BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Niños, piedras y soldados de EEUU en Afganistán

Apenas escuchan el sonido de los blindados, los niños salen corriendo a la carretera. Poco les importan las nubes de tierra que se levantan al paso de los vehículos, que les cubren el rostro, los brazos, que los cincelan como sombras, como meras siluetas, bajo el sol que cae a plomo en el bochorno del verano de Afganistán.

Los soldados les han puesto nombre. Los llaman “los niños del polvo”. En cada una de las misiones diurnas en la que he salido con ellos del cuartel del valle de Tagab, los hemos encontrado, allí, junto a la ruta, levantando los brazos, pidiendo un regalo, una limosna.

“Al principio les tirábamos botellas de agua, bolis, pero ya no lo hacemos”, me comenta Cox, que viaja a mi lado en el blindado MRAP. “Tememos que un día uno se cruce y pase una desgracia”.

No sería la primera vez que esto ocurre en una zona de conflicto. Es consecuencia de las prisas, del miedo, del encuentro entre la apacible vida rural, en la que los niños vagan a su antojo, sin que sus padres estén encima de ellos, y el desembarco de la parafernalia militar y humanitaria de Occidente.

Sucede en el norte de Uganda, en donde los camiones del PMA (Programa Mundial de Alimentos), se han llevado la vida de numerosos niños en su raudo paso por las aldeas, flanqueados por vehículos armados que los protegen de los posibles ataques del LRA.

Tuvo lugar también hace poco, al sur del río Litani, en Líbano, cuando un blindado español colisionó contra un autobús escolar. La pequeña Noor, de nueve años, sufrió importantes heridas en la cara y en uno de los brazos, según informó Mikey Ayestaran en su blog. Heridas que le van a suponer numerosas operaciones a lo largo de los años.

Una piedra

Según me comenta Hernández, mi otro compañero en la parte trasera del MRAP, la presencia de los niños resulta siempre un buen augurio. Verlos en la carretera significa que los talibán no han planeado emboscada alguna. De otro modo, desparecen. Sus padres los meten en las casas. “La gente sabe cuando los terroristas no están por atacar”, explica.

Anochece en el valle de Tagab. La misión de hoy es establecer un puesto de control en la carretera principal. Los niños se acercan una y otra vez. Nos llaman a los gritos. Nos saludan. Hasta que arrancamos de regreso al cuartel. Es el momento crítico, el que suelen utilizar los talibán para lanzar sus granadas, cuando los convoyes dan media vuelta y los soldados se relajan.

Por la ventana posterior del MRAP veo que un niño coge una piedra. Corre y nos la tira. Acto seguido, el resto de los pequeños hace lo mismo.

8 comentarios

  1. Dice ser Hernán Zin

    Última crónica de Afganistán, país con una realidad durísima, compleja, descorazonadora, como esta entrada del blog. Y al que espero volver el año próximo.Hago las maletas para partir hacia El Congo, hoy mismo.Abrazos a todos!!! HZ

    22 julio 2008 | 10:35

  2. Dice ser Dulce

    Es dificil añadir más a lo que tú has vivido tan cerca y tan bien nos relatas siempre.Increible que haya mundos tan distintos en estos tiempos.Mucha suerte en tu próxima aventura!Cuidate muuuuucho y buen viaje!!!Abrazos,Dulce

    22 julio 2008 | 11:46

  3. Dice ser SRYA

    Perdona Hernán, sé que no viene al caso con el tema de hoy pero… no he podido evitarlas.Una buena noticia, Karadzi detenido. No por las razones que deberia, no por la implicación serbia en el esclarecimiento de los hechos, si no por contraprestaciones económico/políticas. De todos modos es una buena noticia para la lucha por los derechos humanos y una mancha grande, muy grande, en la vergüenza de Europa.

    22 julio 2008 | 11:47

  4. Dice ser Mercedes

    Muy buenas,Tristísimo el panorama en Afganistán, me quedo con ganas de conocer más sobre la situación de las mujeres, especialmente de las viudas.Buen viaje, Hernán, cuídate mucho.Abrazos !!

    22 julio 2008 | 14:28

  5. Dice ser Silvina

    Buen viaje amigo!!! Cuidate mucho, estaremos esperando tus crónicas.

    22 julio 2008 | 19:04

  6. Dice ser Trinidad

    Pues nada, lo de siempre; que te cuides mucho y que te vaya todo muy bien.Ya nos contaras!!Un abrazo, HernánTrinidad

    22 julio 2008 | 19:17

  7. Dice ser Vagalume

    Buen viaje, mucha suerte, y seguimos esperando, como siempre, tus historias.Un fuerte abrazo

    22 julio 2008 | 19:42

  8. Dice ser Catalina

    Buen viaje Hernán. Cuidate.Me gusta leerte y leer a todos los que opinan en este foro. Aprendo mucho y también me doy cuenta de lo mucho que no se.Conocía de Afganistán lo justo, ahora me es muy especial.Abrazos.

    22 julio 2008 | 20:39

Los comentarios están cerrados.