Entradas etiquetadas como ‘Ana Julia Quezada’

El escepticismo de Ángel Cruz hacia Ana Julia durante la búsqueda de Gabriel

Durante todos estos días, los analistas hemos puesto más el foco en el comportamiento de Ana Julia Quezada que en el resto de la familia de Gabriel. Al final lo que pretendemos es desvelar lo que el lenguaje corporal nos enseña cuando reprimimos la verdad, la realidad de nuestras emociones, en este caso, el auténtico mal. Sin embargo, es muy interesante para este fin no solo observar a la persona ‘protagonista’ de las acciones, sino también a la gente que está a su alrededor.

Mi compañero de profesión, gran analista de comunicación no verbal, Francisco Campos Maya, ha detectado una microexpresión sorprendente en el padre de Gabriel en el momento en el que el periodista le pregunta a su pareja Ana Julia Quezada por la ‘casualidad’ de que ella fuera quien encontrara la camiseta. En el instante en el que ella manifiesta “es extraño pero da igual” se puede observar en el rostro de Ángel Cruz una microexpresión de escepticismo. Dado lo sensible del tema, he cotejado este vídeo con compañeros psicólogos y con analistas del ámbito policial, efectivamente hay consenso en señalar lo acertado de la detección de este microgesto facial.

Parece ser que el padre de Gabriel tenía visos de duda y sospecha hacia este hecho tan insolito que rodeó a la aparición de la camiseta. En un momento de fuerte impacto emocional los afectos internos salen a relucir al exterior en forma de microexpresiones, son movimientos automáticos e involuntarios de los músculos de la cara, en momentos especialmente emotivos y que estén relacionados con una situación que pueda provocarnos ansiedad; ya sea por motivos positivos o negativos.

La expresión facial de duda es una emoción secundaria o social que se describe según el contexto de diferentes formas, una de ellas es con la elevación unilateral de la ceja. Este movimiento puede aparecer cuando queremos acentuar una idea o cuando queremos demostrar nuestras dudas sobre algo (Escepticismo Sofisticado en palabras de Paul Ekman). Además, hay que considerar que Ángel orienta el rostro alejándose de la conversación.

Análisis no verbal: Ana Julia Quezada

Ana Julia Quezada durante la búsqueda del pequeño Gabriel. EFE/Carlos Barba

Hoy escribo con profunda tristeza uno de los análisis más duros a los que me he tenido que enfrentar. Sois muchos los que me escribisteis ayer pidiéndome que abordara el tema, que dijera algo que hubiera dado pista de la maldad oculta. También vi reproches a mis compañeros analistas diciendo que a “toro pasado” todo es muy fácil. Hay que entender que nosotros vemos ciertas expresiones o patrones de conducta que ya desde el inicio nos resultan incongruentes pero no podemos publicarlo y condenar a nadie por ello. Dentro de los cuerpos de seguridad del estado ya hay profesionales que hacen su trabajo en este sentido, su criterio es el que importa y el que es realmente útil para la investigación.

Dicho esto, en el caso de Ana Julia Quezada eran muchos los patrones de comportamiento incongruentes con la situación por la que estaba pasando. En primer lugar, uno de los indicadores que más nos llamaba la atención era su incapacidad para expresar la emoción completa de tristeza, ésta es una de las emociones primarias, genéticas y con una codificación facial específica difícil de simular, ya que el dibujo facial de la tristeza es una triangulación perfecta y significativa de las cejas. Vemos un claro ejemplo de este profundo sentimiento en el rostro de la madre del pequeño Gabriel y la comparación entre ambos fotogramas es bastante impactante. Podéis ver la diferencia en el siguiente vídeo, explicado por mi compañero José Luis Martín Ovejero.

Durante estos días he podido ver con detenimiento todas las apariciones de Ana Julia y en prácticamente todas sus intervenciones los gestos con su novio son más propios del control, la dominancia y la posesión que del consuelo. Resulta demasiado agresiva al contacto, constantemente le sujeta, le agarra, le abraza delante de las cámaras, he visto como hasta le viste y le sube la cremallera de la chaqueta, parece que su control sobre él es absoluto y continuo.

Hay expertos que también han detectado una sudoración y sequedad de la boca excesivos asociándolo al nerviosismo que realmente experimentaba. Puede ser, pero el problema de todo es que no tenemos la línea base de ella para poder defenderlo con rotundidad, pudiera ser que sea una persona que siempre suda más de lo normal.

Para mí, lo más revelador de todo lo que he podido ver está en unas declaraciones concretas a un periodista que le pregunta por ‘la casualidad’ de que Ana Julia encontrara la camiseta, a lo que ella responde “es extraño pero da igual, lo importante es que aparezca Gabriel” y desvía la mirada con una microexpresión de ira y profundo recelo hacia el periodista. Ese detalle tan importante no puede “dar igual” si realmente te importa y estás comprometido con el esclarecimiento del caso quieres profundizar sobre ello y no restarle importancia, minimizar el hecho, ni responder con evasivas para desviar la atención.

Contenidos relacionados: