BLOGS

Morir para contar: Tim Lopes, asesinado en las favelas

Era el mejor periodista de investigación de Brasil. No sólo por el ingenio y la valentía que empleaba a la hora de denunciar situaciones injustas, sino por la empatía que mostraba hacia el sufrimiento ajeno, por la calidad humana y la sensibilidad de la mirada con que describía la realidad.

A lo largo del mes que llevo en Río de Janeiro, me han hablado de él en numerosas ocasiones, tanto gente de la calle como colegas que lo conocieron, que lo vieron trabajar.

Siempre me sucede lo mismo. En Gaza fue James Miller. En el Cuerno de África, hace ya un par de años, Dan Eldon. Cada vez que me dirijo a una zona en conflicto no faltan las personas que, para prevenirme sobre los peligros que puede llegar a encontrar, recuerdan a periodistas que han perdido la vida en ese mismo lugar. Y así surgió esta sección en el blog, Morir para Contar, que es un homenaje a esos reporteros que han quedado en el imaginario colectivo y con cuyos recuerdos me encuentro en los viajes.

La primera persona que me habló de Tim fue Sheila Dunaevits, responsable de comunicación de las escuelas de informática de Rodrigo Baggio. Se conocieron cuando estudiaban periodismo en la universidad. En aquellos tiempos eran novios.

“Entró a la TV Globo de mayor. De joven colaboraba en el periódico Movimiento. Era de izquierdas, contestatario, antisistema. Tenía una honda preocupación por la gente más humilde porque él mismo se había criado en una favela y sabía lo que es ser pobre”, me dijo Sheila.

“Y siempre fue un fuera de serie en la profesión, con una enorme capacidad para captar la riqueza de los detalles. Hacía un periodismo comprometido, algo que ya casi nadie hace. Ahora tenemos un periodismo de gabinete y teléfono. Él era como un detective, se metía hasta el fondo”.

Domingo Peixoto, brillante fotógrafo del periódico O Globo, me contó también acerca de Tim. “Un tipo único, genial. Una navidades se disfrazó de Papá Noel y salió a la calle para hacer un reportaje sobre cómo pasaban las fiestas los niños sin hogar”.

Esos eran los dos ejes en que se articulaba la labor de Tim Lopes: la narrativa social, centrada en los colectivos más desfavorecidos, y la capacidad que tenía para camuflarse, para cambiar de aspecto, y sumergirse así en los mundos más sórdidos y desconocidos para sacar a la luz sus denuncias.

En una ocasión se hizo pasar por un adicto y se internó en una clínica de desintoxicación para mostrar la negligencia de los médicos que la dirigían. En otra se transformó en obrero para exponer las precarias condiciones laborales de quienes estaban construyendo el metro. Para mostrar casos de soborno, se disfrazó una vez de policía. Y para seguir a las mafias que operaban en la Estación Central de Brasil, pretendió ser un vendedor de agua.

En el año 2001 recorrió distintas favelas para desvelar la impunidad con que los traficantes ofrecían las drogas en la calle y a plena luz del día. El reportaje, titulado “Feirão do Pó” (mercado del polvo), le valió el premio Esso de periodismo.

Fue aquel trabajo el que, un año más tarde le costaría la vida. El 2 de junio de 2002, Tim entró a la favela Vila Cruzeiro, que forma parte del complexo do Alemao, para grabar un baile funky, donde sabía que las drogas corrían libremente y en donde los traficantes organizaban orgías en las que muchas veces participaban jóvenes menores de edad. Habían sido algunos vecinos, preocupados por el destino de sus hijos, los que le habían hablado de estas fiestas.

La banda del narco Elías Maluco lo atrapó y, tras torturarlo, lo quemó vivo. Un hecho terrible, brutal, que conmocionó a Brasil provocando manifestaciones en las calles, instalando en la opinión pública nuevamente el debate sobre cómo terminar con la violencia.

