Media docena de oficios cuyo nombre quizás desconocías (II)

Segunda entrega de la serie de post con media docena de oficios cuyo nombre quizás desconocías.

Media docena de oficios cuyo nombre quizás desconocías (II)

Chamarilero: Así se conocía a la persona que se dedicaba a la compra y venta callejera (de pueblo en pueblo) de cualquier objeto de ocasión, cosas inservibles o trastos viejos. Tiene una etimología algo discutida, pero son bastantes los lingüistas que opinan que es más que probable que el término provenga del verbo chamar, ‘acción de intercambiar algo’, y este del portugués cambar, ‘cambiar’.

Armígero: Antiquísimo oficio que, en tiempos de la caballería, consistía en ser el escudero y/o encargado de llevar las armas a su señor. El vocablo proviene del latín ‘armĭger’, cuyo significado literal era ‘llevar armas’.

Sochantre: Encargado de dirigir el coro de cantores en los oficios religiosos. El término es la unión del prefijo ‘so’ (debajo) y ‘chantre’ (cantor) proveniente del francés de ‘chanteur’, de exacto significado. Cabe destacar que en el escalafón eclesiástico también podíamos encontrar la figura del ‘chantre’ que venía ser el máximo responsable de un coro.

Merino: Tipo de pastor al cuidado del ganado y los pastos. El término proviene del nombre que reciben cierto tipo de ovejas, las merinas (sí, las mismas a las que se menciona en el dicho popular ‘No hay que mezclar churras con merinas’).

Chiquichaque: Denominado así aquel profesional dedicado a aserrar las piezas gruesas de madera. Dicho nombre lo recibía de la onomatopeya del sonido que hacía los dientes de la sierra al friccionar contra la madera que cortaba.

Desbravador: Profesional dedicado a la doma (desbravar) de algunos animales salvajes como caballos o potros cerriles.

 

 

Te puede interesar leer también: Media docena de oficios cuyo nombre quizás desconocías (I)

 

 

 

Fuente de la imagen: wikiart

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.