BLOGS
La crónica verde La crónica verde

Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. (Pablo Neruda)

Estamos en el año de la rana

Ni rata, ni dragón, ni nuevo horóscopo chino. Coincidiendo con la salida del letargo invernal de anfibios y reptiles, organizaciones científicas y ecologistas internacionales han declarado 2008 “el año de la rana”. Tratan así de concienciar al mundo de los peligros que se ciernen sobre estos y otros anfibios, un sorprendente grupo animal donde más de la mitad de las casi 6.000 especies conocidas están en peligro de extinción.

A la destrucción de los hábitats naturales húmedos donde viven, la contaminación y los efectos del cambio climático, se ha sumado recientemente la aparición de una terrible plaga que está diezmando a los anfibios de todo el planeta. Se trata de un hongo letal conocido como Batrachochytrium dendrobatidis, de rapidísima propagación entre las especies y para el que no existe tratamiento.

Para evitar la extinción de tan peculiares animales, el famoso naturalista británico David Attenborough ha promovido la creación del Arca de los Anfibios. Una campaña que intenta reunir fondos económicos para ayudar a zoológicos en todo el mundo a establecer colonias de cría biológicamente seguras.

“En las últimas década hemos sido testigos de la dramática disminución de la población de anfibios y en algunas áreas del mundo hay especies que han desaparecido por completo”,

advierte Attenborough.

Jaime Bosch, experto en anfibios del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, asegura que este problema

“podría causar una extinción en masa de los anfibios en pocos años, similar a la que ocurrió con los dinosaurios hace 65 millones de años”.

Quizá los cantos nocturnos que ya comienzan a escucharse de ranas comunes, ágiles, patilargas, pirenaicas, bermejas, ranitas de San Antonio y meridionales, junto a los de sapos comunes, sapillos pintojos, corredores, parteros, baleares, de espuelas, moteados o verdes son gritos de protesta ante su cada vez más rápido declive. Pero también son llamadas de amor. Y a mí me encanta oír su croar machacón en estas aún frías noches primaverales, mucho más en las veraniegas de luna llena; especialmente el ronco bozarrón de la delicada ranita de San Antonio, mi favorita.

¿No disfrutas tú también con estos conciertos? Pues tarea de todos es garantizar su futuro, y no en reducidos zoológicos, sino en sus hábitats naturales, en sus charcas, fuentes, manantiales o bebederos. Protegiendo estos lugares, evitando su destrucción, ayudaremos a nuestras queridas ranas. Siempre, pero con más razón en éste su año

3 comentarios

  1. Dice ser Crónica Verde

    El comentario de HL está totalmente fuera de lugar. Éste es un blog sobre Medio Ambiente donde se opina sobre Medio Ambiente, no sobre política, censuras o economía. Sin entrar en el fondo de su protesta, y siguiendo las normas del foro de 20 Minutos, he decidido eliminarlo, como habría hecho con cualquier otro que se salga de los márgenes mínimos establecidos en esta casa común de discusión y debate que es Crónica Verde. Espero que la mayoría estéis de acuerdo con esta siempre incómoda decisión.

    07 Abril 2008 | 10:06

  2. Dice ser Cuclillo

    Me parece totalmente acertada la decisión de borrar ese comentario totalmente fuera de lugar sobre la supuesta censura en 20 Minutos. A mí nunca me han borrado nada, pero entendería que lo hicieran si en un blog de animales se pusieran a insultar al Gobierno o al propio periódico o a quien fuera.Leo Crónica Verde porque me gusta el Medio Ambiente. Por favor, hablemos de ranas, águilas, linces y árboles. Dejemos la política para los políticos. Y por cierto, me encanta este blog.

    07 Abril 2008 | 10:12

  3. Dice ser karen mendoza

    no manches osea q oso guei mira cuantos años tiene papasito riko quiero tener relaciones sexuales con tigo

    18 Octubre 2008 | 19:27

Los comentarios están cerrados.