En próximas entradas del blog escribiré sobre Elías Maluco, y las terribles circunstancias en las que perdió la vida Tim, que tenía 51 años. También analizaré la polémica que se creó en torno al medio para el que trabaja, la TV Globo: ¿por qué lo dejaron ir sólo sabiendo que estaba amenazado? ¿No podrían haber tomado medidas de seguridad?

Pero lo más importante será la conversación que tuve con su hijo, Bruno, de 23 años, que hoy sigue los pasos de su padre como periodista en TV Globo. Con el tuve la oportunidad de cenar en dos oportunidades. Justamente en el lugar al que solía ir cn su padre, y con el que estuvo conversando sobre los peligros que estaba enfrentando por realizar aquel reportaje con cámara oculta en la favela.

Os dejo ahora un vídeo de la televisión pública en homenaje al gran Tim Lopes. En él lo podéis ver en acción en sus reportajes. El legado de un periodista extraordinario.

22 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser MM

    Monica…siento lo de tu familia. Ten mucho ánimo y fuerza para que tu cuñada y tu abuela vean en ti tu reflejo..Sobre la esclerosis, hay centros especializados, y se está mejorando la calidad de vida de los pacientes.Existe la ASOCIACION DE ESCLEROSIS MULTIPLE DE MADRID Santa Isabel, 15, 1. centro B. 28012 Teléfono:91 5278560Un abrazo y mucho ánimo. Besos

    30 noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Hernán Zin

    Queridísimos amigos, aquí estoy de regreso tras unos días con algunos problemillas técnicos… Os mando un fuerte abrazo, como siempre!! HZ

    19 marzo 2007 | 05:24

  3. Dice ser Carola

    Un fuerte abrazo Hernan, agradecida de nuevo por tu trabajo.Una se siente tan pequeña ante estas cosas…Me impresiona el trabajo de Tim, llevado desde el cariño que se le escapa en la mirada. No le falta creatividad, algo tan importante y tan escaso.Me llega el sentido del video, aunque no entiendo todas las palabras. Me ha impactado la madre de Tim que, sin perder la sonrisa muestra abierta su alma.En fin Hernan, lamento no haber estado al tanto de aquellas realidades a las que ahora, y gracias a ti y a la gente del blog despierto. Mas vale tarde que nunca.CuidateBesos a todosCarola

    19 marzo 2007 | 09:37

  4. Dice ser Cronopio Urbano

    Impresionante.Ciertamente, era un grande del periodismo,y lamentablemente, su muerte está condenada a perderse en el limbo brasileño…

    19 marzo 2007 | 09:59

  5. Dice ser monica

    Pues aunque yo tampoco entiendo apenas lo que dicen sí que algunas cosas pillo y comprendo, y parece que era una gran persona, entregada y fiel a sus principios y a lo que quería hacer con su valioso tiempo en este mundo. Olé!!!Gracias por tu trabajo Hernán, no te imaginas cuánto nos abres los ojos y cuán necesario y justo sería que todas estas cosas tuvieran más difusión para que muchos/as dejaran de mirarse tantísimo el ombligo.Me ha sobrecogido eso de que lo quemaran vivo, de nuevo sale a la palestra la crueldad tan vil que manejan todos esos asesinos, sinceramente se me ha encogido el alma.Además ya vengo con el alma encogida chicos y chicas porque el viernes diagnosticaron a mi cuñada de una esclerosis múltiple y no estoy muy bien de ánimos, se nos junta con que mi abuela también tiene cancer hace tres años y esta semana anda con muchas molestias y dolores…Bueno, no os quiero aburrir con todo esto pero de algún modo necesitaba soltarlo y liberar un poco la presión que siento en el alma y el corazón…

