BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Rumbo a Afganistán con el Gauchito Gil

Es un fenómeno que no existía hace 18 años en Argentina, cuando decidí hacer las maletas y partir hacia el mundo en busca de historias: las banderas rojas junto a la carretera; los altares atiborrados de velas, fotos, cigarrillos, botellas de vino; los devotos que paran, se bajan del coche y con gesto adusto dan gracias, piden nuevos favores, o los que simplemente tocan la bocina al pasar y gritan “gauchito”.

Gauchito Gil adorado e instagrameado (Hernán Zin).

En estos 27 días que llevamos rodando de una punta a otra de Argentina mi nuevo documental para TVE, en infinidad de ocasiones nos hemos cruzado con los improvisados altares del Gauchito Gil y hemos sido testigo de la devoción que por el siente tanta gente, en especial cuando nos dirigimos a la zona de Corrientes, de donde este santo pagano es originario.

Una devoción que creo que dice mucho de la transformación social y cultural que ha vivido en las últimas décadas de la Argentina, en especial a raíz de las nefastas políticas neoliberales y la corrupción endémica de los años 90, que tanto daño hicieron a este país (y que siguen presentes más allá del discurso populista del actual Gobierno argentino, de unas políticas distributivas a las que la inflación deja en poco y nada, y de algunas decisiones más que acertadas en el campo de los derechos humanos).

Santo de criminales

Un ícono, El Gauchito Gil, deudor de antecesores como San La Muerte y la Difunta Correa, que encierra en su génesis misma una serie de contradicciones que lo hacen ser no sólo el patrono de tanta gente de bien, sino también de los delincuentes. Los barras bravas, acerca de los que tanto hemos hablado aquí últimamente, lo llevan tatuado y en sus banderas.

Las reflexiones sobre este personaje tan curioso, su eclosión en la última década y papel como patrono de los criminales, me acompañan en estos días finales en Sudamérica. Reflexiones de despedida, pues tras haber pasado los últimos meses investigando sobre la violencia urbana, ha llegado la hora de regresar a la guerra con mayúsculas. Aquella que es la razón de ser de este blog y que en ningún lugar del mundo se despliega con tanta furia y vehemencia como en Afganistán.

Sí, así es, volvemos al conflicto armado del Hindu Kush en uno de sus momentos definitorios, cuando las potencias occidentales empiezan a dar los primeros pasos para retirar a sus tropas. Kabul, allá vamos…

9 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Supongo que este señor tan admirado y querido por los argentinos, debió ser algún soñador que anhelaba el bien de su querida tierra, una persona patriota con sentido solidario. Espero impaciente leer mañana su este blog para enterarme.

    Estoy buscando la mejor editorial del Mundo para publicar LA FURIA DEL VIENTO ( Aún se puede leer gratis en la Web http://www.antoniolarrosa.com )

    30 Junio 2012 | 19:42

  2. Dice ser elena

    Que me perdone el autor de este articulo.El “gauchito Gil” nunca fue santo de criminales.Fue simplemente un gaucho correntino, que en una de las tantas contiendas que pasaron en el siglo 19 fue asesinado salvajemente por un policia.Y el antes de morir,lo perdono. y le dijo#ese hijo tuyo que se esta muriendo, cuando llegues a tu casa lo encontraras sano y el policia volvio a su casa y encontro que su hijito que estaba al borde de la muerte, milagrosamente, estaba sano.Pero jamas Santos Gil fue un criminal, ni los criminales le rinden tributo.Es amado y venerado por muchisima gente, pero no por criminales.Ellos no tienen cabida en su mundo.Su fiesta es el 8 de enero, y realmente, es muy muy milagroso

    01 Julio 2012 | 03:48

  3. Dice ser Auch

    Que te puedes esperar de un país que hizo Dios a un jugador de fútbol, pues estas cosas… Y me resulta muy poco creible que alguien le diga eso a quien acaba de pegarle un tiro y le ha dejado moribundo. Yo creo más bien que maldeció a toda la familia del policia, se acordó de todos sus descendientes y ascendientes de una manera escatológica y la palmó sin más. Elena, hay mil versiones diferentes de los “milagros” del gauchito ese, por lo menos que la gente se aprenda una y así se le da más veracidad al cuento ¿no?

    01 Julio 2012 | 04:25

  4. Dice ser pibelo

    hernan zin !!
    eres un apatria y un mal nacido
    ya te lo e reflejado en otro reportaje, también malintencionado de tu parte

    01 Julio 2012 | 08:22

  5. Dice ser sonrisa radiante

    A Kabul…… allá vamos.Saludos:
    S.R.

    01 Julio 2012 | 10:42

  6. Dice ser Mutis!

    La ignorancia del populacho nunca para de sorprenderme.

    01 Julio 2012 | 18:27

  7. Dice ser Jacky Malek

    Buen Viaje Hernán…. vuelvo a leerte después de abandonarte un rato….
    interesante artiículo…

    saludos desde Costa Rica …

    01 Julio 2012 | 22:39

  8. BUEN VIAJE, saludos desde Arg.

    02 Julio 2012 | 02:15

Los comentarios están cerrados.