La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

El foie gras es tortura animal, y lo sabes

Fotografía: Igualdad Animal

Estas Navidades, el foie gras de pato sigue siendo el complemento alimenticio de moda en todas aquellas mesas que quieren dar un toque sofisticado a sus platos a precio económico. Nada que ver con el tradicionalmente denominado en España fuagrás, el humilde paté (pasta) de hígado de cerdo o pollo de muchos bocadillos.

Antigua exquisitez solo apta para bolsillos de millonarios, en las últimas décadas la producción industrial de foie gras ha tirado los precios e incluso es ya ingrediente habitual en muchos pinchos de bar. Una popularidad con la que salen perdiendo los patos. Porque como todo el mundo que consume este producto sabe perfectamente, el foie gras es tortura animal.

Cada año más de 1.150.000 patos y gansos son sometidos a la alimentación forzada en España para que sus hígados crezcan hasta diez veces su tamaño normal y obtener foie gras. Sólo con comparar las imágenes entre el estado de salud del hígado de un pato sano y uno utilizado por esta industria se te ponen los pelos de punta.

Comparativa de un hígado de un pato sometido a alimentación forzada y uno sano / Igualdad Animal

El hígado del pato sometido a la alimentación forzada padece esteatosis. Es una enfermedad en la que la grasa devora el órgano. Eso precisamente significa en francés foie gras, hígado graso. Llega a pesar más de 600 gramos, 9 veces más que uno sano, y ha perdido su color natural pues la sangre apenas fluye ya por él.

Según un estudio veterinario de Igualdad Animal, el hígado del pato de la industria del foie gras crece tanto al intentar procesar esa inmensa cantidad de grasa, que aprisiona, e incluso puede llegar a necrosar parcialmente el corazón y los pulmones.

Tampoco es un alimento especialmente sano. Resulta una auténtica bomba de colesterol, grasas saturadas y sal.

Como comer 12 kilos al día

Las aves son alimentadas a la fuerza entre 2 y 3 veces al día con hasta un kilo de alimento por toma. Un maltrato extremo que es incompatible con la vida; de no ser sacrificados, estos animales morirían en pocos días. De hecho muchos no sobreviven a las dos semanas que dura aproximadamente la alimentación forzada.

Los patos usados para producir foie gras pertenecen a la raza Mulard, seleccionada genéticamente para sufrir el engorde forzado. Generalmente, con cuatro meses son encerrados en minúsculas jaulas y alimentados a la fuerza mediante mangueras metálicas.

Durante dos semanas van aumentando la ración hasta alcanzar los dos kilos de pasta de maíz al día, lo que sería equivalente a que una persona ingiriese 12 kilos de comida diarios.

Objetivo: prohibir la producción de foie gras

Igualdad Animal ha lanzado la campaña para terminar con la tortura de la alimentación forzada y que se prohíba la producción de foie gras en España. Para ello ha iniciado una petición de firmas dirigida al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Pesca.

“Consideramos que los consumidores tienen derecho a conocer cómo se obtiene este producto y el terrible sufrimiento que genera a más de un millón de patos y gansos al año. España no puede seguir a la cola de Europa en materia de bienestar animal”, ha señalado Silvia Barquero, directora de Igualdad Animal.

España, entre los 5 únicos países europeos que siguen produciendo foie gras

España, junto a Bélgica, Francia, Bulgaria y Hungría, son los únicos cinco países europeos que continúan produciendo foie gras, según Igualdad Animal.

18 países ya han prohibido su producción: Argentina, Austria, Dinamarca, República Checa, Finlandia, Israel, Turquía, Alemania, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Noruega, Polonia, Suecia, Suiza, Países Bajos y Reino Unido. La ciudad de Nueva York vetó su producción y venta el pasado mes de octubre.

En 2014, gracias a la campaña de Igualdad Animal, el gobierno de India prohibió la importación de este producto, convirtiéndose en el primer país del mundo en tomar esta medida.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

19 comentarios

  1. Dice ser La Negra Parca

    Odio el foie gras, pero si no lo odiara, hoy comería el doble sólo por el asco que me dan las moralinas con patas y los que vais de “legisladores” por la vida repartiendo carnets de esto y de lo otro.

    03 enero 2020 | 11:17

  2. Dice ser desmontandolotodo

    Las cosas están cambiando mucho y casi todo para bien, me alegro. Confieso que me encanta el foie y afirmo que lo voy a dejar de comer. Se acabó, un poco tarde pero bueno. No pido perdón por que me parece un poco ridículo, con dejarlo es suficiente.
    Saludos.

    03 enero 2020 | 11:47

  3. Dice ser desmontandolotodo

    Perdona pero no entiendo por qué me borras cuando te he dado la razón y además digo que no lo volveré a comer.
    De verdad que no lo entiendo.
    No volveré a comentar entonces.
    saludo

    03 enero 2020 | 12:09

  4. Sabia que desertizar bosques para hacer papel no te importaba nada por lo que de pensar en verde es para aparentar. De incendios que tal? bien supongo. ECOLOGISTA DE SALÓN.