    19 marzo 2007 | 10:39

  6. Dice ser MM

    Es triste y a la vez necesario que exista en el blog esta sección “morir para contar”. Triste porque hay detrás una historia con nombres y apellidos, cargado de sentimientos de impotencia y admiración por otro lado. Y necesario para recordarnos y darnos a conocer el increíble trabajo de estos profesionales cobre más valor si cabe.Creo que fue en la novela 1984, donde Orwel escribía que “corren tiempos en que decir la verdad, es un acto de resistencia”. ,Tim Lopes hacia de su trabajo un acto de resistencia contra un sistema injusto y silencioso, que gracias a él, como otros de esta sección morir para contar, tenemos su testimonios que perdurarán en los rincones de la historia. Que aunque parezca que se esconden, sólo con rascar en la superficie salen a la luz y dan un ejemplo de incalculable valor.Cierto es que esta muerte se podía haber evitado. Sin medidas de seguridad, me parece increíble, como este periodista consciente de los peligros que se desarrollaban en sus barrios, se confiara de tal forma. ¿Era su propia forma de ser? No había nadie que respaldara su trabajo? O por el contrario tenia una confianza plena, pues al igual que la señora del vídeo que nos presentaste Hernán, (Complexo do Alemao) que caminaba sin miedo a las balas, al estridente ruido por los enfrentamientos entra la policía y los narcos… el miedo, las precauciones ante posibles eventualidades no las tuvo en cuenta o no le dio el valor justo.Las prácticas de tortura y vejación de estos narcos no difieren de cárceles de países que violan los derechos humanos por sistema, e incluso de cualquier película de Tarantino… vaya tela..que forma más espantosa de asesinar a un hombre con esas cualidades que nos cuentas. Si el maltratador era conocedor de esa calidad humana que tenía Tim Lopes se hace más perturbador y más cruel esta matanza..Por lo que leo, su hijo lleva los pasos de su padre. Ojala siga siendo esa voz que su padre dejó…Un abrazo!

    19 marzo 2007 | 11:48

  7. Dice ser PET

    Una de las cosas que me trae a este blog cada día es que me descubre mundos y gentes de los que no sabía nada. No sólo es el blog más currado, sino que es el más original. PET

    19 marzo 2007 | 13:00

  8. Dice ser ross.volvoreta

    ayyy…Hernán….sin intención de que te sientas mal por lo que voy a decir……precisamente porque sé lo que vales…..¿tú has pensado que alguien podría escribir sobre ti en los mismo términos que lo haces tu con tim, eldon y con miller por ej.?sé porque conozco tu vida y tus andanzas en pos de la justicia…denunciando desisgualdades y situaciones aberrantes…..sé….que te arriesgas demasiado…creo que en parte, aunque sois conscientes del peligro, no pensais en él en ningún momento (corrígeme si me equivoco) y es esa “imprudencia” vuestra la que os pone en situaciones arriesgadas para vuestra integridad física…tú has estado amenazado de muerte y aún así….seguiste denunciando…comprendes lo que quiero decir?creo que el echo de que sabeis la fuerza que teneis para llegar a los demas, lo que os hace no pensar que podeis quedar en el caminome da miedo verte como te enfrentas a dichas situaciones y me acongoja pensar que sois demasiado necesarios en este mundo para llorar vuestra muerte…así que desde aqui mi homenaje a ti… sobre todo,porque eres mi amigo, pero tambien a tantos otros peridistas que se empeñan una y otra vez en luchar contra esta corriente de injusticias que asola el mundovosotros….los periodistas sociales, comprometidos…. sois un estorbo para quien no quiere la paz ni quiere q nada cambie en este siglo XXI …estos impresentables sienten desprecio hacia la vida y la dignidad de los demas….mi admiracion a este gran periodista que dejo su vida por intentar cambiar un poco ese realidad que él conocio tan a fondo…las favelasbicos, ross

