que el libro que inspiró los peliculones de Coppola, el videojuego y series televisivas tipo Los Soprano esté descatalogado? ¿Qué haríais para salvarlo?

Para quienes no os lo hayáis leído corred a la biblioteca o a la librería más próxima en busca de alguno de esos ejemplares sueltos… El Padrino es una maravilla se mire por donde se mire: intensa, sombría, legible y gloriosa disección del poder en la sombra, lección magistral de cómo funcionan en realidad las cosas, amén de la fascinante evolución de los Corleone y, por ende, del día a día de los inmigrantes italoamericanos en la Tierra Prometida. No os arrepentiréis, palabra de Regina ExLibris.

Como tributo a el ‘Don Puzo’ va el trailer de su fabulosa adaptación cinematográfica homónima. En concreto el de la primera parte, estrenada en 1972:

El bisnieto de Stoker continúa Drácula

La sangre de la sangre de Bram Stoker, creador del vampiro literario por excelencia va a publicar la continuación de Drácula, y a mi, queridos, la noticia me ha sentado como comerme un diente de ajo a pelo.

No ya porque nunca entenderé esa manía de reescribir y de forzar segundas entregas, sino porque el tal Dacre Stoker, que hasta ahora ha sido entrenador de pentatlón en Canadá, va a limitarse a investigar la contextualización histórica, ya que la batuta literaria la llevará un tal Ian Holt, de la Asociación Transilvana de Drácula.

Total, que uno por ser quien es y el otro por draculomaníaco, el caso es que según leí en The Guardian, Drácula. El No-Muerto, que es como se titulará el libro, saldrá el próximo otoño en EEUU, Gran Bretaña y Canadá, después de que Dutton, HarperCollins y Penguin se hayan dejado cerca del millón de dólares en los derechos del manuscrito. A eso le llamo yo un buen sangrado editorial, sí señor.

En cuanto al libro, que es lo que nos interesa, será la historia de Quincey, hijo de Jonnathan Harker y Mina, que trabaja en una función teatral sobre Drácula que el mismísimo Bram Stoker produce en el Londres del año 1912.

Poco después del estreno de la obra, que revela al joven Quincey algún que otro oscuro secreto de los Harker, encuentran a Jonnathan empalado en pleno Picadilly Circus, por lo que la sospecha de que el Conde Transilvano vuelve a ‘caminar con pies terrenales’ está servida…

Yo no sé cómo lo vereis vosotros, queridos, pero si hubiera justicia bibliófilo-literaria-librera Drácula no sería el único en volver para empalar al pobre señor Harker en esta secuela inminente: sería Bram Stoker quien viniera a recordarle a su bisnieto estilográfica bien afilada en mano que el punto y final de una de las obras más grandes de la literatura de todos los tiempos está muy bien puesto donde el irlandés lo plantó hace 111 años.

Para quienes aún no os hayáis leído la novela de Bram Stoker os diré que aún siendo ese tipo de historia cuyo argumento conoces por referencias ajenas a las letras -cine, cómic, teatro, musicales, variaciones, etc- bien vale una leída, o incluso dos. O como creo que ya os comenté cuando la sugerí como lectura para Halloween:

Obra trascendental de la literatura gótica que abrió un nuevo camino en la novela de terror y que instauró la figura del aristócrata transilvano como arquetipo del mal y modelo de seducción perversa. Y una revelación: la sangre es la vida.

Y vosotros, regianexlibrislandianos de pro, ¿leísteis Drácula? ¿Os gustó? ¿Qué opináis de Dacre Soker y su Drácula. El No Muerto? ¿Os lo leeríais? ¿Hay alguna obra de la que os gustaría que alguien que no fuera su autor original escribiera una continuación?

Como regalo el trailer de la adaptación que Coppola filmó en los noventa en la que, para mí, es la más fiel adaptación de la novela de todas las películas rodadas hasta la fecha sobre Drácula: