BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Entradas etiquetadas como ‘renzo piano’

Descubre el corazón verde y más salvaje de Londres

La ciudad de Londres desde Parliament Hill.

Uno de los lugares más hermosos y desconocidos que conozco en la ciudad de Londres es Hampstead Heath, su corazón verde y más salvaje.

Más que un parque inglés al uso, como los famosos de Hyde Park, Richmond, Greenwich, St James’s Park o Regent’s Park, aquí puedes adentrarte en el interior de un bosque laberíntico para continuar luego por bucólicas praderas tan propias de la campiña inglesa, ajeno a una superpoblada metrópoli con más de 10 millones de habitantes. Un sitio fascinante (y gratuito) que no puedes dejar de visitar. Lee el resto de la entrada »

Quieren matar el alma de los monumentos

Protegemos monumentos, espacios naturales, centros históricos, pero ¿es posible proteger su alma?

En Francia se ha desatado una dura polémica ante el proyecto de Renzo Piano de añadir un monasterio y un centro de visitantes a la capilla de Ronchamp, obra maestra de Le Corbusier. Icono artístico del siglo XX, Ronchamp nació como respuesta del genial arquitecto a las sugerencias del paisaje. Y es precisamente ese paisaje el que ahora se quiere modificar añadiéndole elementos, quizá igualmente magníficos, pero sin duda perturbadores.

Lo confieso. Cada vez estoy más harto de esta estrecha visión de nuestra sociedad, donde en lugar de meditar si algo es bueno o malo, nos limitamos a analizar si es legal o ilegal. Trazamos ridículas fronteras en el mapa, y a partir de las líneas inventadas podemos hacer lo que queramos. La idea del conjunto, del entorno, del alma de un espacio ha muerto. Y por si fuera poco, nuestra creciente mitomanía está dando carta blanca a los grandes creadores para que hagan lo que quieran. Admiro tanto a Piano como a Chillida, pero destrozar el entorno de Ronchamp es tan ilógico como querer agujerear la montaña de Tindaya, por muy fabulosos que puedan ser ambos proyectos.

¿Y el alma de los espacios? ¿Alguien ha pensado en ella?

Pero no. Nos empeñamos siempre en querer mejorar lo inmejorable, acometer ampliaciones, desarrollar parques temáticos para tratar de rentabilizar económicamente nuestras emociones y hasta el aire que respiramos.

No sé ustedes, pero para mi los entornos son tan importantes como las propias obras de arte. Sólo en ambientes puros soy capaz de entrar en comunión con el artista, tratar de pensar en lo mismo que él pensó, sentir como él sentía, admirar la solución dada. ¿Qué sentido tiene el Museo de los Claustros de Nueva York? Ninguno. El románico está allí, perfectamente conservado, pero no me dice nada. Está muerto. Ha perdido el alma del espacio para el que fue creado.