    19 marzo 2007 | 13:32

  9. Dice ser Suzana

    Olá, Hernán;Trabalhava em “O Globo” nessa época, na editoria de “Cidade”. Escrevi sobre Tim num dos comentários aqui. Muito se discutiu por que ninguém do Ministério Público foi avisado sobre os bailes. Por que Tim Lopes, marcado pelo tráfico, foi mandado pra lá. Puseram na mesa muitos dos mitos que cercavam o jornalismo brasileiro, principalmente aquele feito por profissionais dos grandes veículos – como TV Globo e jornal O Globo. A estúpida certeza de que um crachá com o nome dessas empresas serve de escudo para tudo e contra todos.Os dirigentes da TV Globo na época vieram a público com inúmeras explicações. Nenhuma delas convincente. A chefia de jornalismo sabia dos bailes (o famoso “trenzinho” que você citou aqui era uma das atrações) e resolveu mandar um jornalista para fazer a matéria e depois exibi-la como uma mostra do tipo “Olha o que nossas autoridades policiais ignoram e nós mostramos para dizer quão ineficientes e incapazes são nossa Justiça e nossa polícia”. Se tivessem avisado a polícia ou o Ministério Público, não haveria matéria. E deu no que deu: um homem barbaramente torturado e assassinado. Um aviso que com o tráfico não se brinca, nem se usa para dar manchetes sensacionais.Estou fora de redações faz algum tempo, mas enquanto trabalhei em O Globo havia a certeza de que nada aconteceria de mal – e por isso repórteres (e principalmente fotógrafos) eram enviados para subir morros onde até mesmo a polícia hesitava em entrar. Eu, uma novata, vi jornalistas veteranos dizendo inúmeras vezes “não” para esse tipo de pauta, e pressionados a aceitarem o risco. Pressão em nome do “jornalismo”. Esse mesmo “jornalismo” que deixou Tim Lopes pelo caminho.SaludosSuzana

    19 marzo 2007 | 14:57

  10. Dice ser Hernán Zin

    Gracias por tus palabras Carola. Lo mismo Cronopio Urbano, un abrazo!!Mónica, lamento lo de tu cuñada. Un abrazo y fuerza!!HZ

    19 marzo 2007 | 15:59

  11. Dice ser Hernán Zin

    Gracias también querida MM. Ya os contaré con más detalles los entresijos de lo que sucedió aquel 2 de junio de 2002. Un abrazooo!! HZ

    19 marzo 2007 | 16:01

  12. Dice ser Hernán Zin

    Por cierto, Guerra de Irak, vivienda digna, esas son razones para salir a la calle, sin dudas… HZ

    19 marzo 2007 | 16:01

  13. Dice ser Hernán Zin

    Gracias Ross también por tus palabras, por el cariño latente en ellas. Claro que siempre pienso en los peligros, y que me dan bastante miedo. Pero después pienso en la gente, en lo que están sufriendo, como en Gaza, y eso me empuja, es más fuerte que yo.Esta sección es para mí como una suerte de exorcismo. Este sería el trabajo más maravilloso del mundo si no tuviera esos riesgos. Y cada día que vuelvo sano al hotel, cada investigación que sale bien, doy las gracias a la vida.Un abrazo a la Coruña!!! HZ

    19 marzo 2007 | 16:11

  14. Dice ser Hernán Zin

    Muchas gracias Suzana por tu opinión de primera mano. Todo un lujo. Interesantes reflexiones. ¿De quién crees que es la culpa en todo esto? ¿Crees que TV Globo debería haber hecho las cosas de otra manera?Un abrazo!! HZ