    03 enero 2020 | 12:39

  5. Dice ser victor_elche

    tienes razon.voy a hacerme un bocadillo para criticarlo. si comer para vivir es un delito id preparando carceles pero pienso seguir comiendo lo que me guste.

    03 enero 2020 | 13:28

  6. El pato que tenia el hígado rosa era un borracho ¿O se ha inflamado después de la cocción?

    03 enero 2020 | 13:30

  7. Dice ser fer

    Espero que todos esos paises tenga tambien prohibido comer ostras o erizos… que son comidos vivos.

    Y prohiban cocer langostas o similar.

    Y que desde luego seden a las vacas al matarlas…

    03 enero 2020 | 13:50

  8. Arrancar patatas es maltrato vegetal, y lo sabes.

    03 enero 2020 | 14:55

  9. Dice ser ramon

    pues si miras lo que es timar ostrras vivas mientras se retuercen por el acido del limos,o almejas o navajas. o meter las langostas o bogavantes a hervir cuando aun estan vivos y tantas otras cosas

    03 enero 2020 | 15:12

  10. Dice ser Javier

    Pero está muy bueno

    03 enero 2020 | 16:48

  11. Dice ser Raquel

    Una salvajada! No tenía ni idea…..

    03 enero 2020 | 17:25

  12. Dice ser Javier

    Bueno pues no comas. Mas para los demás.

    03 enero 2020 | 17:51

  13. Dice ser Alejandra Lacanna

    No soy influencer, ni bloggista, ni famosa, ni tengo demasiado dinero ni estudios, ni sé cómo podría ayudar cada vez que leo este tipo de noticias. Nos educan con dibujitos
    de
    animalitos felices, ingenuos, adorables y resulta que luego de adultos cometemos las peores atrocidades, de manera fría, calculada, gratuita, en contra de la vida y el bienestar de
    muchos otros seres, nuestros hermanos los animales, que sufren y mueren
    de manera muy similar a la nuestra.
    Es que nunca los seres humanos podremos ponernos de acuerdo en al menos darles buena vida y/ o buena muerte y en eliminar, prohibir, perseguir todos aquellos actos o procesos
    que les causen agobio o dolor a
    estos seres indefensos, los animales? Por supuesto existirá siempre la cadena alimentaria, la presa, la sequía, el tornado. Pero no metamos más dolor
    al dolor. Por qué pasan miles y miles de anos y es tan difícil hacerlo?
    Será porque ellos no tienen voz ni demasiada inteligencia ? Qué lamentable entonces ! Qué abusadores somos ! Necesitamos más seres humanos empáticos y comprometidos con la vida
    animal. Debemos despertar. Por favor Dí NO!
    al foi gras, a la caza, a los criaderos artificales, a los mataderos que huelen terror y a cualquier otro abuso y atropello animal! Dí Sí al control de las crías, a los derechos de los animales
    o minimamente a
    a la muerte de los animales sin miedo y sin dolor!! Por favor, no lo dejes como temas de otros: así solo ellos deciden.

    03 enero 2020 | 17:51

  14. Dice ser Foiegras? Si gracias.

    Viendo a los inquisidores que quieren imponernos hasta lo que debemos comer me voy corriendo al super a comprar una docena de latas de foiegras…
    Y mañana almuerzo acompañado de un buen vino.

    04 enero 2020 | 19:29

  15. Dice ser LA critica

    nos quieren imponer todo

    05 enero 2020 | 06:22

  16. No se debería prohibir el foie gras, debería ampliarse la oferta añadiendo como producto el higado de quienes comen foie gras. Cebándoles en jaulas con un tubo, hasta que les reviente el hígado y entonces ZASSSS ¡a disfrutar de sus hígaditos!! Basta de moralinas y de inquisidores!! Libertad para comer lo que queramos!!

    06 enero 2020 | 03:17

  17. Dice ser David

    A l@s que careceis de sensibilidad hacia la tortura animal; os recomiendo ver el video.
    Un saludo.

    07 enero 2020 | 16:30

  18. Dice ser Ya faltaban...

    Los sectarios veganos. deseando lo peor a los que no siguen sus consignas.
    Nada nuevo bajo el sol, así son las sectas.

    07 enero 2020 | 20:15

  19. Dice ser Rural

    Yo hace tiempo que lo tengo muy claro: intento comer solo carne de caza.
    Conejos, perdices,liebres, becadas, zorzales,corzo y jabalí básicamente.Todos animales salvajes sin contacto con las granjas ni piensos, ni antibióticos.
    El congelador lleno tras la temporada de caza y lo voy consumiendo a lo largo del año.
    Y de esa carne todos estos moralistas que pretenden imponer su visión de la vida no pueden decir ni pío, han vivido libres y salvajes hasta el momento del disparo.La carne de caza es la más ética, más saludable y más sana que existe.

    16 enero 2020 | 10:12

Los comentarios están cerrados.