BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

La merluza gallega se viste de etiqueta sostenible

Merluza-Mercado-2009

Los consumidores inteligentes ya han comenzado sus compras navideñas, antes de que la cercanía de las fiestas dispare los precios. Los aún más listos adquieren ahora la carne y el pescado de calidad, que sin sobresaltos del bolsillo aguardará en el congelador la llegada de esos días de alegre despilfarro gastronómico. Pero hay todavía un consumidor aún más sabio, aquel concienciado que compra con tiempo alimentos etiquetados como sostenibles y de comercio justo. Por ejemplo, la merluza gallega de pincho certificada por MSC.

Te sonará el logo azul, presente ya en muchas conservas y congelados. El MSC (Marine Stewardship Council) es una organización internacional sin ánimo de lucro que establece un estándar para la pesca sostenible, gestionando un programa de certificación y ecoetiquetado para la pesca salvaje. Para lograr que, con las fuerza de los consumidores concienciados, el mercado de productos del mar sea cada día más respetuoso.

La visión de MSC es ambiciosa: “Que los océanos del mundo rebosen vida, protegiendo el suministro de pescado para las generaciones presentes y futuras”.

Los españoles somos, después de Portugal, el segundo país europeo que más pescado consume: 27,5 kilos por persona al año. Y somos probablemente los más exigentes en cuanto a su calidad. Por eso es una suerte que la merluza de pincho del Grupo Regal, con base en el puerto gallego de Celeiro (Lugo), haya sido la primera merluza europea que logra la exigente ecoetiqueta azul MSC. Según explican desde esta ONG, la evaluación ha demostrado que el stock está en una situación saludable, es bien gestionado y su extracción tiene un impacto mínimo en el ecosistema marino.

Las merluzas gallegas se capturan en el área conocida como Gran Sol en el Atlántico Nororiental (zona FAO 27), al oeste de Irlanda. Su nombre científico es Merluccius merlucciusDe día viven en aguas profundas, pero durante la noche suben a la superficie para alimentarse, migración vertical que llevan a cabo diariamente. Es en ese momento, y a esas horas, con esos mares terribles, cuando se pescan.

Forma grandes cardúmenes y pone huevos durante todo el año. Una merluza de 60 centímetros puede poner unos 100.000 huevos, mientras que una de las grandes llega a los 350.000 huevos. Son carnívoras, de ahí sus picudos dientes, necesarios para comer otros peces más pequeños, calamares y crustáceos. Pueden llegar a vivir entre dieciocho y veinte años.

La técnica de pesca conocida como pincho o palangre está considerada una de las más respetuosas con el mar. Si se hace bien impide pescar ejemplares jóvenes y capturar accidentalmente aves marinas o tortugas. Consiste en lanzar varias cañas de unos siete metros de longitud. De cada una cuelga una línea madre de 500 metros con unos 20 ó 25 anzuelos, que luego se recogen con la ayuda de pequeños motores hidráulicos.

Estas merluzas de aguas frías están consideradas las más exquisitas del mundo y de las más caras del mercado, pero si se tiene posibles económicos merece la pena optar por ellas pues se capturan con métodos artesanales, selectivos, que cuidan el producto y emplean mayoritariamente mano de obra española.

Si esta Navidad puedes y te apetece darte un capricho ya sabes: merluza gallega de pincho con etiqueta azul.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interesen estas otras:

1 comentario

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Esta clas de merluzas es para ricos, los pobre debemos conformarnos con las de vino tinto.

    Clica sobre mi nombre

    09 Diciembre 2015 | 18:53

Los comentarios están cerrados.