    19 marzo 2007 | 16:21

  15. Dice ser Suzana

    Olá, Hernán;A morte de Tim Lopes foi, a meu ver, uma sucessão de erros que culminou com seu bárbaro assassinato. O poder paralelo do tráfico sempre rendeu boas manchetes, grandes matérias, prêmios. Não se descarta uma matéria assim, como não se descarta a cobertura de uma guerra. Cabe ao veículo onde o profissional está empregado dizer se as autoridades devem ser avisadas ou não. Qual o profissional que deve ir – e se sua segurança poderá ser garantida. Grosso modo (e já peço perdão pelo exagero), é como se eu soubesse que um comboio americano seria bombardeado por rebeldes em Bagdá em tal hora e lugar – não avisasse ninguém para ter as imagens exclusivas e ainda deixasse um repórter e um cinegrafista embarcarem no caminhão.Tínhamos num programa humorístico um personagem chamado Bozó. Feio, desengonçado, ignorante, seu lema era “Eu trabalho na Globo”. Quando queria alguma coisa, mostrava o crachá, dizia seu lema – e conseguia o que queria. Todo mundo achava engraçado, mas no fundo todos que trabalham num grande veículo sofrem desse mal – que consegue qualquer coisa, que nada vai acontecer, que vale arriscar tudo por uma boa matéria, que bandido não mexe com os grandes veículos de comunicação. Elias Maluco (um dos mais sanguinários traficantes que fizeram história na bandidagem carioca) provou o contrário.Há muito que jornalismo e autoridades trabalham em separado quando se trata de segurança pública. Ambos desconfiam do outro, achando que a finalidade comum entre os dois é quem prejudica mais o outro. E isso parece que foi levado às últimas conseqüências quando concordaram em mandar Tim Lopes – a TV Globo poderia ter mandado outro repórter, não conhecido (e menos experiente) mas preferiu Tim, veterano em denunciar o que andava embaixo do nariz da polícia e ninguém via – ou fingia não ver. Outro repórter, descoberto, poderia ter tido o mesmo fim que Tim Lopes. Não sabemos. Não sabemos o que esperar do tráfico.Eles dão a mão para uma repórter subir uma escada cheia de lama (como o caso do galante, charmoso e já falecido Uê, responsável pelo extermínio do rival Orlando Jogador, deixado num porta-malas com outros quatro comparsas) ou simplesmente mandam botar fogo num ônibus cheio de gente. Quem sabe?Eu não comando uma redação. Quando ocupei um cargo de chefia foi na editoria de Cultura e na chefia de reportagem de um jornal de economia. Só sei que, até hoje, a morte de Tim Lopes me dá (e não apenas a mim) uma sensação amarga de que poderia ter sido evitada, se sua segurança tivesse falado mais alto para a emissora em que ele trabalhava do que a ambição de uma matéria de meia hora em horário nobre na TV mostrando o poder paralelo do tráfico – com as usuais caras de constrangimento do comandante da Polícia Militar e do representante do Ministério Público.SaludosSuzana

    19 marzo 2007 | 19:45

  16. Dice ser Carola

    Un fuerte abrazo Monica y mucho animo guapa. Permitete sentir lo que necesites y se fuerte. Estoy segura de que sabras transmitir lo mejor de ti misma, ya lo haces, solo hay que leerte para verlo.Besos

    19 marzo 2007 | 21:59

  17. Dice ser Olga Luz

    Mónica.Desde mi corazón un gran abrazo y mucha energía en este difícil momento.Olga luz

    20 marzo 2007 | 04:32

  18. Dice ser ross.volvoreta

    monica……fuerza y mucha energia es la que te mando…..para que podais encarar este mal momentobicos, ross

    20 marzo 2007 | 13:49

  19. Dice ser Sonrisa Radiante

    ànimo Mónica en estos momentos mucha fuerza!!Tim Lopes periodista que luchó por los más desfavorecidos desde el coraje y el valor.Más periodistas deberían comprometerse contra las injusticias de los seres humanos que sirva como un referente para más periodistas en Brasil.

    20 marzo 2007 | 20:01

  20. Dice ser Dijo

    Exc bloc, un placer leer un trabajo tan currado y honesto. Enhorabuena…

    21 marzo 2007 | 03:21

  21. Dice ser ariadana

    noticias como esta te sacuden desde los mas profundo, pero eso es bueno porque algunas veces lo nesecitamos para despertar del letargo. creo

    22 marzo 2007 | 01:38

  22. Dice ser Hernán Zin

    Así es Ariadana, gracias por el comentario. HZ

    22 marzo 2007 | 02:08

Los comentarios están cerrados.