Entradas etiquetadas como ‘dominancia’

Albert Rivera sigue siendo el rey de los gestos ilustradores pero también de la impaciencia

Albert Rivera (Imagen de archivo. EFE/Pedro Puente Hoyos)

Albert Rivera (Imagen de archivo. EFE/Pedro Puente Hoyos)

Albert Rivera ha sido el primer político en enfrentarse a las cuestiones planteadas por la sección ‘La familia pregunta‘, un nuevo formato de entrevista del programa ‘La Sexta Noche’ en el que se realizan conexiones en directo con familias de toda España; éstas lanzan preguntas inesperadas al político de turno, situación idónea para dilucidar el impacto emocional creado y la habilidad para responder de cada uno.

Y vuelve a ser complicado pillar al líder de Ciudadanos en un renuncio, he estado muy atenta para captar alguna microexpresión emocional incongruente, lapsus linguae, gesto contrariado, etc, pero no fue posible (se admiten propuestas). Esto no quiere decir que se haya desprendido de sus sombras en cuanto a comunicación se refiere, aunque sigue manteniendo también sus luces. Rivera, en general, aprueba con creces una conducta no verbal adecuada, marcada por tres pautas principales:

  • rivera interés

    Albert Rivera en el programa de La Sexta Noche. Gesto de interés

    La escucha activa: cuando le hablan asiente continuamente con la cabeza, transmite interés, atención y preocupación por su interlocutor.

  • Gestos ilustradores: se definen como movimientos corporales que ayudan a complementar el significado de las palabras. Se manifiestan en perfecta sincronía con las ideas expresadas y, lo más importante, denotan sinceridad en lo que uno verbaliza (cuando mentimos el cuerpo se paraliza). Rivera los utiliza ‘constantemente’ mientras habla, para ilustrar una numeración, cantidades, posiciones, ideas, etc. Sus manos y brazos no paran de moverse.
  • Expresión emocional en su rostro, igualmente que sus gestos son continuos y numerosos también los son sus emociones expresadas, muestra ira cuando algo le disgusta, alegría cuando algo le agrada, y todo ello se asocia a la naturalidad y la espontaneidad. Estamos acostumbrados a ver políticos encorsetados en su discurso, mecánicos, sin pasión ni emoción por lo que dicen, alejados de la cotidianidad de las reacciones sencillas, humanas, y a veces, este acercamiento con la realidad se agradece.

Lee el resto de la entrada »

¿Quién domina en la nueva alianza Podemos-IU? ¿Iglesias o Garzón?

iglesias-garzon--575x323Para establecer la dominancia en cualquier interacción a dos, o grupal, debemos (principalmente) tener en cuenta dos canales de comunicación no verbal: la proxémica y la háptica. El primero se refiere al manejo que hacemos de los espacios, cómo gestionamos las distancias con el interlocutor puede dar una valiosa información sobre la evolución de la relación. Y el segundo englobaría todo lo referente al sentido del tacto, toques, agarrones, apretones de mano, etc.

En todos los sentidos, Pablo Iglesias es quien lleva la voz cantante en el vínculo establecido entre ambos líderes políticos.  El representante de Podemos guía la interacción como si de un director de orquesta se tratara, él se acerca a Alberto Garzón, y ‘le pide’ un abrazo, ambos se entregan, hay sintonía en sus gestos, posturas y expresiones faciales, es cierto que están cómodos y no se ven forzados, pero aun así se filtra la dominancia de Iglesias en detrimento de la sumisión de Garzón, éste último se deja hacer.

Jhon Kerry y Fumio Kishida. Fotografía de TOSHIFUMI KITAMURA

Jhon Kerry y Fumio Kishida. Fotografía de TOSHIFUMI KITAMURA

Tras el abrazo posan ante los medios aun ‘enganchados’ entre sí, Iglesias lo rodea con su brazo por encima del hombro y Garzón lo coge por la cintura. Cuando el vínculo es igualitario, los gestos son más horizontales y paralelos entre ambas personas (ejemplo en el fotograma adjunto), cuando la distinción en la elevación del gesto es tan notable, se marca el poder o el liderazgo frente a al rol dócil y servil. Iglesias decide cuando dejan de posar, y literalmente ‘le empuja’ suavemente para abandonar esa posición y dirigirse a otro lugar.

Lee el resto de la entrada »

La dominancia de Rajoy y la tensión de Puigdemont en su primer encuentro

El histórico encuentro, en el Palacio de la Moncloa, entre el presidente del gobierno (en funciones), Mariano Rajoy, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, nos deja imágenes interesantes. Ya hemos comentado que en estas ocasiones de relevancia política suele haber una lucha de poder, por ganar la mejor posición, por quedar en un estatus superior al otro, aunque sea en apariencia.

Fotografía EFE/Paco Campos.

Fotografía EFE/Paco Campos.

Rajoy como anfitrión toma la posición más ventajosa al recibir a su invitado, se coloca de tal forma que cuando se produce el apretón de manos ante los medios será el dorso de su mano el que predomine, esta es la posición dominante y la que evoca en los observadores la sensación de control y autoridad en la escena. Pero además, no acerca su mano hacia él, coge la suya y la lleva hasta su altura (tal y como se observa en el fotograma adjunto). Uno de los datos más relevantes, para interpretar una escena de esta índole, pertenece al canal háptico, el tacto, es un canal esencial para expresar cercanía, estima e interés. La forma de tratar a los demás en esta situaciones también puede reforzar esa dominancia.

En este caso, los toques que se producen se relacionan directamente con el dominio y la autoridad de Rajoy sobre Puigdemont, observando las imágenes en movimiento, el presidente catalán queda en una posición muy sumisa, se deja hacer y se deja llevar por Rajoy. No considero que en esta ocasión se vincule directamente con la personalidad de cada uno (uno dominante y otro sumiso) sino por la coyuntura del momento, es una cuestión de tablas que Rajoy ‘aprovecha’ para articular el ‘baile’ gestual del encuentro.

Lee el resto de la entrada »

Ante Felipe VI hemos visto sumisión en Rivera, complicidad real con Sánchez, respeto en Rajoy y desafío en Iglesias

reytodosEn los días iniciales de esta semana el Rey Felipe VI ha recibido a los principales líderes políticos de la nación para continuar con las negociaciones y posibilidades de una formación de gobierno definitiva. Es especialmente revelador identificar e interpretar las diferencias en esta interacción entre unos y otros para establecer significados e intenciones ocultas a través del lenguaje corporal.

Tanto Rajoy como Sánchez muestran actitudes estables que transmiten confianza y seguridad. Se notan que ambos tienen tablas y manejan la interacción con la naturalidad propia de quién conoce el medio. Rivera y Pablo están más descontrolados, algo perdidos e incitan situaciones no del todo adecuadas para estos encuentros. De hecho los encuentros más curiosos y elocuentes son los protagonizados por Albert Rivera y Pablo Iglesias.

En Rivera identificamos los nervios y la tensión de siempre ante situaciones que él no controla del todo. Ya son famosos sus gestos automanipuladores (tocarse constantemente a sí mismo para descargar estrés), se sujeta los dedos, se coloca el traje, etc. Ocurren en este encuentro dos datos curiosos que además contradicen la interpretación de la situación. Por un lado, el apretón de mano es totalmente sumiso, (como vemos en la imagen), no tiene una inclinación horizontal, su mano está significativamente con la palma hacia arriba, su cuerpo ligeramente inclinado, en señal de reverencia y su gesto facial es de una elocuente admiración.

Lee el resto de la entrada »