BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Revolución sexual entre los peces

¿Es posible ser biológicamente madre y padre a la vez?

Para muchas plantas eso no tiene ningún mérito. Por ejemplo los árboles frutales. La mayoría tiene flores masculinas y femeninas, pudiéndose autofecundar sin problemas. Caracoles y lombrices de tierra son igualmente hermafroditas; copulan con cualquiera de su especie y ambos salen con huevos fecundados.

En el caso de los peces, crustáceos, moluscos y otras especies acuáticas la posibilidad es aún más sorprendente. Son naturalmente transexuales. Nacen machos y, de la noche a la mañana, se convierten en hembras. O viceversa. No es que parezca que han cambiado de sexo. Es que cambian a su antojo.

El caso más llamativo es el del famoso pez payaso, el de la película de Buscando a Nemo. Sus colonias están formadas por machos de diferentes tamaños y una única hembra, la más grande de todos. Cuando ésta muere, el macho de mayor tamaño se convierte en hembra. El pez emperador es igual pero exactamente al contrario, todas son hembras y una se convierte en macho. Esta facilidad se conoce como “sexo impuesto”, y suelen ser los depredadores los que normalmente imponen el cambio.

Frente a ellos, las hembras del lagarto de Komodo o del tiburón martillo, por citar sólo dos ejemplos, son capaces de autofecundarse.

La novedad es que los científicos han descubierto serios desequilibrios sexuales entre los peces provocados por la contaminación, por nuestra contaminación. Cada vez resulta más frecuente localizar en las rías gallegas ejemplares hembra de la caracola Nucella lapillus con pequeños penes, y machos de carpa con ovarios en el río Ebro, ambos funcionalmente aptos para esa reproducción aparentemente equivocada. En algunas poblaciones concretas, la presencia de substancias prohibidas como el tributilo de estaño han disparado esta revolución sexual.

Todo tiene, sin embargo, su parte positiva. De esta manera, a través de tan increíble test sexual, carpas, truchas, salmonetes y camarones pueden convertirse en un claro indicador de la salud, de la mala salud, de nuestros ríos y mares.

6 comentarios

  1. Dice ser videochat gratis

    Pese a que cosas así sean naturales en la naturaleza, el hombre se obsesiona con negarlo entre sus iguales…

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Sin Braguita

    mientras no le suceda a Georges Bush…

    19 octubre 2007 | 07:10

  3. Dice ser Michel

    Ya le veía yo un poco rarito al Nemo ese.

    19 octubre 2007 | 10:41

  4. Dice ser eNeKo

    Sobrecogedor, parece que todo está escrito, que todo siga un orden pero no, éstos animalillos se escapan de toda razón social y moral, y muy por encima de nuestra capacidad de adaptación hacia el racismo (por ejemplo), no miran pelo a la hora de cambiar de acera, con todas sus consecuencias.Quien fuera pez…

    19 octubre 2007 | 11:02

  5. Dice ser ansite

    El caso más llamativo es el del famoso pez payaso, el de la película de Buscando a Nemo. Sus colonias están formadas por machos de diferentes tamaños y una única hembra, la más grande de todos.Me quedo con este parrafo para afirmar que menos mal que no llego al 1,70 y que hay mas grandes que yo,porque la verdad no me veo siendo objeto del deseo de mi mismo genero masculino y mucho menos dandoles placer

    19 octubre 2007 | 11:41

  6. Dice ser Soofii@..!!

    En mi opinión, este fue un artículo muyinteresante y explicativo, en especial lostérminos utilizados, con lo que me fue muchisimomás fácil comprender e interpretar lainformación.Agradezco a los responsables de este artículo,porque gracias a su buena expresividad y fuentede información, disfrute de este apasionanteartículo científico.Desde ya, les agradezco su atención y laoportunidad que ofrecen de que lectores puedanexpresarse y brindar sus opiniones…Atentamente…Sofía L.C. ……………….>:)

    18 octubre 2008 | 01:38

Los comentarios están cerrados.