Entradas etiquetadas como ‘pastor’

Media docena de oficios cuyo nombre quizás desconocías (II)

Segunda entrega de la serie de post con media docena de oficios cuyo nombre quizás desconocías.

Media docena de oficios cuyo nombre quizás desconocías (II)

Chamarilero: Así se conocía a la persona que se dedicaba a la compra y venta callejera (de pueblo en pueblo) de cualquier objeto de ocasión, cosas inservibles o trastos viejos. Tiene una etimología algo discutida, pero son bastantes los lingüistas que opinan que es más que probable que el término provenga del verbo chamar, ‘acción de intercambiar algo’, y este del portugués cambar, ‘cambiar’.

Armígero: Antiquísimo oficio que, en tiempos de la caballería, consistía en ser el escudero y/o encargado de llevar las armas a su señor. El vocablo proviene del latín ‘armĭger’, cuyo significado literal era ‘llevar armas’.

Sochantre: Encargado de dirigir el coro de cantores en los oficios religiosos. El término es la unión del prefijo ‘so’ (debajo) y ‘chantre’ (cantor) proveniente del francés de ‘chanteur’, de exacto significado. Cabe destacar que en el escalafón eclesiástico también podíamos encontrar la figura del ‘chantre’ que venía ser el máximo responsable de un coro.

Merino: Tipo de pastor al cuidado del ganado y los pastos. El término proviene del nombre que reciben cierto tipo de ovejas, las merinas (sí, las mismas a las que se menciona en el dicho popular ‘No hay que mezclar churras con merinas’).

Chiquichaque: Denominado así aquel profesional dedicado a aserrar las piezas gruesas de madera. Dicho nombre lo recibía de la onomatopeya del sonido que hacía los dientes de la sierra al friccionar contra la madera que cortaba.

Desbravador: Profesional dedicado a la doma (desbravar) de algunos animales salvajes como caballos o potros cerriles.

 

 

Te puede interesar leer también: Media docena de oficios cuyo nombre quizás desconocías (I)

 

 

 

Fuente de la imagen: wikiart

¿De dónde surge la expresión ‘Meter a alguien en vereda’?

La expresión ‘Meter a alguien en vereda’ (o simplemente ‘meter en vereda’) es utilizada para indicar el hecho de hacer (obligar) cumplir a alguien con sus obligaciones o intentar que éste rectifique alguna mala actitud o acto que ha cometido.

¿De dónde surge la expresión ‘Meter a alguien en vereda’?

Esta locución se origina en los ambientes rurales en los que un pastor o trashumante debía trasladar el rebaño o ganado de un modo estricto y vigilante, evitando que ninguno de los animales se descarriara (abandonara el grupo y saliese del camino) y no pastasen en aquellos terrenos acotados o campos sembrados.

Por tal motivo conducían a la recua (conjunto de animales, entre ellos reses, ovejas…) por caminos específicos para el tránsito de estos y que eran conocidos como ‘veredas’ (término proveniente del latín homónimo y cuyo significado era ‘camino’, ‘vía’).

De ahí que cuando algún animal se salía del camino establecido para seguir, el pastor debía devolverlo con el resto: meter en la vereda.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

Quinta entrega de esta serie de post dedicados a traeros un buen puñado (de docena en docena) de cosas que quizás no sabíais cómo se llamaban en realidad o que conocías con otro nombre muy distinto.

Espero que la selección de palabras que he hecho en esta ocasión sea de vuestro agrado, al igual que ocurrió con las veces anteriores.

Aladar - Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

 

 

Aladar: Es el mechón de pelo que cae sobre la sien

 

Huélliga - Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

 

 

Huélliga: Es la huella o rastro que deja el pie sobre la arena, tierra, nieve, cemento fresco…

 

 

Acúfeno - Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

 

Acúfeno: Sonido, ruido o pitido que escuchamos dentro de nuestro oído y que no corresponde a ningún sonido real exterior. Muchas veces aparece después de haber escuchado la música muy alta (en un concierto, con los auriculares…). Este fenómeno auditivo también es conocido como ‘tinnitus’ y puede llegar a ser bastante molesto

 

 

Cardumen - Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

 

Cardumen: Banco de peces (concentración de peces que se desplazan juntos)

 

 

Prónuba - Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

 

 

Prónuba: La madrina de boda

 

Espiráculo - Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

 

Espiráculo: El orificio por el que respiran algunos animales, entre ellos los cetáceos (delfines, ballena…)

 

Pareidolia - Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

 

Pareidolia: Es el curioso fenómeno por el cual se distinguen rostros en objetos

 

Cayado - Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

 

 

Cayado: Bastón usado por los pastores para conducir los rebaños. También se llama así al bastón usado por los obispos (pastores espirituales de los feligreses)

 

Hebdómada - Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

 

Hebdómada: Semana. Espacio de siete años.

 

 

Antimacasar - Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

 

 

Antimacasar: Tela o tapete que se coloca sobre el respaldo de la butaca donde se apoya la cabeza

 

Amusgar - Una docena de cosas que quizás no sabías cómo se llamaban [5]

 

 

Amusgar: Acto de entrecerrar los ojos con la intención de ver mejor

 

 

Uxoricidio: Hoy en día este término lo conocemos como ‘violencia de género o machista’. Un uxoricidio es la muerte causada a la mujer por su marido
 

 

Lee otros post relacionados:

 

 

Fuentes de las imágenes: freestockphoto / public-domain-image / gurucrusher (Flickr) / Wikimedia commons / jamidwyer (Flickr)iuvalladolidWikimedia commons / heyjude (morguefile) / grendelkhan (Flickr) / meneya (morguefile) / pixabay / Wikimedia commons

¿De dónde surge el insulto ‘mala pécora’?

¿De dónde surge el insulto ‘mala pécora’?

Nuestro lenguaje está lleno de términos, expresiones e insultos que son claramente machistas, pudiéndonos encontrar que hay infinidad de vocablos con los que referirse a una prostituta: ramera, furcia, zorra, puta, fulana, meretriz, cortesana, coima, pelandusca, buscona, mesalina, hetaira, escort o mala pécora (por poner unos cuantos ejemplos).

En el post de hoy me voy a detener en el último de la anterior lista: ‘mala pécora’ con el fin de explicaros cuál es el origen de este insulto y de dónde surge.

El diccionario de la Rae describe el término ‘pécora’ como ‘Res o cabeza de ganado lanar’ y en su segunda acepción indica ‘Persona astuta, taimada y viciosa, y más comúnmente siendo mujer / Prostituta’.

Pero para saber el origen etimológico del insulto no debemos quedarnos en nuestra lengua, sino que hemos de trasladarnos hasta Italia donde a las ovejas se les llama ‘pècora’.

Desde antiguo ha sido costumbre castrar a algunos carneros jóvenes, con el fin de facilitar el engorde y una carne más blanda y sabrosa (aunque algo más grasa). Esto hacía que en un mismo rebaño hubiese pocos ejemplares machos (montone) sin castrar y las ovejas (pécoras), que tienen un periodo de celo de aproximadamente ocho meses (de junio a enero)  fuesen indistintamente montadas por cualquiera de esos carneros, aunque tal función debía ser realizada por el semental, motivo por el que se les comenzó a conocer como ‘mala pécora’ a aquellas ovejas promiscuas, quedando tal término como sinónimo de prostituta.

Como nota curiosa, indicar que para impedir que un carnero que no fuese semental cubriese a las ovejas los pastores le colocaban a éste una especie de tela gruesa a modo de taparrabos.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuente de la imagen: dieraecherin (morguefile)